GGT

También conocido como: Gamma-glutamil transpeptidasa, GGTP, Gamma GT
Nombre sistemático: Gamma-glutamil transferasa
Pruebas relacionadas: ALT, AST, Bilirrubina, Fosfatasa alcalina, Perfil Hepático

¿Cómo se utiliza?
¿Cuándo se solicita?

¿Qué significa el resultado?

¿Hay algo más que debería saber?

¿Cómo se utiliza?
La GGT puede solicitarse para determinar la causa de un aumento de la fosfatasa alcalina (ALP). En obstrucciones de la vía biliar y en varias enfermedades hepáticas suelen aumentar tanto la GGT como la ALP, pero en caso de que sólo exista aumento de ALP, la lesión probablemente será de tipo óseo.

La determinación de GGT se utiliza a veces para detectar enfermedad hepática y obstrucciones de la vía biliar. Suele solicitarse junto a otras pruebas como ALT, AST, ALP y bilirrubina. Aumentos de GGT suelen indicar que el hígado está lesionado pero no indican la causa de tal lesión. Además de producirse aumentos de la GGT por lesiones o enfermedades hepáticas, el consumo de alcohol y/o otras condiciones como la insuficiencia cardíaca congestiva también los pueden producir.

También se puede solicitar esta prueba si se sospecha de un abuso de alcohol (la GGT aumenta en aproximadamente un 70% de los bebedores crónicos). La GGT también puede utilizarse para la monitorización del consumo y/o abuso de alcohol en personas tratadas por hepatitis alcohólicas o en terapias de desintoxicación alcohólica.

[Volver]

¿Cuándo se solicita?
El médico suele solicitar la determinación de GGT ante aumento de los niveles de la fosfatasa alcalina (ALP). La ALP puede solicitarse de manera aislada o formando parte de un perfil de pruebas hepáticas de rutina, en la detección de enfermedad hepática aunque la persona no presente signos ni síntomas. Si la ALP está aumentada pero otras pruebas hepáticas como ALT y AST resultan normales, la GGT puede proporcionar información acerca del origen del aumento de la ALP (óseo o hepático).

La GGT puede solicitarse junto a otras pruebas para evaluar el estado de un paciente que presenta signos o síntomas que sugieren una enfermedad hepática. Alguno de los signos y síntomas de lesión hepática son:

  • debilidad, fatiga
  • pérdida de apetito
  • náuseas y vómitos
  • hinchazón y/o dolor abdominal
  • ictericia
  • orina oscura, heces descoloridas
  • prurito (picor)

La GGT se eleva en muchas enfermedades que cursan con daño hepático o de los conductos biliares pero normalmente no sirve para distinguir entre diferentes causas de lesión hepática. Por esta razón el uso de esta determinación es muy controvertido y las guías publicadas por la National Academy of Clinical Biochemistry y la American Association for the Study of Liver Diseases no recomiendan su uso de manera rutinaria. Estas guías sugieren que la determinación de GGT puede ser útil para determinar la causa de una elevación de la ALP.

En personas con historial de abuso de alcohol que han finalizado un tratamiento de desintoxicación, esta prueba puede ser de utilidad para monitorizar el cumplimiento del tratamiento.

[Volver]

¿Qué significa el resultado?
NOTA: No es posible indicar un intervalo de referencia estándar para este análisis. Dado que los valores de referencia dependen de muchos factores, incluyendo la edad del paciente, el sexo, las características de la población y el método utilizado, los resultados numéricos de los análisis tienen diferentes interpretaciones en distintos laboratorios. El informe de su laboratorio debe incluir el intervalo de referencia específico para sus análisis. Lab Tests Online recomienda encarecidamente que usted comente los resultados obtenidos con su médico. Para más información concerniente a los intervalos de referencia, lea por favor Intervalos de Referencia y su Significado.

Una concentración elevada de GGT indica que algo sucede en el hígado pero sin especificar de qué se trata. Generalmente, cuanto más elevada está la GGT más grande es la lesión hepática. Valores elevados suelen indicar enfermedad hepática pero también pueden darse en insuficiencia cardíaca congestiva y consumo de alcohol. Un aumento de GGT puede ayudar a concluir que un aumento de ALP no sea de causa ósea.

Si la GGT es normal o baja, es más probable que un aumento de ALP obedezca a una causa ósea. De manera similar, una concentración baja o normal de GGT indica que es poco probable que exista enfermedad hepática o consumo importante de alcohol.

[Volver]

¿Hay algo más que debería saber?
Cantidades pequeñas de alcohol ingeridas durante las 24 horas anteriores al análisis pueden hacer incrementar los niveles de GGT; si esto ocurre, el facultativo suele solicitar la prueba de nuevo para verificar que todo es correcto.

Los niveles de GGT pueden aumentar en la insuficiencia cardíaca. Algunos estudios han puesto en evidencia que personas con niveles elevados de GGT presentan mayor riesgo de morir de enfermedad cardíaca, aunque se desconoce la explicación a esta asociación.

Entre los fármacos que pueden hacer aumentar los niveles de GGT se incluyen fenitoína, carbamacepina y barbitúricos como el fenobarbital; otros fármacos que los pueden hacer aumentar son anti-inflamatorios no esteroideos (AINE), fármacos hipolipemiantes (reducen las concentraciones de lípidos), antibióticos, bloqueantes de la histamina (utilizados para el tratamiento de la acidez de estómago), agentes antifúngicos, fármacos antiepilépticos y hormonas como la testosterona.

El hábito tabáquico puede hacer aumentar la GGT.

La concentración de GGT aumenta con la edad en las mujeres pero no en los hombres y siempre es más elevada en los hombres que en las mujeres.

[Volver]


Este artículo fue modificado por última vez 23.07.2012