Glucosa

También conocido como: Azúcar en sangre, Azúcar en ayunas, Prueba de Tolerancia Oral a la Glucosa (TOG), glucosa en orina
Nombre sistemático: Glucosa en sangre y Glucosa en orina
Pruebas relacionadas: Hemoglobina glicada, Insulina, Albúmina en orina y cociente albúmina/creatinina en orina, Péptido C, Urianálisis

¿Cómo se utiliza?
¿Cuándo se solicita?

¿Qué significa el resultado?

¿Hay algo más que debería saber?

¿Cómo se utiliza?
La prueba de la glucosa puede utilizarse:

  • para detectar concentraciones elevadas de glucosa en sangre (hiperglicemia) o concentraciones disminuidas (hipoglicemia)
  • para diagnosticar una diabetes
  • para monitorizar niveles de glucosa en personas diabéticas

En función de la finalidad de la prueba, la glucosa se mide en ayunas (entre 8 y 10 horas de ayuno), aleatoriamente (en cualquier momento del día), de manera post-prandial (después de las comidas) y/o como parte de una prueba de provocación o una prueba de tolerancia a la glucosa oral.

Cribado
La glucosa en sangre a menudo se solicita junto a otras pruebas durante cualquier control médico rutinario. La finalidad no es otra que la de detectar una posible diabetes, ya que a menudo no ocasiona síntomas al principio de la enfermedad, y detectar estados pre-diabéticos que se caracterizan por presentar unos niveles moderadamente elevados de glucosa en sangre indicativos de un mayor riesgo de desarrollar una diabetes tipo 2. La prueba de glucosa con finalidades de cribado debe realizarse en ayunas.

La mayor parte de mujeres embarazadas es sometida a un cribado para detectar una posible diabetes gestacional, una forma transitoria de hiperglicemia, entre las semanas 24 y 28 del embarazo utilizando una versión de la prueba de tolerancia a la glucosa oral (TOG) al cabo de 1 hora de haber tomado la solución de glucosa. En esta prueba, se administra a la embarazada una cantidad estándar de glucosa en solución bebible. Al cabo de una hora, se mide sus niveles de glucosa en sangre y si resultan superiores a los establecidos, se realiza una prueba de TOG más larga (normalmente, 2 ó 3 horas) para establecer claramente la situación de la paciente. Estas son las recomendaciones del American Congress of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)

En el año 2011, la American Diabetes Association (ADA) adoptó unas guías de práctica clínica en las que recomendaba cambios en la evaluación de la diabetes gestacional. En lugar de utilizar la versión sencilla de la prueba de la tolerancia a glucosa oral (1 hora) recomendó emplear una prueba en la que la embarazada bebe una solución con 75 gramos de glucosa, alargándose la prueba hasta 2 horas. Si alguna de las determinaciones de glucosa en ayunas, a la 1ª hora o a la 2ª hora sobrepasan un valor establecido, se diagnostica a la mujer de diabetes gestacional.

Las nuevas recomendaciones de la ADA son posteriores a las propuestas por la International Association of Diabetes and Pregnancy Study Group (IADPSG) en el 2010. Este grupo basó sus recomendaciones en los resultados del ensayo Hyperglicemia and Adverse Pregnancy Outcome (HAPO), estudio amplio que demostró que el riesgo para los bebés aumenta con el aumento gradual de los niveles de glucosa de la madre; asimismo, determinó que existía un mayor riesgo de que el bebé padeciera complicaciones adversas a pesar de que una de las medidas de glucosa de la madre cayera por debajo de los niveles de decisión. Por otra parte, fijó a unos niveles ligeramente más bajos algunos de los valores de decisión o de corte respecto a los que se habían estado utilizando anteriormente (si desea más información, acceda al artículo Panel Suggests New Criteria for Gestational Diabetes).

Diagnóstico
La American Diabetes Association recomienda para el diagnóstico de una diabetes la realización de una prueba de glucosa u otra prueba, la hemoglobina glicada (A1c), aunque insiste en la necesidad de repetir la determinación en 2 ocasiones distintas para confirmar el diagnóstico.

Otra manera de llegar al diagnóstico de una diabetes, especialmente si la prueba de cribado no resulta diagnóstica, es la prueba de la tolerancia a la glucosa oral (TOG). En esta prueba se realizan varias medidas de glucosa de manera seriada. En primer lugar, se mide la glucosa en ayunas. Después, se administra a la persona un preparado bebible que contiene una cantidad de glucosa estándar con la finalidad de poner a prueba su organismo. Al cabo de un tiempo, se realizan una o más determinaciones de glucosa a intervalos específicos.

En personas en las que se sospecha hipoglicemia y en las que una prueba de glucosa en ayunas ya ha dado un resultado disminuido, la prueba de glucosa forma parte de lo que se conoce como la tríada de Whipple, permitiendo confirmar el diagnóstico (consulte el apartado "Preguntas comunes" de esta misma prueba).

Monitorización
Las personas diabéticas deben monitorizarse ellas mismas sus propios niveles de glucosa en sangre, a menudo varias veces al día, para determinar si su glucosa se aparta o no (aumentada o disminuida) de la normalidad y para establecer así qué cantidad de fármaco administrado oralmente o cuanta insulina pudieran necesitar.  Esto suele llevarse a cabo colocando una gota de sangre (obtenida por un pinchazo en la piel) en un tira para glucosa e introduciendo posteriormente la tira en un glucómetro (pequeño dispositivo electrónico que proporciona una interpretación del nivel de glucosa sanguínea).

Orina
La glucosa es uno de los componentes que se miden en el urianálisis. El urianálisis suele solicitarse de manera rutinaria en cualquier examen médico o en los controles prenatales cuando el médico sospecha que la persona puede tener una infección del tracto urinario o por otros muchos motivos. Si la glucosa en orina resulta elevada, el médico monitorizará los niveles de glucosa en sangre.

[Volver]

¿Cuándo se solicita?
La prueba de glucosa en sangre puede utilizarse para el cribado de la diabetes y de estados pre-diabéticos en individuos sanos asintomáticos, debido a que la diabetes es una enfermedad frecuente que se inicia con pocos síntomas. El cribado para la glucosa puede realizarse como formando parte de campañas de salud pública o como parte de los programas sanitarios de los distintos centros de trabajo. Es posible que también se solicite en el curso de un examen físico de rutina. El cribado reviste una especial importancia en individuos con elevado riesgo de desarrollar diabetes, como aquéllos con una historia familiar de diabetes, aquéllos con sobrepeso y aquéllos que ya sobrepasan los 40 ó 45 años de edad.

La prueba de glucosa también puede solicitarse para ayudar a diagnosticar diabetes cuando se presentan síntomas de hiperglicemia, como:

  • Aumento de la sensación de sed, a menudo con aumento de la eliminación de orina
  • Fatiga
  • Visión borrosa
  • Cicatrización enlentecida de las heridas

o síntomas de hipoglicemia, como:

  • Sudoración
  • Hambre
  • Temblores
  • Ansiedad
  • Confusión
  • Visión borrosa

La determinación de glucosa también se realiza en situaciones de urgencia para conocer si una glucosa alta o baja puede estar contribuyendo a los síntomas presentados por el paciente, como desvanecimientos o pérdidas de conciencia.

Un estado pre-diabético se caracteriza por niveles de glucosa en ayunas o de la prueba de tolerancia oral superiores a los normales pero inferiores a los que definen la diabetes. El médico solicitará una prueba de glucosa a intervalos regulares para monitorizar al paciente.

Ante una diabetes ya conocida, el médico solicitará pruebas de glucosa periódicamente junto a otras pruebas como la hemoglobina A1c para asegurar un buen control de la glucosa a lo largo del tiempo. Ocasionalmente, puede solicitarse la determinación de la glucosa en sangre juntamente a la de la insulina y la del péptido-C, para monitorizar la producción de insulina. A los pacientes diabéticos se les suele pedir que se autocontrolen su glucosa, una o varias veces al día, para monitorizar así los niveles de glucosa y establecer las opciones de tratamiento según prescrito por su médico.

Normalmente, se realiza un cribado de la diabetes gestacional en las mujeres embarazadas, especialmente si presentan síntomas o han tenido ya una diabetes gestacional anterior. Cuando una embarazada presenta una diabetes gestacional, su médico irá solicitando los niveles de glucosa durante el resto del embarazo y después del alumbramiento, para monitorizar la situación.

[Volver]

¿Qué significa el resultado?
NOTA: No es posible indicar un intervalo de referencia estándar para este análisis. Dado que los valores de referencia dependen de muchos factores, incluyendo la edad del paciente, el sexo, las características de la población y el método utilizado, los resultados numéricos de los análisis tienen diferentes interpretaciones en distintos laboratorios. El informe de su laboratorio debe incluir el intervalo de referencia específico para sus análisis. Lab Tests Online recomienda encarecidamente que usted comente los resultados obtenidos con su médico. Para más información concerniente a los intervalos de referencia, lea por favor Intervalos de Referencia y su Significado.

Niveles elevados de glucosa suelen indicar diabetes, pero existen muchas otras situaciones y enfermedades que pueden también causar aumentos de glucosa en sangre. En la tabla siguiente se resume el significado de los resultados obtenidos, basándose en las recomendaciones de práctica clínica de la American Diabetes Association.

Glucosa sanguínea en ayunas
NIVELES DE GLUCOSA INTERPRETACIÓN
De 70 a 99 mg/dL (3.9 a 5.5 mmol/L) Tolerancia normal a la glucosa
De 100 a 125 mg/dL (5.6 a 6.9 mmol/L) Alteración de la glucosa en ayunas (pre-diabetes)
126 mg/dL (7.0 mmol/L) y superior, en más de una ocasión Diabetes

 

Test de Tolerancia Oral a la Glucosa (TOG)
Niveles no aplicables durante el embarazo. Obtención de la muestra 2 horas después de haber bebido una solución de 75 gramos de glucosa
NIVELES DE GLUCOSA INTERPRETACIÓN
menos de 140 mg/dL (7.8 mmol/L) Tolerancia normal a la glucosa
De 140 a 200 mg/dL (7.8 a 11.1 mmol/L) Tolerancia a la glucosa alterada (pre-diabetes)
Superior a 200 mg/dL (11.1 mmol/L) en más de una ocasión Diabetes

 

Cribado de la Diabetes Gestacional: Prueba de sobrecarga de glucosa

(según las recomendaciones actuales del American Congress of Obstetricians and Gynecologists)

Obtención de la muestra 1 hora después de haber bebido una solución de 50 gramos de glucosa
Menos de 140* mg/dL (7.8 mmol/L) Tolerancia normal a la glucosa
140* mg/dL (7.8 mmol/L) y superior Anormal, se necesita realizar el test TOG (ver más abajo)
* Hay quien utiliza un valor umbral >130 mg/dL (7.2 mmol/L) debido a que éste identifica al 90% de mujeres con diabetes gestacional, en comparación al 80% identificado si se usa el umbral de >140 mg/dL (7.8 mmol/L).

 

Diagnóstico de la Diabetes Gestacional: test TOG
*En el 2011, la American Diabetes Association recomendó utilizar un test de TOG de 2 horas en lugar de un test de TOG de 3 horas, como seguía recomendando el American Congress of Obstetricians and Gynecologists.
OBTENCIÓN DE LA MUESTRA

VALOR DE DECISIÓN

(American Congress of Obstetricians and Gynecologists)

VALOR DE DECISIÓN

(American Diabetes Association)

En ayunas 95 mg/dL (5.3 mmol/L) 92 mg/dL (5.1 mmol/L)
1 hora después de la sobrecarga de glucosa 180 mg/dL (10.0 mmol/L) 180 mg/dL (10.0 mmol/L)
2 horas después de la sobrecarga de glucosa 155 mg/dL (8.6 mmol/L) 153 mg/dL (8.5 mmol/L)
3 horas después de la sobrecarga de glucosa 140 mg/dL (7.8 mmol/L) No aplicable
Interpretación Si DOS o más valores igualan o superan los valores de decisión, se diagnostica una diabetes gestacional Si UNO o más valores igualan o superan los valores de decisión, se diagnostica una diabetes gestacional

Pueden observarse niveles moderadamente aumentados de glucosa en personas pre-diabéticas. En caso de no tratarse, la pre-diabetes aumenta el riesgo de desarrollar una diabetes tipo 2.

Las siguientes situaciones y enfermedades también pueden resultar en aumentos de la glucosa:

Unos niveles disminuidos de glucosa pueden indicar una hipoglicemia, caracterizada por una caída de la concentración de la glucosa en sangre hasta un nivel en el que empieza a causar primero síntomas neurológicos (sudoraciones, palpitaciones, hambre, temblores y ansiedad), después afecta al cerebro (confusión, alucinaciones, visión borrosa y a veces, coma y muerte). El diagnóstico de una hipoglicemia requiere de tres criterios conocidos como la tríada d Whipple.

Niveles bajos de glucosa (hipoglicemia) se observan también en:

  • Insuficiencia adrenal
  • Ingesta de alcohol
  • Enfermedad hepática
  • Hipopituitarismo
  • Hipotiroidismo
  • Sobredosificación de insulina
  • Insulinomas (tumores pancreáticos productores de insulina)
  • Inanición

Glucosa en oirna
Los valores de glucosa en orina considerados como normales deben quedar comprendidos en el intervalo entre no detectables y bajos. Cualquier situación que haga aumentar los niveles de glucosa en sangre puede potencialmente elevar los de la glucosa en orina.

Se observan aumentos de glucosa en orina con el uso de ciertos medicamentos como los estrógenos y el hidrato de cloral, así como en algunas formas de enfermedad renal.

[Volver]

¿Hay algo más que debería saber?
El estrés extremo puede ocasionar un aumento transitorio de los niveles de glucosa en sangre. Esto puede observarse en traumatismos, cirugía, infarto agudo de miocardio o accidente vascular cerebral.

Algunos fármacos como: corticoesteroides, antidepresivos tricíclicos, diuréticos, epinefrina, estrógenos (píldoras anticonceptivas y tratamiento hormonal sustitutivo), litio, fenitoína y salicilatos pueden hacer aumentar la glucosa en sangre, mientras que otros como acetaminofeno y esteroides anabolizantes la pueden hacer disminuir.

[Volver]


Este artículo fue modificado por última vez 25.06.2012