Lactato deshidrogenasa

También conocido como: LD, LDH, deshidrogenasa láctica, LDH total e isoenzimas LDH
Nombre sistemático: Lactato deshidrogenasa
Pruebas relacionadas: Haptoglobina, Líquido cefalorraquídeo, Líquido pericárdico, Líquido peritoneal, Líquido pleural, Marcadores tumorales, Perfil Hepático

¿Qué es lo que se analiza?
La lactato deshidrogenasa (LDH) es un enzima que interviene en reacciones metabólicas que conducen a la obtención de energía, y se encuentra en casi todas las células del organismo. No obstante, las células de corazón, hígado, músculo, riñones, pulmones y las de la sangre son las que presentan niveles más elevados de este enzima. Las bacterias también producen LDH. Esta prueba mide los niveles de LDH en sangre o a veces en otros fluidos biológicos.

LDH en sangre
En la parte líquida de la sangre (suero o plasma) tan solo existen pequeñas cantidades de LDH. Cuando existe daño o destrucción celular o tisular, las células liberan LDH hacia la sangre. Por esta razón, la LDH puede usarse como marcador inespecífico de lesión celular o tisular de cualquier parte del organismo. La LDH por sí misma no puede utilizarse para identificar la causa subyacente o la localización de la lesión tisular. Sí puede emplearse juntamente con otras pruebas en la evaluación o monitorización de trastornos que ocasionan daño tisular, como enfermedades hepáticas, de células de la sangre o cánceres.

LDH en fluidos biológicos
A veces, cuando existe un daño, inflamación o infección de alguna parte concreta del organismo como cerebro, corazón o pulmones, se produce una acumulación de líquido o se altera la normal composición del fluido en cuestión. El nivel de LDH en el fluido evaluado puede resultar de utilidad para determinar la causa del trastorno. Por ejemplo, en la meningitis bacteriana la LDH está característicamente elevada en líquido cefalorraquídeo (LCR). La LDH también se utiliza junto con otras pruebas para establecer si el fluido acumulado, por ejemplo alrededor del corazón, de los pulmones o en la cavidad abdominal, es un exudado (asociado a daño tisular o a inflamación) o un trasudado (asociado a alteración del equilibrio que normalmente existe entre la presión en los vasos sanguíneos y el contenido de proteínas en sangre.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo. A veces se emplea algún procedimiento especial para obtener muestra de fluido orgánico (líquido cefalorraquídeo, líquido pleural, líquido peritoneal, etc.) de la zona afectada.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.


Este artículo fue modificado por última vez 06.11.2014