Elementos traza

También conocido como: Elementos traza, Micronutrientes, Microminerales, Minerales esenciales
Nombre sistemático: Elementos traza
Pruebas relacionadas: Ceruloplasmina, Cobre, Metabolismo férrico, Vitamina B12 & Folato, Vitamina D

¿Qué es lo que se analiza?
Las pruebas de los elementos traza miden la concentración de minerales específicos en una muestra de sangre, orina u otro fluido corporal o tejido. Estos minerales son sustancias que el organismo necesita regularmente en pequeñas cantidades para funcionar correctamente. Se absorben a través de la dieta y se utilizan para la producción de enzimas y hormonas, en la regulación de los niveles de glucosa, y en la formación de los huesos, dientes, músculos, tejido conectivo, y células sanguíneas. Los minerales intervienen en el metabolismo de las proteínas, las grasas y los carbohidratos, promueven la cicatrización de las heridas, y son esenciales para el transporte de oxígeno en el organismo.

Los elementos traza son un conjunto de micronutrientes y minerales esenciales. Entre ellos se incluye:

  • Cromo
  • Cobre
  • Fluoruro (generalmente está incluido, pero se analiza con poca frecuencia)
  • Iodo
  • Hierro
  • Manganeso
  • Molibdeno
  • Selenio
  • Zinc

Los déficits de elementos traza pueden producirse como consecuencia de una alimentación insuficiente y/o poco variada, y/o por déficit de minerales en las tierras donde se cultivan los alimentos. La Organización Mundial de la Salud establece el iodo, el hierro y la vitamina A como los micronutrientes más importantes en términos de salud pública mundial. Generalmente, el déficit y exceso de elementos traza son poco frecuentes, aunque el déficit de hierro sigue siendo un problema importante. Pueden presentarse déficits debido a:

  • Aportación insuficiente – como en el caso de malnutrición o en dietas restrictivas. En algunas ocasiones se presenta en casos en los que la nutrición es solo intravenosa
  • Absorción insuficiente – puede observarse en una gran variedad de enfermedades crónicas, como la enfermedad celíaca, asociada con una malabsorción o con operaciones en las que se retira parte del estómago o de los intestinos
  • Incapacidad de utilización - en algunas ocasiones no se puede utilizar de forma apropiada uno o varios elementos traza
  • Aumento del uso y/o de las necesidades – en embarazadas, niños, y durante el período de recuperación tras una enfermedad o lesiones, en el que puede ser necesaria una aportación nutricional superior
  • Aumento de las pérdidas – un ejemplo es la pérdida de hierro que se produce debido a un sangrado agudo o crónico
  • Interferencia – un ejemplo es el descenso de cobre que con frecuencia se observa asociado a un exceso de zinc

Se pueden observar excesos de minerales en:

  • Aportación excesiva – puede ser aguda o crónica, debido a la toma de suplementos, o una exposición accidental u ocupacional
  • Disminución de las pérdidas – en algunas enfermedades, como la enfermedad renal o hepática, es posible que el organismo no pueda eliminar los elementos traza al ritmo habitual. En algunas enfermedades hereditarias, el organismo puede acumular minerales en tejidos y órganos, pudiendo causar daño. Un ejemplo es la acumulación de cobre en la enfermedad de Wilson

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo. En algunas ocasiones, puede utilizarse una muestra de orina de 24 horas. Las muestras se recogen en contenedores especiales libres de metales (en el caso de la sangre) y lavados con ácido (en el caso de la orina), para minimizar el riesgo de contaminación con fuentes de minerales externas.

Las muestras de sangre y orina proporcionan un mejor reflejo tras una  ingesta reciente. Es poco habitual el análisis en una muestra de cabello o de tejido obtenido por biopsia, para evaluar el déficit, exceso y almacenamiento de los minerales a lo largo del tiempo.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Es importante verificarlo con el médico puesto que en algunos casos es necesario realizar ayuno previo.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.


Este artículo fue modificado por última vez 21.11.2016