Rubéola

También conocido como: Sarampión alemán, sarampión de los tres días, IgM/IgG anti-rubéola
Nombre sistemático: Anticuerpos (IgM, IgG) contra el virus de la rubéola
Pruebas relacionadas: CMV, Detección de anticuerpos, Sarampión y Parotiditis, TORCH

¿Por qué hacer el análisis?
Para conocer si se poseen suficientes anticuerpos que protejan frente al virus de la rubéola; para confirmar una infección antigua o detectar una infección reciente.

¿Cuándo hacer el análisis?
Antes de un embarazo o al inicio del mismo para confirmar el estado inmunitario; cuando una mujer embarazada presenta síntomas de rubéola, como fiebre y erupción cutánea; cuando un recién nacido muestra signos de un desarrollo anormal o defectos congénitos que pueden atribuirse a una infección intrauterina; cuando existe la necesidad de confirmar una infección reciente por rubéola o de comprobar el estado inmunitario.

¿Qué muestra se requiere?
La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa; a veces, a partir de sangre obtenida por punción del talón o del cordón umbilical en el recién nacido.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?
Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.


Este artículo fue modificado por última vez 08.06.2013