Sarampión y Parotiditis

También conocido como: Parotiditis; Prueba inmunológica para el Sarampión; Prueba inmunológica para la Parotiditis
Nombre sistemático: Anticuerpos IgM e IgG del sarampión; Cultivo del virus del sarampión; Detección del virus del sarampión por PCR-RT; Anticuerpos IgM e IgG de la parotiditis; Cultivo del virus de la Parotiditis; Detección del virus de la parotiditis por PCR-RT
Pruebas relacionadas: Rubéola, TORCH

¿Por qué hacer el análisis?
Para diagnosticar una infección por el virus del sarampión o por el virus de la parotiditis; para conocer si una persona presenta inmunidad frente al sarampión o a la parotiditis debido a una infección antigua o a vacunación; para confirmar una infección por el virus del sarampión o de la parotiditis e investigar la fuente.

¿Cuándo hacer el análisis?
Cuando una persona presenta síntomas o complicaciones sugerentes de una infección por el virus del sarampión o por el virus de la parotiditis; siempre que se necesite o se desee determinar la inmunidad frente al sarampión o la parotiditis; cuando aparece un brote de sarampión o parotiditis, para investigar el foco de infección y minimizarlo.

¿Qué muestra se requiere?
Para detectar anticuerpos anti-sarampión o anti-parotiditis la determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa; para detectar el virus, puede utilizarse sangre, orina, esputo, aspirado nasofaríngeo, frotis faríngeo, una muestra del interior de la mejilla (frotis bucal), líquido cefalorraquídeo u otro tejido del organismo.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?
Antes de la recolección de una muestra bucal se realiza un masaje de las glándulas salivales situadas delante y debajo de las orejas (glándulas parótidas). Para el resto de muestras no se necesita ninguna preparación especial.


Este artículo fue modificado por última vez 19.09.2015