¿“Normal” o valores de referencia?

-“Su resultado no es normal”, dice el médico sosteniendo el informe de sus resultados. Entonces usted comienza a temer que esté realmente enfermo. Pero ¿qué significa exactamente “no es normal” o estar “fuera del rango de normalidad“? ¿Debe ser un motivo de preocupación? La respuesta, en pocas palabras, es que un resultado fuera del rango de normalidad es sólo una señal de que su caso debe estudiarse más.

Los resultados de los análisis, como los de todas las pruebas diagnósticas médicas, sólo se pueden entender una vez que se han encajado todas las piezas. Póngase por ejemplo uno de los indicadores clínicos más simples, como la frecuencia cardiaca. Usted puede medírsela ahora mismo, estando en reposo, poniendo sus dedos en una zona donde se note el pulso, y contando las pulsaciones durante un minuto. La mayoría de la gente sabe que la frecuencia cardiaca promedio es alrededor de 70 pulsaciones por minuto. ¿Cómo establecer si una frecuencia cardiaca es normal? Puede conocerse en base a la medición de esta frecuencia de manera repetida a millones de personas.

Probablemente usted también sabrá que, si se es un deportista o se está en una buena forma física, el pulso puede ser considerablemente inferior. Así, el hecho de tener 55 pulsaciones por minuto también puede considerarse como normal. Por otro lado, si usted sube una montaña y su pulso aumenta a 120 latidos por minuto, a pesar de que podría ser alto si estuviera en reposo, para este tipo de actividad el valor puede considerarse normal.

Como ve, su frecuencia cardiaca, al igual que cualquier observación médica, debe contemplarse en su contexto general. Fuera de este contexto, cualquier observación carece de sentido. Para entender lo que es normal para usted, su médico debe conocer lo que se considera normal en la mayoría de la población de su edad y, en este caso concreto, desarrollando una actividad física similar a la suya, en el momento en que se mide su frecuencia cardiaca.

Por ello la interpretación de cualquier análisis de laboratorio implica un proceso importante de comparación del resultado del paciente con un “intervalo de referencia” para la prueba en cuestión. (Coloquialmente, se habla de “valores normales”, pero actualmente el término “intervalo de referencia” se considera más adecuado, como se explica en la página siguiente).

Siguiente
Este artículo fue modificado por última vez  18.02.2012