Aspectos generales

Los resultados que entregan los laboratorios en sus informes pueden ser numéricos, cualitativos (positivo, negativo) o con comentarios e interpretaciones. Los resultados numéricos se comparan con unos intervalos de referencia, que son los valores que se esperan obtener en una persona sana. Al comparar los resultados con el intervalo de referencia, se puede saber si alguno de ellos sobrepasa lo que se considera como normal.

Esta página web proporciona información acerca de diversas pruebas de laboratorio y de las causas que pueden justificar su alteración.

Cuando se habla de intervalo o valores de referencia se deben considerar tres aspectos relevantes:

  • Un resultado normal para un laboratorio puede ser anómalo para otro: para interpretar el resultado del análisis se debe tener en cuenta el rango o intervalo de referencia del laboratorio que ha emitido el informe. A pesar de que la exactitud y precisión de los análisis ha evolucionado de manera significativa durante las últimas décadas, es inevitable que exista cierta variabilidad entre los resultados emitidos por distintos laboratorios para una misma prueba. Esto puede explicarse por las diferencias que pueden existir entre los analizadores, reactivos y métodos de medida. En consecuencia, para la mayor parte de pruebas de laboratorio, no se puede aplicar un intervalo de referencia universal. Por ello, en esta página web, Lab Tests Online, se indican muy pocos intervalos de referencia.
  • Un resultado normal no excluye la presencia de una enfermedad. Ciertamente, tener todos los resultados dentro de los límites esperados constituye un buen signo, aunque no es ninguna garantía absoluta de ausencia de enfermedad. Para muchas pruebas existe un gran solapamiento entre resultados de población sana y resultados de población con enfermedad. Los resultados de algunas pruebas de laboratorio en personas enfermas caen dentro de lo que se conoce como intervalo de referencia (normal), especialmente en las etapas iniciales de la enfermedad.
  • Un resultado anómalo no siempre indica enfermedad. El hecho de que un resultado de una prueba no quede incluido dentro del intervalo de referencia no indica que exista un problema. Los intervalos de referencia se establecen en personas sanas mediante métodos estadísticos, y por lo tanto cabe la posibilidad de que un resultado no caiga dentro del rango establecido estadísticamente a pesar de formar parte de la población libre de enfermedad (especialmente si el valor queda muy cercano al límite considerado como normal). No obstante, el médico presta especial atención a resultados claramente anómalos (no alcanzan o superan por mucho los valores inferior y superior del intervalo de referencia, respectivamente).

Siguiente
Este artículo fue modificado por última vez  03.01.2016