Calendario de vacunación
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 11.09.2019.

Con el inicio del nuevo curso escolar a la vuelta de la esquina, los expertos del blog Salud y Prevención de EFE Salud han publicado un nuevo post en el que enfatizan la importancia de las vacunas en la preparación para la “vuelta al cole”.

El habitual contacto entre los niños, necesario para su correcto desarrollo físico y mental, ya sea en la escuela, en el parque o en casa favorece la propagación de enfermedades infecciosas entre ellos.

Antes de nacer, los bebés reciben de la madre las defensas necesarias para protegerse de posibles infecciones durante las primeras semanas de vida; después pierden esta protección materna. Durante los primeros años de vida, los niños tienen más posibilidades de enfermar por infección porque aún no han desarrollado anticuerpos propios que les permitan combatir las infecciones. Actualmente, el método más eficaz de proteger a los más pequeños frente al contagio de enfermedades infecciosas es la vacunación.

Las vacunas provocan la producción de anticuerpos frente al agente infeccioso para el que están diseñadas, protegiendo así a la persona de la posible infección. Vacunar consiste en realidad en tratar de “hacer creer” al organismo que está siendo infectado para que reaccione creando anticuerpos frente a esa supuesta infección. Una vez una persona ha sido vacunada queda protegida frente a esa infección, así que, si en algún momento futuro entra en contacto realmente con el agente infeccioso, lo reconocerá y lo eliminará.

Con el inicio del curso escolar aumenta considerablemente la exposición a agentes infecciosos; por ello es importante asegurarse de que el calendario de vacunaciones esté al día.

Es cierto que la vacunación no es obligatoria, pero es el mejor modo de prevenir infecciones. A medida que aumenta el porcentaje de vacunación de una población frente a un agente infeccioso, disminuye considerablemente el número de personas infectadas, pudiéndose llegar incluso a la erradicación de la enfermedad asociada.

En los últimos años, el movimiento antivacunas ha abierto una fuerte polémica sobre las vacunaciones. La decisión de sus seguidores de no vacunar a sus hijos ha tenido como consecuencia el aumento de infecciones que se consideraban ya erradicadas o prácticamente erradicadas. A modo de ejemplo, la Organización Mundial de la Salud ha alertado hace poco sobre el “resurgimiento dramático” del sarampión en Europa, habiéndose llegado casi a los 90.000 enfermos en la primera mitad de 2019. Reino Unido, Grecia, República Checa y Albania han perdido la categoría de países libres de esta enfermedad.

El movimiento antivacunas surgió a raíz de un artículo fraudulento que relacionaba las vacunas con el autismo y que ocultaba intereses económicos poco éticos. Tratando de prevenir un potencial supuesto autismo de sus hijos, los seguidores de este movimiento han conseguido hacer revivir enfermedades que se creían extinguidas en países desarrollados, como el  sarampión. Algunos países barajan la posibilidad de obligar a vacunarse del sarampión a todos los trabajadores y niños de primaria, aun con la oposición de sus padres. 

Por otro lado, es importante recordar que, al vacunarnos, no solo nos protegemos a nosotros mismos, sino también de forma indirecta a los grupos de población más vulnerables, como los bebés, las embarazadas, los ancianos o las personas inmunodeprimidas.

Bibliografía

Efe Salud. La importancia de las vacunas en el curso escolar. https://www.efesalud.com/importancia-vacunas-curso-escolar. Último acceso: Septiembre 2019.

La Vanguardia. ¿Qué pasa con las vacunas? https://www.lavanguardia.com/participacion/cartas/20190902/4773751375/vacunas-oms-antivacunas-sarampion-debate.html. Último acceso: Septiembre 2019.