También conocido como
Urinocultivo y antibiograma
Nombre sistemático
Cultivo de orina
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 02.12.2017.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para diagnosticar una infección del tracto urinario (ITU).

¿Cuándo hacer el análisis?

En caso de presentar síntomas de ITU, como necesidad de orinar frecuentemente y con dolor.

¿Qué muestra se requiere?

Una muestra de orina fresca y no contaminada, de la parte media de la micción (emisión de orina)

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial. A veces se recomienda no orinar durante la hora previa a la obtención de la muestra y/o beber un vaso de agua unos 15 minutos antes de orinar.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

El cultivo de orina detecta e identifica bacterias y levaduras en la orina. La orina se produce en los riñones, órganos del tamaño de un puño localizados a ambos lados de la columna vertebral, justo por debajo de la caja torácica. Los riñones filtran los desechos de la sangre y producen la orina, normalmente de color amarillento, para así eliminar los residuos del organismo. La orina es transportada a través de unos conductos llamados uréteres desde los riñones hasta la vejiga, donde se almacena temporalmente, y a continuación se elimina por la uretra hacia el exterior. La orina suele ser estéril aunque en algunas ocasiones bacterias, o más raramente levaduras, pueden introducirse desde la piel a través de la uretra y migrar por el tracto urinario causando una infección del tracto urinario (ITU).

Para realizar un cultivo de orina se coloca una pequeña muestra de orina en una o varias placas de agar (una capa fina de un gel nutriente) y se incuba a una temperatura similar a la del cuerpo humano. Cualquier microorganismo presente en la muestra de orina crecerá en las siguientes 24 o 48 horas en forma de pequeñas colonias circulares. El tamaño, la forma y el color de estas colonias informa acerca del tipo de bacterias presentes, y el número de las colonias indica la cantidad de bacterias existente inicialmente en la muestra de orina. A continuación se procede a la observación de las colonias en la placa de agar, al recuento del número total y se determina los diferentes tipos que han crecido. En condiciones ideales, si se ha recogido una muestra limpia para la prueba (véase más adelante), las únicas bacterias presentes deberían ser las causantes de una infección. Generalmente sólo habrá un único tipo de bacteria presente en un número relativamente elevado. Sin embargo, algunas veces, aparece más de un tipo. Esto puede deberse a una infección que involucra a más de un tipo de germen patógeno (microorganismo causante de la enfermedad); sin embargo, es más probable que se deba a una contaminación por gérmenes presentes en la piel, originada durante la recogida de la orina.

A continuación se selecciona una colonia de cada uno de los tipos de bacterias presentes de manera significativa en número o tipo, se realiza un frotis o extensión en un portaobjetos, se seca y se tiñe con colorantes. Este procedimiento es conocido como tinción de gram. Esta tinción permite observar los microorganismos al microscopio. Los diferentes tipos de bacterias presentan diferentes colores y formas característicos que permiten diferenciarlos. Por ejemplo, la bacteria Escherichia coli, responsable de la mayoría de las infecciones del tracto urinario, aparece como varas o bastones rosados (Gram-negativo) al microscopio. Lactobacillus, contaminante común vaginal en las muestras de orina de las mujeres, aparece como varillas delgadas de color púrpura (Gram-positivo). Algunas de estas bacterias, como el Lactobacillus, son fáciles de identificar para personas con experiencia, no son patógenas (no causan infecciones) y no requieren mayor investigación. Otras, como los bacilos Gram-negativos, representan grupos similares de bacterias y requieren pruebas adicionales para determinar exactamente el tipo de bacteria de la que se trata.

Si después de 24 a 48 horas de incubación no existe crecimiento o éste es poco significativo, el cultivo de orina se considera negativo para gérmenes patógenos y se da por finalizado el estudio. Si están presentes uno o más gérmenes patógenos, se realizan pruebas adicionales. Para su identificación se utilizan pruebas bioquímicas, y se realiza un antibiograma para identificar los fármacos antimicrobianos capaces de inhibir el crecimiento de la bacteria. Este estudio constituye una herramienta útil para seleccionar el tratamiento farmacológico más adecuado para resolver la infección.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
La orina para el cultivo puede recogerse a cualquier hora del día. Debido a la posibilidad de contaminación de la orina con bacterias y células de la piel del entorno (particularmente en las mujeres), es importante primero limpiar los genitales. Las mujeres deben limpiarse desde adelante hacia atrás abriendo los labios vaginales; los hombres deben limpiarse la punta del pene. Al empezar a orinar, debe dejarse caer la orina inicial en el inodoro, a continuación recoger  unos 20 mL de orina (de la mitad de la micción) en un recipiente estéril, y descartar el resto de la orina (se sigue orinando directamente en el inodoro).

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial. A veces se recomienda no orinar durante la hora previa a la obtención de la muestra y/o beber un vaso de agua unos 15 minutos antes de orinar. Es importante seguir las recomendaciones relativas a la obtención de la muestra de orina.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    Esta prueba se utiliza para el diagnóstico de las infecciones del tracto urinario (ITU).

  • ¿Cuándo se solicita?

    El urinocultivo suele solicitarse cuando existen signos o síntomas que indican la posibilidad de una infección del tracto urinario, como dolor y escozor al orinar y necesidad frecuente de orinar. En mujeres jóvenes con una infección no complicada de las vías bajas del tracto urinario, el médico puede prescribir un tratamiento antibiótico sin la necesidad de solicitar un cultivo de orina. Si existe la sospecha de que existe una infección complicada, o los síntomas no responden al tratamiento inicial, se recomienda realizar un cultivo de orina. Las mujeres embarazadas, aunque no presenten síntomas, pueden someterse a un cribado en busca de bacterias en la orina, puesto que podrían afectar a la salud y desarrollo del feto.

    El urinocultivo puede solicitarse junto con un urianálisis o posteriormente, por haber hallado anomalías en el urianálisis.

  • ¿Qué significa el resultado?

    Los resultados del urinocultivo suelen interpretarse junto con los del urianálisis; además es importante considerar cómo se ha obtenido la muestra y si existen síntomas o no. La interpretación de resultados no resulta siempre fácil debido a que a veces las muestras de orina se contaminan con flora normal de la piel.

    Normalmente, la presencia del crecimiento de un único tipo de bacteria con un número elevado de colonias se considera como un resultado positivo. Si la muestra se ha obtenido adecuadamente, los cultivos con más de 100.000 unidades formadoras de colonias (CFU) por mililitro (CFU/mL) de un único tipo de bacteria indican infección. En algunos casos sin embargo, es posible que a pesar de que exista infección no se alcance un número de bacterias suficientemente elevado. A veces un número comprendido entre 1.000 y 100.000 CFU/mL indica igualmente infección, especialmente si existe sintomatología. De manera similar, en muestras obtenidas con técnicas que minimizan la contaminación, como por ejemplo con un catéter, un número comprendido entre 1.000 y 100.000 CFU/mL se considera ya significativo.

    Un cultivo que no presenta crecimiento a las 24 o 48 horas suele indicar que no existe infección. Sin embargo, si los síntomas persisten, puede ser útil repetir el cultivo a partir de otra muestra para aislar bacterias asociadas a menor número de colonias (menos de 100.000 CFU/mL) u otros microorganismos que pueden causar los síntomas. En una persona con síntomas, la presencia de leucocitos junto con un número bajo de microorganismos es una situación patológica conocida como síndrome uretral agudo.

    Si el cultivo muestra crecimiento de varios tipos de bacterias es probable que este crecimiento se deba a una contaminación. Esto es especialmente cierto si entre los microorganismos presentes se incluye el Lactobacillus y otras bacterias vaginales no patógenas comunes en las mujeres. Si los síntomas persisten, el médico puede repetir el cultivo en una muestra recogida en mejores condiciones. No obstante, si un tipo de bacteria está presente en cantidad significativamente superior a otras, por ejemplo 100.000 CFU/mL frente a 1.000 CFU/mL, está justificado proseguir con pruebas adicionales para identificar la bacteria dominante.

    Si el urinocultivo es positivo se realiza a continuación un antibiograma, que sirve de guía para establecer el mejor tratamiento antibiótico. Cualquier infección bacteriana puede ser grave y, de no tratarse, puede extenderse a otras zonas del organismo. El dolor es a menudo el primer indicador de una infección. El establecimiento de un tratamiento inmediato, generalmente con antibióticos, ayudará a aliviarlo.

  • ¿Hay algo más que debería saber?


    Las ITUs son más frecuentes en las mujeres que en los hombres. Incluso las niñas en edad escolar pueden tener ITUs frecuentes. Es posible que en hombres con ITU confirmada con un urinocultivo el médico solicite otras pruebas para descartar la presencia de cálculos ( piedras) en el riñón o alteraciones estructurales que podrían ser las responsables de la infección.

    En personas con infecciones recurrentes del tracto urinario debería realizarse urinocultivo y antibiograma en cada uno de los episodios. En estas personas, con el tiempo, las bacterias pueden desarrollar resistencia a los antibióticos, siendo necesarios una selección cuidadosa del antibiótico y completar el tratamiento hasta el final. Los individuos con enfermedad renal y/o enfermedades que pueden afectar a los riñones, como diabetes y trastornos del sistema inmunitario, pueden ser más propensos a ITUs recurrentes.

  • ¿Es posible que el médico solicite una nueva muestra de orina porque la primera estaba contaminada?

    Si la piel y la zona de los genitales no se limpian correctamente antes de la recogida de la muestra, en el cultivo de orina pueden crecer tres o más tipos diferentes de bacterias, asumiendo que se ha producido contaminación. El cultivo se descarta puesto que no se puede determinar si la bacteria procede del interior o del exterior del tracto urinario. La contaminación de la muestra se puede evitar si se siguen las instrucciones de limpieza de la zona, y recogiendo una muestra en mitad de la micción (se descarta el primer chorro de orina).

  • ¿Por qué el médico puede prescribir antibióticos sin realizar previamente un cultivo de orina, en caso de que existan síntomas de una infección del tracto urinario?

    La razón es que la bacteria conocida como Escherichia coli (E. coli) causa la mayoría de las infecciones del tracto urinario (ITU) inferior. Este microorganismo normalmente es susceptible a una gran variedad de antibióticos, como trimetoprim-sulfametoxazol, ciprofloxacino y nitrofurantoína. En la mayoría de las personas con enfermedad no complicada, la ITU se resuelve después del tratamiento con uno de estos antibioticos.

  • ¿Qué ocurre si no se trata la infección?

    Si la infección del tracto urinario (ITU) no se trata, ésta puede pasar del tracto urinario inferior al superior e infectar a los propios riñones y, posiblemente, pasar a la circulación sanguínea causando septicemia. Los signos y síntomas de septicemia incluyen fiebre, escalofríos, aumento del recuento de leucocitos y fatiga. Ante la sospecha de una septicemia, el médico solicita un hemocultivo y en consecuencia prescribe antibióticos.

  • ¿Qué factores predisponen a sufrir infecciones recurrentes del tracto urinario?

    Existe una gran variedad de factores que predisponen a la adquisición de una ITU. Después del período neonatal, la incidencia en mujeres es superior que en varones, debido a las diferencias anatómicas del tracto genitourinario femenino. En lactantes y niños pequeños, algunas anomalías congénitas se asocian a ITU. En adultos, las relaciones sexuales, el uso de diafragma, la diabetes, el embarazo, el reflujo, las disfunciones neurológicas, los cálculos renales y los tumores predisponen a las ITU. El uso de catéteres y de maniobras aplicadas sobre el tracto urinario son los principales factores que contribuyen a la adquisición de una ITU, ya sea en contexto hospitalario, en atención domiciliaria o en residencias de ancianos.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2011). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 1017-1019.

Urinary Tract Infections in Adults. National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse, NIDDK. http://kidney.niddk.nih.gov/KUDiseases/pubs/utiadult/index.aspx

Bacterial Culture, Aerobic, Urine. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories. http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Overview/8105

Johnson, J. et. al. Do Urine Cultures for Urinary Tract Infections Decrease Follow-up Visits? Medscape Today News from J Am Board Fam Med. V 24(6):647-655. http://www.medscape.com/viewarticle/753802

Brusch, J. Cystitis in Females. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/233101-overview

Graneto, J. and Bechtel, K. Emergent Management of Pediatric Patients with Fever. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/801598-overview#a1

Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (© 2007). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 8th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 981-983.

Wu, A. (2006). Tietz Clinical Guide to Laboratory Tests, Fourth Edition. Saunders Elsevier, St. Louis, Missouri. Pp 1621-1622.

Thomas, Clayton L., Editor (1997). Taber's Cyclopedic Medical Dictionary. F.A. Davis Company, Philadelphia, PA [18th Edition]. Pp 2037-2038.

Forbes, B. et. al. (© 2007). Bailey & Scott’s Diagnostic Microbiology, Twelfth Edition: Mosby Elsevier Press, St. Louis, Missouri. Pp 842-855.

Your Urinary System and How It Works. National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse. http://kidney.niddk.nih.gov/kudiseases/pubs/yoururinary/

Existing Recommendations for Bacteriuria Screening Upheld. Medscape from Reuters Health Information. http://www.medscape.com/viewarticle/576888

Stanley Hellerstein, S. Urinary Tract Infection. EMedicine. Approach to the Renal Patient. Merck Manual for Healthcare Professionals. http://www.merck.com/mmpe/sec17/ch226/ch226b.html#sec17-ch226-ch226b-2

Barclay, L. and Murata, P. Perineal/Genital Cleaning During Urine Collection May Minimize Contamination. Medscape Medical News. http://www.medscape.com/viewarticle/556640

McCarter, Y.S., E.M. Burd, G.S. Hall, and M. Zervos. 2009. Cumitech 2C, Laboratory Diagnosis of Urinary Tract Infections. Coordinating ed. S.E. Sharp. ASM Press, Washington, DC.

Kasper DL, Braunwald E, Fauci AS, Hauser SL, Longo DL, Jameson JL eds (2005). Harrison's Principles of Internal Medicine. 16th Edition, McGraw Hill, Pp 1715 and 1718.

MedlinePlus Medical Encyclopedia: Urine culture, catheterized. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003752.htm

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico