Cribado de MRSA

7/9/2020
Tambien conocido como:

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para detectar a los portadores de la bacteria Staphylococcus aureus meticilin resistente (MRSA, por sus siglas en inglés) y evitar que puedan transmitirla a otras personas.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando el paciente no tiene signos o síntomas de infección activa pero el médico necesita conocer el estado de portador de MRSA, como por ejemplo, antes de un ingreso hospitalario.

¿Qué muestra se requiere?

La muestra se obtiene mediante un frotis nasal o en algunos casos tomando la muestra con una torunda de una herida infectada o una lesión de la piel.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

El Staphylococcus aureus meticilin resistente (MRSA por sus siglas en inglés) es una de las cepas de la bacteria Staphylococcus aureus. Esta cepa es resistente a la meticilina y al resto de los antibióticos betalactámicos relacionados como la oxacilina, penicilina, amoxicilina o las cefalosporinas, que se utilizan para el tratamiento de la mayoría de las infecciones por estafilococos. Esta prueba detecta la presencia de MRSA en la muestra de un paciente.

El Staphylococcus aureus coloniza la piel de los humanos y se puede encontrar en la nariz de muchos adultos. Generalmente no causa infección ni síntomas. Sin embargo, si se rompe la piel (heridas, cirugía) o si el sistema inmunitario del paciente se debilita, la bacteria puede llegar a causar infección.

El uso extensivo de los antibióticos en las últimas décadas ha llevado al desarrollo de cepas de S.aureus resistentes a los antibióticos. La infección producida por una de estas cepas puede variar desde una infección de la piel hasta infecciones graves que sean un riesgo vital como la neumonía, la sepsis (infección en la sangre) o las infecciones del sitio quirúrgico. Sin embargo, según los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC), menos del 2% de la población mundial es portadora de MRSA. Para más información, consultar Infección por Staphylococus Aureus meticilin resistente (MRSA) e Infección de heridas por estafilococo.

El MRSA se puede expandir en los entornos hospitalarios o comunitarios. Las manos contaminadas, el equipamiento médico o las superficies de los hospitales, clínicas o residencias facilitan la transmisión. En la comunidad, todo lo que suponga un contacto piel con piel puede transmitir el MRSA. Esto incluye compartir los artículos de higiene personal, participar en deportes de contacto y vivir o trabajar en contacto muy estrecho con otras personas.

La mayoría de los hospitales tienen implementadas diversas medidas para tratar de erradicar el MRSA o controlar su transmisión. Las personas que son positivas en el cribado de MRSA se aíslan para prevenir esta transmisión o bien se tratan mediante el uso de una pomada antibiótica y lavado diario con paños antimicrobianos. Sin embargo, el procedimiento exacto para la incorporación del cribado y control del MRSA en el ámbito hospitalario sigue siendo controvertido. Por ejemplo, un estudio del año 2014 comparando las estrategias de prevención de bacteriemia concluyó que el tratamiento para eliminar el MRSA de los pacientes ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI) portadores es menos efectivo que tratar a todos los pacientes que ingresan en la UCI. Este tratamiento puede incluir la administración de antibióticos en la nariz y lavar a los pacientes con paños antimicrobianos. Por ello, es posible que los protocolos de los hospitales varíen en un futuro para reducir la realización de cribados para el MRSA.

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

Esta prueba detecta únicamente la presencia de Staphylococcus aureus meticilin resistente (MRSA) y no de otros patógenos. Se usa principalmente para detectar la presencia de MRSA en los pacientes colonizados, administrar tratamiento para eliminar la bacteria y prevenir su transmisión.

Generalmente esta prueba se utiliza para detectar MRSA en los pacientes hospitalizados, sobre todo en la UCI. A nivel comunitario, es útil para determinar la cepa de MRSA responsable de un brote. A nivel estatal, permite realizar pruebas adicionales para conocer las características genéticas de las cepas que circulan en la comunidad o en un entorno hospitalario concreto.

Las pruebas de cribado para MRSA incluyen:

  • Cultivo bacteriano: se basa en realizar un cultivo de la muestra obtenida de las narinas (fosas nasales) de un paciente asintomático con una escobilla. El cultivo se realiza en un medio especial con nutrientes que se incuba y observa al cabo de 1-2 días para buscar las colonias de MRSA. De forma ocasional se puede recoger la muestra de una herida o lesión cutánea de un paciente en tratamiento para el MRSA.
  • Pruebas moleculares: las pruebas moleculares permiten detectar a los portadores en horas, lo que permite un tratamiento precoz. Se utiliza la misma técnica de toma de muestras que en el cultivo bacteriano, pero se analiza para detectar ciertos marcadores genéticos para reconocer el S.aureus y el gen mecA que es el responsable de la resistencia a la meticilina, la oxacilina, la nafcilina la dicloxacilina y otros antibióticos. Este método está cada vez más extendido para el cribado de MRSA.

Algunos hospitales han instaurado medidas de control de la diseminación de MRSA mediante el cribado de pacientes con riesgo de ser portadores o bien de todos los pacientes que vayan a ingresar. Cuando se produce un brote de MRSA en la comunidad, se realiza un cribado de los profesionales sanitarios, los familiares de los pacientes afectados y otros contactos estrechos para localizar el origen de la infección y desarrollar un plan de contención. A veces también se puede hacer el cribado en poblaciones específicas como por ejemplo, en las residencias.

¿Cuándo se solicita?

Se solicita para identificar a individuos, sus familiares o grupos comunitarios que puedan estar colonizados por MRSA.

En ciertos grupos de población en contacto estrecho como los equipos de fútbol, residencias o personal sanitario se puede realizar esta prueba para detectar los portadores ante la sospecha de un brote.

De forma ocasional, una persona previamente infectada o colonizada por MRSA puede realizarse la prueba para saber si la bacteria sigue en su organismo después del tratamiento.

¿Qué significa el resultado?

Si el resultado del cultivo o de la prueba molecular es positivo, significa que la bacteria se encuentra presente en la zona estudiada (fosas nasales, heridas, etc).

Si el cribado o el cultivo de la herida es negativo, el MRSA no está presente o lo está en una cantidad tan baja que la prueba no lo detecta.

¿Hay algo más que debería saber?

El MRSA aislado mediante el cultivo se puede utilizar para realizar las pruebas adicionales que permitan identificar el tipo y subtipo de la cepa de MRSA. Aunque este tipado no afecta a las decisiones sobre el tratamiento del paciente, proporciona información para rastrear la infección y caracterizar las toxinas u otros factores de virulencia que pueda tener cada cepa particular.

¿Puede una persona infectarse por MRSA más de una vez?

Sí. Un tratamiento correcto contra el MRSA no previene de tener infecciones en el futuro.

Enlaces

Pruebas relacionadas:

Estados fisiológicos y enfermedades:

En otras webs:

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

MRSA. KidsHealth.org. Disponible online en http://kidshealth.org/parent/infections/bacterial_viral/mrsa.

Coia, J. E. and Reilly, J. Screening for meticillin resistant Staphylococcus aureus (MRSA): who, when, and how? BMJ. Disponible online en http://www.bmj.com/content/348/bmj.g1697.

Methicillin-resistant Staphylococcus aureus (MRSA). FamilyDoctor.org. Disponible online en https://familydoctor.org/condition/methicillin-resistant-staphylococcus-aureus-mrsa/.

Mayo Clinic Staff. MRSA infection. Mayo Clinic. Disponible online en http://www.mayoclinic.com/health/mrsa/DS00735.

Laboratory Testing for MRSA. Centers for Disease Control and Prevention. Disponible online en https://www.cdc.gov/mrsa/lab/index.

Methicillin-resistant Staphylococcus Aureus (MRSA) Infections. Centers for Disease Control and Prevention. Disponible online en http://www.cdc.gov/mrsa/.

Harbarth, S. et. al. Evaluation of Rapid Screening and Pre-Emptive Contact Isolation for Detecting and Controlling Methicillin-Resistant Staphylococcus Aureus in Critical Care, An Interventional Cohort Study. Disponible online en http://www.medscape.com/viewarticle/523530.

The Growing Menace of Community-Acquired Methicillin-Resistant Staphylococcus aureus. Annals of Internal Medicine v144 (5).

Seybold, U. et. al. Emergence of Community-Associated Methicillin-Resistant Staphylococcus aureus USA300 Genotype as a Major Cause of Health Care-Associated Blood Stream Infections. CID 2006:42 pp 647-654.

Fridkin, S. Methicillin-Resistant Staphylococcus aureus Disease in Three Communities. N Engl J Med 352;14.

Waknine, Y. Highlights from MMWR: Outbreaks of MRSA Infection in Newborns and More. Disponible online en http://www.medscape.com/viewarticle/528952.

Kuehnert, M. et. al. (2005). Methicillin-Resistant Staphylococcus aureus Hospitalizations, United States. Medscape from Emerg Infect Dis 11 (6). Disponible online en http://www.medscape.com/viewarticle/505669.

Creech II, C. et. al. (2005 July). Increasing Rates of Nasal Carriage of Methicillin-Resistant Staphylococcus aureus in Health Children. The Pediatric Infectious Disease Journal v24 (7) 617-621.

Bradley, S. (2006 February 22). Staphylococcus aureus Pneumonia: Emergence of MRSA in the Community. Medscape from Semin Respir Crit Care Med. Disponible online en http://www.medscape.com/viewarticle/521338.

Goossens, H. (2006). Antibiotic Resistance: Highlights of the 16th European Congress on Clinical Microbiology and Infectious Diseases. Medscape. Disponible online en http://www.medscape.com/viewarticle/530824.

Bartlett, J. (2005). Methicillin-Resistant Staphylococcus aureus and Clostridium difficile - Deal Bacterial Threats. Medscape. Disponible online en http://www.medscape.com/viewarticle/520186.

David, M. et. al. (2006 April 21). Contrasting Pediatric and Adult Methicillin-resistant Staphylococcus aureus Isolates. Medscape from Emerg Infect Dis 12(4): 631-637. Disponible online en http://www.medscape.com/viewarticle/529448.

Dugdale, D. et. al. MRSA. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/007261.htm.

MRSA and the Workplace. National Institute for Occupational Safety and Health. Disponible online en http://www.cdc.gov/niosh/topics/mrsa/.

Martinez, J. MRSA Skin Infection in Athletes. eMedicine. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/108972-overview.

Susan S. Huang, et al. Targeted versus Universal Decolonization to Prevent ICU Infection. NEJM 368;24. June 13, 2103.

En mantenimiento.

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image