También conocido como
Adrenalina
Noradrenalina
Dopamina
Catecolaminas libres en orina
Epinefrina
Norepinefrina
Nombre sistemático
Catecolaminas, en sangre y en orina
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 02.12.2017.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Como ayuda para diagnosticar o descartar un feocromocitoma (tumor de la glándula adrenal) o algún otro tumor neuroendocrino.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando se presentan síntomas relacionados con una liberación aumentada de catecolaminas, como aumentos de la presión sanguínea episódicos o persistentes, dolores de cabeza importantes, taquicardia (aumento de la frecuencia cardíaca) y sudoración.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa o de una orina de 24 horas.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Es muy importante informar al médico acerca de cualquier tipo de medicación que se esté tomando ya que ciertos fármacos afectan a los resultados de la prueba; los resultados también pueden verse afectados por algunos alimentos y por el estrés. Deben seguirse estrictamente las instrucciones proporcionadas.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

Las catecolaminas son un grupo de hormonas similares, producidas en la médula adrenal o parte central de las glándulas adrenales. Las glándulas adrenales o suprarrenales son órganos pequeños y triangulares localizados en la parte superior de cada riñón. Las catecolaminas son la adrenalina (epinefrina), noradrenalina (norepinefrina) y dopamina. Esta prueba de las catecolaminas mide la cantidad de estas hormonas en sangre y/o en orina.

Glándula Adrenal
Las catecolaminas se liberan al torrente circulatorio como respuesta al estrés físico o emocional. Ayudan a transmitir los impulsos nerviosos en el cerebro, aumentan la liberación de glucosa y ácidos grasos para proporcionar energía, dilatan los bronquiolos y dilatan las pupilas. La noradrenalina también constriñe los vasos sanguíneos aumentando la presión sanguínea, y la adrenalina incrementa la frecuencia cardíaca y el metabolismo. Después de completar sus acciones, estas hormonas se metabolizan y se forman compuestos inactivos. La dopamina se convierte en ácido homovanílico (HVA), la noradrenalina se fragmenta en normetanefrina y ácido vanilmandélico (VMA) y la adrenalina se convierte en metanefrina y VMA. Tanto las hormonas como sus metabolitos se excretan por orina.

Normalmente las catecolaminas y sus metabolitos están presentes en el organismo en cantidades pequeñas y fluctuantes que sólo se incrementan de manera apreciable durante un episodio de estrés y muy poco después del mismo. Sin embargo, los feocromocitomas y otros tumores neuroendocrinos pueden producir grandes cantidades de catecolaminas, dando lugar a concentraciones muy elevadas de estas hormonas y de sus metabolitos en sangre y en orina. Esto puede ocasionar hipertensión persistente y/o brotes o episodios de hipertensión severa, causando dolores de cabeza importantes. Otros síntomas asociados a la liberación de catecolaminas incluyen palpitaciones, sudoración, náuseas, ansiedad y hormigueo en las extremidades.

Los feocromocitomas son poco frecuentes y alrededor del 90% de ellos se localiza en las glándulas adrenales. Sólo unos pocos son cancerosos, la mayoría son benignos y no se propagan desde su localización original, aunque pueden aumentar de tamaño. Si no se tratan, los síntomas pueden empeorar a medida que el tumor va creciendo y al cabo de cierto tiempo la hipertensión, causada por el feocromocitoma, puede dañar distintos órganos tales como riñones y corazón (enfermedad cardíaca) y aumentar el riesgo de sufrir un accidente vascular cerebral o un infarto agudo de miocardio.

Las determinaciones de catecolaminas en plasma y en orina son útiles para la detección de feocromocitomas. Es importante diagnosticar y tratar estos raros tumores porque causan una forma potencialmente curable de hipertensión. En la mayoría de casos los tumores pueden extirparse quirúrgicamente y/o tratarse para reducir significativamente la cantidad de catecolaminas producidas y reducir o eliminar así los síntomas asociados y sus complicaciones.

El análisis de catecolaminas mide la cantidad de adrenalina, noradrenalina y dopamina en plasma u orina en el momento de la obtención de la muestra. En orina se mide la cantidad excretada durante 24 horas.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Para obtener una muestra de orina de 24 horas, debe recogerse toda la orina durante un período de 24 horas. Es importante mantener la muestra refrigerada durante este período de tiempo.

Para la determinación de catecolaminas en plasma, se realiza una extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo. Aunque existe cierto desacuerdo sobre las especificaciones de como debe ser la obtención de la muestra, es posible que se le indique de estar acostado antes (entre 15 y 30 minutos) y durante la obtención de la muestra. En otras circunstancias en las que no se evalúan catecolaminas, se puede permanecer sentado sin haber tenido que descansar antes de la obtención de la muestra.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?
Los niveles de catecolaminas en plasma y en orina pueden alterarse por el efecto de ciertos alimentos, medicamentos y por el estrés. Es importante informar al médico acerca de cualquier medicación que se esté tomando, así como ceñirse a las instrucciones proporcionadas para garantizar una óptima calidad de la muestra.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    La determinación de catecolaminas se utiliza principalmente para ayudar a detectar o a descartar feocromocitomas en personas sintomáticas. También puede solicitarse para ayudar a monitorizar la eficacia de un tratamiento cuando el feocromocitoma ya se ha detectado y extirpado, y para monitorizar la recurrencia de la enfermedad. La prueba en plasma es más útil cuando el individuo presenta hipertensión persistente o está experimentando en ese momento un episodio de hipertensión. Esto es así porque las hormonas no permanecen en la sangre, sino que son usadas por el organismo, metabolizadas y/o excretadas. La determinación de catecolaminas urinarias mide la cantidad total de catecolaminas liberadas en 24 horas. Como los niveles de hormonas pueden fluctuar significativamente durante este período, la prueba en orina puede detectar un exceso de producción que pasa desapercibido con la prueba en sangre. Las determinaciones en plasma y en orina pueden solicitarse juntas o separadamente, y/o junto con metanefrinas en orina y/o plasma para investigar la presencia de cantidades excesivas de catecolaminas de y sus metabolitos.

    Al afectarse estas pruebas por la acción de ciertos fármacos, por alimentos y por el estrés, pueden obtenerse resultados falsamente positivos. Por esta razón no se recomienda esta prueba como prueba de cribado poblacional. El médico debe interpretar los resultados, especialmente los positivos, considerando si el individuo ha consumido determinados alimentos o se encontraba en una posible situación de estrés. Es posible que repita la prueba para confirmar los primeros resultados, asegurándose sin embargo de minimizar la presencia de interferencias.

    En algunas ocasiones esta prueba puede solicitarse en personas asintomáticas en el caso de que se les haya detectado un tumor adrenal o neuroendocrino mediante una tomografía axial computarizada (TAC) realizada con otra finalidad, o si el individuo tiene una historia familiar o personal de feocromocitomas.

  • ¿Cuándo se solicita?

    La determinación de catecolaminas se solicita cuando el médico sospecha que el individuo tiene un feocromocitoma o bien cuando quiere descartar esta posibilidad. Puede solicitarla cuando una persona tiene una hipertensión persistente o recurrente junto con otros síntomas como dolor de cabeza, sudoración, sofocaciones y taquicardia. También puede solicitarla cuando el individuo tiene una hipertensión que no responde al tratamiento, ya que la hipertensión en personas con feocromocitoma frecuentemente es resistente a la terapia convencional.

    En algunas ocasiones puede solicitarse cuando se detecta un tumor adrenal incidentalmente o si una persona tiene historia familiar de feocromocitomas. También puede emplearse como herramienta de monitorización cuando el individuo ya ha sido tratado de un feocromocitoma previo.

  • ¿Qué significa el resultado?

    Como la determinación de catecolaminas es sensible a varios factores externos, y los feocromocitomas son raros, es posible que el médico se encuentre más a menudo con resultados falsamente positivos que con verdaderos positivos. Si un individuo asintomático tiene grandes cantidades de catecolaminas en sangre y/u orina, deben realizarse más estudios. Las enfermedades graves y el estrés pueden ocasionar aumentos transitorios moderados o importantes de los niveles de catecolaminas. El médico debe evaluar al individuo en su conjunto - su condición física, estado emocional, medicaciones y dieta. En el caso de que se hayan encontrado sustancias y/o condiciones que interfieran y posteriormente se hayan resuelto, el médico generalmente repetirá la prueba para establecer si las catecolaminas todavía siguen elevadas. El médico también puede solicitar metanefrinasen sangre y/u orina para confirmar sus hallazgos y pruebas de imagen, como una resonancia magnética nuclear (RMN), para localizarr el tumor (a veces más de uno).

    Si se encuentran niveles elevados de catecolaminas en una persona que ha tenido un feocromocitoma previo, es probable que el tratamiento no haya sido totalmente efectivo o que se haya producido una recurrencia del tumor.

    Si las concentraciones de catecolaminas son normales en sangre y en orina, entonces es improbable que el individuo tenga un feocromocitoma. No obstante, los feocromocitomas no producen necesariamente catecolaminas a una velocidad constante. Si el individuo no ha tenido un episodio reciente de hipertensión, sus concentraciones de catecolaminas en plasma y en orina pueden ser normales o cercanas a la normalidad, incluso cuando existe un feocromocitoma.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    Las catecolaminas en plasma y orina ayudan a detectar y diagnosticar un feocromocitoma, pero no indican donde está el tumor, ni si hay más de uno, o si el tumor es benigno o no (aunque la mayoría es de tipo benigno). La cantidad de catecolaminas producida no se corresponde necesariamente con el tamaño del tumor. Esta es una característica física del tejido tumoral. Sin embargo la cantidad total de catecolaminas producida tiende a aumentar a medida que el tumor aumenta de tamaño.

    Son bastantes los medicamentos que pueden interferir con la prueba de las catecolaminas. Es muy importante hablar con el médico antes de discontinuar o abandonar cualquier medicación prescrita. El médico intentará identificar las sustancias interferentes y los tratamientos con fármacos para establecer cuales pueden interrumpirse con seguridad y cuales deben seguirse tomando. Algunas sustancias que pueden interferir en la determinación de catecolaminas incluyen: acetaminofeno, aminofilina, anfetaminas, supresores del apetito, café, té y otras formas de cafeína, hidrato de cloral, clonidina, dexametasona, diuréticos, adrenalina, etanol (alcohol), insulina, imipramina, litio, metildopa, inhibidores de la MAO (monoaminooxidasa), nicotina, nitroglicerina, gotas nasales, propafenona, reserpina, salicilatos, teofilina, tetraciclinas, antidepresivos tricíclicos y vasodilatadores. Los efectos de estos fármacos sobre las catecolaminas pueden variar entre personas y a menudo no son predecibles.

    A pesar de que cerca del 90% de los feocromocitomas se localiza en la glándula adrenal, la mayoría del 10% restante se localiza en la cavidad abdominal. La Organización Mundial de la Salud (OMS) emplea la terminología "paragangliomas extra-adrenales" para referirse a los tumores productores de catecolaminas localizados en zonas distintas de las glándulas adrenales.

  • ¿Hay alguna forma de prevenir la formación de un feocromocitoma?

    No, puede ser detectado y extirpado, pero no prevenido. En la mayoría de casos el tumor es benigno y una vez extirpado no suele recurrir.

  • ¿Es realmente necesario recoger orina de 24 horas?

    Sí, para obtener resultados exactos es necesario recoger toda la orina. Como las catecolaminas se liberan a tiempos variables, podría ser que la muestra descartada fuera justamente la que tuviera mayor cantidad de hormonas.

  • ¿El estado mental de una persona puede repercutir sobre los resultados de la prueba?

    Sí. Como las catecolaminas se liberan desde la glándula adrenal en respuesta al estrés, situaciones como la ansiedad o el miedo pueden hacer aumentar la concentración de catecolaminas.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Dugdale, D. Feocromocitoma. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000340.htm

Vorvick, L. Catecolaminas en sangre. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003561.htm

Dugdale, D. Catecolaminas en orina. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003613.htm

Mayo Clinic staff (2011 April 5). Pheochromocytoma. Mayo Clinic. http://www.mayoclinic.com/print/pheochromocytoma/DS00569/DSECTION=all&METHOD=print

Frank, E. et. al. Pheochromocytoma. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/Pheochromocytoma.html?client_ID=LTD

Blake, M. and Sweeney, A. Pheochromocytoma. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/124059-overview

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2011). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 1023-1026.

Thomas, Clayton L., Editor (1997). Taber's Cyclopedic Medical Dictionary. F.A. Davis Company, Philadelphia, PA [18th Edition].

Levy, A. Neuroblastoma. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001408.htm

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?