Virus del Nilo Occidental

9/1/2020

También conocido como: VNO, WNV

Nombre sistemático: virus del Nilo Occidental

Aspectos generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para determinar la causa de una meningitis vírica o de una encefalitis vírica que ocurre durante el verano; para detectar la presencia del virus del Nilo Occidental (VNO) y para realizar un seguimiento de su propagación dentro de la comunidad y por todo el país; para realizar un cribado del VNO en las unidades de sangre o de tejido u órganos de donantes.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando una persona presenta síntomas y/o signos que sugieren una infección por VNO como dolores de cabeza, fiebre, rigidez de nuca y debilidad muscular, y cuando se sospecha de una posible encefalitis y/o meningitis.

¿Qué muestra se requiere?

Una muestra de líquido cefalorraquídeo obtenida por punción lumbar y/o una muestra de sangre venosa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

La infección por el virus del Nilo Occidental (VNO) se transmite a los humanos principalmente a través de mosquitos que a su vez han contraído la infección por haber picado a un pájaro infectado. Las pruebas para detectar VNO detectan directamente el virus o anticuerpos producidos en respuesta a la infección ya sea en sangre y/o en líquido cefalorraquídeo (LCR).  

El VNO es un virus de la familia de los Flavivirus, que incluye también el virus del Zica, el de la fiebre amarilla y el Dengue. En España ha habido varios casos y el primero fue registrado en 2004; desde el 2007 se puso en marcha el Plan de vigilancia frente a la Fiebre del Nilo Occidental que ha servido para detectar focos de infección en mosquitos, aves y caballos y que puedan ser erradicados. Las zonas con más riesgo de contagio son el sur de España (Parque Nacional de Doñana humedales de Cataluña, humedales de la cuenta mediterránea (Valencia, Murcia y Baleares) y el Delta del Ebro.  

Además de las aves, el virus puede ser transmitido a través de otros animales infectados (especialmente caballos) por contacto con la sangre o tejidos. El VNO no se transmite por ingesta de aves infectadas o directamente persona -  persona. Sin embargo se han reportado algunos casos de contagio en personal de laboratorio o también a través de la donación de sangre u órganos, en el embarazo o durante la lactancia.

Aproximadamente un 80% de las personas infectadas por el VNO no presenta síntomas. Generalmente, en el 20% restante el cuadro es muy parecido al de la gripe, con dolor de cabeza, fiebre, náuseas, debilidad muscular y/o erupciones cutáneas en la espalda o el tórax. Estos síntomas suelen resolverse sin tratamiento después de unos pocos días o semanas.

Sólo en 1 de cada 150 individuos infectados por la enfermedad se da un cuadro verdaderamente grave, con una infección que afecta al sistema nervioso central. Estos pacientes presentan frecuentemente síntomas severos como confusión, convulsiones, fiebre alta, rigidez de nuca, dolor de cabeza o coma. Pueden tener encefalitis y/o meningitis e incluso pueden presentar parálisis muscular. Esta forma más grave de infección por VNO es mucho más frecuente en gente de edad avanzada y en los individuos inmunodeprimidos y en personas que presenten otras enfermedades como diabetes u hipertensión. A pesar de que la mayor parte de los síntomas se resuelven en el plazo de unas semanas, es posible que persistan ciertas lesiones en algunos nervios, pudiendo incluso la parálisis adquirir un carácter permanente.

Las dos pruebas que se realizan para detectar el VNO son:

  • Detección de anticuerpos: detectando tanto anticuerpos tipo IgM como IgG contra el virus.
  • Detección de material genético (ARN): por amplificación de los ácidos nucleicos.  

Preguntas comunes

¿Cómo se utiliza?

La prueba del virus del Nilo Occidental (VNO) se utiliza para determinar si un individuo con signos y síntomas y con historia de una exposición reciente, presenta una infección aguda por el VNO. La determinación en individuos sintomáticos y gravemente enfermos permite diferenciar la infección por VNO de otras enfermedades que causan síntomas similares, como la meningitis bacteriana, y proporciona información de cara al tratamiento.

Puesto que la mayoría de los individuos infectados por el VNO no presenta síntomas ni problemas de salud asociados, la detección de anticuerpos no se utiliza como prueba de cribado general en la población asintomática.

La prueba del VNO también se utiliza para el cribado del virus en las donaciones de sangre, para la detección del VNO en donantes vivos de órganos y de tejidos, y para el seguimiento de la propagación del virus en una comunidad y por todo un país. La detección del VNO en la comunidad puede poner en alerta a los profesionales de la sanidad y promover así medidas de prevención.

La detección del VNO implica la medida de anticuerpos frente al VNO o la detección del ácido nucleico (material genético) del VNO.

Detección de anticuerpos

La detección de anticuerpos constituye la prueba de primera línea para diagnosticar una infección reciente o actual. Existen dos tipos de anticuerpos producidos en respuesta a la infección por VNO: IgM e IgG. Los anticuerpos IgM son los primeros que sintetiza el organismo en respuesta a la infección por el VNO. En la mayoría de personas aparecen durante los primeros 8 días después de la exposición. El título de anticuerpos continúa aumentando durante un corto período de tiempo y a continuación disminuye. Finalmente, después de unos meses, la concentración de IgM disminuye por debajo del nivel detectable.

La determinación de anticuerpos IgM contra el VNO en sangre o en líquido cefalorraquídeo es la prueba que se realiza inicialmente en individuos sintomáticos. Es importante conocer que estas pruebas pueden dar resultados positivos tanto al VNO como a otros flavivirus relacionados (virus de la misma familia, como el virus de la encefalitis de St. Louis y el virus de la encefalitis japonesa). Por ello, antes de realizar cualquier diagnóstico definitivo e informar a los Centers for Disease Control and Prevention de un nuevo caso, los resultados positivos de IgM contra el VNO deben confirmarse por otro método.

La detección de anticuerpos IgG contra el VNO puede utilizarse, junto con la detección de anticuerpos IgM, como ayuda para la confirmación de la presencia de una infección del VNO reciente o previa. Los anticuerpos de tipo IgG pueden solicitarse una única vez junto con los de tipo IgM o bien, inicialmente y nuevamente entre 2 y 4 semanas más tarde para determinar si el título (nivel) de anticuerpos aumenta o disminuye.

La prueba de detección de anticuerpos IgM y IgG contra el VNO puede realizarse a un donante de órganos o de sangre para determinar si puede ser la fuente de contagio del receptor, cuando después de unos meses el receptor enferma y presenta resultados positivos para el VNO. De manera similar, si un recién nacido alimentado por lactancia materna adquiere el VNO, se realizará la prueba a la madre para determinar si la infección se ha transmitido a través de la leche materna (hecho poco frecuente pero descrito en algunos casos).

Detección de ácidos nucleicos

La detección de ácidos nucleicos implica la amplificación y medida del material genético del virus del Nilo Occidental para detectar la presencia del virus. Esta prueba permite detectar una infección incluso antes de que puedan detectarse los anticuerpos producidos contra el virus. Aunque esta prueba puede identificar específicamente la presencia del VNO, para poder detectar el virus se necesita la presencia de una mínima cantidad (número de copias) del virus en la muestra.

Debido a que los humanos son huéspedes secundarios del VNO (las aves son los huéspedes principales los niveles de virus en personas generalmente son bajos y no persisten durante mucho tiempo. La detección del ácido nucleico es muy útil como prueba de cribado del VNO en las donaciones de sangre, de órganos y/o tejidos para detectar la presencia del virus, así como para analizar muestras de aves y mosquitos con el objetivo de analizar  la presencia y la propagación del VNO en la comunidad. Es posible determinar si el VNO se ha propagado a una zona en particular detectándose en las poblaciones de aves y mosquitos antes de que se pueda identificar algún caso en personas. También puede ser útil su determinación post-mortem, en sangre o tejido, para conocer si el VNO puede haber causado la muerte del individuo o contribuido a la misma.

¿Cuándo se solicita?

La detección de anticuerpos generalmente se solicita cuando una persona presenta signos y síntomas recientes sugestivos de una infección por el virus del Nilo Occidental, especialmente si reside en áreas geográficas en las que el VNO es endémico. Es más fácil sospechar de una infección por VNO si los síntomas y signos se desarrollan durante la época del año propia de la temporada durante la cual la infección es más frecuente.

Entre los signos y síntomas se incluyen:

  • Dolor de cabeza.
  • Fiebre, escalofríos.
  • Náuseas, vómitos.
  • Debilidad muscular.
  • Erupción cutánea en la espalda o tórax.

Posteriormente, de dos a cuatro semanas después de una prueba positiva al VNO, puede solicitarse la detección de IgM e IgG para evaluar nuevamente los niveles de anticuerpos. Si la prueba inicial de IgM es negativa, pero persisten los síntomas y se han descartado otras posibles enfermedades, puede solicitarse nuevamente algunos días más tarde otra prueba de IgM para comprobar si en esta ocasión se detectan anticuerpos IgM contra el VNO.

Aunque generalmente esta prueba no se realiza en individuos asintomáticos, puede solicitarse la determinación de anticuerpos IgM e IgG en donantes (normalmente asintomáticos) de sangre o de órganos cuando se detecta la infección en el receptor, con la finalidad de averiguar si el donante ha sido la fuente de la infección.

Actualmente la prueba de detección de ácidos nucleicos del VNO se realiza de manera rutinaria como prueba de cribado en las donaciones de sangre, así como en donantes de órganos y tejidos.

¿Qué significa el resultado?

Detección de anticuerpos

Si los anticuerpos IgM contra el VNO son positivos en sangre o líquido cefalorraquídeo (LCR y se confirma el resultado con otro método, es muy probable que el individuo presente una infección por el VNO, o que haya tenido una en un pasado reciente. Si se encuentran anticuerpos IgM en el LCR, es sugestivo de que la infección afecta al sistema nervioso central.

Si en la muestra inicial, además de las IgM también son positivos los anticuerpos de tipo IgG, es probable que el individuo haya adquirido la infección por el VNO como mínimo 3 semanas antes de la prueba. Si los anticuerpos IgG son positivos y los niveles de IgM son bajos o indetectables, lo más probable es que el individuo ya hubiera estado expuesto al VNO previamente, pero que en la actualidad no esté infectado. Por otra parte, si el título de anticuerpos IgG continúa aumentando en las muestras sucesivas, estos cambios indicarían una infección reciente. Contrariamente, si los niveles de anticuerpos IgG no se modifican o disminuyen, debería pensarse en una infección antigua y no en una reciente.

La presencia de anticuerpos contra el VNO puede indicar una infección, sin embargo no pueden utilizarse para predecir la gravedad de los síntomas ni el pronóstico de la enfermedad.

Debido a la posibilidad de falsos positivos por reacciones cruzadas con otros anticuerpos producidos por otros virus o por reacciones no específicas, todos los positivos de VNO deberán de ser confirmados. La técnica confirmatoria es la prueba de neutralización de anticuerpos y solo se realiza en centros especializados.

Detección de ácidos nucleicos

Si la detección de ácidos nucleicos para el VNO es positiva, es probable que el virus esté presente en la muestra analizada (sangre; sangre de una donación; sangre de un donante vivo; líquido cefalorraquídeo; muestra de tejido humano, de ave u otro animal; o muestra de mosquitos) y en la región geográfica donde se ha recogido la muestra.

La detección de ácidos nucleicos para el VNO puede ser negativa si no existen virus en la muestra analizada o si están presentes pero en un número muy bajo (indetectable). Una prueba negativa no confirma definitivamente la ausencia del VNO. La prueba de detección de ácidos nucleicos detecta el virus siempre y cuando éste se esté replicando en el individuo.

¿Hay algo más que debería saber?

En algunas zonas cálidas el VNO está presente durante todo el año, pero en la mayoría de las regiones es estacional: los casos suceden durante la estación del año más favorable para el mosquito. La cantidad de VNO existente depende en parte del número de aves infectadas y de la población de mosquitos. La prevención se basa en controlar la exposición de las personas y en el control de la población de mosquitos.

La detección de ácidos nucleicos y los cultivos de virus se utilizan en investigación para identificar la cepa del virus responsable de la infección y estudiar sus características. Se han aislado diferentes cepas del VNO, asociándose a distintas epidemias a nivel mundial.

¿Existe una vacuna para el virus del Nilo Occidental?

Para humanos todavía no, pero se prevé que en los próximos años se dispondrá de una o más vacunas. Se ha desarrollado una vacuna mezclando el virus del Nilo Occidental con una vacuna para la fiebre amarilla, modificando las proteínas de recubrimiento de la vacuna existente. Esta nueva vacuna ha sido probada con éxito en relación a su seguridad y eficacia en animales, y ahora se está empezando a probar en personas.

También se ha desarrollado y sometido a algunas pruebas iniciales otra vacuna potencialmente útil para el virus del Nilo Occidental, que utiliza una proteína inactiva (en lugar del virus vivo). Esta vacuna tendría la ventaja de poderse administrar a cualquier persona, incluso en niños, embarazadas o individuos inmunodeprimidos.

¿Se puede hacer algo para protegerse del virus del Nilo Occidental?

S protegerse de las picaduras de mosquito. Entre las medidas de prevención se incluyen usar repelentes de insectos, vestir ropa con manga larga y pantalones con pernera si se está en el exterior, permanecer en el interior durante el amanecer y el atardecer que es cuando los mosquitos son más activos, y evitar encharcamientos de agua ya que atraen a los mosquitos. A nivel de la comunidad se toman medidas controlando los riesgos estacionales y los desplazamientos de los mosquitos, así como posibles fumigaciones.

¿Es seguro donar y recibir sangre?

Sí. No existe ningún riesgo para el donante, y la detección de ácidos nucleicos del VNO se ha añadido a las pruebas realizadas en las donaciones de sangre como medida para garantizar la máxima seguridad a los receptores en aquellas zonas donde el VNO haya infectado a humanos. Como medida adicional para reducir la presencia de VNO en las donaciones de sangre, en los centros correspondientes se ha empezado a preguntar a los donantes potenciales y durante el período del VNO, si han tenido recientemente fiebre o dolor de cabeza (síntomas de una infección por el VNO u otros virus) y se excluyen si cumplen los criterios.


Enlaces

Pruebas relacionadas:

Análisis del líquido cefalorraquídeo

Dengue

Estados fisiológicos y enfermedades:

Meningitis y encefalitis

En otras webs:

CDC, Division of Vector-Borne Infectious Diseases: West Nile Virus
AABB: West Nile Virus


En mantenimiento.

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image