Agentes de bioterrorismo

7/6/2022

También conocido como: guerra biológica

¿En qué consiste?

Se conocen como agentes de bioterrorismo a los organismos como bacterias, virus, hongos o toxinas que se utilizan deliberadamente para atentar contra la salud o matar a la población. Pueden ser usados por terroristas, tanto por el impacto psicológico que tienen en la población, como por el hecho de que pueden causar la muerte; además son de fácil distribución y difíciles de detectar. Los agentes de bioterrorismo se han utilizado en acciones militares o bélicas durante miles de años. Se puede realizar a través de la contaminación de los alimentos o las canalizaciones de agua con venenos, propagando así de forma deliberada las infecciones mortales. Los agentes de bioterrorismo pueden introducirse en los alimentos o el agua y dispersarse en el aire; también se han introducido en los cultivos y cosechas y en el ganado, e incluso mediante el correo postal, como ocurrió con el ántrax en el año 2001.

La mayoría de los agentes potenciales de bioterrorismo son sustancias naturales o microorganismos que normalmente causan algunas muertes cada año y/o aparecen en las noticias durante los brotes periódicos. Esto se observó con el virus del Ébola en África y el virus de la encefalitis equina del Este en los Estados Unidos. Estos agentes pueden entrar en el organismo al ser inhalados en los pulmones, ingeridos, penetrar a través de heridas en la piel o a través del contacto con las membranas mucosas de los ojos y la nariz.

Los agentes pueden ser manipulados previamente antes de ser usados como arma: se pueden concentrar, convertir en aerosoles (se facilita su dispersión), potenciar su capacidad infectiva y/o hacerlos más resistentes a los posibles tratamientos. Algunos agentes causan infecciones que se transmiten fácilmente de persona a persona y deben contenerse rápidamente, mientras que otros como el ántrax afectan típicamente a la persona que ha estado expuesta a ellos, aunque pueden causar la muerte si no se instaura un tratamiento con rapidez.

Historia de los agentes de bioterrorismo

Los agentes de bioterrorismo se consideran como armas de destrucción masiva (ADM) y se han utilizado en la guerra durante miles de años. Esto ha incluido la inmersión de flechas en toxinas y el envenenamiento intencional de alimentos y suministros de agua. Hay casos documentados en el siglo XIV cuando las víctimas que habían muerto por la peste eran catapultadas sobre los muros de los defensores sitiados para propagar la enfermedad. Estas armas se investigaron intensamente en la Segunda Guerra Mundial, en el escuadrón 731 japonés y durante la Guerra Fría. La Unión Soviética tenía un extenso programa secreto de investigación y desarrollo.

Acerca del bioterrorismo

Tipos

Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) clasifican los agentes de bioterrorismo en función del riesgo que suponen para la población.

En la tabla siguiente se exponen algunos ejemplos de agentes y toxinas.

Si desea más información acerca de los agentes de bioterrorismo, acceda a este enlace.

Pruebas relacionadas

No existe actualmente ninguna prueba fiable para utilizar como cribado en los individuos asintomáticos de las posibles exposiciones a estos agentes. Sin embargo, sí existen ensayos moleculares rápidos que permiten detectar los agentes de bioterrorismo en las personas que presenten signos y síntomas.

La mayoría de los laboratorios no están equipados para analizar los agentes de bioterrorismo. En el año 1999, los Centers for Disease Control and Prevention (CDC), junto con el Federal Bureau of Investigation y la Association of Public Health Laboratories, estableció el organismo conocido como Laboratory Response Network (LRN), que integra a los laboratorios de distintos países con fines clínicos, de salud pública, medioambientales, alimentarios, acuáticos, veterinarios, militares y agrícolas; estos laboratorios pueden dar una respuesta rápida a las amenazas de tipo bioterrorista u otras amenazas para la salud pública.

La red incluye más de diez mil laboratorios clínicos centinela que pueden realizar algunas pruebas preliminares de rutina para descartar la presencia de los agentes de bioterrorismo y derivar los presuntos agentes a uno o más de los 130 laboratorios de referencia regionales designados. Estos laboratorios regionales de referencia realizan después las pruebas de confirmación para identificar inequívocamente los resultados que les remiten los laboratorios centinela. Los laboratorios regionales también manejan muestras ambientales (es decir, polvo, tierra y agua) que las comunidades de salud pública y/o fuerzas del orden público determinen como amenazas posibles. A nivel nacional, existen laboratorios especializados que están adecuadamente equipados, dotados de personal y diseñados para cultivar estos agentes biológicos altamente infecciosos e identificar las cepas específicas de los agentes. Estos laboratorios nacionales también proporcionan reactivos estandarizados, protocolos, capacitación y un sistema de comunicaciones electrónicas seguras a los laboratorios que forman parte del LRN.

Actualmente, tanto la industria como los principales grupos de investigación a nivel mundial están trabajando intensamente para desarrollar métodos rápidos y efectivos que garanticen la protección de la población frente a agentes como el Bacillus anthracis (causante del ántrax). Además, se intenta en la medida de lo posible, aunar los esfuerzos de investigación para desarrollar y/o mejorar las vacunas, como medida protectora eficaz de la salud pública.

Los laboratorios están mejor preparados que nunca para responder rápidamente al bioterrorismo con las pruebas adecuadas para identificar las causas de las enfermedades mientras se coordinan con los departamentos de salud, las fuerzas del orden público, las fuerzas armadas y los CDC para que puedan monitorizar la contención del problema y el tratamiento rápido.

Enlaces

Estados fisiológicos y enfermedades:

Gripe

Ántrax

Noticias

Ausencia de virus gripales en España en 2021

Lo que no sabías sobre la vacuna de la gripe

La gripe aumenta las posibilidades de sufrir un infarto

En otras webs:

CDC: The Laboratory Response Network Partners in Preparedness

CDC: Select Agents and Toxins List

NIAID: Biodefense and Emerging Infectious Diseases

eMedicinehealth: Biological Warfare

Occupational Safety and Health Administration: Bioterrorism

INTERPOL: Bioterrorism

Ready.gov: Bioterrorism

CDC Information on Bioterrorism

CDC Informacion sobre emergencias por radiación

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image