Anticuerpos antimúsculo liso (SMA)

30/8/2020
Tambien conocido como:

También conocido como: SMA, ASMA, anticuerpos antiactina, F-Actina, ACTA, autoanticuerpos de músculo liso

Nombre sistemático: anticuerpos antimúsculo liso

Aspectos generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para poder diagnosticar la hepatitis autoinmune y poder distinguirla de otras causas de enfermedad hepática.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando el médico sospecha que un individuo pueda tener una hepatitis debida a una enfermedad autoinmune.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.


¿Qué es lo que se analiza?

Los anticuerpos anti-músculo liso son autoanticuerpos, proteínas producidas por el sistema inmunitario del organismo que van dirigidas contra una proteína propia, en este caso la actina. La actina se encuentra en el músculo liso y en otros tejidos, especialmente en el hígado. Esta prueba detecta y mide la cantidad (título) de anticuerpos anti-músculo liso (o anticuerpo contra la actina) en la sangre.

La producción de anticuerpos anti-músculo liso está fuertemente asociada a la hepatitis autoinmune, aunque también puede darse en otras enfermedades hepáticas como en la colangitis biliar primaria, aunque a títulos más bajos.

La hepatitis autoinmune se desarrolla cuando el sistema inmunitario de un individuo ataca a sus propias células del hígado. Se presenta como un cuadro de inflamación aguda o crónica del hígado no atribuible a ninguna otra causa (infecciones víricas, fármacos, toxinas, trastornos hereditarios o abuso de alcohol). Puede conducir a una cirrosis hepática y, en algunos casos, a una insuficiencia o fallo hepático. La hepatitis autoinmune puede afectar a cualquier individuo y a cualquier edad, si bien aproximadamente un 80% de los casos se describen en mujeres. Se considera que más de un 70% de las personas con hepatitis autoinmune tienen anticuerpos anti-músculo liso o anti-actina, ya sea de manera aislada o junto a otros tipos de anticuerpos, como por ejemplo, los anticuerpos antinucleares (ANA).

La mayoría de los anticuerpos anti-músculo liso producidos en una hepatitis autoinmune van dirigidos específicamente contra la actina o F-actina. Existen pruebas para detectar los autoanticuerpos específicos anti-actina, aunque no están disponibles en todos los laboratorios. Determinando los autoanticuerpos específicos anti-actina se detectan más casos de hepatitis autoinmune que empleando los anticuerpos anti-músculo liso, aunque se ha descrito que se obtiene mayor cantidad de resultados que sean falsos positivos.

Preguntas comunes

¿Cómo se utiliza?

Los anticuerpos anti-músculo liso suelen solicitarse junto a los anticuerpos antinucleares (ANA) y a los anticuerpos de tipo 1 microsomales de hígado y riñón (LKM1) cuando se sospecha una hepatitis autoinmune, y se debe diferenciar entre los dos principales tipos de hepatitis autoinmune, tipo 1 y tipo 2. 

¿Cuándo se solicita?

Los anticuerpos anti-músculo liso (o los anti-actina), los ANA y raramente los LKM1 se solicitan cuando el médico sospecha que el paciente pueda tener una hepatitis autoinmune, y el paciente tiene signos o síntomas como fatiga e ictericia junto con alteraciones de las pruebas hepáticas como aspartato aminotransferasa o bilirrubina.

Es habitual solicitar la determinación de estos anticuerpos junto a otras pruebas cuando se necesita detectar o descartar otras posibles causas de enfermedad hepática; entre estas causas se incluyen infecciones víricas, fármacos, alcohol, toxinas, trastornos genéticos y metabólicos o enfermedades autoinmunes.

¿Qué significa el resultado?

Aumentos importantes en la sangre del título de los anticuerpos anti-músculo liso, anti-actina o ANA suelen asociarse a hepatitis autoinmune tipo 1. Pueden observarse incrementos menos acusados de estos anticuerpos hasta en un 50% de personas con colangitis biliar primaria. Los anticuerpos anti-músculo liso también pueden ser positivos en otros trastornos como la mononucleosis infecciosa, hepatitis C y algunos tipos de cáncer.

Si los anticuerpos anti-músculo liso o anti-actina son negativos pero el título de los anticuerpos LKM1 se encuentra aumentado, puede indicar la presencia de hepatitis autoinmune tipo 2. Este tipo es poco frecuente en Europa y Estados Unidos, afectando a los pacientes más jóvenes.

Si todos estos anticuerpos son negativos, los signos o síntomas y el daño hepático pueden ser debidos a otras causas distintas de la hepatitis autoinmune. 

¿Hay algo más que debería saber?

El título de los anticuerpos anti-músculo liso puede ser más bajo en niños y en personas inmunodeprimidas. Pueden ir variando a lo largo de la enfermedad y es posible que no presenten relación alguna con la severidad de los síntomas ni con el pronóstico del individuo.

La presencia de los anticuerpos anti-músculo liso, F-actina y ANA es altamente sugestiva, aunque no diagnóstica, de hepatitis autoinmune. Si se detectan concentraciones significativas de estos tipos de anticuerpos y el médico sospecha una hepatitis autoinmune, deberá realizarse una biopsia hepática para evaluar la presencia de los signos característicos del daño y las cicatrices en el tejido del hígado.

¿Pueden desaparecer los anticuerpos anti-músculo liso con el tiempo?

Si obedece a una causa transitoria, como podría ser una mononucleosis infecciosa, los anticuerpos disminuirán hasta hacerse indetectables, una vez que el proceso infeccioso se haya resuelto. Si los anticuerpos son debidos a una hepatitis autoinmune, entonces persistirán durante toda la vida, aunque es posible que vayan variando a lo largo del tiempo.

¿Se puede tener hepatitis por varias causas a la vez?

Sí. Por ejemplo, es posible que una hepatitis autoinmune coexista con una hepatitis vírica como la hepatitis B o la hepatitis C, o que se agrave por una lesión hepática causada por un consumo abusivo de alcohol. Como el tratamiento de la hepatitis depende de la causa que la origina, es muy importante que el médico determine todas las posibles causas de la hepatitis.

¿Con qué rapidez progresa una hepatitis autoinmune?

La evolución y la severidad de una hepatitis autoinmune resultan difíciles de predecir. Puede ser aguda o crónica. Algunas personas son asintomáticas o presentan pocos síntomas durante muchos años y se diagnostican por una alteración de las pruebas de función hepática rutinarias. 

Enlaces

Pruebas relacionadas:

Anticuerpos antinucleares (ANA)

Anticuerpos antimitocondriales (AMA)

Aspartato aminotransferasa (AST) 

Anticuerpos de tipo 1 microsomales de hígado y riñón (Anti-LKM-1)

Autoanticuerpos

Bilirrubina

Estados fisiológicos y enfermedades:

Enfermedades autoinmunes

Enfermedad hepática

Hepatitis 

En otras webs

Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (FNETH)

Asociación Catalana de Pacientes Hepáticos (ASSCAT)

American Liver Foundation

National Digestive Diseases Clearinghouse: Hepatitis autoinmunitaria

Mayo Clinic: Hepatitis autoinmune

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo editorial con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Morillas RM y Planas R. Hepatitis autoinmune. Disponible online en https://www.aegastro.es/sites/default/files/archivos/ayudas-practicas/51_Hepatitis_autoinmune.pdf

Aizawa Y and Hokari A. Autoimmune hepatitis: current challenges and future prospects. Clin Exp Gastroenterol. 2017; 10: 9–18. Disponible online en  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5261603/

Wolf D and Raghuraman U. Autoimmune Hepatitis. Medscape Drugs and Disease. Disponible online en  http://emedicine.medscape.com/article/172356-overview

Smooth Muscle Antibodies, Serum. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories. Disponible online en  http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Clinical+and+Interpretive/6284 

Sloan J, et al. Anti-Smooth-Muscle Antibody. Medscape Drugs and Diseases. Disponible online en  http://emedicine.medscape.com/article/2086774-overview

Starkebaum G. Anti-smooth muscle antibody. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en  https://medlineplus.gov/ency/article/003531.htm

Slev P and Tebo A. Autoimmune Hepatitis - Hepatitis, Autoimmune. ARUP Consult. Disponible online en  https://arupconsult.com/content/autoimmune-hepatitis

Stone C. Autoimmune liver disease panel. MedlinePlus Medical Encyclopedia Disponible online en  http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003328.htm

Czaja A and Freese D, et al. Diagnosis and treatment of autoimmune hepatitis. National Guideline Clearinghouse. Disponible online en  http://www.guideline.gov

Autoimmune Hepatitis. NDDIK. Disponible online en  https://www.niddk.nih.gov/health-information/liver-disease/autoimmune-hepatitis.

Longstreth G. Autoimmune hepatitis. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en  http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000245.htm

Tebo A. Primary Biliary Cirrhosis – PBC. ARUP Consult. Disponible online en  http://www.arupconsult.com/Topics/PBC.html?client_ID=LTD#tabs=0.


En mantenimiento.

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image