Perfil de patógenos respiratorios

24/2/2022
Tambien conocido como:

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para determinar si un paciente tiene una infección respiratoria debida a una serie de bacterias o virus, como herramienta para la toma de decisiones en el tratamiento de una infección respiratoria.

¿Cuándo hacer el análisis?

Esta prueba no se realiza a todas las personas con síntomas de infección respiratoria (como fiebre, dolor muscular, dolor de garganta o tos). Este panel se realiza principalmente cuando el paciente está grave, hospitalizado o con riesgo de sufrir una infección grave, complicaciones o varias infecciones a la vez (coinfección).

¿Qué muestra se requiere?

La muestra se suele recoger mediante un frotis nasofaríngeo. Se obtiene haciendo que el paciente levante la cabeza para introducir una torunda suavemente a través de las fosas nasales hasta que se encuentra resistencia (unos 5 cm). Se mantiene en esta posición durante unos segundos, luego se gira varias veces y se extrae. No es doloroso, pero puede ser incómodo y causar cosquillas, lagrimeo o tos. Como alternativa, se puede realizar un lavado o aspirado nasal, en el que se introduce suero salino estéril mediante una jeringa en las fosas nasales, para luego aspirar (aspirado) o recoger en un recipiente (lavado) el líquido.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

Esta prueba permite detectar una serie de bacterias y virus causantes de las infecciones del tracto respiratorio. Estos microorganismos que causan las enfermedades se denominan patógenos. El panel de los patógenos respiratorios detecta la presencia de los múltiples microorganismos causantes de enfermedad respiratoria en una única muestra.

Aunque las infecciones respiratorias pueden ser causadas por una gran variedad de virus y bacterias, la lista de microorganismos más frecuentes es relativamente corta. El médico puede reducir las opciones basándose en la estación del año, los signos y síntomas del paciente, su historia clínica y los viajes que haya realizado recientemente, pero no podrá diagnosticar con seguridad el microorganismo concreto sin realizar un análisis.

El panel de los patógenos respiratorios es una prueba molecular que detecta el material genético (ADN o ARN) de algunos de los patógenos más frecuentes. Puede detectar las coinfecciones (infecciones causadas por más de un microorganismo al mismo tiempo) e identificar los microorganismos que se hayan podido pasar por alto con los métodos tradicionales como el cultivo. Algunos paneles también pueden identificar los subtipos (cepas) de los microorganismos. Los resultados de un panel de patógenos respiratorios pueden estar disponibles en unas horas, en comparación con el tiempo de espera de varios días que precisan los métodos tradicionales.

El número y tipo de los microorganismos que se analizan depende del panel concreto que se utilice. Algunos están limitados a unos pocos virus que son los causantes de la gran mayoría de las infecciones respiratorias, mientras que otros son más complejos y pueden detectar una variedad más amplia de virus y bacterias en una misma muestra.

A continuación se enumeran una serie de microorganismos que pueden estar incluidos en el panel:

Virus:

Bacterias:

Infecciones respiratorias

Las infecciones respiratorias son muy frecuentes y pueden llegar a ser muy contagiosas, pues se transmiten de una persona a otra a través de la tos, los estornudos y el contacto con las superficies contaminadas. Una persona puede ser contagiosa desde antes de que aparezcan los síntomas hasta varios días después de su desaparición.

Algunos ejemplos de infecciones respiratorias frecuentes son:

  • Resfriado común: infecciones virales que causan estornudos, tos, irritación de garganta, mocos o taponamiento nasal.
  • Bronquitis: infecciones que causan inflamación de las vías aéreas que llegan a los pulmones (bronquios), con síntomas como tos o sensación de falta de aire.
  • Crup: infección de la tráquea y los bronquios que causa una tos con un sonido similar al de las focas o al ladrido de un perro.
  • Neumonía: infección del tracto respiratorio inferior que causa tos, fiebre, escalofríos, dolor muscular y sensación de falta de aire.

Las infecciones respiratorias producidas por los virus de la gripe y por el virus respiratorio sincitial son predominantemente estacionales en Europa y EEUU, apareciendo entre otoño y primavera. Durante la temporada circulan muchas cepas diferentes de gripe y otros virus que ocasionan síntomas pseudogripales (similares a la gripe), por lo que es difícil diagnosticar el virus causante de la infección solamente por los síntomas y la historia clínica del paciente. Otros virus y bacterias pueden causar una infección respiratoria en cualquier época del año.

Las infecciones respiratorias pueden dar lugar a un amplio espectro de síntomas, desde los más leves a casos muy graves, pudiendo ser incluso mortales. Las personas de cualquier edad pueden verse afectadas, aunque los casos más frecuentes y graves se dan en los primeros años de vida, en las personas con un sistema inmunitario debilitado (inmunosupresión), y especialmente en las personas mayores. Las personas que se encuentran en contacto estrecho en los espacios cerrados como hospitales, residencias, colegios y cuarteles también tienen más riesgo de infección.

La cantidad de personas que sufren una infección respiratoria varía cada año. Por ejemplo, a partir de la información obtenida de todos los sistemas integrados en el Sistema de Vigilancia de Gripe en España, Sistema centinela de vigilancia en atención primaria y Sistemas de vigilancia de casos hospitalizados con gripe, se ha estimado que en la temporada gripal 2017-18 se han producido en España unos 700.000 casos leves y alrededor de 52.000 casos hospitalizados de los cuales 14.000 tuvieron complicaciones graves y 3.000 requirieron ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Además, mediante los modelos poblacionales de mortalidad, se estima en cerca de 15.000 el número de defunciones relacionadas con la gripe en España.

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

Los paneles de los patógenos respiratorios se pueden utilizar para detectar el microorganismo causante de la infección respiratoria de un paciente y permite realizar un tratamiento más dirigido. Se utilizan principalmente cuando el paciente está grave, hospitalizado o en riesgo de sufrir una infección grave, complicaciones o varias infecciones a la vez (coinfección).

Muchos pacientes con infección respiratoria no se someten a esta prueba debido a diferentes causas:

  • La mayoría de las infecciones respiratorias en los pacientes sin otros problemas de salud se suelen resolver sin necesidad de tratamiento específico, utilizando solamente medidas de soporte (descanso e hidratación abundante).
  • Cuando la sospecha de gripe es muy alta (es temporada de gripe y hay una amplia transmisión comunitaria), es posible realizar el diagnóstico de alta sospecha y utilizar el tratamiento específico para la gripe.

En los pacientes con enfermedad grave o riesgo alto de complicaciones, los paneles de patógenos respiratorios pueden determinar si la infección se debe a bacterias o virus, de modo que puedan recibir tratamiento específico.

  • Los paneles pueden diagnosticar gripe y descartar otras enfermedades. Esto permite reducir la utilización de antibióticos (que no tienen ninguna utilidad en las infecciones por virus) y utilizar terapia antiviral de forma precoz, ya que entonces es más efectiva.
  • Algunos paneles permiten diagnosticar las infecciones causadas por bacterias que pueden necesitar tratamiento antibiótico.

Los paneles de patógenos respiratorios no se utilizan para todas las infecciones respiratorias ni en todos los pacientes con síntomas. Otras pruebas incluyen:

  • Pruebas moleculares individuales para gripe, VRS u otros virus o bacterias que se realizan a la cabecera del paciente o en la consulta del médico.
  • Pruebas rápidas de antígeno para la gripe y el VRS que también se pueden realizar a la cabecera del paciente durante la temporada en la que estos virus son más frecuentes, a pesar de que la sensibilidad de estas pruebas es más baja que la de las pruebas moleculares.

Como los paneles de patógenos respiratorios son relativamente recientes, su coste es alto y actualmente las indicaciones para su realización de forma eficiente se encuentran en evaluación. Es posible que sea necesario realizar más pruebas en el caso de que no se identifique ningún microorganismo o cuando exista la sospecha de que éste no forme parte del panel utilizado.

¿Cuándo se solicita?

Un panel de virus respiratorios se puede solicitar cuando el paciente se encuentra grave o tiene riesgo de complicaciones, y además presenta signos o síntomas relacionados con la infección del tracto respiratorio superior, especialmente si se prolongan en el tiempo o no se resuelven por sí solos. Estos signos y síntomas pueden incluir:

  • Tos, estornudos.
  • Taponamiento nasal o moqueo.
  • Irritación de garganta.
  • Dolor de cabeza.
  • Debilidad, cansancio.
  • Dolores musculares.
  • Fiebre, escalofríos.
  • Dificultad para respirar.
  • Disminución del apetito.
  • Diarrea, vómitos.

¿Qué significa el resultado?

Los resultados se suelen interpretar en conjunto con los signos y síntomas del paciente y su historia clínica.

Un resultado positivo significa que el microorganismo detectado probablemente sea el causante de la infección. Si hay más de un resultado positivo, puede que el paciente esté infectado por varios microorganismos a la vez (coinfección). Sin embargo, existen ciertas excepciones:

  • Los paneles detectan la presencia de material genético de los microorganismos, pero no pueden diferenciar entre los microorganismos vivos o muertos. Por ello, a veces un resultado positivo se debe a la detección de un microorganismo muerto que no es el causante de la infección.
  • En ocasiones, un resultado positivo para varios microorganismos indica que alguno de ellos se encuentra en el tracto respiratorio, pero puede que no sea el causante de los síntomas.
  • Rara vez puede aparecer un resultado falso positivo, en el que el microorganismo detectado por la prueba no está presente en el tracto respiratorio. También puede aparecer un resultado positivo cuando el causante de la infección es otro microorganismo diferente al detectado. Esto último, aunque es raro, puede suceder cuando los microorganismos son muy similares genéticamente.

Un resultado negativo significa que no se ha detectado ninguno de los microorganismos incluidos en el panel, por lo que los signos y síntomas del paciente se pueden deber a algún microorganismo que no estaba incluido o a otra patología. Hay algunas excepciones:

  • Los virus se pueden liberar de forma intermitente. Esto significa que la cantidad de virus presentes en el tracto respiratorio varía de forma importante a lo largo de la infección. Un resultado negativo puede significar que el microorganismo no está presente en la muestra o bien que no hay suficiente cantidad para que pueda ser detectado.
  • También es importante que la muestra haya sido recogida correctamente para detectar los microorganismos que puedan estar presentes. La torunda del frotis nasofaríngeo debe tocar el fondo de la nariz y de la garganta y es posible que ocasione lagrimeo si se realiza correctamente.
  • Rara vez, puede existir una infección causada por alguno de los microorganismos del panel pero el resultado es negativo porque la cantidad de material genético en la muestra es demasiado pequeño.

Si los resultados de la prueba son negativos, los síntomas persisten y se mantiene la sospecha de una infección respiratoria, es posible realizar otras pruebas para encontrar el diagnóstico.

Al igual que las pruebas rápidas, ¿se puede realizar el panel de patógenos respiratorios en la consulta del médico?

Generalmente no. Necesita de equipos y personal especializados. Puede realizarse en los laboratorios comarcales o es posible que sea necesario el envío de la muestra a un laboratorio de referencia. Las pruebas moleculares aisladas, como en el caso de la gripe y el VRS, cada vez son más frecuentes en las consultas.

¿Cuáles son las pruebas tradicionales para el diagnóstico de enfermedades respiratorias?

Las pruebas tradicionales incluyen cultivos de virus y bacterias o pruebas que detectan un solo microorganismo cada vez (muchas veces se necesitan varias muestras) mediante pruebas rápidas o pruebas de antígeno. Estas pruebas son muy útiles, pero es difícil cultivar algunas bacterias, y los cultivos virales no están disponibles de rutina en la mayoría de laboratorios. Además, muchas de estas pruebas tardan 2-3 días o más para obtener los resultados. Las pruebas rápidas y de antígeno tardan menos, pero tienen menor capacidad de detectar el microorganismo que los métodos moleculares. Muchos laboratorios utilizan como primera herramienta diagnóstica las pruebas moleculares que detectan el material genético de los microorganismos.

Ver más Preguntas Comunes

Enlaces

Pruebas relacionadas:

Estados fisiológicos y enfermedades:

Noticias:

En otras webs:

Bibliografía

White Paper: Clinical Utility of Multiplex Tests for Respiratory and GI Pathogens. American Society for Microbiology. Disponible online en https://www.asm.org/Articles/Policy/MULTIPLEX-WHITE-PAPER-CLINICAL-UTILITY-OF-MULTIPLE.

Das, S. et. al. Laboratory Diagnosis of Respiratory Tract Infections in Children – the State of the Art. Front Microbiol. 2018; 9: 2478. Disponible online en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6200861/.

Gamache, J. et. al. Bacterial Pneumonia. Medscape. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/300157-overview.

Mosenifar, Z. et. al. Viral Pneumonia. Medscape Pulmonology. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/300455-overview.

Bocka, J. et. al. Pertussis. Medscape Pediatrics General Medicine. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/967268-overview.

Krilov, L. Respiratory Syncytial Virus Infection. Medscape Pediatrics General Medicine. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/971488-overview.

Parija, S. and Marrie, T. Parainfluenza Virus. Medscape Infectious Diseases. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/224708-overview.

Brook, I. et. al. Pediatric Influenza. Medscape Pediatrics General Medicine. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/972269-overview.

Hguyen, H. et. al. Influenza. Medscape Infectious Diseases. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/219557-overview.

Gompf, S. et. al. Adenovirus. Medscape Infectious Diseases. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/211738-overview.

Buensalido, J. and Valencia, J. Rhinovirus (RV) Infection (Common Cold). Medscape Infectious Diseases. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/227820-overview.

Baluch, A. Human Metapneumovirus. Medscape Infectious Diseases. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/237691-overview.

Babady, N. et. al. Multicenter Evaluation of the ePlex Respiratory Pathogen Panel for the Detection of Viral and Bacterial Respiratory Tract Pathogens in Nasopharyngeal Swabs. J Clin Microbiol. 2018 Feb; 56(2): e01658-17. Disponible online en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5786739/.

Brendish, N. et. al. Molecular point-of-care testing for respiratory viruses versus routine clinical care in adults with acute respiratory illness presenting to secondary care: a pragmatic randomised controlled trial protocol (ResPOC). BMC Infect Dis. 2017; 17: 128. Disponible online en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5294894/.

Li, J. et. al. Rapid detection of respiratory organisms with the FilmArray respiratory panel in a large children’s hospital in China. BMC Infect Dis. 2018; 18: 510. Disponible online en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6180626/.

Alp, A. Advancement in POCT Molecular Testing: The Multiplex PCR POCT Devices for Infectious Diseases. EJIFCC. 2018 Nov; 29(3): 205–209. Disponible online en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6247132/.

Van Rijn, A. et. al. Clinical implications of rapid ePlex® Respiratory Pathogen Panel testing compared to laboratory-developed real-time PCR. Eur J Clin Microbiol Infect Dis. 2018; 37(3): 571–577. Disponible online en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5816761/.

Estimated Influenza Illnesses, Medical visits, Hospitalizations, and Deaths in the United States — 2017–2018 influenza season. Centers for Disease Control and Prevention. Disponible online en https://www.cdc.gov/flu/about/burden/2017-2018.htm.

Azadeh, N. Comparison of Respiratory Pathogen Detection in Upper versus Lower Respiratory Tract Samples Using the BioFire FilmArray Respiratory Panel in the Immunocompromised Host. Can Respir J. 2018; 2018: 2685723. Disponible online en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5907482/.

Hand, J. et. al. Severe Respiratory Illness Outbreak Associated With Human Coronavirus NL63 in a Long-term Care Facility. Medscape Emerging Infectious Diseases. Disponible online en https://www.medscape.com/viewarticle/903307.

Bono, M. Mycoplasmal Pneumonia. Medscape Pulmonology. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/1941994-overview.

Messacar, K. et. al. Implementation of Rapid Molecular Infectious Disease Diagnostics: the Role of Diagnostic and Antimicrobial Stewardship. J Clin Microbiol. 2017 Mar; 55(3): 715–723. Disponible online en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5328439/.

McKay, S. et. al. Increase in Acute Flaccid Myelitis — United States, 2018. CDC MMWR Weekly 67(45);1273–1275. Disponible online en https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/67/wr/mm6745e1.htm?c_cid=journal_search_promotion_2018.

Best Practices for Healthcare Professionals on the Use of Polymerase Chain Reaction (PCR) for Diagnosing Pertussis. CDC. Disponible online en https://www.cdc.gov/pertussis/clinical/diagnostic-testing/diagnosis-pcr-bestpractices.

Human Metapneumovirus (HMPV) Clinical Features. CDC National Respiratory and Enteric Virus Surveillance System (NREVSS). Disponible online en https://www.cdc.gov/surveillance/nrevss/hmpv/clinical.

Ramanan, P. et. al. Syndromic Panel-Based Testing in Clinical Microbiology. Clin Microbiol Rev. 2018 Jan; 31(1): e00024-17. Disponible online en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5740973/.

Information on Rapid Molecular Assays, RT-PCR, and other Molecular Assays for Diagnosis of Influenza Virus Infection. Centers for Disease Control and Prevention. Disponible online en https://www.cdc.gov/flu/professionals/diagnosis/molecular-assays.htm.

Respiratory Syncytial Virus Infection (RSV) Trends and Surveillance. Centers for Disease Control and Prevention. Disponible online en https://www.cdc.gov/rsv/research/us-surveillance.

Common Colds: Protect Yourself and Others. Centers for Disease Control and Prevention. Disponible online en https://www.cdc.gov/features/rhinoviruses/.

Centers for Disease Control and Prevention. When & How to Wash Your Hands. Disponible online en https://www.cdc.gov/handwashing/when-how-handwashing.

Cleveland Clinic. Childhood Respiratory Infections and Other Illnesses. Disponible online en https://my.clevelandclinic.org/health/articles/4022-childhood-respiratory-infections-and-other-illnesses.

En mantenimiento.

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image