También conocido como
TT; Tiempo de coagulación de la trombina
Nombre sistemático
Tiempo de Trombina
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 26.11.2017.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Como parte de una investigación de un episodio de sangrado o de un episodio trombótico (formación de un coágulo), especialmente para evaluar los niveles y funcionalidad del fibrinógeno; para detectar contaminación por heparina.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando se producen sangrados o formación de coágulos de manera inexplicable; ante abortos de repetición; cuando hay una prolongación del tiempo de protrombina (PT) y/o de tromboplastina parcial (TTP), especialmente si los niveles o la funcionalidad del fibrinógeno son anormales; cuando se sospecha una contaminación por heparina.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

La trombina es una enzima que se encuentra en sangre y que actúa sobre el factor de coagulación conocido como fibrinógeno para formar fibrina, ayudando a la coagulación de la sangre. El tiempo de trombina (TT) evalúa la actividad del fibrinógeno.

Cuando se produce una lesión en un vaso sanguíneo o en un tejido del organismo y aparece un sangrado, el organismo pone en marcha un proceso de formación de un coágulo en el sitio de la lesión para ayudar a detener el sangrado. En este proceso, unos fragmentos celulares conocidos como plaquetas se adhieren entre ellos y se activan en el foco de la lesión. Al mismo tiempo, se inicia la cascada de la coagulación, en la que se activan unas proteínas conocidas como factores de la coagulación, incluyendo el fibrinógeno. El fibrinógeno se convierte, por acción de la trombina, en unas hebras insolubles de fibrina que se entrecruzan entre ellas formando una red de fibrina que se adhiere también en el foco de la lesión. Así, junto con las plaquetas, finalmente se forma un coágulo estable que impide pérdidas adicionales de sangre, y permanece en su lugar hasta que la herida ha sanado.

Para que se forme un coágulo estable, las plaquetas y los factores de la coagulación tienen que funcionar normalmente y además deben existir en cantidad suficiente. Si existe una deficiencia o muy poca cantidad de uno o varios factores de la coagulación o de plaquetas, se pueden producir episodios de sangrado y/o una coagulación inapropiada de la sangre (trombosis).

El tiempo de trombina evalúa la parte del proceso hemostático en la que el fibrinógeno se convierte en hebras de fibrina. Mide el tiempo necesario para que se forme un coágulo de fibrina al añadir una cantidad estándar de trombina en el plasma. Este tiempo está afectado por el nivel y/o funcionalidad del fibrinógeno y la presencia de inhibidores (por ejemplo, heparina, productos de degradación del fibrinógeno/fibrina, inhibidor directo de la trombina). Al añadir trombina en la muestra, el tiempo de trombina no tiene en cuenta el resto de factores de la coagulación y sólo se centra en la función del fibrinógeno.

Actualmente se sabe que las pruebas de coagulación como TP o TTP se basan en lo que sucede artificialmente en el laboratorio (in vitro), y por lo tanto no reflejan exactamente lo que sucede en realidad en el organismo (in vivo). No obstante, existen diferentes pruebas útiles en la evaluación de los componentes específicos de la homeostasis.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    La prueba del tiempo de trombina (TT) se solicita como parte del estudio de un posible trastorno de la coagulación o de la formación inadecuada de coágulos (episodio trombótico), especialmente para evaluar el nivel y funcionalidad del fibrinógeno.

    Actualmente, la mayoría de laboratorios disponen de pruebas funcionales para el fibrinógeno que han sustituido en gran medida la necesidad de realizar las pruebas del tiempo de trombina para la evaluación del fibrinógeno.

    Esta prueba es muy sensible al anticoagulante heparina. Por este motivo, el TT se había utilizado en la monitorización del tratamiento con heparina no fraccionada así como para detectar la contaminación con heparina en una muestra de sangre. Aunque en ocasiones todavía se utiliza con esta finalidad, actualmente el TT ha sido prácticamente sustituido por otros análisis y procedimientos de neutralización de heparina.

  • ¿Cuándo se solicita?

    La prueba del tiempo de trombina puede solicitarse sola o junto con otras pruebas cuando una persona presenta sangrados o formación de coágulos de manera inexplicable, ante abortos de repetición o cuando hay una prolongación de los resultados en las pruebas de coagulación primarias, como el tiempo de protrombina (PT) o el tiempo de tromboplastina parcial (TTP).

    Esta prueba también puede solicitarse cuando el médico sospecha que una persona puede presentar un trastorno asociado con una disminución de los niveles o una disfuncionalidad del fibrinógeno. Sin embargo,  como se ha mencionado anteriormente, la prueba funcional para el fibrinógeno (de manera aislada o junto con una prueba de fibrinógeno antígeno) ha sustituido en gran medida al tiempo de trombina para la evaluación del fibrinógeno.

    En ocasiones, puede solicitarse el tiempo de trombina cuando se sospecha una contaminación por heparina en una muestra, o cuando una persona está en tratamiento con heparina, aunque estos usos han disminuido considerablemente.

  • ¿Qué significa el resultado?

    Generalmente, un tiempo de trombina significativamente prolongado se presenta cuando existe una contaminación por heparina, un inhibidor directo de la trombina, así como también con otras sustancias similares a la heparina e inhibidores (por ejemplo, los productos de degradación del fibrinógeno/fibrina). La contaminación puede ocurrir cuando una persona está en tratamiento con heparina y/o cuando se utiliza la heparina como anticoagulante en los catéteres intravenosos.

    Un tiempo de trombina prolongado puede indicar una disminución de la concentración de fibrinógeno (hipofibrinogenemia o afibrinogenemia) y/o una función anormal del fibrinógeno (disfibrinogenemia). Algunos trastornos como la coagulación intravascular diseminada (CID) o la fibrinólisis anormal afectan la formación de fibrina, pudiendo producir una prolongación del tiempo de trombina, al igual que otras condiciones, como enfermedades hepáticas en estado terminal o desnutrición.

    Si el resultado del tiempo de trombina es anormal, deberán realizarse otras pruebas, como una prueba funcional del fibrinógeno (actualmente disponible en la mayoría de laboratorios), una prueba de fibrinógeno antígeno, y pruebas de función hepática.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    El tiempo de trombina es sólo una de todas las pruebas que pueden solicitarse para evaluar trastornos de sangrado o trombóticos.

    Un número significativo de personas con una disminución de los niveles de fibrinógeno o un fibrinógeno disfuncional, no presenta síntomas o solo síntomas muy leves, por lo que es posible que el diagnóstico se produzca al realizar un análisis de sangre por otro motivo, o al presentar sangrados inesperados o prolongados después de un traumatismo o una intervención quirúrgica.

    El fibrinógeno es uno de los factores conocidos como reactantes de fase aguda. Las concentraciones de fibrinógeno, junto con otros reactantes de fase aguda, aumentan significativamente en situaciones que causan una inflamación o daño tisular agudo.

    En ocasiones, en personas con disfibrinogenemia hereditaria, hipofibrinogenemia o afibrinogenemia, se realiza un estudio genético molecular para identificar la mutación responsable de la alteración. Asimismo, esta prueba puede realizarse a familiares de la persona afectada.

    Se cree que algunos abortos involuntarios recurrentes pueden estar relacionados con una coagulación inapropiada en los vasos sanguíneos de la placenta.

  • ¿Se puede realizar la prueba en la consulta médica?

    A excepción de la prueba del tiempo de protrombina (TP), las pruebas de hemostasia, incluyendo el tiempo de trombina, requieren equipos y reactivos especializados, por lo que se llevan a cabo en laboratorios especializados.

  • ¿Es posible que a pesar de que no se presenten síntomas existan concentraciones bajas de fibrinógeno, o un fibrinógeno disfuncional?

    Sí. Para muchas personas, el proceso de coagulación funciona con relativa normalidad incluso cuando se reducen las concentraciones o la actividad del fibrinógeno. Es posible que no se diagnostique el trastorno a menos que se realicen pruebas previas a una cirugía e identifiquen un problema potencial o se presenten sangrados prolongados después de un traumatismo o una intervención quirúrgica.

  • ¿Existen tratamientos para concentraciones bajas de fibrinógeno o un fibrinógeno no funcional?

    En la mayoría de casos no es necesario ningún tratamiento. Sin embargo, cuando se presentan hemorragias significativas puede reemplazarse el fibrinógeno administrándose en forma de crioprecipitado o de plasma fresco congelado, durante un período corto de tiempo. En caso de presentar problemas de coagulación recurrentes es posible utilizar una terapia con anticoagulantes como el acenocumarol (Sintrom®).

  • ¿Qué es el tiempo de reptilase y cómo se utiliza?

    Si sospecha que la heparina es la causa de un tiempo de trombina (TT) prolongado, se pueden utilizar las pruebas de heparina o el tiempo de reptilase (TR) para confirmar la presencia de heparina. El tiempo de reptilase mide el tiempo necesario para que se forme un coágulo de fibrina al añadir una cantidad estándar de reptilase en el plasma. Se puede solicitar la prueba del tiempo de trombina junto con el tiempo de reptilase para investigar un tiempo de coagulación prolongado. Puesto que el TT, pero no el TR, está afectado por el anticoagulante heparina, una prolongación de TT y TR sugiere una disminución de la concentración de fibrinógeno y/o un fibrinógeno con función anormal. Si existe un TT prolongado pero el TR normal, es muy probable que la causa sea una contaminación con heparina. Actualmente, la mayoría de laboratorios disponen de pruebas funcionales para el fibrinógeno, por lo que han sustituido en gran medida la necesidad de realizar las pruebas del TT y TR para la evaluación del fibrinógeno.

  • ¿Se puede utilizar el tiempo de trombina para monitorizar el tratamiento con dabigatran?

    El dabigatran, un inhibidor directo de la trombina, es uno de los anticoagulantes orales aprobados recientemente. Aunque no es necesario realizar una monitorización rutinaria, ésta puede ser necesaria en ciertas condiciones clínicas. Se ha recomendado el uso del tiempo de trombina (TT) o de un tiempo de trombina diluido modificado para el seguimiento de la terapia con dabigatran; sin embargo, esta práctica estándar todavía no ha sido ampliamente aceptada. En su lugar, siempre que esté indicada su monitorización, debe realizarse una medida directa de los niveles de dabigatran.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Teruya, J., et al. Thrombin Time. Medscape. http://emedicine.medscape.com/article/2086278-overview#showall

Burgess, R. et. al. Dysfibrinogenemia. Medscape. http://emedicine.medscape.com/article/199723-overview

(© 1995–2014). Unit Code 9059: Thrombin Time (Bovine), Plasma. Mayo Clinic, MayoMedical Laboratories. http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Clinical+and+Interpretive/9059

Basala, V. Inherited Abnormalities of Fibrinogen. eMedicine. http://emedicine.medscape.com/article/960677-overview

Wilczynski, C. et al. Fibrinogen. Medscape. http://emedicine.medscape.com/article/2085501-overview

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2013). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 11th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 445-446.

(© 2014). Thrombic Risk Reflexive Panel. ARUP Laboratories. http://ltd.aruplab.com/Tests/Pub/0030268

(© 1995–2014). Reptilase Time, Plasma. Mayo Clinic, MayoMedical Laboratories. http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Clinical+and+Interpretive/9078

Brick, W. et. al. Dysfibrinogenemia. eMedicine. http://emedicine.medscape.com/article/199723-overview

Israels, S. Inherited Abnormalities of Fibrinogen. eMedicine. http://emedicine.medscape.com/article/960677-overview

Dugdale, D. Congenital afibrinogenemia. MedlinePlus Medical Encyclopedia http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/001313.htm

Wu, A. (© 2006). Tietz Clinical Guide to Laboratory Tests, 4th Edition: Saunders Elsevier, St. Louis, MO. Pp 1028-1029.

Clarke, W. and Dufour, D. R., Editors (© 2006). Contemporary Practice in Clinical Chemistry: AACC Press, Washington, DC. Pp 227-238.

Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 21st ed. McPherson R, Pincus M, eds. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier: 2007 Pp 729-731, 736.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?