Crioaglutininas

18/7/2020

También conocido como: aglutininas, aglutininas frías, autoanticuerpos fríos, anticuerpos reactivos al frío

Nombre sistemático: crioaglutininas

Aspectos generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para determinar la causa de una anemia hemolítica o para diagnosticar una enfermedad por crioaglutininas.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando existen signos o síntomas asociados a una anemia y/o dolor, palidez cutánea y coloración azulada (cianosis) cuando la persona se expone a temperaturas frías, típicamente en los dedos de las manos y de los pies o en la punta de las orejas; también cuando se ha establecido el diagnóstico de anemia hemolítica y se quiere conocer la causa.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

Las crioaglutininas son autoanticuerpos producidos por el sistema inmunitario que atacan por error a los glóbulos rojos (hematíes) propios.  Cuando la persona se expone al frío, los hematíes se agregan y se vuelven más susceptibles de ser destruidos por el organismo. Esta prueba detecta y mide la cantidad de crioaglutininas en sangre.

Cuando la presencia de crioaglutininas en sangre implica una destrucción importante de los hematíes, puede aparecer una anemia hemolítica, dando lugar al descenso de la concentración de hemoglobina y del recuento de hematíes. Esta forma rara de anemia hemolítica autoinmune se conoce como enfermedad por crioaglutininas y puede ser primaria o secundaria (inducida por algún otro trastorno o enfermedad).

La prueba para medir las crioaglutininas no se solicita de forma rutinaria. Tuvo una gran utilidad en el pasado, pero ha caído en desuso a medida que se han ido desarrollando técnicas más específicas para diagnosticar las causas secundarias, como por ejemplo la prueba para detectar la infección por Mycoplasma pneumoniae.

Preguntas comunes

¿Cómo se utiliza?

La prueba de las crioaglutininas se utiliza para detectar la enfermedad por crioaglutininas y para determinar la causa de una anemia hemolítica. Puede ser útil cuando en el hemograma se observa una disminución del recuento de hematíes y de la hemoglobina, especialmente si estos hallazgos aparecen con la exposición a temperaturas frías.

La enfermedad por crioaglutininas es una enfermedad autoinmune rara, en la que el sistema inmunitario produce por error autoanticuerpos dirigidos contra los propios hematíes, ocasionando una anemia hemolítica. Estos autoanticuerpos reaccionan a bajas temperaturas y por ello causan signos y síntomas relacionados con la anemia después de que la persona afectada se haya expuesto a temperaturas frías. La enfermedad puede clasificarse como primaria o secundaria (inducida por una infección o por algún otro trastorno o enfermedad).

¿Cuándo se solicita?

Esta prueba puede solicitarse cuando al exponerse a temperaturas frías, una persona reacciona presentando signos y síntomas de anemia hemolítica, sugerentes de una enfermedad por crioaglutininas. Entre los signos y síntomas se incluyen los siguientes:

  • Cansancio.
  • Debilidad.
  • Falta de energía.
  • Palidez cutánea.
  • Mareos.
  • Dolores de cabeza.
  • En algunos casos, al exponerse al frío, aparece dolor y una coloración azulada en los dedos de las manos y de los pies o en la punta de las orejas o de la nariz.

¿Qué significa el resultado?

El resultado de la evaluación de crioaglutininas se expresa como un título, por ejemplo 1:64 o 1:512. Cuanto mayor sea el denominador, significa que existirá una mayor cantidad de autoanticuerpos.

Un título positivo puede significar que el paciente es positivo para la enfermedad por crioaglutininas. La enfermedad por crioaglutininas puede ser primaria o secundaria. Esta última puede estar asociada a una variedad de situaciones o trastornos como:

Los títulos más elevados de autoanticuerpos y los autoanticuerpos que reaccionan a temperaturas menos frías se asocian a anemia hemolítica y a peor sintomatología.

El grado de hemólisis de los hematíes varía entre los individuos e incluso en una misma persona, con cada episodio de exposición al frío. Algunas situaciones, como la mononucleosis infecciosa, se asocian con mayor frecuencia a la presencia de crioaglutininas, aunque es raro que ocasionen anemia.

¿Hay algo más que debería saber?

La prueba de las crioaglutininas no suele realizarse para identificar los aumentos de crioaglutininas en la enfermedad por crioaglutininas secundaria a alguna otra causa, como a mononucleosis infecciosa o infección por Mycoplasma pneumoniae. Al no ser la prueba de las crioaglutininas específica de estas infecciones, no se solicita con finalidad diagnóstica ni de seguimiento.

¿Qué se puede hacer para eliminar del organismo las crioaglutininas o conseguir disminuirlas?

Es importante consultar al médico acerca de las posibles actuaciones para conseguir disminuir la presencia de crioaglutininas en la sangre.

Enlaces

Pruebas relacionadas:

Hemograma

Micoplasma

Mononucleosis

Reticulocitos

Estados fisiológicos y enfermedades:

Anemia

Enfermedades autoinmunes

Infección por VIH y SIDA

Leucemia

Linfoma

En otras webs:

Medline: Anemia hemolítica inmunitaria

Medline: Aglutininas frías y febriles

ORDR, Genetic and Rare Diseases Information Center (GARD): Cold agglutinin disease

En mantenimiento.

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image