Cáncer de ovario

1/4/2017

¿En qué consiste?         

El cáncer de ovario aparece cuando las células del ovario empiezan a multiplicarse de manera descontrolada. Los ovarios son unas glándulas esenciales para la reproducción sexual. Se localizan a ambos lados del útero en la parte baja del abdomen. Tienen dos funciones principales:

  • Producir estrógenos y progesterona, que son hormonas responsables del desarrollo de los caracteres sexuales secundarios responsables de regular el ciclo reproductivo.
  • Permitir, durante la época fértil de la vida de una mujer, que cada mes un óvulo avance hasta las trompas de Falopio.

El cáncer de ovario representa la quinta causa de muerte por cáncer en las mujeres. Según la American Cancer Society (ACS), afecta a una de cada 75 mujeres. Otros cánceres ginecológicos más prevalentes, como el cáncer de útero y el de cérvix (o cuello de útero), tienen una mortalidad menor ya que se detectan más fácilmente. Actualmente, cerca de un 20% de los cánceres de ovario se detecta en estadios iniciales, antes de que se haya producido una diseminación hacia otras estructuras u órganos.

Los tumores del ovario pueden ser benignos o malignos. En general, no se sabe si un tumor ovárico es benigno o maligno hasta que no se dispone del resultado de la biopsia, hasta que no se extirpa el tumor o hasta que no se detecta que el tumor ya se ha propagado a otras zonas del organismo (metástasis). Se describen tres tipos de tumores:

  • Tumores epiteliales: su desarrollo tiene lugar en las células epiteliales que recubren la parte más externa de los ovarios.
  • Tumores de células germinales: menos del 2% de todos los tumores ováricos. Derivan de las células encargadas de producir los óvulos y se observan más a menudo en mujeres jóvenes.
  • Tumores de células del estroma: cerca del 1% de todos los tumores ováricos. Derivan de las células del tejido conectivo encargadas de producir estrógenos y progesterona.

A pesar de que los tumores benignos no metastatizan, los malignos suelen diseminarse si no se diagnostican ni tratan a tiempo. Las células cancerosas se propagan primero por todo el ovario, y posteriormente alcanzan el útero, vejiga urinaria, recto y abdomen. Las células cancerosas pueden afectar a los ganglios linfáticos y acabar extendiéndose por todo el organismo.

Acerca del cáncer de ovario

Síntomas

El motivo principal por el que el cáncer de ovario no suele detectarse es porque no se dispone de ninguna prueba de cribado fiable, y porque los signos y síntomas suelen ser sutiles e inespecíficos:

  • Molestias abdominales, presión e hinchazón abdominal.
  • Necesidad repentina de orinar y/o cambios en los ritmos de las deposiciones.
  • Dolor y molestias pélvicas.
  • Pérdida de apetito, indigestión, gases o náuseas.

Factores de riesgo   

El principal factor de riesgo del cáncer de ovario son los antecedentes familiares. Un antecedente familiar de cáncer de ovario por vía materna o paterna aumenta el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer. Según la American Cancer Society (ACS), entre un 5% y un 10% de cánceres de ovario se desarrolla por la existencia de una predisposición genética.

Las variantes genéticas en los genes BRCA1 y BRCA2 se asocian con un riesgo significativamente aumentado de desarrollar cáncer de ovario. En el caso de BRCA1 se estima que el riesgo es de 35-70% y en el de BRCA2 del 10-30%. Las mujeres que no presentan estas variantes genéticas tienen un riesgo del 2%.

La prevalencia de cáncer de ovario es baja en mujeres jóvenes (menores de 40 años) pero aumenta con la edad. La mitad de casos de cáncer de ovario se produce en mujeres mayores de 63 años. La mayor parte de casos acontece después de la menopausia. El cáncer de ovario es más común en mujeres de origen caucásico.

El riesgo de desarrollar cáncer de ovario está aumentado en mujeres con antecedentes personales de cáncer de mama. El riesgo también es mayor si la mujer no ha tenido hijos, si toma fármacos para aumentar la fertilidad, si es o ha sido obesa o bien si recibe un tratamiento hormonal sustitutivo. Por otro lado, el riesgo es menor si existen antecedentes de ligadura de trompas, si se han tomado contraceptivos orales, si se han tenido hijos, si se les ha amamantado o si se se sigue una dieta baja en grasas.

Pruebas relacionadas   

A continuación se describen los diferentes tipos de pruebas.

Pruebas de laboratorio

  • CA-125 o antígeno carbohidrato 125: constituye la principal prueba de laboratorio empleada para detectar y monitorizar el cáncer de ovario en mujeres sintomáticas, sin embargo, no se recomienda como prueba de cribado.
  • Proteína del epidídimo humano (HE4): es otro marcador tumoral de introducción más reciente que se emplea para monitorizar el cáncer epitelial de ovario en mujeres en tratamiento.
  • Variantes genéticas en los genes BRCA1 y BRCA2: son pruebas genéticas que permiten determinar si una mujer presenta mayor riesgo de desarrollar cáncer de ovario, ofrecer opciones dirigidas de tratamiento si ya se ha desarrollado el tumor y orientar sobre el pronóstico. Sin embargo, estas pruebas no se emplean con finalidades diagnósticas ni de monitorización.

Otras pruebas que pueden solicitarse para detectar y monitorizar distintos tipos de tumores de ovario incluyen:

En tumores epiteliales:

En tumores de células germinales:

En tumores de células del estroma:

  • Inhibina.

Otras pruebas diagnósticas

Existen otras pruebas ajenas al laboratorio empleadas en el diagnóstico del cáncer de ovario e incluyen:

  • Ecografía (pélvica y/o transvaginal): permite detectar aumento del tamaño del ovario y saber si dicho aumento es atribuible a un tumor o a un quiste líquido.
  • Tomografía computarizada (TC).
  • Radiología del tracto gastrointestinal.
  • Resonancia magnética.

Para obtener más información sobre estas pruebas radiológicas puede consultar el enlace RadiologyInfo.org.

Es importante someterse a controles ginecológicos regulares y comentar con el médico cualquier síntoma o signo que se perciba, a pesar de que los síntomas suelen ser sutiles e inespecíficos. Por otra parte, existen muchas otras situaciones no cancerosas que pueden cursar con la misma sintomatología.

Tratamiento

Ante la sospecha un cáncer de ovario se tiene que realizar una biopsia. Si realmente existe un cáncer, se debe extirpar quirúrgicamente el tumor (ooforectomía). Según el estadio de la enfermedad, que depende de la diseminación del tumor, puede ser que se tengan que extirpar otros tejidos. Estos estadios son:

  • Estadio I: el cáncer se encuentra limitado a uno o a ambos ovarios (actualmente en los países desarrollados, aproximadamente un 20% de los cánceres de ovario se diagnostican en esta fase y cursan con mejores resultados pronósticos).
  • Estadio II: el cáncer ya se ha diseminado al útero y/o las trompas de Falopio.
  • Estadio III: el cáncer ya se ha diseminado hacia abdomen o ha afectado a los ganglios linfáticos (desgraciadamente, es el estadio en el que se diagnostican la mayoría de casos).
  • Estadio IV: el cáncer ya se ha diseminado a otros órganos más allá del abdomen.

Además de la extirpación quirúrgica, el tratamiento suele incluir quimioterapia, terapia de sustitución hormonal y /o radioterapia. Por otro lado, durante el tratamiento se realiza una monitorización de los valores de CA-125, AFP y/o hCG (según el tipo de tumor) para evaluar la respuesta al tratamiento y/o asegurar la detección precoz de recidivas.

Es importante recalcar que se se sigue investigando para establecer mejores opciones terapéuticas: nuevos fármacos, inmunoterapia, terapia génica y trasplante de médula ósea.

Enlaces

Pruebas relacionadas:

Antígeno carcinoembrionario (CEA)

CA-125

Proteína del epidídimo humano (HE4)

Mutaciones del gen BRCA (BRCA1 y BRCA2)

Alfa-fetoproteína marcador tumoral (AFP)

Gonadotropina coriónica humana (hCG)

Lactato deshidrogenasa (LDH)

Progesterona

Estados fisiológicos y enfermedades:

Cáncer de cuello de útero

Menopausia

Videos:

Espías de laboratorio: Biomarcadores y cáncer. La aportación del laboratorio y del DIV

En otras webs:

Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM): Cáncer de ovario

Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM): Las cifras del cáncer en España 2023

Instituto Nacional del Cáncer (NIH): Cáncer de ovario, de trompas de Falopio y primario de peritoneo—Versión para pacientes

Medline: Cáncer ovárico

Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC): Cáncer de ovario

MayoClinic: Cáncer de ovario

American Cancer Society (ACS): About Ovarian Cancer

National Ovarian Cancer Coalition

U.S. Preventive Services Task Force (USPSTF). Ovarian Cancer: Screening

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image