Hormona adrenocorticotropa (ACTH)

7/2/2022
Tambien conocido como:

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Junto con la prueba del cortisol, sirve para el diagnóstico de trastornos de la hipófisis (también llamada pituitaria) y de las glándulas suprarrenales (también llamadas glándulas adrenales) como el síndrome de Cushing, la enfermedad de Cushing, la enfermedad de Addison, tumores suprarrenales y tumores hipofisarios.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando se presentan los signos y síntomas asociados a un exceso o a un déficit de producción de cortisol, cuando el médico sospecha que puede existir un desequilibrio hormonal causado por problemas en la hipófisis o en las glándulas suprarrenales.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa del brazo.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial, aunque en ocasiones se le solicita al paciente que ayune la noche anterior a la prueba. La muestra se suele obtener alrededor de las 8 de la mañana.

¿Qué es lo que se analiza?

La corticotropina, hormona adrenocorticotropa o ACTH es una hormona que estimula la producción de cortisol. El cortisol es una hormona esteroidea fabricada por las glándulas suprarrenales (o adrenales) que es importante en la regulación del metabolismo de la glucosa, de las proteínas y de los lípidos, de la respuesta del sistema inmunitario y de la presión arterial. Esta prueba mide la cantidad de ACTH en la sangre.

La ACTH es una hormona producida por la glándula hipófisis, también llamada pituitaria. Esta glándula está situada debajo del cerebro en el centro del cráneo y forma parte del sistema endocrino, definido como un conjunto de glándulas productoras de hormonas que actúan sobre los órganos, tejidos o sobre otras glándulas para regular los sistemas del organismo.

Normalmente, la concentración de ACTH aumenta cuando disminuye el cortisol, y viceversa. Cuando hay poco cortisol en la sangre, el hipotálamo produce CRH (hormona liberadora de la corticotropina) que estimula la producción de ACTH por la hipófisis, la cual estimulará a su vez la producción de cortisol por parte de las glándulas suprarrenales. Las glándulas suprarrenales o adrenales son pequeñas glándulas localizadas en la parte superior de cada uno de los riñones. Para conseguir una producción de cortisol adecuada en cada momento, es necesario que el hipotálamo, la hipófisis y las glándulas suprarrenales funcionen correctamente.

Existen ciertas situaciones que afectan a la hipófisis o a las glándulas suprarrenales y alteran la producción de ACTH y de cortisol, interfiriendo en su regulación. Esto puede ocasionar signos y síntomas asociados a un exceso o a un déficit de cortisol. Entre estas patologías se encuentran la enfermedad de Cushing, la enfermedad de Addison o el hipopituitarismo. Algunos tumores localizados en otros tejidos u órganos distintos de la hipófisis (por ejemplo, pulmón) pueden producir ACTH y favorecer la liberación de cortisol a la sangre.

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

La medición de ACTH en sangre, junto con la prueba del cortisol, contribuye a detectar, diagnosticar y vigilar las patologías asociadas a un exceso o déficit de cortisol en el organismo. Entre ellos se incluyen:

Enfermedad de Cushing: exceso de cortisol debido a un tumor productor de ACTH en la hipófisis (normalmente benigno)

Síndrome de Cushing: hace referencia al conjunto de signos y síntomas asociados a un exceso de cortisol. El síndrome de Cushing puede ser debido a la enfermedad de Cushing pero también a tumores o hiperplasia de las glándulas suprarrenales, al uso de medicamentos de la familia de los esteroides o a un tumor productor de ACTH ectópico (situado en una localización distinta de la hipófisis, como los pulmones).

Enfermedad de Addison o insuficiencia adrenal primaria: disminución de la producción de cortisol debido a una lesión de las glándulas suprarrenales.

Insuficiencia adrenal secundaria: disminución de la producción de cortisol debido a una disfunción hipofisaria.

Hipopituitarismo: disfunción o lesión hipofisaria que supone una disminución o una supresión total de la producción de hormonas por parte de la hipófisis, entre ellas de la ACTH.

La medición conjunta de cortisol y ACTH puede ser de ayuda para diferenciar algunos de estos trastornos ya que la concentración de ACTH suele variar en sentido opuesto a la del cortisol.

Si se detectan concentraciones fuera de los límites de referencia, el médico puede solicitar otras pruebas para confirmar el hallazgo o diagnosticar la causa. Para más información, consultar el artículo sobre Cortisol.

¿Cuándo se solicita?

Esta prueba se solicita, normalmente en conjunto con la prueba del cortisol, cuando se presentan signos y síntomas asociados a un exceso o a un déficit de cortisol.

Las concentraciones elevadas de cortisol causan síntomas y signos como:

  • Obesidad, que afecta especialmente al torso y no a los brazos y piernas.
  • Acumulación de grasa entre los hombros.
  • Cara rojiza y redondeada.
  • Piel frágil y quebradiza.
  • Estrías abdominales de color púrpura.
  • Debilidad muscular.
  • Acné.
  • Infecciones de la piel.
  • Aumento del vello corporal.
  • Cansancio.

Frecuentemente se acompaña de hallazgos tales como hipertensión, concentración baja de potasio, aumento de bicarbonato y de glucosa, e incluso a veces diabetes.

Una producción insuficiente de cortisol suele acompañarse de:

  • Debilidad muscular.
  • Cansancio.
  • Pérdida de peso.
  • Aumento de la pigmentación cutánea, incluso en zonas no expuestas al sol.
  • Pérdida del apetito.
  • Diarrea, náuseas, vómitos.
  • Mareos.
  • Apetencia por la sal o alimentos salados.

Además, suele acompañarse de una disminución de la presión arterial, disminución de los niveles de glucosa y sodio en sangre, y aumento del potasio y del calcio.

Entre los síntomas sugestivos de hipopituitarismo se incluyen típicamente:

  • Pérdida del apetito.
  • Cansancio.
  • Ciclo menstrual irregular.
  • Disfunción de los órganos sexuales (hipogonadismo).
  • Disminución del deseo sexual.
  • Aumento de la necesidad de orinar por la noche (nicturia).
  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Sofocos.
  • Hipersensibilidad al frío.

Si la alteración se debe a un tumor hipofisario (que normalmente es benigno), el individuo puede también presentar los síntomas asociados a la compresión de células y nervios cercanos. Por ejemplo, el tumor puede afectar a los nervios que controlan la vista, causando síntomas como "visión en túnel" (incapacidad para visualizar imágenes laterales), pérdida de visión en áreas de localización concreta o visión doble.

¿Qué significa el resultado?

La interpretación de los resultados es a menudo compleja. Las concentraciones de ACTH y de cortisol varían a lo largo del día. Normalmente, las concentraciones más elevadas se dan por la mañana y las más bajas por la noche. El aumento de la ACTH produce un aumento de cortisol, que sigue un patrón similar aunque un poco retrasado en el tiempo respecto al patrón de la ACTH. Los trastornos que repercuten sobre la producción de ACTH y de cortisol alteran este patrón de producción.

Los resultados de las determinaciones de ACTH y de cortisol deben evaluarse conjuntamente. La siguiente tabla indica los patrones más comunes de ACTH y de cortisol en diferentes enfermedades que afectan a las glándulas suprarrenales y la hipófisis.

Un resultado de ACTH elevada puede indicar una enfermedad de Cushing, una enfermedad de Addison, la presencia de un tumor productor de ACTH ectópica o de glándulas endocrinas hiperactivas con capacidad de formar tumores (neoplasia endocrina múltiple).

Una disminución de ACTH puede deberse a un tumor adrenal, a tratamiento esteroideo o a hipopituitarismo.

Es imposible diferenciar con seguridad entre la enfermedad de Cushing y la presencia de un tumor con secreción ectópica de ACTH solamente a partir de los resultados de las pruebas de ACTH y cortisol. Existen una serie de pruebas que se pueden utilizar para hacer esta diferenciación. Analizar los cambios en la concentración de cortisol al administrar ciertos medicamentos que estimulen o supriman la producción de ACTH por parte de la hipófisis, suele ser de utilidad para realizar el diagnóstico diferencial. Para más información, consultar el artículo sobre Cortisol.

¿Hay algo más que debería saber?

Si se sospecha que la producción de cortisol es insuficiente (Enfermedad de Addison), el médico solicitará una prueba de estimulación de ACTH.

La administración de ciertos fármacos como los esteroides orales, inhalados, tópicos o en colirio pueden dar resultados anormales en la prueba. El acetato de megestrol también puede causar resultados alterados. La mifepristona (RU486) es un antagonista de los receptores de glucocorticoides y, por tanto, también causa cambios en la concentración de ACTH.

El estrés puede producir un aumento de la secreción de ACTH.

También se ha utilizado la ACTH con fines terapéuticos, en el tratamiento de la esclerosis múltiple o en los espasmos infantiles.

¿Cuál es la diferencia entre enfermedad y síndrome de Cushing?

La enfermedad de Cushing es debida a la presencia de un tumor de la hipófisis (normalmente benigno) que secreta ACTH en exceso y por lo tanto sobreestimula la producción de cortisol por parte de la glándula suprarrenal. El síndrome de Cushing se refiere al conjunto de signos y síntomas asociados a un exceso de cortisol en el organismo, independientemente de su causa. El síndrome de Cushing puede deberse a un tumor hipofisario, a la administración de hormonas esteroideas (utilizadas a menudo en el tratamiento del cáncer y de las enfermedades autoinmunes), a tumores de las glándulas suprarrenales y a tumores productores de ACTH ectópica.

Enlaces

Pruebas relacionadas:

Estados fisiológicos y enfermedades:

En otras webs:

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

LabTestsOnline.org. Adrenocorticotropic hormone (ACTH). https://labtestsonline.org/tests/adrenocorticotropic-hormone-acth. Acceso Octubre 2020.

Prueba de estimulación con tetracosáctida. MedlinePlus. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003696.htm

Corticotropina. MedlinePlus. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003695.htm

Adrenal hyperfunction (Cushing syndrome) testing. Arup Consult. Disponible online en https://arupconsult.com/sites/default/files/Adrenal%20Hyperfunction%20Testing%20algorithm.pdf.

Elhomsy, G. Adrenocorticotropin (ACTH). Medscape Reference. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/2088760-overview#a2.

Addison Disease Workup. Medscape Reference. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/116467-overview.

Addison disease. MedlinePlus. Disponible online en https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000378.htm.

Cushing Disease. MedlinePlus. Disponible online en https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000348.htm.

ACTH stimulation test. MedlinePlus. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003696.htm.

ACTH blood test. MedlinePlus. Disponible online en https://medlineplus.gov/ency/article/003695.htm.

Multiple endocrine neoplasia (MEN) I. MedlinePlus. Disponible online en https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000398.htm.

Adrenal insufficiency. Arup Consult. Disponible online en https://arupconsult.com/content/adrenal-insufficiency.

Practical Guidance on Primary Adrenal Insufficiency. American Association for Clinical Chemistry. Disponible online en https://www.aacc.org/publications/cln/cln-stat/2016/february/18/practical-guidance-on-primary-adrenal-insufficiency.

Detailed Guide: Pituitary Tumor. American Cancer Society. Disponible online en http://www.cancer.org/docroot/CRI/CRI_2_3x.asp?dt=61.

Gross, B. et. al. Diagnostic Approach to Cushing Disease. Medscape from Neurosurgical Focus. Disponible online en http://www.medscape.com/viewarticle/566308.

Cushing’s Syndrome. National Endocrine and Metabolic Diseases Information Service. Disponible online en https://www.niddk.nih.gov/health-information/endocrine-diseases/cushings-syndrome

Hypopituitarism. Mayo Clinic. Disponible online en http://www.mayoclinic.com/health/hypopituitarism/DS00479/DSECTION=tests-and-diagnosis.


En mantenimiento.

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image