Cortisol

Tambien conocido como:

Tambien conocido como:
Cortisol libreCortisol en orinaCortisol en salivaPrueba de supresión con dexametasonaPrueba de estimulación con ACTHCortisol

Aspectos Generales



¿Por qué hacer el análisis?

Para facilitar el diagnóstico del síndrome de Cushing o de la insuficiencia adrenal primaria (enfermedad de Addison) o secundaria; para detectar los trastornos que afecten a la glándula pituitaria o a las glándulas adrenales.



¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando existe la sospecha de exceso o déficit de producción de cortisol.



¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa, una muestra de orina aleatoria o una orina de 24 horas; en algunas ocasiones puede utilizarse una muestra de saliva.



¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Seguramente se le pedirá que guarde reposo antes de la realización de la prueba. Para la prueba de cortisol en saliva, quizás se le dirá que no coma, beba ni se cepille los dientes durante un corto intervalo de tiempo antes de la prueba (15 a 30 minutos). Es importante seguir las instrucciones que le hayan proporcionado.



¿Qué es lo que se analiza?

El cortisol es una hormona que juega un papel fundamental en el metabolismo de las proteínaslípidos e hidratos de carbono. Afecta a las concentraciones de glucosa en sangre y ayuda a mantener la presión arterial y a regular el sistema inmunitario. La mayor parte del cortisol en sangre circula unido a una proteína; tan solo un pequeño porcentaje circula en forma libre y es biológicamente activo. El cortisol libre se excreta por la orina, y también se encuentra presente en la saliva. Esta prueba mide la cantidad de cortisol en sangre, orina o saliva.

Los valores de cortisol en sangre, al igual que en saliva y en orina, oscilan siguiendo un patrón de variación diurno, de tal manera que aumentan temprano durante la mañana, disminuyen a lo largo del día y alcanzan su valor mínimo alrededor de la medianoche. Este patrón que se conoce como ritmo circadiano, cambia si una persona tiene un trabajo de turnos irregulares (como el turno de noche) y duerme a diferentes horas del día; además puede alterarse cuando algún trastorno limita o estimula la producción de cortisol.

El cortisol es producido y secretado por las glándulas adrenales o suprarrenales, dos pequeños órganos triangulares situados encima de cada uno de los riñones. La producción de la hormona está regulada por el hipotálamo y por la glándula pituitaria (hipófisis) que es un órgano minúsculo localizado en la parte inferior del cerebro. Cuando los valores de cortisol en sangre disminuyen, el hipotálamo libera la hormona liberadora de corticotropina (CRH que actúa directamente sobre la hipófisis induciendo la producción de ACTH (corticotropina u hormona adrenocorticotropa). La ACTH estimula a las glándulas adrenales para que produzcan y liberen cortisol. Para asegurar una correcta producción de cortisol es imprescindible que el hipotálamo, la hipófisis y las glándulas adrenales funcionen adecuadamente.

Se conoce con el nombre de síndrome de Cushing al conjunto de signos y síntomas que se observan cuando las concentraciones de cortisol en sangre están anormalmente elevadas. Se pueden observar aumentos de la producción de cortisol en:

  • Administración de cantidades importantes de hormonas glucocorticoideas (como prednisona, prednisolona o dexametasona) en el tratamiento de distintos trastornos como las enfermedades autoinmunes y algunos tumores.
  • Tumores productores de ACTH, localizados en la glándula pituitaria y/o en otras zonas del organismo.
  • Aumento de la producción de cortisol a consecuencia de un tumor o de un desarrollo excesivo (hiperplasia) de las glándulas adrenales.
  • Muy raramente, tumores productores de CRH localizados en distintos puntos del organismo.

Pueden observarse concentraciones disminuidas de cortisol:

  • Cuando existe un tumor hipofisario que inhibe la producción de ACTH o cuando la actividad de la hipófisis está disminuida, se trata de una insuficiencia suprarrenal secundaria.
  • Cuando las glándulas adrenales están dañadas o presentan una actividad disminuida, limitando la producción de cortisol, se trata de una insuficiencia suprarrenal primaria o enfermedad de Addison.
  • Al dejar el tratamiento con hormonas glucocorticoideas, especialmente si el tratamiento ha sido prolongado y se deja rápidamente.



¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?

Normalmente la muestra de sangre se obtiene por punción de una vena del antebrazo, pero en algunas ocasiones la muestra puede ser de orina o de saliva. La sangre para la determinación de cortisol debe extraerse sobre las 8 de la mañana, que es cuando se observa el pico de cortisol; puede tomarse nuevamente hacia las 4 de la tarde para constatar que se produce un descenso significativo de los valores de cortisol.

En algunas ocasiones se extrae otra muestra alrededor de la medianoche para determinar el cortisol cuando este debería estar en sus concentraciones mínimas; puede sustituirse por la medida de cortisol en saliva para ocasionar menos molestias y para que se pueda obtener más fácilmente la muestra. Para la medida del cortisol en saliva, la muestra se obtiene colocando una torunda de algodón en la boca, esperando unos minutos a que se impregne totalmente de saliva. La obtención de más de una muestra permite evaluar el patrón de secreción diurno de cortisol (la variación diurna).

El cortisol se puede determinar también en la orina; para ello se debe recoger la orina emitida durante todo el día y la noche (orina de 24 horas aunque ocasionalmente puede realizarse en una única muestra de orina recogida por la mañana.



¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?

Es importante seguir estrictamente las instrucciones que se le proporcionen.

Para la prueba en saliva, se le puede indicar que no coma, beba ni se cepille los dientes durante un corto período de tiempo (15 a 30 minutos) antes de la realización de la prueba.

Las pruebas de estimulación o de supresión suponen la administración de una cantidad determinada de medicamento, después de obtener la muestra de sangre basal. Posteriormente, se obtienen muestras seriadas en el tiempo.

Preguntas Comunes



¿Cómo se utiliza?

La determinación de cortisol se utiliza para facilitar el diagnóstico del síndrome de Cushinginsuficiencia suprarrenal y la enfermedad de Addisonhormona que juega un papel fundamental en el metabolismo de las proteínaslípidos e hidratos de carbono

El cortisol es producido y secretado por las glándulas adrenales o suprarrenales. La producción de la hormona está regulada por el hipotálamo y por la glándula pituitaria (hipófisis) que es un órgano minúsculo localizado en la parte inferior del cerebro. Cuando los valores de cortisol en sangre disminuyen, el hipotálamo libera la hormona liberadora de corticotropina (CRH que actúa directamente sobre la hipófisis induciendo la producción de ACTH (corticotropina u hormona adrenocorticotropa). La ACTH estimula las glándulas adrenales para que produzcan y liberen cortisol. Para asegurar una correcta producción de cortisol es imprescindible que el hipotálamo, la hipófisis y las glándulas adrenales funcionen adecuadamente.

La mayor parte del cortisol en sangre circula unido a una proteína; tan solo un pequeño porcentaje circula en forma libre y es biológicamente activo. La prueba de cortisol en sangre mide tanto el cortisol libre como el unido a proteína, mientras que la prueba para saliva y orina tan solo mide el cortisol libre (que debería de presentar una correlación con el cortisol libre en sangre). A veces se solicita la medida de cortisol en varias muestras, obtenidas por ejemplo a las 8 de la mañana y a las 4 de la tarde para comprobar la variación diurna del cortisol. La medida de cortisol en orina de 24 horas no está influenciada por esta variación diurna, sino que mide toda la cantidad de cortisol libre que se ha excretado por la orina durante 24 horas.

Si se observa que la concentración de cortisol está alterada, es posible que se soliciten pruebas adicionales para averiguar la causa de la alteración, como las siguientes:

Para detectar un exceso de producción de cortisol

Si se detecta un aumento del cortisol en sangre, el médico solicita pruebas adicionales para confirmar que realmente el cortisol está elevado de manera anómala (y no sencillamente por un estrés o por la toma de corticoides). Es posible que se mida el cortisol en orina de 24 horas, que se realice una prueba de supresión con dexametasona y/o que se recoja una muestra de saliva antes de acostarse que es cuando la concentración debería alcanzar su valor más bajo. Para medir el cortisol en orina se suele recoger la orina durante 24 horas. Como la hipófisis secreta ACTH de manera pulsátil, la medida de cortisol en orina de 24 horas permite establecer si el cortisol medido en una muestra de sangre responde a un incremento real de su producción.

Prueba de supresión con dexametasona. Esta prueba supone realizar una medida del cortisol en una muestra de sangre basal y posteriormente administrar al individuo dexametasona por vía oral (un corticoide sintético midiendo después el cortisol en muestras subsiguientes seriadas en el tiempo. La dexametasona suprime la producción de ACTH y en consecuencia la producción de cortisol debería disminuir. Existen algunas variaciones en la realización de esta última prueba. Para el cribado del síndrome de Cushing puede realizarse una prueba que suponga medidas de cortisol por la noche y por la mañana. Para confirmar definitivamente los resultados pueden emplearse pruebas más completas y largas, en las que se administra al individuo una medicación (a dosis altas o bajas) cada 6 horas durante 2 o 4 días, antes de obtenerse las muestras de sangre o de orina. Se recoge la muestra de orina de 24 horas antes y durante la administración de la medicación y se determina el cortisol en sangre y orina.

La medida del cortisol en saliva en muestras seriadas constituye una buena alternativa para determinar si el ritmo de producción del cortisol es el adecuado o no. Si se confirma que existe una producción anómala de cortisol, pueden realizarse pruebas adicionales como la medida de ACTH, la repetición de la prueba de supresión (o frenación) con dexametasona a dosis más elevadas, así como pruebas de imagen.

Para detectar una producción insuficiente de cortisol

Si el médico sospecha que las glándulas adrenales o suprarrenales no producen suficiente cantidad de cortisol o si las pruebas previas indican una producción insuficiente de cortisol, seguramente solicitará una prueba de estimulación con ACTH.

Prueba de estimulación con ACTH. Esta prueba consiste en determinar la concentración de cortisol en sangre antes y después de la inyección de ACTH sintética. Si las glándulas suprarrenales funcionan correctamente, el cortisol aumentará después de la estimulación con ACTH. Si existe lesión de las glándulas o si las glándulas no funcionan adecuadamente, la respuesta será más limitada. Puede realizarse una versión más extendida de esta prueba (duración de 1 a 3 días) para distinguir entre una insuficiencia adrenal o pituitaria.



¿Cuándo se solicita?

La determinación de cortisol suele solicitarse cuando una persona presenta signos y síntomas que sugieren un aumento de los niveles de cortisol y un síndrome de Cushing

  • Hipertensión.
  • Glucosa aumentada.
  • Obesidad, especialmente localizada en el tronco.
  • Fragilidad cutánea.
  • Estrías de color púrpura localizadas en el abdomen.
  • Pérdida de masa y debilidad muscular.
  • Osteoporosis.

El cortisol puede solicitarse en las mujeres con menstruaciones irregulares y aumento del vello facial; durante la infancia puede solicitarse si existe un retraso del desarrollo y una baja estatura.

La prueba de cortisol puede solicitarse cuando una persona presenta signos y síntomas que sugieran unos niveles bajos de cortisol, insuficiencia suprarrenal o enfermedad de Addison

  • Pérdida de peso.
  • Debilidad muscular.
  • Fatiga.
  • Hipotensión.
  • Dolor abdominal.
  • Manchas oscuras en la piel, esto sucede en la enfermedad de Addison

A veces, se puede desencadenar una crisis adrenal por la combinación de unos valores bajos de cortisol junto con estrés; esta situación puede poner en peligro la vida del individuo y requiere atención médica inmediata. Los signos y síntomas de esta crisis pueden incluir:

  • Dolor de aparición brusca localizado en el abdomen, parte inferior de la espalda o piernas.
  • Vómitos y diarrea, que llevan a deshidratación.
  • Hipotensión.
  • Pérdida del nivel de conciencia.

Las pruebas de supresión o de estimulación se solicitan cuando los hallazgos iniciales son anómalos. La determinación de cortisol puede solicitarse a intervalos regulares después de haber establecido el diagnóstico de un síndrome de Cushing o de una enfermedad de Addison, para monitorizar la eficacia del tratamiento.



¿Qué significa el resultado?

En las personas sanas, la concentración de cortisol suele ser baja a la hora de acostarse y suele estar en el máximo a la hora de levantarse. Este patrón puede variar si la persona trabaja a turnos (como por ejemplo en el turno de noche) y duerme a diferentes horas del día.

Una concentración normal o incrementada de cortisol por la mañana juntamente con una concentración que no disminuye por la tarde-noche sugiere una sobreproducción de cortisol y un síndrome de Cushing. Si esta sobreproducción no disminuye con la prueba de supresión con dexametasona, o si la concentración de cortisol está elevada en orina de 24 horas o en una muestra de saliva obtenida a medianoche, seguramente el aumento del cortisol se debe a un exceso de producción de ACTH a nivel de la hipófisis o por la presencia de un tumor fuera de la hipófisisglándulas suprarrenales. Otras pruebas adicionales permitirán determinar la causa exacta del exceso de cortisol.

Si el cortisol está disminuido y el individuo responde bien a una prueba de estimulación con ACTH, seguramente el problema se debe a una producción insuficiente de ACTH por parte de la glándula hipófisis. Si el cortisol no responde a la prueba de estimulación con ACTH, es probable que el problema resida en las glándulas suprarrenales. Si dichas glándulas están hipoactivas, debido a una lesión o una producción insuficiente de ACTH, se dice que el individuo sufre una insuficiencia suprarrenal secundaria. Si el descenso en la producción de cortisol se debe a una lesión suprarrenal, se dice que existe una insuficiencia suprarrenal primaria o enfermedad de Addison.

Una vez que se ha identificado el problema y ha sido asociado a la glándula hipófisis, a las glándulas suprarrenales o a cualquier otra causa, el médico puede solicitar otro tipo de pruebas como una TC (tomografía computarizada) o una RM (resonancia magnética) para localizar la fuente del exceso de producción de cortisol (hipófisis, glándula suprarrenal u otro tumor) y evaluar la extensión de la lesión en dichas glándulas.



¿Hay algo más que debería saber?

Las personas con hiperplasia suprarrenal congénita (HSC) presentan una disminución de la concentración de cortisol y no responden a la prueba de estimulación con ACTH. El cortisol es una de las pruebas necesarias para establecer el diagnóstico de una HSC.

El calor, el frío, las infecciones, los traumatismos, el ejercicio, la obesidad y las enfermedades debilitantes pueden alterar las concentraciones de cortisol. El embarazohipertiroidismo o la obesidad. Existe un gran número de fármacos que puede provocar un aumento de cortisol, particularmente los anticonceptivos orales (píldoras para el control de la natalidad la hidrocortisona (la forma sintética del cortisol) y la espironolactona.

La concentración de cortisol en adultos suele ser ligeramente más elevada que en los niños.

El hipotiroidismo puede hacer disminuir los niveles de cortisol. Entre los fármacos que también pueden hacerlo disminuir se encuentran algunas hormonas esteroideas.

La determinación de cortisol en la saliva se utiliza cada vez con mayor frecuencia para diagnosticar el síndrome de Cushing y los trastornos relacionados con el estrés, pero la realización de esta prueba requiere que el personal que participe en ella tenga experiencia.



¿Es necesario realizar la prueba tanto en sangre como en orina o es mejor una muestra que otra?

Si el médico sospecha el síndrome de Cushing



¿Cómo puedo saber si un valor alto de cortisol no se debe solo al estrés?

Hay varios enfoques que el médico puede realizar. El más sencillo consiste en repetir las pruebas en un momento en el que te sientas menos estresado. El médico también puede darle dosis variables de un medicamento que reemplaza al cortisol (generalmente dexametasona) para ver si esto reduce su nivel de cortisol. A menudo se necesitan múltiples pruebas para saber si el estrés o la enfermedad están causando un valor alto de cortisol.



Contenido relacionado

En esta web

TestsHormona adrenocorticotropa (ACTH)Aldosterona y reninaHormona del crecimiento (GH)ProlactinaConditionsInsuficiencia adrenal y Enfermedad de AddisonSíndrome de CushingSíndromes endocrinosHipertensiónTrastornos hipofisarios

En otras webs

KidsHealth.org: El sistema endocrinoFamilyDoctor.org: Enfermedad de AddisonFamilydoctor.org: Síndrome de CushingNational Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases: Insuficiencia…National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases: Cushing Syndr…The Hormone Health Network: El síndrome de CushingThe Hormone Health Network: Adrenal Insufficiency

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

(Actualizado el 13 de mayo de 2021) Cortisol-urine. MedlinePlus Medical Encyclopedia Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003703.htm. Último acceso el 10 de febrero de 2022.

(Actualizado el 13 de mayo de 2021) Cortisol. MedlinePlus Medical Encyclopedia Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003693.htm. Último acceso el 10 de febrero de 2022.

(Actualizado el 26 de agosto de 2020). Cushing Syndrome. Medscape Reference Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/117365-overview. Último acceso el 10 de febrero de 2022.

En mantenimiento.

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image