También conocido como
Azúcar en sangre
Azúcar en ayunas
Prueba de Tolerancia Oral a la Glucosa (TOG)
Glucosa en orina
Nombre sistemático
Glucosa en sangre y Glucosa en orina
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 11.12.2017.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para conocer si el nivel de glucosa en sangre está dentro de los rangos de referencia; para detectar, diagnosticar y monitorizar hiperglicemia, hipoglicemia, diabetes, y estados pre-diabéticos.

¿Cuándo hacer el análisis?

Glucosa en sangre: como parte de un examen rutinario, cuando se padecen síntomas sugestivos de hiperglicemia o hipoglicemia, y durante el embarazo; si se es diabético, se realiza varias veces al día para monitorizar los niveles de glucosa sanguíneos.
Glucosa en orina: normalmente, formando parte de un urianálisis.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa, o para un control personal, una gota obtenida del dedo por punción con una lanceta; a veces, se necesita una muestra aleatoria de orina. Algunos diabéticos utilizan un monitor contínuo que consiste en un pequeño sensor colocado debajo de la piel del abdomen y que permite monitorizar los niveles de glucosa cada cinco minutos.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Se suele recomendar estar en ayunas - abstenerse de beber o comer excepto agua- desde 8 horas antes de realizarse una prueba de glucosa en sangre. En personas diabéticas, los niveles de glucosa se pueden monitorizar en ayunas y después de las comidas para conseguir finalmente un mejor control de la enfermedad. El médico se encargará de proporcionar las instrucciones adecuadas.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

Esta prueba mide la cantidad de glucosa en sangre o en orina. La glucosa es un azúcar simple que constituye la fuente principal de energía para el organismo y la única fuente de energía para el cerebro y el sistema nervioso.  Es muy importante garantizar el suministro constante de glucosa en previsión de su necesidad; además, la glucosa en sangre debe mantenerse a unos niveles relativamente constantes en la sangre.

Durante la digestión, frutas, vegetales, pan y otros hidratos de carbono son transformados a glucosa (y a algunos otros nutrientes), absorbidos por el intestino delgado, y distribuidos a través de la circulación hacia las distintas partes del organismo. La utilización de glucosa por el organismo depende de la disponibilidad de la insulina, una hormona producida por el páncreas. La insulina actúa controlando el transporte de glucosa al interior de las células del organismo, e informa al hígado de almacenar el exceso de glucosa en forma de glucógeno para un almacenamiento a corto plazo y/o en forma de triglicéridos en las células adiposas (grasa).

Normalmente, los niveles de glucosa en sangre aumentan ligeramente después de una comida, y como respuesta en el páncreas se secreta insulina que se vierte hacia la sangre, de tal manera que la cantidad de insulina liberada se corresponde con la cantidad y el contenido de la comida. A medida que la glucosa entra en las células y se metaboliza, las concentraciones en sangre disminuyen y el páncreas responde reduciendo la secreción de insulina o no secretándola ya en absoluto.

Si los niveles sanguíneos de glucosa disminuyen demasiado, como podría suceder entre comidas o después de un entrenamiento extenuante, otra hormona pancreática, el glucagón, es secretada para informar al hígado de que transforme parte de glucógeno en glucosa, aumentando así los niveles de glucosa en sangre. Si el mecanismo de retroalimentación entre glucosa e insulina funciona correctamente, la concentración de glucosa sanguínea permanece bastante estable. Si se rompe el equilibrio y aumentan los niveles de glucosa en sangre, entonces el organismo intenta restablecer el equilibrio, tanto incrementando la producción de insulina como excretando glucosa por la orina.

Existe una serie de situaciones que pueden alterar el equilibrio entre glucosa y hormonas pancreáticas, resultando en niveles elevados o disminuidos de glucosa. La causa más común es la diabetes. La diabetes constituye un grupo de trastornos asociados a una producción insuficiente de insulina y/o una resistencia a su acción. Las personas con diabetes no tratada no son capaces de procesar y utilizar la glucosa normalmente. Las personas que no son capaces de producir suficiente insulina para procesar la glucosa son diagnosticadas de diabetes tipo 1, mientras que las personas que presentan una resistencia a la insulina se diagnostican de diabetes tipo 2. Cualquiera de estos dos tipos de diabetes puede provocar aumentos agudos o crónicos de glucosa en la sangre.

Las hiperglicemias e hipoglicemias agudas y graves pueden poner en peligro la vida de un individuo, causando un fallo de órganos, lesiones cerebrales, coma, y, en casos extremos, la muerte. Niveles de glucosa en sangre elevados de manera crónica pueden causar lesiones progresivas en distintos órganos como por ejemplo los riñones, ojos, nervios, corazón y vasos sanguíneos. Una hipoglicemia crónica puede conducir a lesiones nerviosas y del cerebro.

Algunas mujeres pueden desarrollar hiperglicemia durante el embarazo pudiendo llevarlas a una diabetes gestacional. Si no se trata, esto puede ser la causa de que estas mujeres den a luz a recién nacidos grandes y de peso elevado, con niveles bajos de glucosa en sangre. Las mujeres que han tenido una diabetes gestacional pueden desarrollar o no una diabetes.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo; también puede obtenerse una gota de sangre pinchándose en un dedo con una lanceta. A veces, se recoge una muestra de orina aleatoria. Algunos diabéticos utilizan un monitor contínuo que consiste en un pequeño sensor colocado debajo de la piel del abdomen que permite monitorizar los niveles de glucosa cada cinco minutos; el individuo en cuestión puede leer los registros digitalizados a tiempo real.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Con finalidades de cribado, se recomienda estar en ayunas -abstenerse de comer o beber, excepto agua- como mínimo desde las 8 horas anteriores a la realización de la prueba. En personas diabéticas, los niveles de glucosa se pueden monitorizar en ayunas y después de las comidas para conseguir finalmente un mejor control de la enfermedad. El médico se encargará de proporcionar las instrucciones adecuadas en función del tipo de medida que desee. Una prueba de tolerancia a la glucosa supone estar en ayunas hasta que se obtiene la primera muestra sangre, y después de haber bebido un preparado con una cantidad determinada de glucosa, obtener las muestras subsiguientes a unos tiempos establecidos.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    La prueba de la glucosa puede utilizarse:

    • para detectar concentraciones elevadas de glucosa en sangre (hiperglicemia) o concentraciones disminuidas (hipoglicemia)
    • para diagnosticar una diabetes
    • para monitorizar niveles de glucosa en personas diabéticas

    En función de la finalidad de la prueba, la glucosa se mide en ayunas (entre 8 y 10 horas de ayuno), aleatoriamente (en cualquier momento del día), de manera post-prandial (después de las comidas) y/o como parte de una prueba de provocación o una prueba de tolerancia a la glucosa oral.

    Cribado
    La glucosa en sangre a menudo se solicita junto a otras pruebas durante cualquier control médico rutinario. La finalidad no es otra que la de detectar una posible diabetes, ya que a menudo no ocasiona síntomas al principio de la enfermedad, y detectar estados pre-diabéticos que se caracterizan por presentar unos niveles moderadamente elevados de glucosa en sangre indicativos de un mayor riesgo de desarrollar una diabetes tipo 2. La prueba de glucosa con finalidades de cribado debe realizarse en ayunas.

    La mayor parte de mujeres embarazadas es sometida a un cribado para detectar una posible diabetes gestacional, una forma transitoria de hiperglicemia, entre las semanas 24 y 28 del embarazo utilizando una versión de la prueba de tolerancia a la glucosa oral (TOG) al cabo de 1 hora de haber tomado la solución de glucosa. En esta prueba, se administra a la embarazada una cantidad estándar de glucosa en solución bebible. Al cabo de una hora, se mide sus niveles de glucosa en sangre y si resultan superiores a los establecidos, se realiza una prueba de TOG más larga (normalmente, 2 ó 3 horas) para establecer claramente la situación de la paciente. Estas son las recomendaciones del American Congress of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)

    En el año 2011, la American Diabetes Association (ADA) adoptó unas guías de práctica clínica en las que recomendaba cambios en la evaluación de la diabetes gestacional. En lugar de utilizar la versión sencilla de la prueba de la tolerancia a glucosa oral (1 hora) recomendó emplear una prueba en la que la embarazada bebe una solución con 75 gramos de glucosa, alargándose la prueba hasta 2 horas. Si alguna de las determinaciones de glucosa en ayunas, a la 1ª hora o a la 2ª hora sobrepasan un valor establecido, se diagnostica a la mujer de diabetes gestacional.

    Las nuevas recomendaciones de la ADA son posteriores a las propuestas por la International Association of Diabetes and Pregnancy Study Group (IADPSG) en el 2010. Este grupo basó sus recomendaciones en los resultados del ensayoHyperglicemia and Adverse Pregnancy Outcome (HAPO), estudio amplio que demostró que el riesgo para los bebés aumenta con el aumento gradual de los niveles de glucosa de la madre; asimismo, determinó que existía un mayor riesgo de que el bebé padeciera complicaciones adversas a pesar de que una de las medidas de glucosa de la madre cayera por debajo de los niveles de decisión. Por otra parte, fijó a unos niveles ligeramente más bajos algunos de los valores de decisión o de corte respecto a los que se habían estado utilizando anteriormente (si desea más información, acceda al artículo Panel Suggests New Criteria for Gestational Diabetes).

    Diagnóstico
    La American Diabetes Association recomienda para el diagnóstico de una diabetes la realización de una prueba de glucosa u otra prueba, la hemoglobina glicada (A1c), aunque insiste en la necesidad de repetir la determinación en 2 ocasiones distintas para confirmar el diagnóstico.

    Otra manera de llegar al diagnóstico de una diabetes, especialmente si la prueba de cribado no resulta diagnóstica, es la prueba de la tolerancia a la glucosa oral (TOG). En esta prueba se realizan varias medidas de glucosa de manera seriada. En primer lugar, se mide la glucosa en ayunas. Después, se administra a la persona un preparado bebible que contiene una cantidad de glucosa estándar con la finalidad de poner a prueba su organismo. Al cabo de un tiempo, se realizan una o más determinaciones de glucosa a intervalos específicos.

    En personas en las que se sospecha hipoglicemia y en las que una prueba de glucosa en ayunas ya ha dado un resultado disminuido, la prueba de glucosa forma parte de lo que se conoce como la tríada de Whipple, permitiendo confirmar el diagnóstico (consulte el apartado "Preguntas comunes" de esta misma prueba).

    Monitorización
    Las personas diabéticas deben monitorizarse ellas mismas sus propios niveles de glucosa en sangre, a menudo varias veces al día, para determinar si su glucosa se aparta o no (aumentada o disminuida) de la normalidad y para establecer así qué cantidad de fármaco administrado oralmente o cuanta insulina pudieran necesitar.  Esto suele llevarse a cabo colocando una gota de sangre (obtenida por un pinchazo en la piel) en un tira para glucosa e introduciendo posteriormente la tira en un glucómetro (pequeño dispositivo electrónico que proporciona una interpretación del nivel de glucosa sanguínea).

    Orina
    La glucosa es uno de los componentes que se miden en el urianálisis. El urianálisis suele solicitarse de manera rutinaria en cualquier examen médico o en los controles prenatales cuando el médico sospecha que la persona puede tener una infección del tracto urinario o por otros muchos motivos. Si la glucosa en orina resulta elevada, el médico monitorizará los niveles de glucosa en sangre.

  • ¿Cuándo se solicita?

    La prueba de glucosa en sangre puede utilizarse para el cribado de la diabetes y de estados pre-diabéticos en individuos sanos asintomáticos, debido a que la diabetes es una enfermedad frecuente que se inicia con pocos síntomas. El cribado para la glucosa puede realizarse como formando parte de campañas de salud pública o como parte de los programas sanitarios de los distintos centros de trabajo. Es posible que también se solicite en el curso de un examen físico de rutina. El cribado reviste una especial importancia en individuos con elevado riesgo de desarrollar diabetes, como aquéllos con una historia familiar de diabetes, aquéllos con sobrepeso y aquéllos que ya sobrepasan los 40 ó 45 años de edad.

    La prueba de glucosa también puede solicitarse para ayudar a diagnosticar diabetes cuando se presentan síntomas de hiperglicemia, como:

    • Aumento de la sensación de sed, a menudo con aumento de la eliminación de orina
    • Fatiga
    • Visión borrosa
    • Cicatrización enlentecida de las heridas

    o síntomas de hipoglicemia, como:

    • Sudoración
    • Hambre
    • Temblores
    • Ansiedad
    • Confusión
    • Visión borrosa

    La determinación de glucosa también se realiza en situaciones de urgencia para conocer si una glucosa alta o baja puede estar contribuyendo a los síntomas presentados por el paciente, como desvanecimientos o pérdidas de conciencia.

    Un estado pre-diabético se caracteriza por niveles de glucosa en ayunas o de la prueba de tolerancia oral superiores a los normales pero inferiores a los que definen la diabetes. El médico solicitará una prueba de glucosa a intervalos regulares para monitorizar al paciente.

    Ante una diabetes ya conocida, el médico solicitará pruebas de glucosa periódicamente junto a otras pruebas como la hemoglobina A1c para asegurar un buen control de la glucosa a lo largo del tiempo. Ocasionalmente, puede solicitarse la determinación de la glucosa en sangre juntamente a la de la insulina y la del péptido-C, para monitorizar la producción de insulina. A los pacientes diabéticos se les suele pedir que se autocontrolen su glucosa, una o varias veces al día, para monitorizar así los niveles de glucosa y establecer las opciones de tratamiento según prescrito por su médico.

    Normalmente, se realiza un cribado de la diabetes gestacional en las mujeres embarazadas, especialmente si presentan síntomas o han tenido ya una diabetes gestacional anterior. Cuando una embarazada presenta una diabetes gestacional, su médico irá solicitando los niveles de glucosa durante el resto del embarazo y después del alumbramiento, para monitorizar la situación.

  • ¿Qué significa el resultado?

    Niveles elevados de glucosa suelen indicar diabetes, pero existen muchas otras situaciones y enfermedades que pueden también causar aumentos de glucosa en sangre. En la tabla siguiente se resume el significado de los resultados obtenidos, basándose en las recomendaciones de práctica clínica de la American Diabetes Association.

    Glucosa sanguínea en ayunas
    NIVELES DE GLUCOSA INTERPRETACIÓN
    De 70 a 99 mg/dL (3.9 a 5.5 mmol/L) Tolerancia normal a la glucosa
    De 100 a 125 mg/dL (5.6 a 6.9 mmol/L) Alteración de la glucosa en ayunas (pre-diabetes)
    126 mg/dL (7.0 mmol/L) y superior, en más de una ocasión Diabetes

     

    Test de Tolerancia Oral a la Glucosa (TOG)
    Niveles no aplicables durante el embarazo. Obtención de la muestra 2 horas después de haber bebido una solución de 75 gramos de glucosa
    NIVELES DE GLUCOSA INTERPRETACIÓN
    menos de 140 mg/dL (7.8 mmol/L) Tolerancia normal a la glucosa
    De 140 a 200 mg/dL (7.8 a 11.1 mmol/L) Tolerancia a la glucosa alterada (pre-diabetes)
    Superior a 200 mg/dL (11.1 mmol/L) en más de una ocasión Diabetes

     

    Cribado de la Diabetes Gestacional: Prueba de sobrecarga de glucosa

    (según las recomendaciones actuales del American Congress of Obstetricians and Gynecologists)

    Obtención de la muestra 1 hora después de haber bebido una solución de 50 gramos de glucosa
    Menos de 140* mg/dL (7.8 mmol/L) Tolerancia normal a la glucosa
    140* mg/dL (7.8 mmol/L) y superior Anormal, se necesita realizar el test TOG (ver más abajo)
    * Hay quien utiliza un valor umbral >130 mg/dL (7.2 mmol/L) debido a que éste identifica al 90% de mujeres con diabetes gestacional, en comparación al 80% identificado si se usa el umbral de >140 mg/dL (7.8 mmol/L).

     

    Diagnóstico de la Diabetes Gestacional: test TOG
    *En el 2011, la American Diabetes Association recomendó utilizar un test de TOG de 2 horas en lugar de un test de TOG de 3 horas, como seguía recomendando el American Congress of Obstetricians and Gynecologists.
    OBTENCIÓN DE LA MUESTRA

    VALOR DE DECISIÓN

    (American Congress of Obstetricians and Gynecologists)

    VALOR DE DECISIÓN

    (American Diabetes Association)

    En ayunas 95 mg/dL (5.3 mmol/L) 92 mg/dL (5.1 mmol/L)
    1 hora después de la sobrecarga de glucosa 180 mg/dL (10.0 mmol/L) 180 mg/dL (10.0 mmol/L)
    2 horas después de la sobrecarga de glucosa 155 mg/dL (8.6 mmol/L) 153 mg/dL (8.5 mmol/L)
    3 horas después de la sobrecarga de glucosa 140 mg/dL (7.8 mmol/L) No aplicable
    Interpretación Si DOS o más valores igualan o superan los valores de decisión, se diagnostica una diabetes gestacional Si UNO o más valores igualan o superan los valores de decisión, se diagnostica una diabetes gestacional

    El simulador de Windows XP funciona en un navegador web y su funcionamiento imita el sistema operativo. Puedes usarlo para bromear a alguien.

    Pueden observarse niveles moderadamente aumentados de glucosa en personas pre-diabéticas. En caso de no tratarse, la pre-diabetes aumenta el riesgo de desarrollar una diabetes tipo 2.

    Las siguientes situaciones y enfermedades también pueden resultar en aumentos de la glucosa:

    • Acromegalia
    • Estrés agudo (en respuesta a un traumatismo, a un infarto agudo de miocardio o a un accidente vascular cerebral, por ejemplo)
    • Insuficiencia renal crónica
    • Síndrome de Cushing
    • Comer en exceso
    • Hipertiroidismo
    • Cáncer de páncreas
    • Pancreatitis

     

    Unos niveles disminuidos de glucosa pueden indicar una hipoglicemia, caracterizada por una caída de la concentración de la glucosa en sangre hasta un nivel en el que empieza a causar primero síntomas neurológicos (sudoraciones, palpitaciones, hambre, temblores y ansiedad), después afecta al cerebro (confusión, alucinaciones, visión borrosa y a veces, coma y muerte). El diagnóstico de una hipoglicemia requiere de tres criterios conocidos como la tríada d Whipple.

     

    Niveles bajos de glucosa (hipoglicemia) se observan también en:

    • Insuficiencia adrenal
    • Ingesta de alcohol
    • Enfermedad hepática
    • Hipopituitarismo
    • Hipotiroidismo
    • Sobredosificación de insulina
    • Insulinomas (tumores pancreáticos productores de insulina)
    • Inanición

     

    Glucosa en oirna
    Los valores de glucosa en orina considerados como normales deben quedar comprendidos en el intervalo entre no detectables y bajos. Cualquier situación que haga aumentar los niveles de glucosa en sangre puede potencialmente elevar los de la glucosa en orina.

     

    Se observan aumentos de glucosa en orina con el uso de ciertos medicamentos como los estrógenos y el hidrato de cloral, así como en algunas formas de enfermedad renal.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    El estrés extremo puede ocasionar un aumento transitorio de los niveles de glucosa en sangre. Esto puede observarse en traumatismos, cirugía, infarto agudo de miocardio o accidente vascular cerebral.

    Algunos fármacos como: corticoesteroides, antidepresivos tricíclicos, diuréticos, epinefrina, estrógenos (píldoras anticonceptivas y tratamiento hormonal sustitutivo), litiofenitoína y salicilatos pueden hacer aumentar la glucosa en sangre, mientras que otros como acetaminofeno y esteroides anabolizantes la pueden hacer disminuir.

  • ¿Puede verificarse uno mismo en casa sus niveles de glucosa en sangre?

    Si usted no es diabético o pre-diabético, no hay razón alguna para verificar los niveles de glucosa en casa. El cribado que se realiza como formando parte de un examen físico regular debería de ser suficiente.

    Sin embargo, si se le ha diagnosticado una diabetes, su médico o la enfermera especializada en diabetes le recomendarán el uso de un aparato para monitorizar la glucosa a nivel domiciliario (glucómetro, o alguno de los métodos más novedosos que utilizan tan sólo cantidades ínfimas de sangre o realizan la prueba con fluido intersticial - el líquido entre las células -). Se le proporcionarán recomendaciones respecto a como pueden ser de elevados o de bajos sus niveles de glucosa a lo largo del día. Comprobando su glucosa regularmente podrá observar si la dieta y la pauta de tratamiento son las adecuadas.

  • ¿Puede determinarse la glucosa en orina en lugar de la glucosa en sangre?

    La mayor parte de las veces, no. Normalmente la glucosa sólo aparecerá en orina si los niveles de glucosa en sangre son suficientemente elevados, de manera que el organismo se deshace del exceso de glucosa vertiéndola en orina, o bien si existe cierto grado de lesión renal y en consecuencia la glucosa se filtra hacia la orina. Sin embargo, la glucosa en orina se utiliza a veces como un indicador burdo de niveles elevados de glucosa; además de permitir la medida de glucosa en orina, la tira reactiva indicadora se muestra ocasionalmente útil para comprobar la presencia de proteínas y de cetonas en orina.

  • ¿Cuáles son los tratamientos habituales en caso de diabetes?

    Para la diabetes de tipo 2, que es el tipo más común de diabetes, la pérdida de peso, seguir una dieta sana rica en fibra y pobre en carbohidratos, y practicar ejercicio físico con regularidad pueden ser suficientes para disminuir los niveles de glucosa en sangre. No obstante, a menudo para alcanzar unos niveles de glucosa deseables, se hace necesario tomar medicamentos por vía oral, con la finalidad de incrementar tanto la secreción de insulina por parte del organismo como la sensibilidad a la misma. En el caso de la diabetes de tipo 1 (y en aquellas diabetes de tipo 2 que no respondan suficientemente bien al tratamiento oral), se requiere de la inyección de insulina varias veces al día.

  • ¿Cómo puede ayudar el personal sanitario especializado en diabetes?

    Si usted es diabético, es muy probable que una enfermera especializada se asegure de que usted sepa como:

    • Reconocer y saber como actuar ante niveles altos o bajos de glucosa en sangre
    • Verificar y registrar sus propios resultados de glucosa
    • Ajustar su medicación
    • Administrarse la insulina (tipos y combinaciones para satisfacer sus necesidades)
    • Actuar con otros medicamentos cuando se ponga enfermo
    • Inspeccionar su piel, pies y ojos para detectar problemas precozmente
    • Comprar material propio de diabéticos y almacenarlo adecuadamente
    • Planificar las comidas. La dieta es extremadamente importante para minimizar las fluctuaciones de los niveles sanguíneos de glucosa. Un dietista puede también asesorarle al respecto
  • ¿Cómo se diagnostica una hipoglicemia?

    Para el diagnóstico de una hipoglicemia debe cumplirse la tríada de Whipple, que incluye:

    • niveles bajos de glucosa (inferiores a 40 mg/dL (2.2 mmol/L)), a menudo determinados junto la insulina y al Péptido C
    • síntomas de hipoglicemia cuando los niveles de glucosa están marcadamente disminuidos
    • desaparición de los síntomas cuando se corrigen los niveles de glucosa

    La hipoglicemia primaria es rara y suele diagnosticarse en la infancia. Las personas afectadas presentan síntomas de hipoglicemia sin tener realmente niveles bajos de glucosa en sangre. En estos casos, puede ser suficiente modificar los hábitos alimentarios, comiendo tentempiés o pequeñas cantidades más a menudo durante el día y sustituyendo carbohidratos simples por complejos.

  • ¿En qué se distinguen la glucosa y el azúcar de consumo habitual?

    El azúcar de consumo habitual (sucrosa) consiste en una combinación de dos azúcares simples, glucosa y fructosa, que se liberan durante el proceso de la digestión. Como la glucosa es la principal fuente de energía del organismo, a veces se conoce informalmente a la prueba de glucosa como prueba del azúcar.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Know your Blood Sugar Numbers. National Diabetes Education Program http://ndep.nih.gov/media/knownumbers_eng.pdf

Olatunbosun, S. Glucose Intolerance. Medscape Reference http://emedicine.medscape.com/article/119020-overview

Dugdale, D. Glucose test – blood. MedlinePlus Medical Encyclopedia http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003482.htm

Eckman, A. Blood glucose monitoring. MedlinePlus Medical Encyclopedia http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003438.htm

Eckman, A. Managing your blood sugar. MedlinePlus Medical Encyclopedia http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/patientinstructions/000086.htm

Khardori, R. Type 2 Diabetes Mellitus. Medscape Reference http://emedicine.medscape.com/article/117853-overview

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2011). Mosby’s Diagnostic and Laboratory Test Reference 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 497–499.

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, Glucose Monitoring http://diabetes.niddk.nih.gov/dm/pubs/glucosemonitor/index.htm

American Diabetes Association, Standards of Medical Care in Diabetes—2011, Diabetes Care January 2011 34:S11-S61. http://care.diabetesjournals.org/content/34/Supplement_1/S11.full

Metzger BE, et al "International association of diabetes and pregnancy study groups recommendations on the diagnosis and classification of hyperglycemia in pregnancy". Diabetes Care 2010; 33: 676-82.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?