Sodio

18/11/2020
Tambien conocido como:

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para determinar si la concentración de sodio se encuentra dentro de los límites de normalidad; como parte de un perfil de electrolitos para valorar un desequilibrio electrolítico y realizar el seguimiento del tratamiento de las alteraciones de la concentración de sodio en el organismo.

¿Cuándo hacer el análisis?

Como parte de una revisión rutinaria; si existe deshidratación, alteración de la presión arterial, edemas o síntomas inespecíficos.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa del brazo; en algunos casos se puede utilizar una muestra de orina aleatoria o una orina de 24 horas.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

Esta prueba mide la concentración de sodio en sangre o en orina. El sodio es un electrolito imprescindible para el funcionamiento normal del organismo, principalmente para mantener la función nerviosa y muscular.

El sodio, junto con otros elementos como el potasio, el cloruro y el bicarbonato, ayuda a regular la cantidad de líquido del organismo y permite que las células funcionen adecuadamente. El sodio está presente en todos los fluidos del organismo pero se encuentra en concentraciones más elevadas en la sangre y en los líquidos extracelulares. El riñón es el órgano encargado de regular la cantidad de sodio del organismo.

El sodio se obtiene de la dieta, de la sal de mesa (cloruro sódico) y, en cierto grado, de todos los alimentos que se ingieren. La mayor parte de personas ingiere una cantidad suficiente de sodio. El organismo utiliza el sodio que necesita y los riñones excretan el resto por la orina, para mantener la concentración de sodio dentro de unos márgenes estrechos. Esto se consigue:

  • Produciendo hormonas que pueden hacer aumentar (péptidos natriuréticos) o disminuir (aldosterona) las pérdidas de sodio por la orina.
  • Produciendo una hormona que impide la pérdida de agua, denominada hormona antidiurética ( ADH o vasopresina).
  • Controlando la sed; incluso un aumento del 1% del sodio en la sangre hará aumentar la sed y provocará el tener ganas de beber agua, devolviendo la concentración de sodio a la normalidad.

Cuando el sodio en sangre se altera, también cambia el contenido de agua en el organismo. Estos cambios pueden asociarse a deshidratación (escasez de líquidos) o bien a edemas con hinchazón de las piernas (exceso de líquidos).

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

La determinación de sodio en la sangre se utiliza para detectar hiponatremia o hipernatremia. El médico puede solicitar esta prueba en conjunto con otros electrolitos para identificar un desequilibrio electrolítico durante una revisión rutinaria.

La determinación de sodio en sangre también puede realizarse en ciertas situaciones:

  • La detección, evaluación y seguimiento de las alteraciones electrolíticas y del pH (acidosis o alcalosis).
  • Detectar la causa y controlar el tratamiento en los pacientes con deshidratación o edemas.
  • Determinar si existe alguna enfermedad aguda o crónica que implique al cerebro, pulmones, hígado, corazón, riñones, glándula tiroides o glándulas suprarrenales.
  • En las personas con un desequilibrio electrolítico conocido, puede solicitarse la determinación de sodio en sangre a intervalos regulares para monitorizar la eficacia del tratamiento. También puede solicitarse para monitorizar a los pacientes que estén tomando algún tipo de medicación que pueda afectar al sodio, como los diuréticos.

La concentración de sodio en la orina suele determinarse en las personas que tienen una concentración anormal de sodio en la sangre, para saber si la causa del desequilibrio se debe por ejemplo, al exceso de ingesta de sodio o a un aumento de las pérdidas. El sodio en la orina también se utiliza para ver si una persona con hipertensión arterial ingiere demasiada cantidad de sal. Se determina con frecuencia en las personas con enfermedad renal para determinar la causa de estos problemas y para orientar el tratamiento.

Como la dieta afecta a la concentración de sodio, es útil la determinación de sodio en la orina de 24 horas para reducir el impacto de una única comida sobre los resultados de la prueba.

¿Cuándo se solicita?

Esta prueba forma habitualmente parte de las determinaciones que se realizan en las revisiones rutinarias.

La prueba de sodio en sangre puede solicitarse cuando un paciente tiene o de tales como:

  • Debilidad, cansancio.
  • Confusión.
  • Letargia.
  • En casos graves, puede llegar al coma.

Sin embargo, el paciente puede estar asintomático cuando las concentraciones van bajando paulatinamente. Por esta razón, el sodio se analiza aunque el individuo sea asintomático.

La determinación de sodio también se puede solicitar cuando existen síntomas de hipernatremia, como:

  • Sensación de sed.
  • Mucosas secas (ojos, boca).
  • Disminución del volumen de orina emitido o de la frecuencia.
  • Espasmos musculares.
  • Agitación.

En los casos graves (concentraciones extremadamente altas) se observa inquietud, actos irracionales, coma o convulsiones.

Los electrolitos se miden también en la monitorización de los tratamientos que incluyen la administración de líquidos por vía intravenosa o cuando existe la posibilidad de tener una deshidratación.

Los perfiles de los electrolitos se utilizan frecuentemente para el seguimiento del tratamiento de determinadas enfermedades como la hipertensión, enfermedad cardiaca, enfermedad hepática y enfermedad renal.

En algunos casos se puede utilizar una muestra de orina aleatoria o bien una orina de 24 horas cuando la determinación en sangre está alterada, para determinar la causa del desequilibrio o realizar el seguimiento del tratamiento.

¿Qué significa el resultado?

La concentración de sodio se evalúa típicamente en conjunto con otras determinaciones, como por ejemplo dentro de un perfil de electrolitos. La hiponatremia o la hipernatremia pueden aparecer en diversas situaciones.

Entre las patologías que pueden originar una hiponatremia se incluyen:

Raramente, por exceso del consumo de sal en la dieta.

La determinación de sodio en la orina debe evaluarse en conjunto con la concentración sanguínea. El organismo normalmente expulsa el exceso de sodio por la orina, por lo que la concentración en orina puede estar elevada cuando se encuentra elevada en sangre. La concentración de sodio en orina también puede estar elevada cuando el organismo pierde demasiado sodio, en tal caso la concentración sanguínea sería normal o baja. Si el sodio en sangre es bajo por una ingesta insuficiente, la concentración en orina también será baja.

La determinación de sodio junto con otros electrolitos es útil para calcular el anión gap. El anión gap es a su vez útil para identificar la presencia de posibles sustancias tóxicas en sangre. Para más información, consultar el artículo sobre Electrolitos.

¿Qué puede significar una pequeña alteración de la concentración de sodio?

El médico interpreta el resultado de la determinación del sodio en el contexto del paciente, en función de otras pruebas que se hayan realizado, la historia clínica y la exploración física. Un resultado aislado que se encuentre ligeramente fuera del intervalo de referencia puede no tener ninguna significación clínica. Por ello, es importante repetir y confirmar las alteraciones, además de comparar los resultados actuales con los antecedentes del paciente.

Por otra parte, un resultado alterado puede ser indicativo de la presencia de alguna patología que necesite seguimiento. El médico valorará los resultados para determinar si la alteración puede ser significativa o no.

¿Cuál es el aporte recomendado de sal en la dieta?

En adultos se recomienda que el aporte de sal en la dieta no supere los 2.300 miligramos por día. La mayoría de adultos ingieren una cantidad suficiente de sodio, pero es importante no superar este límite.

Las fuentes más comunes de sodio son la sal de mesa, los alimentos enlatados y precocinados, los encurtidos, las galletas saladas o los quesos. La comida rápida o incluso las comidas que se sirven en los restaurantes tradicionales también suelen ser ricas en sal.

En las personas con hipertensión o para las que el sodio puede ser contraproducente, el hecho de controlar la ingesta de sal de la dieta puede suponer un beneficio importante para su salud. En las personas sin hipertensión, limitar el consumo de sal también disminuye el riesgo de desarrollar problemas asociados a hipertensión y enfermedad cardiaca.

La apetencia por la sal es adquirida y modificable. Cuanta menos sal se consuma, menos apetencia se tiene por ella.

¿Existe alguna población susceptible de tener una concentración alta o baja de sodio?

Sí. Las personas con diarrea crónica, sudoración excesiva, quemaduras, vómitos, enfermedad de Addison, enfermedad renal o insuficiencia cardiaca congestiva pueden tener la concentración de sodio disminuida. Las personas con deshidratación, que consumen diuréticos, con síndrome de Cushing, con fibrosis quística, trastornos neurológicos, hipotiroidismo o insuficiencia renal pueden presentar aumentos de las concentraciones de sodio.

¿Las personas deportistas deberían prestar atención a la rehidratación tras la práctica de deporte para mantener su concentración de sodio alta?

Sí. Durante el ejercicio intenso, si la duración es suficiente, se pierden tanto agua como sodio por el sudor. Para mantener un equilibrio correcto se recomienda, en lugar de tomar solamente agua, aumentar la ingesta de sodio a través de alimentos salados o bebidas isotónicas.

¿Hay algo más que debería saber?

Algunos fármacos como los esteroides, antibióticos, laxantes, antitusígenos y anticonceptivos orales pueden aumentar la concentración de sodio en la sangre. Otros fármacos como los inhibidores del ECA, diuréticos, carbamacepina, heparina y antidepresivos tricíclicos la pueden disminuir.

Enlaces

Pruebas relacionadas:

Estados fisiológicos y enfermedades:

En otras webs:

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Lab Tests Online. Sodium. Actualizado el 19 de diciembre de 2019. Disponible online en https://labtestsonline.org/tests/sodium. Último acceso el 03/11/2020.

Martin, L. Electrolytes. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en https://medlineplus.gov/ency/article/002350.htm. Último acceso el 03/11/2020.

Greenstein, M. 24-Hour Urine Collection. University of Rochester Medical Center Health Encyclopedia. Disponible online en https://www.urmc.rochester.edu/encyclopedia/content.aspx?ContentTypeID=92&ContentID=P08955. Último acceso el 03/11/2020.

Stephens, C. Urine Sodium Level Test. Healthline. Disponible online en https://www.healthline.com/health/sodium-urine. Último acceso el 03/11/2020.

Jacobs & DeMott. Laboratory Test Handbook, 2001; 5th edition. Lexi-Comp, Inc.

Pagana K, Pagana T. Mosby's Manual of Diagnostic and Laboratory Tests. 4th edition, Pp. 479-482; 989-992.

Harrison, P. Low-Normal Serum Sodium Identified as a Risk Factor for CVD/Death. Medscape Multispecialty. Disponible online en http://www.medscape.com/viewarticle/849532. Último acceso el 03/11/2020.

Craig, S. Hyponatremia in Emergency Medicine. Medscape Drugs & Diseases. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/767624-overview. Último acceso el 03/11/2020.

Lukitsch, I. Hypernatremia. Medscape Drugs & Diseases. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/241094-overview. Último acceso el 03/11/2020.

Dugdale, D. Sodium blood test. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003481.htm. Último acceso el 03/11/2020.

Dugdale, D. Hyponatremia. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000394.htm. Último acceso el 03/11/2020.

Mir, F. Serum Sodium. Medscape Drugs & Diseases. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/2099065-overview. Último acceso el 03/11/2020.

En mantenimiento.

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image