También conocido como
FA
ALP
Nombre sistemático
Fosfatasa Alcalina
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
22.05.2018.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para evaluar o monitorizar enfermedades hepáticas u óseas.

¿Cuándo hacer el análisis?

Como parte del perfil de rutina del estudio de la función hepática o cuando haya síntomas de enfermedad hepática u ósea.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

La fosfatasa alcalina (FA) es una enzima presente en varios tejidos del organismo como hígado, hueso, riñón, intestino y placenta de mujeres embarazadas. No obstante, sus concentraciones más elevadas se observan en células óseas y hepáticas. Esta prueba mide la cantidad de fosfatasa alcalina en sangre.

En el hígado, la fosfatasa alcalina se encuentra en los bordes de las células que se unen para formar los conductos biliares, tubos diminutos que drenan bilis del hígado a los intestinos donde se necesita para facilitar la digestión de las grasas. La fosfatasa alcalina ósea es producida por unas células conocidas como osteoblastos, implicadas en la formación del hueso. Cada uno de estos distintos tejidos u órganos produce distintas formas de fosfatasa alcalina, que se conocen como isoenzimas.

Concentraciones elevadas de fosfatasa alcalina en sangre suelen asociarse a trastornos hepáticos u óseos. Los niveles de la enzima pueden aumentar considerablemente por ejemplo cuando existe una obstrucción de uno o varios conductos biliares. Aumentos no tan marcados se observan en cánceres de hígado y en cirrosis, así como en hepatitis y con el uso de fármacos tóxicos para el hígado. Cualquier situación que suponga una formación ósea excesiva, como la enfermedad de Paget, también puede acompañarse de un aumento de los niveles de fosfatasa alcalina en sangre. En niños y adolescentes es característico hallar concentraciones de fosfatasa alcalina aumentadas, debido a que sus huesos todavía están formándose. Por este motivo, los resultados de la determinación de la fosfatasa alcalina deben interpretarse de manera diferente en niños y adultos.

Se pueden diferenciar los distintos tipos de formas (isoenzimas) de fosfatasa alcalina producidos por el organismo. Si los síntomas y signos clínicos no permiten conocer el origen del aumento de la fosfatasa alcalina (hueso o hígado), se puede determinar cual es el isoenzima que contribuye a su elevación en sangre y asegurar que la causa es ósea o bien hepática.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Se recomienda estar en ayunas, aunque no es imprescindible. Tras una comida, es posible que los niveles de fosfatasa alcalina se mantengan moderadamente elevados durante unas pocas horas. Por este motivo, se recomienda realizar la prueba después de haber mantenido un ayuno durante toda la noche.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    La fosfatasa alcalina es útil para detectar enfermedades óseas o hepáticas.

    • Cuando existe daño hepático, las células lesionadas liberan cantidades importantes de fosfatasa alcalina hacia la sangre. Por este motivo, esta prueba a menudo se utiliza para detectar obstrucciones de los conductos biliares, ya que la fosfatasa alcalina se encuentra a concentraciones elevadas en los márgenes de las células que limitan los conductos. Si existe obstrucción de uno o varios conductos, por ejemplo debido a la presencia de un tumor, a menudo la concentración de fosfatasa alcalina en sangre está elevada.
    • Cualquier situación que repercuta sobre el crecimiento óseo o genere un aumento de la actividad de las células óseas puede hacer aumentar los niveles de fosfatasa alcalina en sangre. La determinación de fosfatasa alcalina puede por ejemplo utilizarse para detectar cánceres que se han extendido hacia el hueso, o también para diagnosticar la enfermedad de Paget; en esta enfermedad en la que los huesos se deforman, así como en los déficits de vitamina D, la fosfatasa alcalina puede ser útil para monitorizar el tratamiento.

    Si existe un aumento de fosfatasa alcalina pero no resulta claro si el origen de este aumento es hepático u óseo, la determinación de las isoenzimas de la fosfatasa alcalina puede ser de utilidad; también pueden determinarse con esta finalidad la GGT o la 5'-nucleotidasa. Estas dos últimas enzimas aumentan en las enfermedades hepáticas pero no en las óseas.

  • ¿Cuándo se solicita?

    La fosfatasa alcalina suele formar parte del  perfil de rutina del laboratorio, y a menudo forma parte de una serie de pruebas conocidas como perfil hepático, especialmente si la persona presenta síntomas o signos de enfermedad hepática u ósea.

    Entre los signos y síntomas de afectación hepática se incluyen:

    • Debilidad, fatiga
    • Pérdida de apetito
    • Náuseas, vómitos
    • Distensión y/o dolor abdominal
    • Ictericia
    • Orinas oscuras, heces descoloridas
    • Picor (prurito)

    Algunos ejemplos de signos y síntomas sugestivos de enfermedad ósea son:

    • Dolor óseo o articular
    • Fracturas frecuentes
    • Deformidades óseas

     

  • ¿Qué significa el resultado?

    NOTA: No es posible indicar un intervalo de referencia estándar para este análisis. Dado que los valores de referencia dependen de muchos factores, incluyendo la edad del paciente, el sexo, las características de la población y el método utilizado, los resultados numéricos de los análisis tienen diferentes interpretaciones en distintos laboratorios. El informe de su laboratorio debe incluir el intervalo de referencia específico para sus análisis. Lab Tests Online recomienda encarecidamente que usted comente los resultados obtenidos con su médico. Para más información concerniente a los intervalos de referencia, lea por favor Intervalos de Referencia y su Significado.

    Una concentración elevada de fosfatasa alcalina suele indicar que existe un daño hepático o que por algún motivo existe un aumento de la actividad celular en el hueso.

    Si también se detecta un aumento de los niveles de otras pruebas hepáticas como bilirrubina, aspartato aminotransferasa (AST) o alanina aminotransferasa (ALT), el aumento de fosfatasa alcalina podrá seguramente atribuirse al hígado. Si además la GGT también está aumentada, las probabilidades de que la causa sea hepática aumentan. Contrariamente, si los resultados de estas pruebas son normales, es más probable que la afectación sea ósea. De manera similar, si calcio y fosfatos (fósforo) están alterados, es más probable que el aumento de la fosfatasa alcalina sea por una causa ósea.

    Si la determinación de fosfatasa alcalina o la de otras pruebas no permiten conocer si la causa puede ser hepática u ósea, resulta de utilidad determinar los isoenzimas de la fosfatasa alcalina.

    Fosfatasa alcalina en enfermedad hepática
    Los niveles de fosfatasa alcalina suelen interpretarse conjuntamente con los de otras pruebas específicas de enfermedad hepática. En las hepatitis, la fosfatasa alcalina está mucho menos aumentada que las transaminasas (AST y ALT). Cuando existen obstrucciones de la vía biliar (normalmente por piedras, o por problemas anteriores que han dejado cicatrices o estrecheces, o por intervenciones quirúrgicas o por cánceres), los aumentos de fosfatasa alcalina y de bilirrubina son muy superiores a los de las transaminasas. La fosfatasa alcalina puede aumentar en un cáncer de hígado.

    Fosfatasa alcalina en enfermedad ósea
    La fosfatasa alcalina puede estar elevada en algunas enfermedades, como la enfermedad de Paget en la que los huesos se ensanchan y se deforman, o en algunos cánceres que se extienden hacia el hueso.

    Si el tratamiento de la enfermedad de Paget es efectivo, los niveles de fosfatasa alcalina se normalizarán o disminuirán. De manera similar, si el tratamiento de un cáncer óseo o hepático resulta efectivo, los niveles de fosfatasa alcalina tenderán a disminuir.

    Otros trastornos como el linfoma de Hodgkin, la insuficiencia cardíaca congestiva, la colitis ulcerosa y ciertas infecciones bacterianas pueden hacer aumentar los niveles de fosfatasa alcalina en sangre.

    Pueden observarse niveles disminuidos de fosfatasa alcalina de manera transitoria después de una transfusión sanguínea o de un by-pass cardíaco. Los déficits de zinc pueden también hacer disminuir los niveles de fosfatasa alcalina. Pueden existir disminuciones muy marcadas de fosfatasa alcalina en una trastorno genético raro del metabolismo óseo, conocido como hipofosfatasia. Otras causas de disminución de los niveles de fosfatasa alcalina pueden ser la malnutrición, un  déficit proteico o la enfermedad de Wilson.]

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    La concentración de fosfatasa alcalina puede aumentar durante el embarazo, y también durante el proceso de reparación de las fracturas óseas.

    Los niños y los adolescentes tienen valores de fosfatasa alcalina más elevados debido a que sus huesos están creciendo y la concentración de la misma suele ser muy elevada durante el "estirón", que se da a diferentes edades en chicos y chicas.

    Algunos fármacos pueden alterar los niveles de fosfatasa alcalina. Por ejemplo, los contraceptivos orales pueden hacerlos disminuir, mientras que los antiepilépticos los pueden hacer aumentar.

     

  • ¿Qué otras pruebas se utilizan para evaluar las enfermedades hepáticas?

    Otras pruebas comúnmente usadas incluyen enzimas que se encuentran en células hepáticas, como la alanina aminotransferasa (ALT) y la aspartato aminotransferasa (AST). También puede evaluarse la bilirrubina, sustancia procedente de la rotura de los glóbulos rojos o hematíes que se metaboliza en el hígado. Estas pruebas, junto con GGT, proteínas y albúmina suelen solicitarse en un perfil hepático.

  • ¿Quién tiene riesgo de padecer una afectación o enfermedad hepática?

    Entre los que pueden presentar riesgo de desarrollar trastornos hepáticos se incluyen personas:

    • Expuestas a virus causantes de hepatitis
    • Consumidoras importantes de alcohol
    • Bajo medicación con efectos tóxicos sobre el hígado, o que están expuestas a toxinas hepáticas
    • Obesas, con síndrome metabólico o con resistencia a la insulina
    • Con insuficiencia cardíaca congestiva
    • Con trastornos hereditarios que afectan al hígado, como la enfermedad de Wilson o la hemocromatosis

    Si desea más información, refiérasa a enfermedad hepática.

  • ¿Qué otras pruebas de laboratorio deberían determinarse si se tiene un trastorno óseo?

    En función de la causa, se utilizarán otras pruebas, como por ejemplo calcio, fósforo, PTH, vitamina D o marcadores óseos.

     

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

ALP Isoenzyme Test. National Center for Biotechnology Information PubMed Health. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmedhealth/PMH0003968

Alkaline Phosphatase, Total and Isoenzymes, Serum. Mayo Clinic. http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Clinical+and+Interpretive/89503

MedlinePlus. Fosfatasa Alcalina. MedlinePlusEncyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003470.htm

Xiushui, M. R. et. al. Cardiac Cirrhosis and Congestive Hepatopathy. Medscape. http://emedicine.medscape.com/article/151792

Tietz Textbook of Clinical Chemistry and Molecular Diagnostics. Burtis CA, Ashwood ER and Bruns DE, eds. 4th ed. St. Louis, Missouri: Elsevier Saunders; 2006 pg 608-609, 624.

Pagana K, Pagana T. Mosby's Manual of Diagnostic and Laboratory Tests. 3rd Edition, St. Louis: Mosby Elsevier; 2006, 49-51.

Carey, W. Approach to the Patient with Liver Disease: A Guide to Commonly Used Liver Tests, Cleveland Clinic. http://www.clevelandclinicmeded.com/medicalpubs/diseasemanagement/hepatology/guide-to-common-liver-tests/

Henry’s Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 21st ed. McPherson RA and Pincus MR, eds. Philadelphia: 2007, pp 86, 256.

Dufour, DR et al. National Academy of Clinical Biochemistry Standards of Laboratory Practice: Laboratory Guidelines for Screening, Diagnosis and Monitoring of Hepatic Injury. http://www.aacc.org/SiteCollectionDocuments/NACB/LMPG/hepatic/hepatic_combined.pdf#page=3

Harrison’s Principles of Internal Medicine. 16th ed. Kasper D, Braunwald E, Fauci A, Hauser S, Longo D, Jameson JL, eds. McGraw-Hill, 2005, pp1815, 2280-2281.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico