Tripsinógeno

1/10/2021

También conocido como: tripsina inmunoreactiva, IRT, tripsinógeno en suero, TIR

Nombre sistemático: tripsinógeno inmunoreactivo

Aspectos generales


¿Por qué hacer el análisis?

Para detectar fibrosis quística (FQ) y en ocasiones para detectar pancreatitis.

¿Cuándo hacer el análisis?

Como prueba de un cribado neonatal; cuando un recién nacido presenta síntomas de pancreatitis como dolor abdominal intenso que puede ser persistente o intermitente, náuseas, vómitos, debilidad e ictericia.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa. En recién nacidos, la determinación se realiza a partir de una muestra de sangre obtenida por punción en el talón y la gota de sangre se recoge sobre un papel de filtro.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.


¿Qué es lo que se analiza?

El tripsinógeno es un proenzima pancreático, precursor inactivo de la tripsina que es un enzima proteolítico. Esta prueba mide la cantidad de tripsinógeno en la sangre.

En condiciones normales, el tripsinógeno se sintetiza en el páncreas y se transporta hasta el intestino delgado. Allí se activa por la acción de un enzima situado en la mucosa intestinal, convirtiéndose en tripsina. La tripsina es la responsable de la degradación (ruptura) de las proteínas de la dieta en pequeños fragmentos, conocidos como péptidos. Si la cantidad de tripsinógeno y de tripsina es insuficiente, no se puede digerir correctamente las proteínas, ni por tanto beneficiarse de sus propiedades. Cualquier trastorno que impida que el tripsinógeno alcance la luz del intestino delgado puede ocasionar aumento de los niveles de tripsinógeno en sangre.

Las personas con fibrosis quística (FQ) pueden producir tapones mucosos que obstruyen los conductos pancreáticos que conducen al intestino delgado, impidiendo que el tripsinógeno llegue al intestino, imposibilitando así la degradación de las proteínas de los alimentos.

En otras enfermedades, como la pancreatitis crónica y el cáncer de páncreas

En los bebés, se realiza un cribado neonatal de la FQ con una prueba conocida como tripsinógeno inmunoreactivo (IRT). Los recién nacidos con FQ pueden presentar concentraciones elevadas de IRT en sangre durante varios meses.

Preguntas comunes

¿Cómo se utiliza?

La prueba del tripsinógeno inmunoreactivo (IRT) forma parte del programa de cribado neonatal y se usa para la detección de FQ. Puede usarse junto con una prueba del cloruro en el sudor y/o un panel de mutación del gen de la fibrosis quística para ayudar a identificarla.

En ocasiones, la IRT también se puede utilizar para ayudar a detectar la pancreatitis aguda.

¿Cuándo se solicita?

La prueba del tripsinógeno inmunoreactivo (IRT) se solicita en recién nacidos como parte del cribado neonatal de la fibrosis quística. El 6 de noviembre de 2014 se publicó en el Boletín Oficial del Estado Español el programa poblacional de cribado neonatal de enfermedades endocrino-metabólicas, que forma parte de la cartera común básica de servicios asistenciales del Sistema Nacional de Salud, y que incluye la detección precoz de fibrosis quística.

Además, la prueba del tripsinógeno se solicita cuando la persona tiene signos y  síntomas de  pancreatitis aguda como:

-Dolor grave en la parte superior del abdomen que puede irradiarse a la parte media de la espalda, que suele durar   al menos varias horas seguidas.

-Náuseas, vómitos.

-Debilidad.

-Coloración amarillenta de la piel y/o ojos (ictericia).

-Fiebre.

¿Qué significa el resultado?

Si un bebé presenta concentraciones elevadas de IRT es posible que padezca fibrosis quística. En niños o adultos, niveles elevados de IRT pueden deberse a una producción anormal de enzimas pancreáticas, pancreatitis o cáncer de páncreas.

Sin embargo, la elevación del IRT también puede corresponder a un resultado falso positivo. Factores como la edad al momento de la recolección y la raza / etnia podrían afectar los valores de IRT. Por este motivo, las concentraciones elevadas de IRT deben ir acompañadas de otras pruebas adicionales como la prueba del cloruro en el sudor y/o un panel de mutación del gen de la fibrosis quística.

Si el valor de IRT no es elevado, es probable que el recién nacido no tenga FQ. Si las concentraciones de IRT son negativas pero el niño presenta síntomas, se debe considerar la realización de otras pruebas que permitan diagnosticar o descartar una fibrosis quística (FQ como la prueba del sudor y/o la mutación del gen FQ.

¿Qué otras pruebas puede solicitar el médico para comprobar el estado del páncreas?

El médico puede solicitar una muestra de heces para realizar un estudio de grasas en heces o la determinación de elastasa fecal o de tripsina/quimotripsina, así como la determinación de amilasa o lipasa en sangre para evaluar otros aspectos de la función pancreática y digestiva.

¿Hay algo más que debería saber?

La prueba del tripsinógeno inmunoreactivo (IRT) en la FQ tan solo es potencialmente útil para el cribado. Sin embargo, se necesitan pruebas adicionales para llegar al diagnóstico.

En las personas con FQ, una elevación de los valores de IRT no constituye un reflejo de la gravedad de la enfermedad.

Enlaces

Pruebas relacionadas:

Prueba del cloruro en sudor

Quimotripsina

Mutación del gen de la fibrosis quística

Estados fisiológicos y enfermedades:

Fibrosis quística

Enfermedades pancreáticas

Pancreatitis

Cáncer de páncreas

En otras webs:

Medline: Fibrosis quística

Sociedad Española de Fibrosis Quística

Federación Española Fibrosis Quística

National Heart Lung and Blood Institute: Fibrosis quística

Cystic Fibrosis FoundationCystic Fibrosis Canada

En mantenimiento.

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image