Cribado prenatal del estreptococo grupo B

10/10/2020
Tambien conocido como:

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para realizar un cribado de la presencia del Streptococcus del grupo B (EGB) en una embarazada y determinar el riesgo de que pueda pasar la bacteria al recién nacido, produciéndole una grave infección.

¿Cuándo hacer el análisis?

Entre las semanas 35 y 37 de la gestación, en los partos prematuros, en la rotura prematura de membranas.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra obtenida de la vagina y del recto de la embarazada, tomada con un escobillón o torunda. Se puede utilizar una muestra de orina recogida en cualquier momento del embarazo para detectar una cantidad significativa de EGB.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

El Streptococcus agalactiae es una bacteria que recibe también el nombre de estreptococo del grupo B (EGB). Se trata de una bacteria común que coloniza el tracto gastrointestinal y el genital. Raramente ocasiona molestias o problemas en los adultos sanos, pero puede causar infecciones graves en los recién nacidos. El cribado prenatal del EGB identifica la presencia de la bacteria en la vagina o recto de una mujer embarazada.

El EGB puede transmitirse de la madre al hijo, antes o durante el parto, ocasionando una enfermedad de inicio precoz a las pocas horas o días del nacimiento. Los signos y síntomas en el recién nacido incluyen fiebre, dificultad para respirar y al ingerir el alimento, irritabilidad o letargia, y coloración azulada de la piel. El EGB puede producir infecciones graves como neumonía, sepsis y meningitis. Según los Centers for Disease Control and Prevention (CDC), constituye la principal causa de infecciones graves en recién nacidos, comprometiendo la vida del bebé.

Cerca de un 25% de las embarazadas son portadoras del EGB en su recto o vagina. No obstante, el número de bebés con la enfermedad por estreptococo beta hemolítico del grupo B se ha reducido significativamente, gracias a los esfuerzos de los profesionales sanitarios para realizar el cribado de la presencia de EGB en las fases tardías del embarazo; en el caso de que el resultado sea positivo, la embarazada recibe tratamiento antibiótico por vía endovenosa (normalmente penicilina o ampicilina) durante el parto. Con esta actuación se evita o disminuye muchísimo el riesgo de transmitir la bacteria al recién nacido. Sin embargo, la enfermedad por EGB constituye la primera causa de sepsis precoz en el recién nacido, poniendo en riesgo su vida.

No se dispone actualmente de ninguna vacuna que permita prevenir la infección por EGB. Tampoco se considera práctico tratar con antibióticos a todas las embarazadas. El cribado prenatal del EGB y la instauración de un tratamiento adecuado continúa siendo la mejor manera de prevenir la infección por EGB en el recién nacido.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?

La muestra se obtiene de la vagina y del recto de la embarazada con un escobillón o torunda; se puede realizar un cultivo de una muestra de orina recogida en cualquier momento del embarazo para detectar cantidades significativas de EGB.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?

Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial.

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

El cribado prenatal del EGB se emplea para detectar la presencia de esta bacteria en la vagina o recto de una embarazada. Aproximadamente un 25% de las embarazadas están colonizadas por el EGB. El cribado es útil para determinar el riesgo de que la mujer transmita la bacteria a su hijo durante el parto, produciéndole una grave infección.

Los CDC publicaron unas recomendaciones en el año 2010 en relación con la prevención de la enfermedad perinatal por EGB. Las guías destacan la necesidad de realizar un cribado universal a las embarazadas entre las semanas 35 y 37 de la gestación para detectar una posible colonización por la bacteria. Las guías también proporcionan información detallada acerca de la recomendación del tratamiento antibiótico durante el parto en las mujeres que están colonizadas por la bacteria, para prevenir la enfermedad por EGB en el recién nacido. Las guías proporcionan las siguientes indicaciones:

  • Cribado de la posible colonización por EGB a todas las embarazadas entre las semanas 35 y 37 del embarazo, excepto si se ha podido aislar la bacteria a partir de una muestra de orina, o que la gestante ya haya tenido un hijo con enfermedad invasiva por EGB; en estas circunstancias y cuando la prueba es positiva, se administran los antibióticos a la embarazada durante el parto.
  • También se debe administrar antibióticos a las mujeres embarazadas que aún no se han sometido a la prueba por EGB y tienen riesgo de parto prematuro y/o rotura prematura de membranas amnióticas o que tienen fiebre durante el parto.

Se debe evaluar a los recién nacidos para detectar cualquier signo de sepsis, realizar las pruebas adecuadas (hemocultivo o cultivo de líquido cefalorraquídeo del bebé) e instaurar un tratamiento adecuado de manera precoz.

Las guías de los CDC también hacen hincapié en los métodos de laboratorio empleados para procesar las muestras, con objeto de mejorar la detección de la bacteria:

  • La prueba recomendada para el cribado prenatal del EGB es el cultivo de la muestra de vagina y recto. Se introducen las torundas de cada una de estas localizaciones anatómicas en un medio de cultivo para favorecer el crecimiento de cualquier EGB que pueda estar presente en la muestra. Cuando la bacteria ha crecido y se ha aislado, se realizan las pruebas adicionales para identificarla.
  • En ciertas ocasiones se pueden utilizar pruebas moleculares que detectan el material genético de la bacteria directamente en los hisopos de la muestra obtenida de la vagina o recto. Estas pruebas no son tan sensibles como el cultivo. Por este motivo, las pruebas moleculares no se recomiendan como método de cribado entre las semanas 35 y 37 del embarazo, si la embarazada no está de parto. No obstante, si en el momento del parto no se tiene constancia de ninguna prueba de cribado previa, o en embarazadas sin factores de riesgo evidentes de la enfermedad, sí que se pueden emplear las pruebas moleculares. Algunos de los factores que pueden hacer aumentar el riesgo incluyen tener un parto prematuro, fiebre o rotura de membranas prolongada.
  • Urinocultivo: puede utilizarse para el cribado de cantidades significativas del EGB.
  • Antibiograma: no se solicita rutinariamente aunque se aísle el EGB. No obstante, puede solicitarse para considerar otros tratamientos alternativos en el caso de que exista una alergia a la penicilina.

¿Cuándo se solicita?

El cribado prenatal del EGB se solicita a la embarazada entre las semanas 35 y 37 de gestación (recomendado por los CDC). Es posible que en un momento del embarazo la mujer sea positiva y que en otro sea negativa. Por esta razón, es importante realizar el cribado hacia el final del embarazo, cuando la fecha del parto ya está próxima; es cuando se podría transmitir potencialmente la bacteria al recién nacido.

También debería solicitarse la prueba en el caso de que el parto se produzca antes de las 35 semanas del embarazo.

¿Qué significa el resultado?

Un resultado positivo a la prueba del cribado prenatal del EGB en una embarazada sana indica que está colonizada por la bacteria y que debería recibir tratamiento antibiótico por vía intravenosa durante el parto, para prevenir así la transmisión de la bacteria al bebé. Se trata de una profilaxis intraparto.

También se debe realizar una profilaxis intraparto cuando el resultado de la prueba en la orina de la embarazada (obtenida en cualquier momento del embarazo) es positivo para EGB.

Un resultado negativo indica que es poco probable que la embarazada esté colonizada por la bacteria (en las zonas en las que se ha obtenido la muestra) y no se recomienda profilaxis antibiótica.

¿Hay algo más que debería saber?

Cualquier embarazada debería saber, antes del parto, si es portadora o no del estreptococo del grupo B y en caso afirmativo conocer el tipo de profilaxis intraparto que recibirá.

Las recomendaciones de los CDC se derivan de un consenso alcanzado entre múltiples organismos y sociedades científicas, en las que están representados obstetras, ginecólogos, pediatras y microbiólogos, entre otros profesionales.

¿Se puede prevenir una infección por estreptococo del grupo B (EGB)?

Con la administración de los antibióticos durante el parto en las embarazadas colonizadas por EGB se ha conseguido disminuir significativamente la incidencia de la infección por el EGB en los recién nacidos. No se dispone de ninguna vacuna para combatir esta infección.

Enlaces

Pruebas relacionadas:

Estados fisiológicos y enfermedades:

En otras webs:

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

LabTestsOnline.org. Prenatal Group B Strep (GBS) Screening. https://labtestsonline.org/tests/prenatal-group-b-strep-gbs-screening. Acceso Octubre 2020.

Centros para el control y la prevención de enfermedades [internet].Prevención de la enfermedad por estreptococo del grupo B en recién nacidos. Disponible online en: https://www.cdc.gov/groupbstrep/about/prevention-sp. Acceso Septiembre 2020.

MedlinePlus Medical Encyclopedia [internet]. Group B streptococcus – pregnancy. Disponible online en: https://medlineplus.gov/ency/patientinstructions/000511.htm . Acceso Septiembre 2020.

Mayo Clinic [internet]. Group B Streptococcus (Streptococcus agalactiae) Culture. Disponible online en: http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Overview/87346. Acceso Septiembre 2020.

ARUP Consult [internet]. Group B Streptococcal Disease. Disponible online en: https://arupconsult.com/content/streptococcal-disease-group-b. Acceso Septiembre 2020.

Medscape Drugs and Diseases [internet]. Streptococcus Group B Infections. Medscape. Disponible online en: http://emedicine.medscape.com/article/229091-overview. Acceso Septiembre 2020.

MedlinePlus Medical Encyclopedia [internet]. Group B streptococcal septicemia of the newborn. Disponible online en: https://medlineplus.gov/ency/article/001366.htm . Acceso Septiembre 2020.

Bidgani, S. et. al. Comparison of group B streptococci colonization in vaginal and rectal specimens by culture method and polymerase chain reaction technique. J Chin Med Assoc. 2016 Mar;79(3):141-5. Disponible online en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26803202. Acceso Septiembre 2020.

Quest Diagnostics [internet]. Streptococcus Group B Culture. Junio 2013. Disponible online en: http://www.questdiagnostics.com/testcenter/TestDetail.action?ntc=5617

Centers for Disease Control and Prevention [internet]. Fast Facts and Statistics on GBS. Junio 2013. Disponible online en: http://www.cdc.gov/groupbstrep/about/fast-facts.

Centers for Disease Control and Prevention [internet]. GBS Signs and Symptoms, Junio 2013. Disponible online en: https://www.cdc.gov/groupbstrep/about/symptoms.

Centers for Disease Control and Prevention [internet]. GBS Prevention in Newborns. Junio 2013. Disponible online en: http://www.cdc.gov/groupbstrep/about/prevention.

Medscape Drugs and Diseases [internet]. Bacterial Infections and Pregnancy. Junio 2013. Disponible online en: http://emedicine.medscape.com/article/235054-overview#aw2aab6b3.

En mantenimiento.

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image