También conocido como
Cultivo de bacterias en heces
Nombre sistemático
Cultivo de enteropatógenos en heces
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
21.05.2018.
Apectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

¿Por qué hacer el análisis?
Para saber si existe una infección en el tracto gastrointestinal debida a la presencia de bacterias patógenas.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando exista diarrea, dolor abdominal, con o sin fiebre, de varios días de duración.

¿Qué muestra se requiere?

Una muestra fresca de heces o una muestra recogida en un medio de transporte adecuado (un frasco de recogida que contenga una solución conservante).

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

El cultivo de heces permite la detección e identificación de bacterias que causan infección en el tracto digestivo. Esta prueba distingue entre los tipos de bacterias que causan enfermedad (patógenas) y los tipos que se hallan normalmente formando parte de la flora intestinal. El cultivo de heces permite determinar si alguna bacteria patógena es la causa de los síntomas gastrointestinales (gastroenteritis).

Las bacterias de las heces son representativas de las que hay en el tracto gastrointestinal, que no es un ambiente estéril, ya que en él habitan bacterias y hongos que conforman la flora intestinal normal. Estos microorganismos juegan un papel importante en la digestión de la comida y en la protección contra el crecimiento de bacterias patógenas. A veces, el equilibrio de la flora intestinal se afecta por la administración de antibióticos de amplio espectro; estos fármacos inhiben el crecimiento de la flora normal a la vez que permiten la supervivencia de las bacterias resistentes a ellos, de tal manera que éstas acaban colonizando el tracto intestinal. El equilibrio de la flora intestinal también puede verse alterado por los fármacos anticancerosos o por enfermedades que debilitan el sistema inmune; así, se produce también un sobrecrecimiento bacteriano y aparecen las diarreas y el dolor abdominal.

Otras bacterias patógenas se introducen en el organismo a través de la comida y el agua contaminada. Algunos ejemplos de fuentes de contaminación incluyen huevos crudos o poco cocidos, carne de ave o vaca, leche no pasteurizada y agua contaminada de lagos, arroyos y, ocasionalmente, aguas de suministro comunitario.

Las personas que viajan a paises en vías de desarrollo tienen mayor riesgo de exponerse a estas bacterias patógenas. Muchas de estas bacterias son verdaderamente patógenas, mientras que otras son cepas de bacterias que conforman la flora normal intestinal de los nativos del país de destino, pero que causan alteraciones gastrointestinales a los turistas. Los viajeros se infectan al comer o beber algún producto contaminado con la bacteria, como agua del grifo, cubitos de hielo en la bebida, ensaladas frescas o comida de un vendedor ambulante.

Los síntomas más comunes de una infección bacteriana patógena son diarrea prolongada con sangre y moco en las heces, dolor abdominal y náuseas. Si la diarrea dura más de unos pocos días puede llevar a deshidratación y desequilibrio hidroelectrolítico, situación peligrosa en niños y ancianos. La deshidratación puede dar síntomas como piel seca, fatiga y ligero dolor de cabeza.

En casos más graves puede ser necesaria la hospitalización para reponer líquidos y electrolitos perdidos. Una complicación grave asociada a la diarrea es el síndrome hemolítico urémico, que se observa más frecuentemente en niños, ancianos o inmunodeprimidos infectados por una cepa de Escherichia coli productora de una toxina, ocasionando destrucción de los glóbulos rojos y fallo renal.

Algunas de las bacterias patógenas más frecuentes y sus fuentes de infección son :

  • Salmonella - a menudo se encuentra en los huevos crudos (incluso en los desinfectados), ave cruda y reptiles. Las mascotas, como lagartos y tortugas, pueden tener Salmonella en sus intestinos sin estar enfermos. Algunos individuos también pueden ser portadores de Salmonella. La Salmonella se puede transmitir entre personas
  • Shigella - se encuentra en agua y comida contaminada por heces, y puede contraerse la infección a partir de personas infectadas cuando no se han tomado medidas higiénicas adecuadas; es importante prevenir la diseminación de la infección por Shigella por ejemplo dentro del ámbito familiar, en un hospital de día o en los cuidadores a domicilio ya que con pocos microorganismos sobreviene la enfermedad
  • Campylobacter - se encuentra en ave cruda o poco cocinada; es la causa más común de diarrea en Estados Unidos y puede ser especialmente grave si llega a la circulación sanguínea; ocasionalmente causa complicaciones a largo plazo como artritis y síndrome de Guillain-Barré
  • Escherichia coli O157:H7 y otras cepas de E. coli productoras de toxinas (la mayoría de cepas de E. coli forman parte de la flora intestinal normal y no ocasionan enfermedad) - se encuentra en las hamburguesas de vacuno crudas o poco cocinadas, en espinacas o en sidra no pasteurizada. Causa diarrea sanguinolenta y puede producir el síndrome hemolítico urémico

También pueden causar diarrea una gran variedad de otras bacterias como Aeromonas sp., Staphylococcus aureus, Yersinia enterocolitica, Vibrio cholerae y otras especies de Vibrio.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Debe recogerse la muestra de heces frescas en un contenedor estéril. La muestra de heces no debería contaminarse con agua u orina. Una vez recogida, la muestra se tiene que enviar al laboratorio en menos de una hora, o en caso de no ser posible, colocarla en una frasco que contenga una solución conservante y enviarla al laboratorio lo más pronto posible.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    El cultivo de heces se usa para detectar la presencia de bacterias causantes de enfermedad (patógenas) y como ayuda al diagnóstico de una infección del tracto digestivo. Se utiliza a menudo junto con el examen de parásitos en heces y/o junto con la prueba Clostridium difficile y toxina del C. difficile, para determinar la causa de una diarrea prolongada. La prueba puede también ser útil para orientar el tratamiento y saber si será necesario administrar antibióticos o cualquier otra medicación.

  • ¿Cuándo se solicita?

    El cultivo de heces se solicita cuando se presentan signos y síntomas de una infección intestinal. Debe prestarse una atención especial si se han ingerido alimentos o bebidas sospechosas de estar contaminadas con bacterias patógenas, tales como alimentos poco cocidos, huevos crudos o la misma comida que ha causado la infección a otras personas y recordar si se ha viajado a otros países (especialmente en vías de desarrollo). Entre los signos y síntomas de infección se incluyen:

    • Diarrea de varios días de duración, y que puede contener moco y/o sangre
    • Dolor abdominal con espasmos
    • Náuseas, vómitos
    • Fiebre

    No necesariamente se tiene que realizar la prueba o administrar antiobióticos a cualquier persona que presente estos signos y síntomas. En personas sin alteración del sistema inmune, estas infecciones digestivas se resuelven tan sólo con medidas de soporte y sin antibióticos. No obstante, si los síntomas empeoran o se trata de niños, de ancianos o de individuos con alteración del sistema inmune, lo recomendable es realizar la prueba y realizar algún tratamiento.

    Es posible que el médico solicite uno o varios cultivos de heces si la persona ha sufrido una infección previa por una bacteria patógena gastrointestinal que ya ha sido tratada o se ha curado de forma espontánea, para confirmar que ya no se detecta la bacteria en cuestión. Esto es importante ya que en algunos casos los individuos pueden convertirse en portadores de la bacteria. Los individuos portadores no enferman pero pueden infectar a otros individuos.

  • ¿Qué significa el resultado?

    Si el resultado al cultivo de heces es positivo para bacterias patógenas, éstas serán con mucha probabilidad la causa de la diarrea y de los síntomas. Los resultados se informan con el nombre de la bacteria aislada o identificada. Los patógenos intestinales que suelen investigar los laboratorios en el cultivo de heces son:

    • Campylobacter sp
    • Salmonella sp
    • Shigella sp

    En función de los antecedentes del individuo (médicos, viajes) se incluirán estudios para otros patógenos, como:

    • Aeromonas
    • Plesiomonas
    • Escherichia coli O157:H7
    • Yersinia enterocolitica
    • Vibrio sp

    Algunas cepas de Clostridium difficile pueden ocasionar diarrea y enfermedad intestinal. Si se sospecha de una infección por este microorganismo, se realizarán otras pruebas para detectar la toxina producida por Clostridium difficile.

    En un cultivo de heces, los resultados negativos reflejan que se han buscado los patógenos más comunes y no se ha encontrado o aislado ninguno de ellos. En un informe puede constar: "No se ha aislado Campylobacter" o "no se ha aislado Salmonella o Shigella", etc. Si el cultivo es negativo para la mayoría de patógenos, es probable que la diarrea se deba a otra causa. También puede ser que la bacteria patógena esté en el tracto gastrointestinal pero no se encuentre en suficiente cantidad en esa muestra de heces. En este caso, si los síntomas continúan, se puede pedir otro cultivo de heces o solicitarse otras pruebas.

    Normalmente las diarreas se deben a la infección por un único tipo de bacteria aunque es posible que coexistan varias.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    Las infecciones bacterianas graves del tracto gastrointestinal y sus complicaciones pueden tratarse con antibióticos, aunque en muchos casos que cursan sin complicaciones lo mejor es no administrar antibióticos. Las personas con un sistema inmune competente se curarán aproximadamente en una semana. Simplemente tendrán que saber como prevenir la diseminación de la infección y como tratar y monitorizar síntomas como la deshidratación.

    Algunas infecciones bacterianas se controlan a nivel comunitario. Dejando de lado las provocadas por viajes, los organismos de salud pública intentan descubrir el origen de la infección para tomar las medidas de protección necesarias.

    La diarrea del viajero suele estar causada por Escherichia coli productores de toxina; esta es la causa más frecuente de diarrea del viajero si se ha ido a África, Asia o Latinoamérica. Estas cepas de Escherichia coli productoras de toxina son distintas de las cepas productoras de la cepa de Escherichia coli O157:H7 productora de la Shiga-toxina, y causante del síndrome hemolítico urémico.

  • ¿Se puede prevenir una infección intestinal bacteriana?

    Lo mejor que se puede hacer es no tomar agua o comida contaminada y cumplir con medidas higiénicas tan sencillas como lavarse las manos. La comida que puede estar contaminada, como carne y huevos crudos, debería cocinarse bien. Las comidas cocinadas y las que se sirven crudas no deben estar en contacto con superficies que puedan haberse contaminado. Cuando se viaja a países en vías de desarrollo, es mejor beber agua embotellada o refrescos y comer comidas bien cocinadas. Es importante evitar la fruta fresca y verduras, y limitarse a comer lo que uno mismo pueda pelar. La comida de los vendedores ambulantes no es muy segura. Cuando un familiar tiene diarrea, el resto de la familia debe lavarse bien las manos y no se debe dejar que el enfermo prepare las comidas o bebidas hasta que desaparezca la infección.

  • ¿Por qué la muestra de heces tiene que ser fresca?

    Si la muestra de heces no es fresca o no se conserva adecuadamente, la proporción de diferentes clases de bacterias puede cambiar y no será representativa de las bacterias presentes en el tracto gastrointestinal. El sobrecrecimiento de las bacterias normales a veces no permite detectar las bacterias patógenas. Esto ocurre cuando la muestra se expone a temperaturas extremas.

  • ¿Por qué no se deben tomar fármacos antidiarreicos sin receta si se tiene una diarrea infecciosa?

    La diarrea es una de las formas que tiene el organismo para librarse de la infección. Si se toma fármacos antidiarreicos sin receta puede retrasarse la curación o empeorar la infección.

  • ¿Es posible la reinfección si ya se ha sufrido una infección bacteriana?

    Normalmente sí. Se puede desarrollar inmunidad durante un corto período de tiempo contra una cepa concreta de la bacteria patógena pero hay otros tipos y cepas de bacterias patógenas que pueden causar reinfección si se renueva la exposición a las mismas.

  • ¿Qué más puede causar diarrea?

    La diarrea se puede deber a una infección vírica como la debida al virus Norwalk de la hepatitis A, o a una infección parasitaria como la giardiasis, o a intolerancia alimentaria, a ciertos fármacos (que causan directamente la diarrea o indirectamente por disminución de la flora normal) o a una enfermedad o disfunción intestinal como la enfermedad celíaca, malabsorción o enfermedad inflamatoria intestinal. La diarrea también puede estar causada o exacerbada por estrés psicológico.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Diarrhea. National Digestive Diseases Information Clearinghouse. http://digestive.niddk.nih.gov/ddiseases/pubs/diarrhea/

Guandalini, S. Diarrhea. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/928598-overview

Vorvick, L. et. al. Fecal culture. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003758.htm

Fisher, M. Diarrhea, Bacterial Evaluation. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/BacterialDiarrhea.html?client_ID=LTD

Unit Code 50005: Enteric Pathogens Culture, Stool. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories. http://www.mayomedicallaboratories.com

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2011). Mosby’s Diagnostic and Laboratory Test Reference 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 911-912.

Forbes BA, Sahm DF, Weissfeld AS. Bailey & Scott’s Diagnostic Microbiology 12th Edition: Mosby Elsevier, St. Louis, MO; 2007, Pp 873-883.

Thomas, Clayton L., Editor (1997). Taber's Cyclopedic Medical Dictionary. F.A. Davis Company, Philadelphia, PA [18th Edition].

Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (2001). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 5th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO.

Diarrheagenic Escherichia coli. CDC, Division of Bacterial and Mycotic Diseases, Disease Information. http://www.cdc.gov/ncidod/dbmd/diseaseinfo/diarrecoli_t.htm

Campylobacter Infections. CDC, Division of Bacterial and Mycotic Diseases, Disease Information. http://www.cdc.gov/ncidod/dbmd/diseaseinfo/campylobacter_g.htm

Escherichia coli O157:H7. CDC, Division of Bacterial and Mycotic Diseases, Disease Information. http://www.cdc.gov/ncidod/dbmd/diseaseinfo/escherichiacoli_g.htm

Escherichia coli O157:H7, Technical Information. CDC, Division of Bacterial and Mycotic Diseases, Disease Information. http://www.cdc.gov/ncidod/dbmd/diseaseinfo/escherichiacoli_t.htm

Salmonella Enteritidis. CDC, Division of Bacterial and Mycotic Diseases, Disease Information. http://www.cdc.gov/ncidod/dbmd/diseaseinfo/salment_g.htm

Salmonellosis. CDC, Division of Bacterial and Mycotic Diseases, Disease Information. http://www.cdc.gov/ncidod/dbmd/diseaseinfo/salmonellosis_g.htm

Shigellosis. CDC, Division of Bacterial and Mycotic Diseases, Disease Information. http://www.cdc.gov/ncidod/dbmd/diseaseinfo/shigellosis_g.htm

Typhoid Fever. CDC, Division of Bacterial and Mycotic Diseases, Disease Information. http://www.cdc.gov/ncidod/dbmd/diseaseinfo/typhoidfever_g.htm

E. Coli Infection. AAFP, familydoctor.org, Handout. http://familydoctor.org/handouts/242.html

Graha, P. Campylobacter Enteritis. MEDLINEplus Health Information, Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000224.htm

Kott, C. E. coli enteritis. MEDLINEplus Health Information, Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000296.htm

Kotton, C. Fecal culture. MEDLINEplus Health Information, Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003758.htm

Kotton, C. Salmonella Enterocolitis. MEDLINEplus Health Information, Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000294.htm

Parsons, C. Shigella enteritis. MEDLINEplus Health Information, Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000295.htm

Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (© 2007). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 8th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 887.

Wu, A. (2006). Tietz Clinical Guide to Laboratory Tests, Fourth Edition. Saunders Elsevier, St. Louis, Missouri. Pp 1607-1610.

Lentnek, A. Fecal Culture. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003758.htm

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico