Genotipado de ApoE, enfermedad de Alzheimer

9/1/2020

Nombre sistemático: genotipado de apolipoproteína E

Aspectos generales

¿Por qué hacer el análisis?

El genotipado de la ApoE no es una prueba ampliamente utilizada; todavía se sigue investigando acerca de su utilidad clínica. Sin embargo, puede usarse como ayuda en el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer de presentación tardía en un adulto sintomático.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando se presentan síntomas progresivos de demencia y el médico pretende determinar la probabilidad de que estos síntomas puedan deberse a enfermedad de Alzheimer.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

La producción de la apolipoproteína (Apo) E depende del gen de la ApoE y es uno de los cinco tipos principales de lipoproteínas sanguíneas (A-E). Esta prueba analiza el ADN para determinar qué combinación de formas (genotipo) de ApoE presenta la persona. El gen de la ApoE existe en tres formas diferentes (alelos) – e2, e3, y e4 – siendo el alelo e3 el más común ya que se halla hasta en un 60% de la población. Cada individuo hereda un par de genes de la ApoE, resultado de la combinación de estas tres formas.

El genotipo e4 de la ApoE (ApoE e4) se ha asociado a un mayor riesgo de desarrollo de enfermedad de Alzheimer (EA) de debut tardío (a partir de los 65 años). Este efecto es aditivo, en el sentido de que una copia de e4 (e2/e4 o e3/e4) ya conlleva cierto riesgo, asociándose dos copias (e4/e4) a un riesgo aún mayor todavía de desarrollar enfermedad de Alzheimer. No obstante, debe tenerse en cuenta que este riesgo es relativo y puede ser igual al que tengan pacientes con menos copias del alelo de riesgo. La mayor parte de individuos con el genotipo ApoE e4 no desarrollará nunca una enfermedad de Alzheimer y muchas personas con EA no presentan este genotipo e4.

Preguntas comunes

¿Cómo se utiliza?

El genotipado de la ApoE se solicita a veces como prueba adicional en el diagnóstico de una enfermedad de Alzheimer (EA) de presentación tardía en individuos sintomáticos. Sin embargo, la asociación del alelo e4 con la EA tardía no significa que sea la causa de EA, solamente que más gente con EA tardía presenta el alelo e4 comparado con la misma franja de edad sin EA. En este contexto es una prueba de susceptibilidad o de riesgo ya que indica si existe mayor riesgo de EA, sin que por ello sea una prueba diagnóstica de la enfermedad. Por lo tanto, ante una persona con demencia

No existen pruebas definitivas que permitan diagnosticar la EA mientras el paciente esté vivo, el diagnostico se confirma post morten. Los médicos pueden sin embargo llegar a diagnósticos razonablemente exactos de EA descartando previamente otras causas posibles de demencia y verificando si existe predisposición genética a la EA determinando el genotipo de la ApoE, y seguramente también con el estudio de las proteínas Tau/Aß42 en el líquido cefalorraquídeo.

¿Cuándo se solicita?

El genotipado de la ApoE se puede solicitar en personas con síntomas de demencia progresiva, como:

  • Pérdida de memoria que afecta a la vida cotidiana: olvidar información que hace poco que se ha aprendido. Esto puede aparecer cuando la persona se hace mayor pero suele volver a recordar la información un tiempo después. Esto incluye olvidarse de fechas o eventos importantes, tener que recorrer a trucos para recordar y preguntar la misma información una vez tras otra.
  • Dificultad para planificar o solventar problemas: por ejemplo, llegar a la casa de un familiar.
  • Confundirse sobre el espacio y el tiempo: perder la noción del tiempo, olvidar dónde está y como ha llegado hasta allí.
  • Aumenta la dificultad para leer.
  • Problemas a la hora de hablar o escribir: olvidar palabras, repetir siempre lo mismo, confundir vocabulario.
  • Perder objetos con más frecuencia y no ser capaz de recordar donde se había guardado.
  • Cambios irracionales en sus actitudes como gastar una gran cantidad de dinero cuando siempre había sido ahorrador.
  • Abandono de actividades sociales, laborables y familiares.
  • Cambios en el estado de humor y en la personalidad como aumento de la ansiedad, el miedo y la depresión.

El estudio del genotipo de la ApoE puede ayudar a determinar la probabilidad de que la demencia se asocie a enfermedad de Alzheimer, una vez se ha descartado también otras causas de demencia, como por ejemplo una demencia de causa vascular (por un accidente vascular cerebral o por sobremedicación o por enfermedad tiroidea.

¿Qué significa el resultado?

Personas con síntomas compatibles con enfermedad de Alzheimer de inicio tardío y con una o más copias e4 de ApoE tienen mayor probabilidad de padecer la enfermedad. Sin embargo esta prueba no es diagnóstica de EA y no debería usarse con finalidades de cribado en personas asintomáticas o en familiares de afectados. Mucha gente con alelos del tipo e4 no desarrollará nunca EA. Incluso en individuos sintomáticos, tan sólo alrededor de un 60% con EA de inicio tardío tendrá los alelos e4 de la ApoE.

Aunque el genotipado de ApoE puede ser utilizado por los médicos que tratan a personas con Alzheimer, este solo aporta información adicional sobre la persona con demencia. El diagnóstico definitivo de Alzheimer solo puede hacerse con el estudio del cerebro de la persona afecta una vez haya fallecido.  

Mi padre ha sido diagnosticado de una enfermedad de Alzheimer de inicio tardío y el genotipado de ApoE ha dado un resultado negativo para los alelos e4.

¿Debería realizarse algún otro tipo de estudio genético?

No, de momento no. Un cuarenta por ciento de las personas que desarrolla enfermedad de Alzheimer (EA) de presentación tardía tiene un resultado negativo para el estudio de los alelos e4 de la ApoE. A pesar de que las mutaciones genéticas en los genes PSEN1 (presenilina 1 PSEN2, y APP se asocian a EA en un número muy reducido de familias, estas mutaciones se asocian más a EA de inicio a edades más tempranas, pero no de inicio tardío. Si su padre no ha desarrollado síntomas de EA hasta los 65 años de edad, entonces estas pruebas genéticas no están recomendadas. Si se tiene una historia familiar de enfermedad de Alzheimer, o si muchos miembros de la familia han estado afectados, puede ser conveniente consultar con su médico sobre la posibilidad de realizar un consejo genético para su caso concreto.

¿Debería estudiarse el genotipo de la ApoE a todo el mundo?

No, esta prueba no se utiliza con finalidades de cribado en la población general. Tan sólo debe utilizarse en situaciones muy concretas en las que realmente aporte información adicional al médico. Esta asociación de ApoE e4 con EA surgió de grandes estudios poblacionales pero la mayor parte de la población presenta el genotipo e3 de ApoE. Los individuos con otras combinaciones de alelos de ApoE diferente a e4 no desarrollarán nunca enfermedad de Alzheimer tardía asociada a ApoE.

¿Tiene algún sentido realizarse un genotipado de ApoE en más de una ocasión?

No, a menos que el médico sospeche que el resultado anterior es erróneo. Cada persona hereda una copia del gen de cada uno de sus progenitores; el genotipo se mantiene invariable.


Enlaces

Pruebas relacionadas:

PSEN1

Estados fisiológicos y enfermedades:

Enfermedad de Alzheimer

En otras webs:

Genetics Home Reference: APOE gene

Mayo Clinic: Alzheimer's, Is it in your genes?

Alzheimer Research Forum

Alzheimer's Association: What is Alzheimer's

Alzheimers.gov: For the people helping people with Alzheimer's

National Institute of Neurological Disorders and Stroke: Alzheimer's Disease Information Page

En mantenimiento.

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image