Beta-2 microglobulina enfermedad renal

24/8/2020
Tambien conocido como:

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para ayudar a detectar un daño renal y para el seguimiento de la enfermedad renal. También puede solicitarse para el seguimiento de las personas expuestas a cadmio.

Para obtener información sobre el uso de esta prueba para el diagnóstico y seguimiento del cáncer, consultar Beta-2 Microglobulina Marcador Tumoral.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando existen signos y síntomas asociados a disfunción renal, y periódicamente si se trabaja con cadmio.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa del brazo; en algunas ocasiones se requiere orina de 24 horas o una muestra de orina aleatoria.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

La Beta-2-microglobulina (B2M) es una proteína que se encuentra en la superficie de las células nucleadas (que tienen núcleo) y forma parte del sistema inmunitario. Esta proteína es liberada de manera regular por las células hacia la sangre, y se encuentra en la mayoría de los fluidos del organismo. Las concentraciones más elevadas se encuentran en sangre, mientras que en el líquido cefalorraquídeo son más bajas, y en orina sólo existen trazas de esta proteína.

En los riñones, la B2M pasa a través de las unidades filtradoras de sangre (los glomérulos), y a continuación se reabsorbe en los túbulos renales proximales, unas estructuras que recuperan agua, proteínas, vitaminas, minerales y otras sustancias útiles para el organismo. En condiciones normales, sólo se encuentran pequeñas cantidades de B2M en orina. Pero cuando existe un daño o una enfermedad en los túbulos renales, dichas concentraciones pueden aumentar debido a una disminución de la capacidad de reabsorción. Cuando existe un daño a nivel de los glomérulos renales, éstos se vuelven incapaces de filtrar la B2M, y como consecuencia, las concentraciones de esta proteína en sangre, aumentan.

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

La determinación de Beta-2 microglobulina (B2M) puede utilizarse para diferenciar si el daño renal es de origen glomerular o tubular. La concentración de B2M también aumenta en los trastornos en los que existe un incremento del recambio celular, o cuando el sistema inmunitario se activa. Por este motivo, la B2M no es una prueba diagnóstica para ninguna enfermedad específica. En los casos de insuficiencia renal, ofrece información adicional sobre el estado de los riñones y el pronóstico. La B2M se determina en las siguientes situaciones:

  • En la enfermedad renal, la determinación de B2M puede solicitarse tanto en sangre como en orina, junto con otras pruebas de función renal como la urea, la creatinina y la albúmina en orina, para evaluar el grado de afectación renal y para diferenciar entre aquellos trastornos que afectan al glomérulo y aquellos que afectan a los túbulos renales.
  • En la monitorización de la enfermedad renal avanzada.
  • En personas que están en diálisis de larga duración, la B2M puede acumularse en los espacios articulares (sinovitis). Este trastorno se conoce como amiloidosis asociada a la diálisis (AAD). La determinación de B2M puede ser útil para evaluar una posible AAD.

La B2M también puede solicitarse en las personas que han recibido un trasplante de riñón, para detectar los signos tempranos de rechazo.

También puede solicitarse en personas que están expuestas a grandes cantidades de cadmio y/u otros metales pesados como el mercurio, como sucede en las personas expuestas por su trabajo.

¿Cuándo se solicita?

La determinación de la B2M en sangre u orina generalmente se solicita en aquellas personas que presentan signos o síntomas de disfunción renal, para distinguir si el problema es de origen glomerular o tubular. Algunos de estos signos y síntomas pueden ser:

  • Hinchazón o tumefacción (edema), particularmente alrededor de los ojos, o en la cara, muñecas o tobillos.
  • Orina espumosa, hemática (con sangre), rosada o marrón.
  • Proteínas en orina.
  • Fatiga, debilidad.
  • Náuseas.

La determinación en orina puede solicitarse periódicamente en las personas trasplantadas de riñón y en aquellas personas expuestas a concentraciones elevadas de cadmio o mercurio, con el objetivo de detectar las alteraciones renales de forma precoz.

Las personas sometidas al tratamiento con diálisis durante más de 5 años pueden desarrollar amiloidosis asociada a diálisis (AAD), una condición causada por la acumulación de un exceso de B2M en la sangre, los huesos, las articulaciones, los tendones (estructuras osteoarticulares) y ocasionalmente en otros tejidos como el corazón, los pulmones o el tracto digestivo. Generalmente se diagnostica mediante una biopsia de tejido u ósea. Las determinaciones de B2M se realizan como parte del seguimiento, juntamente con pruebas de imagen.

¿Qué significa el resultado?

En condiciones normales, las concentraciones de B2M en la sangre pueden ser hasta cuatro veces inferiores al valor del límite inferior de referencia. La B2M puede ser indetectable en orina.

Una concentración elevada de B2M en sangre u orina indica que existe algún problema, pero no es diagnóstica de ninguna enfermedad específica.

En personas con signos de enfermedad renal, las concentraciones de B2M elevadas en sangre y bajas en orina indican que el daño es de tipo glomerular. Si las concentraciones de B2M son bajas en sangre y elevadas en orina, es probable que el daño sea de tipo tubular. Además, la concentración de B2M en sangre se correlaciona con el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular en los pacientes con enfermedad renal o en diálisis.

En las personas sometidas a diálisis durante mucho tiempo, un aumento en la concentración de B2M se asocia a una amiloidosis vinculada a la diálisis.

Los aumentos de la B2M en orina en los pacientes trasplantados de riñón pueden indicar un rechazo agudo del injerto.

Los aumentos en las personas expuestas a cantidades elevadas de cadmio y mercurio pueden indicar una disfunción renal incipiente.

¿Hay algo más que debería saber?

Aquellas enfermedades relacionadas con un aumento en la velocidad de producción o destrucción celular, infecciones graves, infecciones víricas tales como el citomegalovirus (CMV), y algunos trastornos que activan el sistema inmunitario, como procesos inflamatorios o autoinmunes, pueden provocar un aumento de la concentración de B2M. Sin embargo, esta prueba no suele solicitarse para el seguimiento de estas enfermedades.

Algunos fármacos como el litio, la ciclosporina, el cisplatino, el carboplatino, la gentamicina, el interferón-α y los antibióticos aminoglucósidos pueden aumentar las concentraciones de B2M, tanto en sangre como en orina.

Se pueden observar concentraciones aumentadas de B2M, tanto en sangre como en orina, en algunos tipos de cáncer, como el mieloma múltiple, la leucemia y el linfoma. Cuando hay afectación del sistema nervioso central, la concentración de B2M en líquido cefalorraquídeo (LCR) puede estar aumentada (para más información consultar el artículo Beta-2 Microglobulina Marcador Tumoral). También pueden observarse concentraciones elevadas de B2M en los trastornos infecciosos y cerebrovasculares. En el caso de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), se ha demostrada que existe una correlación inversa entre la concentración de B2M y la de linfocitos T CD4+, siendo un signo de la progresión de la enfermedad. La B2M también está aumentada en los pacientes con enfermedad arterial periférica.

Existen ciertas pruebas de medicina nuclear y sustancias utilizadas como contraste que pueden afectar a los resultados de la prueba.

En las personas con enfermedad renal que llevan tiempo en diálisis, la B2M puede formar cadenas proteicas largas que pueden depositarse en las articulaciones y tejidos, causando dolor y rigidez. Este trastorno se conoce como amiloidosis asociada a diálisis.

¿Cuánto tardan los resultados?

El tiempo depende del laboratorio que realice la prueba. Es posible que la muestra se envíe a un laboratorio de referencia, por lo que los resultados pueden tardar varios días en estar disponibles.

Enlaces

Pruebas relacionadas:

Estados fisiológicos y enfermedades:

En otras webs:

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Surovi Hazarika, Brian H. Annex. (2017) Biomarkers and Genetics in Peripheral Artery Disease. Clinical Chemistry Jan 2017, 63 (1) 236-244.

Giuseppe Coppolino, Davide Bolignano, Laura Rivoli, et al. (2014) Tumour Markers and Kidney Function: A Systematic Review. BioMed Research International Volume 2014 (2014), Article ID 647541, 9 pages.

Sedighi O, Abediankenari S, Omranifar B. (2015) Association Between Plasma Beta-2 Microglobulin Level and Cardiac Performance in Patients With Chronic Kidney Disease. Nephro-urology Monthly. 2015;7(1):e23563. doi:10.5812/numonthly.23563.

Zeng X, Hossain D, Bostwick DG, Herrera GA, Ballester B, et al. (2014) Urinary β2-Microglobulin is a Sensitive Indicator for Renal Tubular Injury. SAJ Case Rep 1: 103. doi: 10.18875/2375-7043.1.103.

Anita Basu, MD, FACP; Vecihi Batuman, MD, FASNl Reynaldo Matute, MD, et al. (2017) Dialysis-Related Beta-2m Amyloidosis. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/246542-overview.

Wu, A. (© 2006). Tietz Clinical Guide to Laboratory Tests, 4th Edition: Saunders Elsevier, St. Louis, MO. Pp 742-743.

Basu, A. et. al. Amyloidosis, Beta2M (Dialysis-Related) eMedicine . Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/246542-overview.

Holmes, R. et. al. Amyloidosis, Overview. eMedicine . Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/335414-overview.

Renal Function Markers - Kidney Disease. ARUP Consult . Disponible online en https://arupconsult.com/content/renal-function-markers.

Overview: Beta-2 Microglobulin (B[2]-M), Urine. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories . Disponible online en https://www.mayocliniclabs.com/test-catalog/Overview/602026.

Overview: Beta-2-Microglobulin (Beta-2-M), Serum. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories . Disponible online en https://www.mayocliniclabs.com/test-catalog/Overview/9234.

Amyloidosis and Kidney Disease. National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse . Disponible online en https://www.niddk.nih.gov/health-information/community-health-outreach/information-clearinghouses.

Basu, A. et. al. Dialysis-Related Beta-2m Amyloidosis. Medscape Reference . Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/246542-overview.

Gooptu, M. and Scarpaci, A. Beta2-Microglobulin. Medscape Reference . Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/2086864-overview.

Liabeuf, S. Plasma beta-2 microglobulin is associated with cardiovascular disease in uremic patients. Kidney International (2012) 82, 1297–1303 Abstract. Disponible online en http://www.nature.com/ki/journal/v82/n12/abs/ki2012301a.

Amyloidosis and Kidney Disease. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK). Disponible online en https://www.niddk.nih.gov/health-information/kidney-disease/amyloidosis.

Winchester, J. Novel Changes in Beta2-Microglobulin in Dialysis Patients. Clinical Chemistry v 51 (7) 1089-1090 . Disponible online en http://www.clinchem.org/content/51/7/1089.full.

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2011). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 680-682.

Tietz Textbook of Clinical Chemistry and Molecular Diagnostics. Burtis CA, Ashwood ER, Bruns DE, eds. 4th edition, St. Louis: Elsevier Saunders; 2006, pg 555.

Rao LV, Pechet L, Jenkins A, et al. Laboratory tests, in Wallach's Interpretation of Diagnostic Tests, 9th ed. (2011) Williamson MA, Snyder ML, eds. Lippincott Williams & Wilkins. Chapter 2.

En mantenimiento.

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image