Proteínas en orina y cociente proteína/creatinina en orina

18/11/2020
Tambien conocido como:

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para detectar un exceso de eliminación de proteínas en la orina, como ayuda en la evaluación y monitorización de la función renal, y para detectar un daño renal.

¿Cuándo hacer el análisis?

Como parte de un examen de rutina (urianálisis), como seguimiento de una determinación previa positiva de proteínas en orina, o en el caso de existir una enfermedad o trastorno que afecta al riñón.

La proteína total en orina y la relación proteína/creatinina en orina (UPCR) se han utilizado tradicionalmente como indicadores importantes de enfermedad renal y como prueba de seguimiento para controlar la enfermedad. Sin embargo, la relación entre albúmina/creatinina (ACR) es ahora la prueba preferida para estos fines.

Se debe solicitar la UPCR para identificar la preeclampsia en las mujeres y cuando se sospecha que el exceso de proteína total en orina es diferente a la albúmina.

¿Qué muestra se requiere?

Una u ; a veces se requiere dividir la muestra de 24 horas, separando la recogida de la noche de la del día. A menudo, también se puede tomar una muestra de sangre para medir los valores de y , especialmente cuando se ha solicitado la orina de 24 horas.

Con los resultados de ambos tipos de métodos de recogida de muestras están altamente correlacionados, la recolección de orina puntual se puede utilizar como una alternativa rápida y fiable para la medición del UPCR.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

Las pruebas para la determinación de proteínas en orina detectan y/o miden las proteínas que se excretan por la orina. En una persona sana no se encuentran proteínas en la orina, excepto transitoriamente en el curso de las infecciones, en situaciones de estrés, en el embarazo o por la dieta. La presencia de manera persistente de proteínas en la orina indica que existe un daño renal.

Existen diferentes pruebas para evaluar la presencia de proteínas en la orina:

  • Prueba semicuantitativa que puede realizarse junto con el urianálisis y que emplea normalmente una muestra de orina aleatoria (aislada o al azar).
  • Prueba cuantitativa que mide la cantidad de proteínas eliminadas en la orina de 24 horas, expresando el resultado en mg/día (miligramos por 24 horas).
  • Prueba cuantitativa que mide la cantidad de proteínas en una muestra aleatoria de orina, y que puede expresarse respecto a la concentración de la creatinina en orina, en forma de cociente proteína/creatinina.

La creatinina es un producto de desecho del organismo con una tasa de eliminación normalmente constante. Si se miden simultáneamente la creatinina y las proteínas en una muestra aleatoria de orina, el resultado del UPCR presenta una precisión similar a la medición de proteínas en orina de 24 horas. La ventaja de determinar simultáneamente en una muestra aislada de orina las proteínas y la creatinina, calculando el cociente entre ambas, permite evitar la incomodidad y la dificultad (especialmente en bebés y niños) de recoger la orina durante un período de 24 horas.

Los riñones son dos órganos situados posteriormente, por debajo de la caja torácica. Filtran la sangre y eliminan sustancias de desecho excretándolas en forma de orina. En una persona sana, los riñones retienen o reabsorben las proteínas sanguíneas que han filtrado, y las devuelven a la sangre. Sin embargo, si existe un daño renal, este mecanismo de filtración y reabsorción puede verse afectado por lo que pueden detectarse distintas cantidades y tipos de proteínas en orina. Las primeras proteínas que se detectan son pequeñas cantidades de albúmina. La albúmina es una proteína producida por el hígado y representa aproximadamente el 60% de las proteínas en plasma o en suero; el resto está constituido por una mezcla de globulinas, que incluye a las inmunoglobulinas. Cuando la lesión renal progresa, la cantidad de albúmina en orina aumenta; también pueden empezar a aparecer globulinas.

La proteinuria consiste en la presencia de proteínas en la orina y con frecuencia se observa en las enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión; si las cantidades de proteínas en la orina van aumentando indican que el daño renal es progresivo. Al principio el daño renal es asintomático. A medida que el daño renal progresa, o si la pérdida de proteínas es grave, el individuo puede presentar síntomas o signos como el edema, dificultad para respirar, náuseas y fatiga. Un exceso en la síntesis de proteínas, como puede observarse en el mieloma múltiple, linfoma y en la amiloidosis, también puede producir una proteinuria.

La presencia de albúmina en orina (albuminuria) ha demostrado ser un indicador sensible de daño renal en las personas con diabetes y con hipertensión. Por este motivo, en algunas ocasiones el médico solicitará específicamente la determinación de albúmina en orina en vez de pedir las proteínas totales.

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

La determinación de proteínas en orina se utiliza para detectar un exceso de proteínas en la orina, para evaluar y monitorizar la función renal y como ayuda para detectar y diagnosticar precozmente un daño y una enfermedad renal. De forma rutinaria se determina la presencia de proteínas en la orina mediante una tira reactiva, como parte del urianálisis, con el objetivo de realizar un cribado en la población general. Si se detectan cantidades leves o moderadas de proteínas, se repite el urianálisis para comprobar si todavía se detectan. Si hay una gran cantidad de proteínas en la primera muestra o si a pesar de haber poca cantidad se sigue detectando en la segunda muestra, el médico puede solicitar la determinación de proteínas en la orina de 24 horas como prueba de seguimiento. Como la tira reactiva mide básicamente la albúmina, el médico puede solicitar la concentración de proteínas en orina de 24 horas, cuando se sospecha la presencia de otras proteínas distintas a la albúmina en orina.

La determinación de proteínas en orina informa sobre la presencia de proteínas en la orina, pero no indica el tipo de proteína ni la causa de la proteinuria. Cuando se quiere investigar la causa, es útil solicitar una electroforesis de proteínas en suero y en orina. Esto es especialmente útil cuando se sospecha una producción anormal de proteínas, como en el caso del mieloma múltiple. Si hay sospecha de daño o enfermedad renal, se pueden solicitar pruebas de imagen para evaluar el estado del órgano.

El UPCR se puede solicitar en una muestra de orina aleatoria cuando existen evidencias de que se excretan cantidades significativas y persistentes de proteínas en la orina. En algunas situaciones puede existir cierto grado de proteinuria transitoria sin que exista disfunción renal; también hay personas cuya excreción de proteínas en orina es mayor durante el día que por la noche, cuando están acostados. En estos casos, el médico solicitará la determinación de proteínas en distintos momentos o períodos del día.

Tanto las proteínas en la orina de 24 horas como la determinación de proteínas en una muestra aleatoria para el cálculo del UPCR, se pueden solicitar para monitorizar a una persona que tenga una enfermedad o lesión renal conocida. La tira reactiva de proteínas (o el urianálisis) y/o el UPCR pueden utilizarse regularmente en la monitorización de aquellas personas que toman medicación que tenga una posible repercusión sobre la función renal.

¿Cuándo se solicita?

Se realiza una medida semicuantitativa (tira reactiva) de proteínas en orina como prueba de cribado siempre que se realiza un urianálisis. Esto puede realizarse como parte de un examen físico habitual, durante el embarazo, cuando se sospecha una infección del tracto urinario, como protocolo inicial en el ingreso en un hospital o siempre que se quiera evaluar la función renal. También se puede realizar cuando existe un resultado semicuantitativo (tira reactiva, urianálisis) previo positivo para proteínas, para observar si persiste la excreción de proteínas.

La determinación de proteínas en orina de 24 horas se puede solicitar como prueba de seguimiento cuando la tira reactiva de proteínas muestra la presencia de una gran cantidad de proteínas en la orina, y/o cuando éstas están presentes de forma persistente. Como la tira reactiva básicamente mide albúmina, es posible que el médico solicite la medida de proteínas en orina de 24 horas, incluso cuando la tira detecte sólo pequeñas cantidades de proteínas, en el caso de que sospeche que se excretan por orina otras proteínas distintas a la albúmina.

Para monitorizar a las personas con posible disfunción renal, The National Kidney Foundation establece unas guías para evaluar el riesgo de desarrollar una enfermedad renal crónica (ERC) a partir del cociente albúmina/creatinina en orina aleatoria y del filtrado glomerular. También se podría utilizar la UPCR aleatoria, pero la proteína en orina es más difícil de estandarizar.

Se puede solicitar como prueba de seguimiento las proteínas en orina de 24 horas, especialmente en las mujeres embarazadas con un alto riesgo de preeclampsia, cuando la prueba con la tira reactiva muestra que hay una gran cantidad de proteína presente en la orina o cuando la proteína está presente de forma persistente.

Se puede solicitar el UPCR en una muestra aleatoria de orina siempre que existan evidencias de cantidades significativas y persistentes de proteínas en la orina. También se puede solicitar en las personas con enfermedad o daño renal conocidos, para monitorizar la función renal a lo largo del tiempo.

Es posible que se soliciten análisis de proteínas en orina con regularidad cuando se esté tomando un medicamento que pueda afectar la función renal, incluidos ciertos antibióticos, analgésicos, inhibidores de la COX-2 (algunos fármacos antiinflamatorios no esteroideos) e inhibidores de la bomba de protones (reflujo gástrico).

¿Qué significa el resultado?

La presencia de proteínas en la orina constituye un signo de alarma. Puede indicar daño o enfermedad renal, o simplemente puede ser un aumento transitorio debido a una infección, medicación, ejercicio intenso, o estrés físico o emocional. En algunas personas, puede presentarse durante el día y desaparecer durante la noche al estar acostadas (proteinuria ortostática). En las mujeres embarazadas, las concentraciones elevadas de proteína en orina pueden estar asociadas a un estado de preeclampsia.

Por lo general, cuando se observan hay tres muestras de orina positivas durante un período de tiempo sin otros síntomas significativos, se debe hacer un seguimiento con pruebas adicionales, incluyendo una orina de 24 horas.

Cuando aparece daño renal, la cantidad de proteínas en la orina se asocia con la gravedad de la lesión renal, y un aumento de la proteinuria a lo largo del tiempo indica un aumento del daño renal y una disminución de la función renal. La proteinuria también se asocia a otras enfermedades, entre las cuales se incluyen:

  • Diabetes: la proteinuria es uno de los primeros signos de deterioro de la función renal en las personas con diabetes tipo 1 y 2.
  • Hipertensión: la proteinuria en personas con presión arterial alta también es un primer signo de disminución de la función renal.

La proteinuria también se puede observar en muchas enfermedades o situaciones. El médico puede solicitar otras pruebas y tener en cuenta esos resultados para determinar la causa. Algunos ejemplos de estas causas incluyen:

Si me hacen una prueba positiva de proteína de orina, ¿qué otras pruebas podrían hacerse en el seguimiento?

Una prueba de proteínas en orina positiva indica al médico que la proteína está presente en la orina, pero no indica qué tipos de proteínas están presentes ni la causa de la proteinuria.

Al investigar la causa, el médico puede solicitar otras pruebas de laboratorio adicionales, como las siguientes:

  • Panel metabólico integral (CMP): incluye pruebas como urea, creatinina, albúmina y proteína total, que ayudan a evaluar la función renal y hepática.
  • Un análisis de orina completo: si se sospecha que exista una infección del tracto urinario.
  • Prueba de electroforesis de proteínas de suero y orina: para determinar qué proteínas se liberan en la orina y en qué cantidades; esto es especialmente útil si el médico sospecha que haya una producción anormal de proteína monoclonal, como en el caso del mieloma múltiple o del linfoma.

Si se sospecha que exista un daño renal o una enfermedad renal, el médico también puede solicitar exploraciones por imágenes (ultrasonografía o tomografía computarizada) para evaluar la apariencia de los riñones.

¿Hay algo más que debería saber?

Los diferentes métodos de detección de proteínas en la orina varían en función de su sensibilidad y especificidad. Por ejemplo, un resultado positivo en una tira reactiva puede deberse a otras fuentes de proteínas, como la presencia de sangre, de semen, o de secreciones vaginales en la orina. Como la tira reactiva mide esencialmente albúmina, aunque existan cantidades significativas de otras proteínas en la orina, el resultado puede ser normal.

La medida de proteínas en orina de 24 horas informa de la tasa de excreción de proteínas durante las 24 horas. Sin embargo, su información será precisa sólo si se recoge toda la orina. El UPCR proporciona una instantánea más representativa de la cantidad de proteína que existe en la orina en el momento de su recogida. Un cociente elevado indica la presencia de proteínas; en caso contrario, sólo se puede afirmar que no se excretan cantidades medibles de proteínas en ese instante.

¿Se pueden evaluar en casa los valores de proteínas en orina?

Potencialmente sí. Existen unas tiras reactivas que permiten monitorizar los valores de las proteínas en orina. Sin embargo, en general no es necesario, a menos que el médico así lo indique para la monitorización de una enfermedad renal conocida.

¿Desaparece el daño renal?

En general, no. El objetivo es detectar la enfermedad y el daño renal de manera precoz, para minimizar el daño y prolongar al máximo la función renal. Si la proteinuria detectada se debe a una infección renal o a una infección del tracto urinario, los riñones normalmente recuperarán su función a medida que se resuelva la infección. Si se debe a un fármaco, en la mayoría de los casos la función renal se recuperará cuando se suspenda la medicación.

¿Se debería ingerir más proteínas para compensar su pérdida?

El médico es quien debe decidirlo. Si se presentan grandes carencias proteicas, la situación deberá tratarse, aunque la ingesta adicional de proteínas también somete a los riñones a un estrés adicional.

Enlaces

Pruebas relacionadas:

Estados fisiológicos y enfermedades:

En otras webs:

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Lab Tests Online. Urine Protein and Urine Protein to Creatinine Ratio. Noviembre 2020. Disponible online en: https://labtestsonline.org/tests/urine-protein-and-urine-protein-creatinine-ratio. Último acceso el 5 de noviembre de 2020.

National Kidney Foundation [Internet]. What You Should Know About Proteinuria. Abril 2020. Disponible online en: https://www.kidney.org/atoz/content/proteinuriawyska. Último acceso el 5 de noviembre de 2020.

National Kidney Foundation [Internet]. Kidney Disease. Abril 2020. Disponible online en: https://www.kidney.org/kidneydisease. Último acceso el 5 de noviembre de 2020.

Inker LA, Astor BC, Fox CH, et al. KDOQI US commentary on the 2012 KDIGO clinical practice guideline for the evaluation and management of CKD. Am J Kidney Dis. 2014;63(5):713–735. Disponible online en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24647050/. Último acceso el 5 de noviembre de 2020.

Henderson JT, Thompson JH, Burda BU, Cantor A, Beil T, Whitlock EP. Screening for Preeclampsia: A Systematic Evidence Review for the U.S. Preventive Services Task Force. Rockville (MD): Agency for Healthcare Research and Quality (US); 2017. Disponible online en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28813128/. Último acceso el 5 de noviembre de 2020.

MedlinePlus Medical Encyclopedia [Internet]. Urine Protein dipstick test. Octubre 2012. Disponible online en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003580.htm. Último acceso el 5 de noviembre de 2020.

MedlinePlus Medical Encyclopedia [Internet]. 24-hour urine protein. Octubre 2012. Disponible online en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003622.htm. Último acceso el 5 de noviembre de 2020.

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. Mosby’s Diagnostic and Laboratory Test Reference 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. 2011. Pp 1003-1004.

Clarke, W., Editor.Contemporary Practice in Clinical Chemistry 2nd Edition: AACC Press, Washington, DC. 2011. Pp 366-368.

Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories [Internet]. Protein, Total, Urine. Octubre 2012. Disponible online en: http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Overview/8261. Último acceso el 5 de noviembre de 2020.

Medscape Medical News [Internet]. Urine Dipstick Protein Test Detects Silent Kidney Disease. Octubre 2012. Disponible online en: http://www.medscape.com/viewarticle/747567. Último acceso el 5 de noviembre de 2020.

Medscape Drugs and Diseases [Internet]. Proteinuria. Abril 2016. Disponible online en: http://emedicine.medscape.com/article/238158-overview. Último acceso el 5 de noviembre de 2020.

Mayo Clinic [Internet]. Protein in Urine. Abril 2016. Disponible online en: http://www.mayoclinic.org/symptoms/protein-in-urine/basics/definition/SYM-20050656. Último acceso el 5 de noviembre de 2020.

Medscape Drugs and Diseases [Internet]. Nephrotic Syndrome. Abril 2016. Disponible online en: http://emedicine.medscape.com/article/244631-overview. Último acceso el 5 de noviembre de 2020.

Lin J, Denker BM. Azotemia and Urinary Abnormalities. In: Kasper D, Fauci A, Hauser S, Longo D, Jameson J, Loscalzo J. eds. Harrison's Principles of Internal Medicine, 19e. New York, NY: McGraw-Hill; 2015. Disponible online en: https://accesspharmacy.mhmedical.com/Content.aspx?bookid=1130&sectionid=79726507. Último acceso el 5 de noviembre de 2020.

En mantenimiento.

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image