También conocido como
Cu
Cobre en orina
Cobre en sangre
Cobre libre
Cobre hepático
Nombre sistemático
Cobre
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
21.05.2018.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para medir la cantidad de cobre en sangre, en orina o en el hígado (tejido hepático); para diagnosticar y monitorizar la enfermedad de Wilson; a veces para detectar un déficit o un exceso de cobre.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando una persona presenta signos y síntomas sugerentes de enfermedad de Wilson o de un exceso o déficit de cobre, como ictericia, fatiga, dolor abdominal, alteraciones de conducta o temblores; regularmente en personas con enfermedad de Wilson tratadas.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa o de una orina de 24 horas; a veces se realiza una biopsia hepática.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

El cobre es un mineral esencial que el organismo incorpora a sus sistemas enzimáticos. Estos enzimas juegan un papel importante en la regulación del metabolismo del hierro, en la formación del tejido conectivo, en la producción de energía a nivel celular, en la producción de melanina (pigmento natural que proporciona color a la piel) y en la función del sistema nervioso. Esta prueba mide la cantidad de cobre en sangre, en orina o en hígado.

El cobre está presente en muchos alimentos entre los cuales se incluyen nueces, chocolate, setas, mariscos, cereales integrales, frutos secos e hígado. El agua puede contener cobre procedente de las cañerías por las que circula y los alimentos pueden contenerlo a partir de contenedores para cocinar que contienen dicho elemento. El organismo absorbe el cobre a nivel intestinal y para convertirlo a una forma no tóxica, lo une a una proteína y lo transporta hasta el hígado. El hígado almacena una pequeña cantidad de cobre y todo el resto lo incorpora a otra proteína conocida como apoceruloplasmina para sintetizar la ceruloplasmina. En sangre, aproximadamente el 95% del cobre circula unido a la ceruloplasmina mientras que el porcentaje restante circula unido a otras proteínas como por ejemplo albúmina. Tan solo una muy pequeña cantidad de cobre circula en forma libre (no unido) en sangre. El hígado elimina el exceso de cobre por la bilis, y de ahí se elimina vía intestinal por las heces. También se excreta cierta cantidad de cobre por la orina.

Los déficits y los excesos de cobre son bastante raros. La enfermedad de Wilson es una enfermedad hereditaria en la que se acumula demasiado cobre en el hígado, en el cerebro y en otros órganos. La toxicidad por cobre (exceso) también puede acontecer cuando una persona queda expuesta y absorbe cantidades importantes de cobre durante un corto período de tiempo (exposición aguda) o se expone y absorbe a pequeñas cantidades de cobre durante mucho tiempo (exposición crónica).

El déficit de cobre suele observarse en personas con trastornos asociados a malabsorción, como fibrosis quística y enfermedad celíaca, así como en niños alimentados exclusivamente con fórmulas de leche de vaca.

Se ha descrito un déficit de cobre en cerebro e hígado en niños con un trastorno genético poco frecuente ligado al cromosoma X conocido como síndrome de Menkes o síndrome del cabello ensortijado, quebradizo y grisáceo.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo o a partir de una orina de 24 horas. A veces se realiza una biopsia hepática.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    La determinación de cobre se emplea principalmente para diagnosticar la enfermedad de Wilson, que consiste en un trastorno hereditario en el que se llega a acumular demasiado cobre en el hígado, cerebro y otros órganos. Más raramente, la determinación de cobre sirve para detectar déficits o excesos de cobre en el organismo debidos a otras causas o para monitorizar el tratamiento de estas situaciones.

    El cobre es un mineral esencial, pero en exceso resulta tóxico. En sangre, la mayor parte del cobre circula unido a la ceruloplasmina y tan solo una pequeña porción se encuentra en forma libre (no unido).

    Es habitual solicitar simultáneamente el cobre junto con la determinación de ceruloplasmina. En caso de que los resultados sean anómalos o poco concluyentes, se solicita una determinación de cobre en orina de 24 horas para medir así la eliminación de cobre por orina; también se pueden medir los niveles de cobre a partir de una biopsia hepática.

    A veces interesa conocer los niveles de cobre libre (no unido) en sangre. Si se sospecha una enfermedad de Wilson se realiza un estudio genético para detectar mutaciones en el gen ATP7B. Estos análisis suelen realizarse en laboratorios especializados o de referencia.

    Para establecer el diagnóstico de síndrome de Menkes, que consiste en una enfermedad hereditaria rara en la que existe una disfunción del transporte del cobre, no es muy frecuente medir los niveles de cobre.

  • ¿Cuándo se solicita?

    El cobre suele solicitarse junto con la ceruloplasmina cuando una persona presenta signos y síntomas sugerentes de enfermedad de Wilson, de un exceso de cobre o de una intoxicación por cobre. Entre los signos y síntomas se incluyen:

    • Anemia
    • Náuseas, dolor abdominal
    • Ictericia
    • Fatiga
    • Alteraciones de la conducta
    • Temblores
    • Dificultades al caminar o al tragar
    • Distonía

    También puede solicitarse la determinación de cobre cuando se sospecha que puede existir un déficit de este mineral:

    • Disminución del recuento de neutrófilos (tipo de leucocito)
    • Osteoporosis
    • Anemia
    • Más raramente, síntomas neurológicos y retraso del desarrollo en niños

    Con finalidades de monitorización, el cobre se solicita periódicamente.

    Cuando interesa profundizar en el estudio de la acumulación de cobre porque los resultados de la determinación de cobre y de ceruloplasmina son anómalos o no son concluyentes, puede solicitarse una biopsia hepática (hígado).

  • ¿Qué significa el resultado?

    Los resultados de la medida del cobre suelen interpretarse junto con los de la ceruloplasmina. Un resultado anómalo para el cobre no es diagnóstico ni específico de una enfermedad concreta; sin embargo, se suele continuar el estudio con otras pruebas. La interpretación puede resultar complicada debido a que la ceruloplasmina es un reactante de fase aguda y por lo tanto su concentración puede aumentar en presencia de inflamación o infección. Asimismo, los niveles de cobre y de ceruloplasmina aumentan durante el embarazo, y con la toma de estrógenos o de anticonceptivos orales.

    En la tabla siguiente se listan algunos posibles resultados:

    Prueba Enfermedad de Wilson Toxicidad por cobre Enfermedad de Menkes Déficit de cobre
    Cobre total en suero Bajo, aunque puede ser normal Elevado Bajo Bajo
    Cobre libre en suero Elevado Elevado Bajo Bajo
    Ceruloplasmina Baja, aunque puede ser normal Elevada Baja Baja
    Cobre en orina Muy elevado Elevado Bajo Bajo
    Cobre hepático* Positivo, aunque en función de la zona de punción en el hígado puede ser negativo Elevado o normal Bajo Bajo

    *El exceso de cobre en el hígado no suele distribuirse de manera homogénea y por lo tanto, es posible que no se detecte en la biopsia.

    • En la enfermedad de Wilson es característico hallar una concentración disminuida de cobre en sangre junto con un aumento de la excreción de cobre en orina, aumento de la concentración de ceruloplasmina y aumento del cobre hepático.
    • Un aumento del cobre en sangre y en orina junto con unos niveles de ceruloplasmina normales o aumentados indican exposición a un exceso de cobre; a veces también se asocia a trastornos en los que disminuye la excreción de cobre por la orina -como enfermedad hepática crónica- o en los que se libera cobre a partir de los tejidos -como hepatitis aguda-. En algunas enfermedades crónicas puede existir un aumento de cobre en hígado.
    • Una disminución del cobre en sangre y en orina junto con una disminución de ceruloplasmina indican un déficit de cobre.
    • El hecho de encontrar unos niveles de cobre en hígado normales sugiere que el metabolismo de este mineral no está alterado, aunque debe recordarse que al no distribuirse el cobre de manera homogénea en el hígado, el resultado de la biopsia puede ser normal cuando en realidad no debería de serlo.

    Los niveles de cobre en orina de 24 horas pueden estar elevados durante cierto tiempo cuando se empieza a tratar la enfermedad de Wilson o cuando se administran fármacos que se unen al cobre (quelantes, empleados en caso de toxicidad por cobre); a medida que el organismo se desprende del exceso de cobre, los niveles en orina disminuyen.

    En casos de déficit de cobre, un aumento de las concentraciones de ceruloplasmina y de cobre es indicativo de respuesta al tratamiento.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    Ciertos fármacos, como carbamazepina y fenobarbital pueden hacer aumentar los niveles de cobre en sangre. El cobre también puede estar elevado en la artritis reumatoide y en algunos cánceres. Contrariamente, puede estar disminuido en trastornos asociados a malabsorción, como fibrosis quística.

    La concentración sérica de cobre (total) suele ser baja al nacer, va aumentando progresivamente hasta alcanzar un pico y vuelve a disminuir ligeramente hasta alcanzar unos niveles relativamente estables.

    Al recoger la orina de 24 horas se debe tener la precaución de que el contenedor no se contamine con ninguna posible fuente externa de cobre. Normalmente, el médico indica si se deben tomar precauciones especiales. En caso de duda ante un valor más elevado de lo esperado, es posible que el médico desee repetir el análisis.

  • ¿Debería evaluarse el metabolismo del cobre en toda la población?

    No se recomienda un cribado general de la población. En algunos casos, como cuando existen procesos inflamatorios o infecciosos, los niveles de cobre pueden estar transitoriamente elevados.

  • ¿Se puede elegir entre la prueba de cobre en sangre (total o libre) y la de orina?

    El médico decidirá cual es la prueba más indicada para evaluar cada situación.

  • ¿Es interesante tomar suplementos de cobre o intentar enriquecer la dieta con cobre?

    Una dieta regular y variada satisface las necesidades de cobre del organismo. Antes de tomar suplementos o de modificar sustancialmente la dieta debe consultarse al médico.

  • ¿En qué consiste el síndrome de Menkes o del cabello ensortijado?

    El síndrome de Menkes o del cabello ensortijado también se conoce como enfermedad de transporte de cobre. Consiste en una enfermedad hereditaria poco frecuente que conduce a un déficit de cobre. El síndrome está causado por una mutación en el genATP7A, localizado en el cromosoma X. Se transmite de padres a hijos de forma recesiva ligada al cromosoma X. Por lo tanto, para que una niña resulte afectada, debe heredar dos copias del gen mutado. Como los niños solo tienen un cromosoma X, si este contiene dicha mutación, tendrán la enfermedad.

    La mutación se asocia a una distribución irregular del cobre en el organismo. El cobre puede por ejemplo acumularse en intestino y riñones, pero puede faltar en áreas como el cerebro. Los síntomas y signos de la enfermedad aparecen característicamente en la infancia; la muerte a edades tempranas no es rara. Entre los signos y síntomas se incluyen: poco cabello que además es quebradizo y ensortijado, falta de medro y retraso del desarrollo, deterioro de las funciones del sistema nervioso, bajo tono muscular y convulsiones. Se estima que la incidencia de este síndrome es de 1 por cada 100.000 recién nacidos.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Sloan, J. and Feyssa, E. Copper. Medscape Drugs & Diseases. http://emedicine.medscape.com/article/2087780-overview

Haldeman-Englert, C. Cobre en orina de 24 horas. MedlinePlus Medical Encyclopedia. https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003604.htm

Copper, Serum. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories. http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Overview/8612

Strathmann, F. Trace Minerals. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/TraceMinerals.html?client_ID=LTD#tabs=0

Gilroy, R. Wilson Disease. Medscape Drugs & Diseases. http://emedicine.medscape.com/article/183456-overview

Genetic and Rare Diseases Information Center (GARD). Menkes Disease. http://ghr.nlm.nih.gov/condition/menkes-syndrome

Genetics Home Reference. Menkes Syndrome. http://rarediseases.info.nih.gov/gard/1521/menkes-disease/resources/1

Linus Pauling Institute. Micronutrient Information Center, Copper. http://lpi.oregonstate.edu/infocenter/minerals/copper/#deficiency

Clarke, W. and Dufour, D. R., Editors (2006). Contemporary Practice in Clinical Chemistry. AACC Press, Washington, DC. Bankson, D. Chapter 35, Vitamins and Trace Elements: Assessment of Micronutrient Status through Laboratory Testing. Pp. 399 410.

Wu, A. (2006). Tietz Clinical Guide to Laboratory Tests, Fourth Edition. Saunders Elsevier, St. Louis, Missouri. Pp. 292-295.

Thomas, Clayton L., Editor (1997). Taber's Cyclopedic Medical Dictionary. F.A. Davis Company, Philadelphia, PA [18th Edition]. Pp. 441.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico