También conocido como
Aspirina
AAS
Ácido acetilsalicílico
Salicilato de bismuto
Salicilato de metilo
Salicilato de sodio
Salsalato
Salicilato de magnesio
Nombre sistemático
Salicilatos
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
21.05.2018.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para establecer si se ha producido una sobredosis por salicilatos, como ayuda para evaluar la gravedad y para monitorizar su resolución. A veces, cuando se prescriben grandes dosis de salicilatos de forma regular, para monitorizar una posible sobredosis.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando una persona presenta síntomas como náuseas, hiperventilación, percepción de sonidos inexistentes en los oídos (tinnitus) o confusión, que pueden deberse a una ingesta excesiva de ácido acetilsalicílico u otros medicamentos que contengan salicilatos; cuando se sospecha que un niño puede haber ingerido una cantidad significativa de salicilatos; a intervalos regulares para monitorizar una sobredosis; a veces, de forma regular cuando se toman los salicilatos como parte del tratamiento para la artritis reumatoide u otras enfermedades autoinmunes.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial. Sin embargo, es importante indicar al laboratorio cuando se ha tomado la última dosis del fármaco. Si se toman salicilatos de forma regular, es posible que se necesite obtener una muestra justo antes de la próxima dosis (concentración valle). Es importante notificar al médico acerca de cualquier otro medicamento que se esté tomando.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

Los salicilatos son un grupo de fármacos, donde se incluye la aspirina, disponibles con y sin receta médica. Generalmente se utilizan para aliviar el dolor y la inflamación, para reducir la fiebre, y para prevenir una coagulación excesiva. La prueba de salicilatos mide su concentración en sangre para detectar y/o monitorizar una sobredosis (intoxicación por salicilatos).

La aspirina es el salicilato más utilizado, pero existen otros, incluyendo el salicilato de metilo, que se encuentra en forma de aceite de la planta gaultheria en algunas cremas para dolores musculares. Las cremas que contienen salicilato de metilo así como todos los medicamentos que contienen salicilatos y que se aplican vía tópica (pomadas, cremas, ungüentos…) se absorben a través de la piel. Cuando se toman por vía oral, los salicilatos, una vez ingeridos se convierten en ácido salicílico, se absorben en el estómago y en el intestino delgado hasta alcanzar el torrente sanguíneo. Posteriormente son metabolizados por el hígado y eliminados del organismo a través de la orina al cabo de pocas horas.

Generalmente, utilizando la dosis más habitual administrada una vez al día, las concentraciones máximas se alcanzan a las dos horas después de la toma. Sin embargo, pueden retrasarse hasta las 12 horas o más cuando se utilizan preparados de “liberación sostenida o prolongada” o con “cubierta entérica”. Si se ingieren cantidades de salicilato muy elevadas a la vez (toxicidad aguda con ingesta de una cantidad muy elevada) o se ingieren cantidades elevadas a lo largo de mucho tiempo (toxicidad crónica), y/o si la capacidad del organismo para eliminar los salicilatos del cuerpo está deteriorada, se mostrarán signos y síntomas asociados con la toxicidad por salicilatos. La capacidad de eliminar de manera eficaz los salicilatos del organismo está condicionada por el pH de la sangre y de la orina (alcalinidad/acidez) y por la función renal.

Los salicilatos se utilizan con frecuencia sin receta médica para aliviar el dolor, la fiebre o la inflamación. Dosis bajas de acetilsalicílico pueden tomarse de forma regular en personas con alto riesgo de formar coágulos de sangre de forma inapropiada (trombosis), infarto agudo de miocardio o accidente vascular cerebral. El ácido acetilsalicílico también puede utilizarse para reducir el riesgo de complicaciones en personas que sufren un infarto agudo de miocardio, o que lo han sufrido recientemente; también se utiliza en personas con neoplasias mieloproliferativas (por ejemplo, policitemia vera, trombocitemia esencial). De forma menos habitual, pude utilizarse para aliviar los síntomas de la artritis reumatoide y la osteoartritis, así como síntomas de trastornos autoinmunes como el lupus.

Cuando se utilizan con precaución y siguiendo las pautas de dosificación, las dosis terapéuticas de salicilatos son seguras y eficaces en la mayoría de los adultos. Sin embargo, cantidades excesivas de salicilatos pueden resultar tóxicas, afectando la respiración y perturbando el equilibrio ácido-base del organismo. En casos más graves, la toxicidad puede causar convulsiones, el coma, e incluso la muerte.

Las personas adultas que toman salicilatos pueden presentar problemas si, sin saberlo, combinan diferentes productos que los contienen. Muchos de los medicamentos que se dispensan sin receta médica contienen salicilatos entre sus ingredientes. Cuando una persona, sin saberlo, toma de forma conjunta más de un fármaco que contiene salicilatos, está ingiriendo una gran cantidad de salicilatos, produciéndose un efecto acumulativo. La gran cantidad de medicamentos que contienen salicilatos, siendo ellos de fácil disponibilidad, puede hacer pensar que son muy seguros, y que “más es mejor”. Una sobredosis por salicilatos se puede producir cuando, una persona que presenta un dolor que no se alivia con una toma inicial, sin conocer el riesgo, toma una dosis más alta de la recomendada y/o aumenta la frecuencia de las dosis. En los ancianos, estas circunstancias pueden ser de especial importancia, porque otras condiciones subyacentes y el estado general de salud pueden disminuir la capacidad de eliminar los salicilatos.

La aspirina no está recomendada para su uso en niños y adolescentes puesto que existe un riesgo de desarrollar el síndrome de Reye, una enfermedad que se caracteriza por un daño cerebral agudo y una alteración de la función hepática que puede llegar a ser mortal. Aunque su uso no esté recomendado en estas edades jóvenes, pueden darse casos de intoxicación, accidental o intencionada. Las cremas que se aplican  tópicamente que contienen salicilato de metilo u otros salicilatos son de especial interés puesto que las cantidades que contienen son muy elevadas.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial. Sin embargo, es posible que el profesional sanitario responsable de la interpretación de los resultados necesite conocer cuándo se administró  la última dosis. Para que la interpretación de los resultados sea precisa, las muestras suelen obtenerse un mínimo de 4 horas después de la administración. Si la persona toma salicilatos de forma regular, es posible que se solicite la extracción de la muestra justo antes de la siguiente dosis (concentración valle).

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    Esta prueba se utiliza para detectar concentraciones muy elevadas de salicilatos en sangre. Puede utilizarse como ayuda en el diagnóstico de una sobredosis (intoxicación por salicilatos) o para monitorizar un tratamiento regular con salicilatos.

    Si una persona presenta síntomas que sugieran una intoxicación por ácido acetilsalicílico u otro salicilato, puede solicitarse esta prueba para ayudar a detectar una posible sobredosis. Si el médico no está seguro de cuáles son la(s) sustancia(s) que ha tomado una persona, puede solicitarse esta prueba junto con otras pruebas de sobredosificación de fármacos e intoxicación. Las pruebas específicas dependerán de los síntomas y signos que presente la persona.

    En situaciones de urgencia, puede solicitarse una prueba de salicilatos, junto con otras pruebas como por ejemplo:

    Si se detecta una concentración de salicilatos tóxica puede continuarse solicitándose la prueba, junto con otras de las pruebas adicionales, para determinar si las concentraciones de salicilatos han llegado a su concentración máxima y saber cuando empiezan a descender. Esta información es de ayuda para supervisar el estado de salud y como ayuda en el tratamiento.

    La prueba de salicilatos puede utilizarse para monitorizar una sobredosis en personas que toman salicilatos de forma regular para aliviar los síntomas de la artritis reumatoide, la osteoartritis o el lupus, o para el tratamiento de la fiebre reumática o la enfermedad de Kawasaki. Esto puede ser de especial importancia si la medicación o el estado de salud de la persona han cambiado.

    A menudo no es necesario realizar la monitorización de las concentraciones de salicilatos (ver preguntas 3) en individuos que toman bajas dosis de acetilsalicílico para reducir el riesgo de coagulación (trombosis), infarto agudo de miocardio o accidente vascular cerebral.

  • ¿Cuándo se solicita?

    Generalmente, esta prueba se solicita cuando se sospecha que una persona ha tomado grandes cantidades de aspirina u otros fármacos que contienen salicilatos. En general la prueba se realiza a partir de las 4 horas después de la última ingestión. Los resultados correspondientes a muestras obtenidas antes de las 4 horas son difíciles de interpretar.

    La determinación de salicilatos puede solicitarse cuando existen signos o síntomas de sobredosis aguda o crónica. Entre los principales síntomas se incluye:

    • Náuseas y vómitos
    • Hiperventilación (menos frecuente en niños)
    • Percepción de sonidos inexistentes en los oídos (tinnitus)
    • Sudoración
    • Mareos
    • Confusión

    Síntomas adicionales que se pueden desarrollar incluyen:

    • Dolor de cabeza
    • Agitación
    • Convulsiones
    • Alucinaciones
    • Aumento de la frecuencia cardíaca
    • Letargo
    • Coma
    • Sordera
    • Aumento de la temperatura corporal (hipertermia), especialmente en niños pequeños que presentan una toxicidad grave
    • Dificultad para respirar, debido a una acumulación de líquido en los pulmones (edema pulmonar)
    • Sangrados (menos frecuente)

    Cuando se detecta una intoxicación por salicilatos, la concentración de salicilatos en sangre debe medirse a intervalos de 2 - 3 horas para monitorizar la resolución de la intoxicación.

    Cuando una persona toma salicilatos de forma regular como parte de un tratamiento, esta prueba puede solicitarse de forma rutinaria para detectar unas concentraciones elevadas, puesto que la toxicidad puede desarrollarse sin presentar signos ni síntomas evidentes. Una persona con toxicidad crónica a salicilatos puede presentar síntomas que se desarrollan de forma lenta e inespecífica, como confusión, náuseas, aumento de la frecuencia cardíaca, y fiebre, los cuales también pueden presentarse en muchas otras condiciones. La prueba de salicilatos puede realizarse como ayuda para determinar si la toxicidad por salicilatos es la causa de los síntomas.

    Cuando los salicilatos se toman sin prescripción médica, identificar una posible toxicidad crónica por salicilatos puede ser más difícil. Después de interrogar a la persona, el médico puede solicitar una prueba de salicilatos junto con otras muchas pruebas, como ayuda para determinar la causa de los síntomas que presenta esta persona.

  • ¿Qué significa el resultado?

    El rango terapéutico de salicilatos depende del uso para el cual se utilizan, y las concentraciones deben interpretarse junto con la historia clínica de la persona, así como los signos y síntomas que presenta. Cuando los salicilatos se utilizan para aliviar el dolor y para reducir el riesgo de coágulos de sangre, concentraciones bajas son suficientes; sin embargo, se requieren concentraciones superiores para el tratamiento de la inflamación en trastornos reumáticos como la artritis. A estas concentraciones más elevadas, los efectos secundarios pueden resultar evidentes.

    La gravedad de los signos y síntomas y la dosis a la que aparecen dependen de cada individuo. Pueden aparecer síntomas a concentraciones que se consideran útiles para el tratamiento de enfermedades inflamatorias, y que generalmente aparecen en la mayoría de personas a concentraciones aproximadas de entre 10 y 30 mg/dL. En general, la gravedad de la toxicidad por salicilatos aumenta con el aumento de las concentraciones.

    En la tabla siguiente se resumen algunos resultados que pueden observarse. Estas cifras son representativas de muestras de sangre extraídas al menos 4 horas después de la última dosis administrada:

    Concentración de salicilato Interpretación
    2 -10 mg/dl Niveles terapéuticos para el alivio del dolor (analgesia)
    10 - 30 mg/dL Niveles antiinflamatorios; pueden aparecer algunos síntomas de toxicidad, como dolor de cabeza, tinnitus o vértigo
    Superior a 30 mg/dL Niveles considerados tóxicos

    Cuando, a pesar de haber interrumpido la toma de salicilatos, las concentraciones siguen aumentado a lo largo del tiempo, ello es un indicio de que todavía no se han alcanzado las concentraciones máximas. El momento en que las concentraciones empiezan a disminuir, es un indicio que el exceso de salicilatos está siendo eliminado por el organismo y que la sobredosis se está resolviendo.

    La toxicidad por salicilatos es una condición grave que con frecuencia requiere hospitalización y una estrecha monitorización. En casos graves, el desequilibrio ácido-base que se produce empeora a lo largo del tiempo, pasando de una alcalosis respiratoria hasta una acidosis metabólica, causando un desequilibrio electrolítico, una disminución de las concentraciones de glucosa en sangre, y deshidratación, y produciendo convulsiones, alucinaciones, delirio y coma.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    Debe tenerse en cuenta que muchos medicamentos, tanto los que se venden con prescripción médica como sin ella, contienen ciertos tipos de salicilatos en combinación con otros medicamentos. Es muy importante no tomar más de un medicamento que contenga salicilatos a la vez.

    Cuando se toman dosis muy altas de salicilatos, se pueden acumular en forma de concreciones (bezoar)  en el tracto digestivo. Esto puede hacer que se continúen absorbiendo salicilatos durante algún tiempo, y aunque ya no se esté tomando el medicamento, las concentraciones en sangre sigan aumentando.

    La aspirina no debería tomarse durante mucho tiempo sin consultar al médico y NUNCA debería administrarse a niños o adolescentes a menos que el médico lo prescriba. No debe tomarse la aspirina junto con bebidas que contengan alcohol, puesto que puede aumentar el riesgo de hemorragia en el estómago. Si se sospecha de una sobredosis de aspirina, es importante buscar atención médica.

    Los salicilatos, incluyendo la aspirina, se incluyen en un grupo de medicamentos conocido como AINEs (antiinflamatorios no esteroideos).

    En algunas ocasiones, una posible complicación por intoxicación de salicilatos es la rotura del tejido muscular (rabdomiolisis).

  • ¿Todas las personas que toman ácido acetilsalicílico (aspirina) de forma regular deberían realizarse una prueba de salicilatos?

    Si se toman pequeñas dosis de aspirina de forma ocasional para aliviar el dolor, o dosis moderadas bajo la supervisión del médico, y no se presentan efectos secundarios, no es necesario realizar la prueba de salicilatos. Esta prueba no se realiza en la mayoría de las personas a menos que ingieran accidentalmente cantidades importantes de aspirina u otro salicilato, o en caso de presentar efectos secundarios.

  • ¿La ingesta de ácido acetilsalicílico  a dosis normales causa complicaciones?

    El uso ocasional de ácido acetilsalicílico, a las dosis recomendadas para aliviar el dolor, generalmente no causa complicaciones. Es posible que tomar ácido acetilsalicílico  de forma regular, a las dosis utilizadas para el tratamiento de la artritis reumatoide, ocasione síntomas y algunas complicaciones, como por ejemplo un riesgo aumentado de sangrado. El consumo regular de ácido acetilsalicílico  sólo debe realizarse bajo supervisión médica. Dosis bajas de ácido acetilsalicílico, utilizadas para reducir el riesgo de un infarto agudo de miocardio, generalmente son seguras, pero incluso este uso debe discutirse con el médico.

  • ¿Es necesario realizar una monitorización de las concentraciones de salicilatos cuándo se toma ácido acetilsalicílico  a dosis muy bajas como prevención de un infarto agudo de miocardio?

    No, generalmente no es necesario realizar una monitorización de las concentraciones de salicilatos, puesto que el riesgo es bajo. Sin embargo, es posible que en estos casos se determine si el tratamiento para reducir el riesgo de infarto agudo de miocardio es eficaz a través de una prueba que mide la función plaquetaria. El ácido acetilsalicílico  previene la formación de coágulos sanguíneos y la aparición de infartos de miocardio a través de la inhibición de la activación plaquetaria y/o la aglutinación (agregación). A veces, las pruebas de función plaquetaria se utilizan para monitorizar los tratamientos antiplaquetarios, incluyendo el tratamiento con ácido acetilsalicílico.

  • ¿Por qué no debe administrarse ácido acetilsalicílico a los niños?

    Se ha encontrado una asociación entre el uso de la ácido acetilsalicílico (aspirina) para tratar los síntomas de enfermedades virales como la gripe, y el desarrollo del síndrome de Reye, una enfermedad caracterizada por daño cerebral agudo y disfunción hepática que puede llegar a ser mortal. Nunca debe administrarse aspirina a los niños a menos que lo indique el médico. La National Reye’s Foundation, la Food and Drug Administration, los Centers for Disease Control and Prevention, y la American Academy of Pediatrics, recomiendan no utilizar aspirina u otros productos que contengan salicilatos en  menores de 19 años.

  • ¿Cuál es el tratamiento de una sobredosis de salicilatos?

    Es muy importante acudir al servicio de urgencias ante la presencia de cualquier signo de intoxicación por salicilatos. No se dispone de  ningún antídoto para este tipo de intoxicación, por lo que el objetivo principal del tratamiento es evitar que se absorba más fármaco al mismo tiempo que favorecer su eliminación del organismo. El tipo y duración del tratamiento dependerán de la gravedad de la intoxicación. Si se demuestra que efectivamente se ha producido una intoxicación por salicilatos y se sospecha que todavía hay fármaco en el estómago, es posible que se administre carbón activado (a veces varias dosis), el cual absorberá cualquier fármaco residual y evitará que sea absorbido por el organismo. También puede ser necesario administrar bicarbonatopara corregir los desequilibrios electrolíticos y ácido-base. Es posible que se administre una solución de bicarbonato por vía intravenosa (IV) para aumentar la eliminación del fármaco a través de la orina. También pueden administrarse otros fármacos para el tratamiento de los síntomas. En casos graves, puede ser necesario realizar una diálisis para eliminar el fármaco de la sangre.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Waseem, M. et. al. Salicylate Toxicity. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/1009987-overview

Salicylate, Serum. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories. http://mchslacrosse.testcatalog.org/show/SAL

O'Malley, G. Aspirin and Other Salicylate Poisoning (Salicylism). http://www.merckmanuals.com

Frithsen, I. and Simpson, W. (2010 February 1). Recognition and Management of Acute Medication Poisoning. Am Fam Physician. 2010 Feb 1;81(3):316-323. http://www.aafp.org/afp/2010/0201/p316.html

Glisson, J. et. al. Current Management of Salicylate-induced Pulmonary Edema. Medscape Today News from South Med J. 2011;104(3):225-232. http://www.medscape.com/viewarticle/738265

Salicylates. California Poison Control System v7(4). http://www.calpoison.org/hcp/2009/callusvol7no4.htm

Perez, E. Methyl salicylate overdose. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/002683.htm

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2011). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 367.

Clarke, W., Editor (© 2011). Contemporary Practice in Clinical Chemistry 2nd Edition: AACC Press, Washington, DC. Pp 593-594.

McPherson, R. and Pincus, M. (© 2011). Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods 22nd Edition: Elsevier Saunders, Philadelphia, PA. Pp 352-353.

Wu, A. (© 2006). Tietz Clinical Guide to Laboratory Tests, 4th Edition: Saunders Elsevier, St. Louis, MO. Pp 1436-1437.

Tietz Textbook of Clinical Chemistry and Molecular Diagnostics. Burtis CA, Ashwood ER, Bruns DE, eds. 4th edition, St. Louis: Elsevier Saunders; 2006, Pp 1288, 1306-1308.

Dargan P, Wallace C I, Jones, A L. An evidence based flowchart to guide the management of acute salicylate (aspirin) overdose. Emerg Med J 2002;19:206–209.  http://www.rheumatology.org/practice/clinical/patients/medications/nsaids.asp

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico