Creatina quinasa (CK)

28/10/2020
Tambien conocido como:

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para la detección y el seguimiento del daño muscular; para establecer el diagnóstico de enfermedades asociadas a daño muscular; para el diagnóstico del infarto agudo de miocardio es mejor determinar la troponina, pero se puede utilizar la CK para detectar un segundo infarto (ver Preguntas Frecuentes).

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando existe debilidad muscular, dolor muscular o emisión de orina oscura que hagan sospechar al médico una posible lesión muscular; a veces, para valorar la evolución de lesiones musculares.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa del brazo.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

Esta prueba mide la cantidad de creatina quinasa (CK) en la sangre. La creatina quinasa (CK) es un enzima que se encuentra en el corazón, el cerebro, el músculo esquelético y algunos otros tejidos. Ante una lesión o daño muscular se liberan en sangre cantidades importantes de CK.

Normalmente, la CK se encuentra en la sangre en baja cantidad y procede principalmente de los músculos esqueléticos. Cualquier situación en la que exista daño muscular o que interfiera con la producción o el consumo de energía por el músculo puede ocasionar aumentos de los valores de CK en sangre. Por ejemplo, el ejercicio intenso o la inflamación de los músculos (miositis) pueden aumentar la CK, al igual que las enfermedades musculares (miopatías). La rabdomiolisis o rotura masiva del tejido muscular esquelético se asocia a valores significativamente elevados de CK.

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

La determinación de creatina quinasa (CK) puede realizarse para detectar inflamación de los músculos (miositis), enfermedades musculares (miopatías) como la distrofia muscular o lesión muscular grave (rabdomiolisis), en las personas que presentan signos y síntomas. La CK puede solicitarse de forma aislada o en conjunto con otras pruebas de laboratorio como los electrolitos, la urea o la creatinina (para evaluar la función renal). También puede solicitarse la mioglobina en orina.

Puede existir daño muscular sin que existan signos ni síntomas, o bien estos sean escasos e inespecíficos, como pueden ser la debilidad, la fiebre o las náuseas, que pueden aparecer en una gran variedad de patologías. El médico en estos casos puede solicitar la determinación de la CK para detectar el daño muscular, especialmente si el individuo está siendo tratado con estatinas, si consume alcohol o cocaína o si se conoce que hubo exposición a alguna sustancia tóxica para el músculo. En las personas con traumatismos físicos la CK puede ser útil para evaluar el daño muscular.

Puede solicitarse una serie de determinaciones de CK para evaluar si la lesión muscular se resuelve o persiste. En el caso de que la CK esté elevada y no quede clara la localización de la lesión, se puede solicitar el estudio de las isoenzimas de CK. La determinación de los isoenzimas de CK permite distinguir entre distintos tipos de CK: CK-MB (hallada principalmente en músculo cardíaco), CK-MM (hallada principalmente en el músculo esquelético) y CK-BB (hallada principalmente en el cerebro; pero si se detecta en sangre procede de la musculatura lisa, como la localizada en intestinos, el útero o la placenta).

La determinación de CK se utilizó clásicamente como una herramienta para el diagnóstico del infarto agudo de miocardio. No obstante, en la actualidad esta prueba ha sido ampliamente desplazada por la troponina. Sin embargo, a veces aún se determina la CK para detectar si se ha producido un segundo infarto de miocardio, justo después del primero.

¿Cuándo se solicita?

La determinación de CK se solicita siempre ante la sospecha de una lesión muscular, y a intervalos regulares para el seguimiento de lesiones continuadas. Puede solicitarse en los casos de enfermedades musculares (miopatías) como la distrofia muscular, o ante traumatismos como aplastamientos o quemaduras extensas. La CK se solicita cuando una persona refiere síntomas asociados a daño muscular como:

Dolor muscular.

Debilidad muscular.

Emisión de orina oscura. La orina se oscurece debido a la presencia de mioglobina, que es otra molécula liberada en situaciones de daño muscular y que además puede ser perjudicial para los riñones.

La determinación también se puede solicitar cuando los síntomas son inespecíficos, especialmente si se está tomando algún fármaco o sustancia potencialmente asociada a lesión muscular.

¿Qué significa el resultado?

Una CK elevada o que aumenta progresivamente desde la primera determinación, generalmente indica que se ha producido una lesión muscular reciente, aunque no indica la causa ni la localización. Los valores elevados de CK que posteriormente disminuyen, indican una disminución de la lesión. Por el contrario, los valores que se mantienen elevados son sugestivos de persistencia de la lesión.

Se pueden observar concentraciones elevadas de CK en algunas enfermedades musculares (miopatías), debidas a diferentes causas. En función de la gravedad de la lesión muscular los valores de CK pueden estar más o menos elevados. En las personas con rabdomiolisis la concentración de CK puede estar 100 veces por encima del límite que se considera normal, o incluso más elevada.

Las concentraciones elevadas de CK se pueden observar, por ejemplo, en:

Una concentración normal de CK puede indicar que no existe lesión muscular o bien que la lesión se produjo bastantes días antes de la obtención de la muestra de sangre para el análisis.

Después de un ejercicio físico intenso pueden detectarse aumentos de CK en sangre. Se considera ejercicio intenso los deportes tales como el levantamiento de pesas, los deportes de contacto o las sesiones muy largas de ejercicio.

¿Hay algo más que debería saber?

Las personas con mucha masa muscular tienen la CK más elevada, y por esta razón los hombres tienden a tener valores de CK más altos que las mujeres.

Cualquier tipo de lesión o daño muscular, incluso las inyecciones, puede hacer aumentar transitoriamente la CK.

En las primeras etapas del embarazo la CK puede disminuir.

¿En qué consiste una rabdomiolisis?

La rabdomiolisis es una rotura brusca del tejido muscular, y puede ser consecuencia de daños o lesiones musculares graves de tipo físico, químico o biológico. Algunos ejemplos son:

  • Traumatismos, lesiones por aplastamiento (accidentes de tráfico, desastres naturales como terremotos).
  • Electrocución.
  • Quemaduras graves.
  • Trombosis (obstrucción por un coágulo que impide el flujo normal de sangre).
  • Toxinas (metales pesados, veneno de serpiente, monóxido de carbono).
  • Infecciones (como la gripe, el VIH o las infecciones por Streptococcus), más frecuente en los niños que en adultos.
  • Trastornos metabólicos y trastornos genéticos hereditarios que afectan a la capacidad de obtención o de consumo de energía en el músculo.
  • Trastornos como una distrofia muscular o enfermedades de base como la diabetes, el hipotiroidismo o el hipertiroidismo.
  • Drogas de abuso (etanol, cocaína) y fármacos como los antibióticos, antidepresivos, corticosteroides, litio, salicilatos o estatinas.

Las complicaciones pueden sobrevenir por la liberación rápida del contenido de las células musculares hacia la sangre. Esta situación puede ocasionar daño renal (insuficiencia renal aguda) y coagulación intravascular diseminada. Una vez realizado el diagnóstico y en función de la gravedad y extensión del daño muscular, la rabdomiolisis se puede tratar con fluidos intravenosos y otras medidas de soporte, además de tratar de proteger los órganos susceptibles (por ejemplo, diálisis para prevenir o limitar el daño renal).

Enlaces

Pruebas relacionadas:

Estados fisiológicos y enfermedades:

En otras webs:

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Lab Tests Online. Creatine Kinase (CK). Actualizado el 26 de abril de 2020. Disponible online en https://labtestsonline.org/tests/creatine-kinase-ck. Último acceso el 13/10/2020.

Silberberg C. Rhabdomyolysis. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000473.htm. Último acceso el 13/10/2020.

Bethel C. Myopathies. Medscape Review. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/759487-overview. Último acceso el 13/10/2020.

Zieve, D. Creatine phosphokinase test. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003503.htm. Último acceso el 13/10/2020.

Junpaparp, P. et. al. Creatine Kinase. Medscape Reference. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/2074023-overview. Último acceso el 13/10/2020.

Schreiber, D. and Miller, S. Use of Cardiac Markers in the Emergency Department.. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/811905-overview. Último acceso el 13/10/2020.

Creatine Kinase (CK), Serum. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories. Disponible online en http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Overview/8336. Último acceso el 13/10/2020.

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2011). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 322-325.

Clarke, W., Editor (© 2011). Contemporary Practice in Clinical Chemistry 2nd Edition: AACC Press, Washington, DC. Pp 300-303.

McPherson, R. and Pincus, M. (© 2011). Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods 22nd Edition: Elsevier Saunders, Philadelphia, PA. Pp 439-440.

Bethel, C. Myopathies. Medscape Reference. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/759487-overview. Último acceso el 13/10/2020.

Do, T. Muscular Dystrophy. Medscape Reference. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/1259041-overview. Último acceso el 13/10/2020.

Eyal Muscal, E. and Morales DeGuzman, M. Rhabdomyolysis. Medscape Reference. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/1007814-overview. Último acceso el 13/10/2020.

Barkhaus, PE et al. Kennedy Disease Workup. Medscape. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/1172604-workup. Último acceso el 13/10/2020.

Better Health Channel. Kennedy's disease. Disponible online en http://www.betterhealth.vic.gov.au/bhcv2/bhcarticles.nsf/pages/Kennedy's_disease. Último acceso el 13/10/2020.

En mantenimiento.

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image