Cloruro

11/11/2020
Tambien conocido como:

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para determinar si existe algún problema con los electrolitos o con el equilibrio ácido-base (pH) y durante el seguimiento de algunos tratamientos; como parte de una revisión rutinaria de salud.

¿Cuándo hacer el análisis?

Como parte de un perfil básico de electrolitos o de un perfil metabólico; si el médico piensa que los signos y síntomas del paciente pueden estar relacionados con un desequilibrio electrolítico.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa del brazo; en algunos casos se puede utilizar una muestra de orina aleatoria o una orina de 24 horas.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

El cloruro es un electrolito. Se trata de un ion cargado negativamente que actúa en conjunto con otros electrolitos como el potasio, el sodio y con el bicarbonato para regular la cantidad de líquido en el organismo y mantener el equilibrio ácido-base. Esta prueba mide la cantidad de cloruro en la sangre o en la orina.

El cloruro está presente en todos los líquidos del organismo, pero se encuentra en mayor concentración en la sangre y en el líquido extracelular. La mayoría de las veces, las concentraciones de cloruro se correlacionan con las de sodio, aumentando y disminuyendo al mismo tiempo y por las mismas razones y en relación directamente proporcional. Sin embargo, cuando hay un desequilibrio ácido-base, la concentración de cloruro en la sangre puede cambiar independientemente de la concentración de sodio, ya que el cloruro actúa como tampón, ayudando a mantener la neutralidad eléctrica a nivel celular, entrando y saliendo de las células cuando así se requiere.

El cloruro entra en el organismo a través de la dieta y de la sal de mesa, que está constituida por iones de sodio y cloruro. La mayor parte del cloruro se absorbe a nivel intestinal y el exceso se elimina por vía urinaria. La concentración de cloruro en la sangre se mantiene estable, con una ligera disminución después de las comidas, momento en el que el estómago produce ácido clorhídrico para lo cual utiliza el cloruro de la sangre.

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

La determinación de cloruro en sangre suele solicitarse, junto con otros electrolitos, como parte de un examen rutinario de laboratorio en diversas situaciones.

Las determinaciones de cloruro y de otros electrolitos también se pueden solicitar para evaluar la causa de que existan signos o síntomas, como vómitos de larga duración, diarrea, debilidad y dificultad para respirar. Si se detecta un desequilibrio electrolítico, el médico buscará la causa para corregir la enfermedad, proceso o medicación que lo está causando y puede solicitar la determinación de los electrolitos a intervalos regulares, para vigilar la efectividad del tratamiento. Si se sospecha que exista un desequilibrio ácido-base, el médico puede solicitar una determinación de gases en sangre para evaluar la severidad y la causa del desequilibrio.

La determinación de cloruro en orina permite valorar si la causa de una alcalosis se debe a una pérdida de sal (deshidratación, vómitos, uso de diuréticos, en cuyo caso el cloruro en orina será muy bajo) o por un exceso de ciertas hormonas como el cortisol o la aldosterona, que pueden alterar la excreción de cloruro.

¿Cuándo se solicita?

El cloruro en sangre casi nunca se solicita de forma aislada. Normalmente forma parte de un perfil de electrolitos o de la analítica de un examen médico de rutina.

El cloruro puede solicitarse cuando se sospecha la existencia de acidosis o alcalosis o cuando el paciente presenta una patología aguda con signos o síntomas como:

  • Vómitos o diarreas prolongados.
  • Debilidad, fatiga.
  • Dificultad para respirar (distrés respiratorio).

Los electrolitos también pueden solicitarse a intervalos regulares cuando el paciente tiene alguna patología o está tomando algún tipo de medicación que pueda afectar al equilibrio electrolítico. Los perfiles de electrolitos se usan frecuentemente para el seguimiento de ciertas patologías como la hipertensión, la insuficiencia cardíaca, la enfermedad renal o la enfermedad hepática.

El cloruro en orina puede determinarse a la vez que el sodio en la orina o en la sangre cuando se evalúa la causa de una concentración elevada o disminuida de cloruro en la sangre. El médico valorará si los cambios en la concentración de cloruro correlacionan con los de sodio. Esto ayuda a determinar si hay un desequilibrio ácido-base y seleccionar el tratamiento adecuado.

¿Qué significa el resultado?

La concentración de cloruro se suele interpretar en conjunto con los resultados de otras pruebas realizadas en el mismo momento, como pueden ser otros . Las concentraciones altas o bajas de cloruro pueden deberse a diferentes situaciones.

Una concentración elevada de cloruro (conocida como hipercloremia) normalmente indica deshidratación, pero puede darse también con cualquier otro problema que curse con una concentración elevada de sodio en la sangre, como un síndrome de Cushing o una enfermedad renal. La hipercloremia también puede darse cuando hay una pérdida excesiva de bases (produciendo una acidosis metabólica) o cuando una persona hiperventila (causando alcalosis respiratoria).

Una concentración disminuida de cloruro en sangre (conocida como hipocloremia) se observa cuando hay algún problema que curse con una concentración disminuida de sodio en la sangre. La hipocloremia también puede ocurrir en la insuficiencia cardíaca congestiva, la cetoacidosis diabética, los vómitos prolongados o tras una aspiración gástrica, la enfermedad de Addison, el enfisema u otras enfermedades pulmonares crónicas (causando acidosis respiratoria) y cuando existen pérdidas de ácido del organismo (causando alcalosis metabólica).

Un aumento de las concentraciones de cloruro en orina pueden indicar la existencia de deshidratación, ayuno, enfermedad de Addison o aumento de la ingesta de sal.

Una disminución de las concentraciones de cloruro en orina pueden observarse en el síndrome de Cushing, el hiperaldosteronismo primario (síndrome de Conn), la insuficiencia cardíaca congestiva, en los síndromes de malabsorción y en las diarreas.

¿Qué puede significar una pequeña alteración de la concentración de cloruro?

El médico interpreta el resultado de la determinación del cloruro en el contexto del paciente, en función de otras pruebas que se hayan realizado, la historia clínica y la exploración física. Un resultado aislado que se encuentre ligeramente fuera del intervalo de referencia puede no tener ninguna significación clínica. Por ello es importante repetir y confirmar las alteraciones, además de comparar los resultados actuales con los antecedentes del paciente.

Por otra parte, un resultado alterado puede ser indicativo de la presencia de alguna patología que necesite seguimiento. El médico valorará los resultados para determinar si su alteración puede ser significativa o no.

¿Existen recomendaciones dietéticas para la ingesta de cloruro?

Sí. Normalmente se recomienda que el consumo de cloruro en adultos sanos hasta los 50 años de edad sea aproximadamente de 2,3 gramos (3,8 gramos de sal) al día. Las recomendaciones pueden variar en función de la edad, del sexo y de otros factores. Esta cantidad reemplaza el cloruro que se pierde diariamente a través del sudor. El cloruro está presente en muchos vegetales y en otros alimentos como las algas, mantequilla, tomates, lechugas, apio y aceitunas. La sal de mesa y los alimentos precocinados contribuyen a que la población probablemente consuma más cloruro del necesario.

¿Cuál es el tratamiento recomendado ante un resultado de cloruro anormal?

El tratamiento es el mismo que se utiliza para las alteraciones en el sodio (diuréticos, reemplazo de fluidos).

¿Hay algo más que debería saber?

Los fármacos que repercuten sobre las concentraciones de sodio también provocarán cambios en la concentración de cloruro. Además, ingerir grandes cantidades de bicarbonato de sodio o tomar más dosis de antiácidos de lo recomendado, puede hacer descender la concentración de cloruro.

Enlaces

Pruebas relacionadas:

Estados fisiológicos y enfermedades:

En otras webs

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Lab Tests Online. Chloride. Actualizado el 12 de agosto de 2020. Disponible online en https://labtestsonline.org/tests/chloride. Último acceso el 03/11/2020.

Clinical Laboratory Chemistry (2nd Edition) (Pearson Clinical Laboratory Science Series) 2nd Edition Sunheimer, Robert and Graves, Linda Pearson Clinical Laboratory Science Series.

Tietz Textbook of Clinical Chemistry and Molecular Diagnostic, Burtis CA, Ashwood, ER Bruns DE Eds, St Louis: Elsevier Saunders.

Clinical Chemistry, Principles, Techniques and Correlations, Bishop ML Fody EP and Schoeff LE, Eds, Philadelphia Wolters Kluwer.

Pagana and Pagana. Mosby's Manual of Diagnostic and Laboratory Tests. Fourth Edition. Pp 164-166 and 963-964.

Kamel, G. Chloride. Medscape Drugs & Diseases. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/2087713-overview. Último acceso el 03/11/2020.

Evert, A. Chloride in diet. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/002417.htm. Último acceso el 03/11/2020.

Dugdale, D. Chloride test – blood. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003485.htm. Último acceso el 03/11/2020.

Martin, L. Chloride - urine test. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003601.htm. Último acceso el 03/11/2020.

AlAbbad, A. and Sinha, S. Hypochloremic Alkalosis. Medscape Drugs & Diseases. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/945263-overview. Último acceso el 03/11/2020.

En mantenimiento.

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image