Nombre sistemático
Pruebas genéticas para el tratamiento dirigido del cáncer
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 25.11.2017.
¿En qué consisten las pruebas genéticas para el tratamiento dirigido del cáncer?

Las pruebas genéticas para el tratamiento dirigido del cáncer detectan mutaciones (cambios) en el ADN de las células cancerosas. El hecho de conocer si el cáncer tiene alguna mutación en particular es de ayuda para establecer el tipo de tratamiento que hará falta administrar. La presencia o ausencia de ciertas mutaciones puede predecir qué individuos pueden beneficiarse de un determinado tratamiento y qué individuos probablemente no responderán.

El cáncer consiste en el crecimiento descontrolado de células anómalas. Son varios los factores que contribuyen a este crecimiento sin control. Uno de ellos es el malfuncionamiento de proteínas implicadas en el desarrollo y maduración celular. Las proteínas pueden ser malfuncionantes a consecuencia de mutaciones en el ADN del gen que codifica para esas proteínas en concreto. Algunas mutaciones pueden dar lugar a la síntesis de proteínas defectuosas e incapaces de contener el crecimiento celular mientras que otras mutaciones pueden conducir a la síntesis de proteínas con una función alterada, de tal manera que se estimula el crecimiento celular. El resultado neto es el de un desarrollo y división de las células anómalas (cancerosas) que se escapa a los mecanismos de control del organismo.

Los investigadores llevan tiempo estudiando estas alteraciones en genes para intentar conocer mejor los mecanismos del cáncer y para desarrollar fármacos que puedan combatirlo. Los objetivos de las investigaciones se focalizan en desarrollar fármacos que interrumpan una etapa concreta del crecimiento del cáncer, intentando no perjudicar a las células sanas. Estos fármacos reciben el nombre de fármacos dirigidos contra dianas específicas o fármacos para el tratamiento dirigido del cáncer. Se ha observado que determinados tipos de cáncer se asocian frecuentemente a determinados tipos de mutaciones. Si bien no todos los cánceres las presentarán, en un porcentaje significativo de ellos sí se hallan dichas mutaciones asociadas. Los cánceres con las mutaciones suelen tener una respuesta más fácilmente predecible a determinados fármacos en comparación con los cánceres que no las tienen.

Estos hallazgos han conducido a dos desarrollos relevantes:

  • Fármacos contra el cáncer que inhiben o van dirigidos contra proteínas altamente específicas asociadas a determinados tipos de cáncer (dos ejemplos los constituyen los inhibidores de tirosina quinasa y los anticuerpos anti-receptor del factor de crecimiento epidérmico, EGFR)
  • Pruebas genéticas que detectan la presencia de mutaciones en tejido canceroso; estas mutaciones indican si la persona se beneficiará de un tratamiento específico

Se sigue investigando para conocer al máximo la genética del cáncer y para favorecer el desarrollo de nuevas modalidades de tratamiento. Por otra parte, algunos cánceres dejan de responder a ciertos tratamientos que inicialmente habían resultado efectivos, desarrollándose una resistencia al tratamiento. Los esfuerzos en investigación quizás permitirán conocer los mecanismos por los que se desarrolla resistencia a tratamientos anticancerosos.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Por qué son importantes estas pruebas genéticas?

    El tratamiento estándar del cáncer suele consistir en cirugía, quimioterapia, radioterapia o combinaciones de las anteriores. El tratamiento con fármacos quimioterápicos y con radioterapia pretende enlentecer el crecimiento del cáncer, impedir que se disemine a otras zonas, o en caso de que ya se haya diseminado (metástasis), matar las células cancerosas metastásicas.

    La quimioterapia actúa atacando a células que se están dividiendo y desarrollando activamente. La radioterapia mata las células cancerosas al actuar sobre sus genes, lesionándolos e impidiendo así que las células se sigan dividiendo y desarrollando. Ambos tipos de terapias afectan asimismo a células sanas, también en fases de división y desarrollo. Este fenómeno es el responsable de los importantes efectos secundarios observados a lo largo del tratamiento. Es crucial ajustar al máximo las dosis de tal manera que el tratamiento consiga matar las células cancerosas, a la vez que se intenta minimizar el daño al tejido sano del organismo.

    El tratamiento dirigido del cáncer constituye una modalidad de tratamiento del cáncer relativamente nueva. Este tratamiento permite emplear un fármaco con un gran efecto sobre el tejido canceroso, pero con el que se puede reducir los efectos secundarios asociados al tratamiento (terapia) estándar. La terapia dirigida se basa en la particularidad que la conformación genética de las células cancerosas es distinta a la de las células sanas que las rodean. La terapia dirigida pretende distorsionar algunos pasos o procesos específicos que parecen ser esenciales para el crecimiento de las células cancerosas. Una de las principales áreas de interés consiste en analizar las células cancerosas obtenidas por biopsia antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento farmacológico, para así determinar la probabilidad de que el tumor responda al tratamiento.

    Los fármacos empleados en la terapia dirigida son caros y sólo suelen funcionar en personas cuyo cáncer presenta exactamente la misma conformación genética frente a la cual se han desarrollado. Se deben realizar las pruebas genéticas antes del inicio del tratamiento para conocer la relación entre las células cancerosas, el individuo afecto y además, para saber si existirán probabilidades de que el individuo se beneficie de un tratamiento determinado.

    Algunos fármacos empleados en el tratamiento dirigido del cáncer para los que se dispone de pruebas incluyen:

    • Fármacos que se unen a receptores de la superficie celular y bloquean la transmisión de la señal o información hacia el interior celular
    • Fármacos constituidos por pequeñas moléculas con capacidad para atravesar la membrana celular - bloquean la transmisión de la señal que es responsable del desarrollo celular, actuando sobre la parte activa del receptor
  • ¿Cómo se emplean las pruebas genéticas para el tratamiento dirigido del cáncer?

    Estas pruebas se usan con la intención de orientar acerca del tratamiento que puede emplearse en ciertos cánceres. El médico podrá saber si algunos fármacos funcionarán o no para el tratamiento dirigido del cáncer.

    Los genes son las unidades básicas del material genético, los segmentos de ADN que suelen codificar para la producción de proteínas específicas. Las alteraciones de ADN reciben el nombre de variantes genéticas (también polimorfismos o mutaciones) y es relativamente frecuente que existan en la población normal. Las variantes o mutaciones se heredan y afectan a todas las células, aunque es posible que se expresen o den la cara al cabo de muchos años cuando uno se hace mayor debido a irradiación o sustancias tóxicas; también es posible que se manifiesten sin causas aparentes y acaben conduciendo a un cáncer.

    Pueden existir mutaciones que conducen a un aumento de un tipo particular de proteína en el tejido tumoral o a la producción de proteínas cuya actividad está alterada. Los tumores con estas mutaciones tienden a progresar de manera más agresiva, es más probable que se diseminen a otras zonas del organismo (metástasis) y/o pueden ser más resistentes a la quimioterapia estándar. Sin embargo, a veces, las alteraciones en las proteínas favorecen que el tumor sea candidato a ser tratado con fármacos que se dirigen específicamente contra las proteínas alteradas (dianas específicas). Las pruebas genéticas para el tratamiento dirigido del cáncer detectan mutaciones que codifican para esas proteínas, y así se pueden identificar tumores susceptibles de responder a un tratamiento muy dirigido contra una diana específica.

    Asimismo, estas pruebas genéticas permiten identificar cuales son los tumores que no van a responder a este tipo de tratamiento. Algunas mutaciones tienen por efecto que el tumor no responda al tratamiento al volverse las células tumorales resistentes al fármaco empleado. En estos casos, no se considera esta opción terapéutica.

  • ¿Cuándo se solicitan las pruebas genéticas para el tratamiento dirigido del cáncer?

    En algunos tipos de cáncer, las pruebas se realizan ya de entrada; en otros casos se realizan cuando se observa que determinados tipos de cáncer no responden a la quimioterapia. Se debe obtener una muestra de tejido tumoral; si se dispone de una muestra de tejido obtenida en una biopsia anterior (por ejemplo, en el momento del diagnóstico), puede realizarse la prueba en esa misma biopsia.

    Las pruebas se suelen realizar una única vez, ya que incluso aunque exista metástasis, la combinación de genes (genotipo) raramente varía.

  • ¿Se deberían realizar estas pruebas genéticas a todas las personas, independientemente del tipo de cáncer?

    Las pruebas sólo están indicadas cuando una persona tiene un tipo determinado de cáncer para el cual está demostrado que un tratamiento dirigido con fármacos "diana" es eficaz, y en el caso de que el médico haya considerado empezar el tratamiento con el fármaco en cuestión.

  • ¿Es posible que a pesar de recibir uno de estos tipos de tratamientos dirigidos no se obtenga beneficio alguno?

    Sí. La mayor parte de individuos que en principio debe beneficiarse del tratamiento responde al fármaco. Sin embargo, en un porcentaje determinado de cánceres no se produce la respuesta. Cada persona y cada cáncer son distintos.

  • ¿Puede estar indicado tomar alguno de estos fármacos para un tratamiento dirigido del cáncer sin que se hayan realizado las pruebas genéticas pertinentes?

    La mayor parte de las veces no está indicado. Los fármacos se han desarrollado para ejercer su acción en un contexto determinado. Si no se cumplen los criterios para los cuales se validó el fármaco, es posible que el cáncer no responda al tratamiento.

  • ¿Se pueden realizar los estudios genéticos moleculares en la misma consulta médica?

    No. Para estas pruebas es indispensable una instrumentación especial y no todos los laboratorios disponen de ella. Normalmente la muestra se envía a un laboratorio de referencia.

  • ¿Cuáles pueden ser algunos ejemplos de estas pruebas?

    Cada una de las pruebas genéticas empleadas para el tratamiento dirigido del cáncer identifica mutaciones en un único gen; los resultados son específicos para ese gen y el tratamiento que se está considerando.

    En la tabla siguiente se listan algunos ejemplos de cánceres en los que pueden emplearse pruebas genéticas con la finalidad de tomar decisiones acerca del tratamiento con dianas específicas.

    Tipo de cáncer Gen evaluado* Interpretación del resultado
    Cáncer de mama Her2/neu Si presente, probabilidad de respuesta a trastuzumab
    Leucemia mieloide crónica ABL1 Si la mutación está presente, no se producirá respuesta a imatinib
      BCR-ABL Si presente, puede evaluarse periódicamente para monitorizar la respuesta al tratamiento dirigido
    Cáncer de colon KRAS Si la mutación está presente, probable resistencia a inhibidor de tirosina quinasa
      BRAF Mal pronóstico si existe la mutación
    Tumor del estroma gastrointestinal (GIST) - tumores poco frecuentes del tracto digestivo KIT En función del tipo de mutación presente, mejor respuesta a imatinib, o probablemente se necesitará mayor dosis de imatinib y mejor respuesta a sunitinib, o posible resistencia a imatinib
      PDGFRA Si la mutación está presente, menor probabilidad de respuesta a imatinib
    Melanoma BRAF En melanoma metastásico, mejor respuesta a vemurafenib cuando existe la mutación
    Trastornos mieloproliferativos JAK2 Si la mutación está presente, se puede evaluar periódicamente para monitorizar la respuesta al tratamiento (por ejemplo, con ruxolitinib)
    Cáncer de pulmón de células no pequeñas (NSCLC) EGFR Mejor respuesta a inhibidores de la tirosina quinasa como gefitinib y erlotinib si se tienen ciertas mutaciones
      EML4-ALK Si existe ALK, puede producirse respuesta a inhibidores de ALK quinasa, como crizotinib
      KRAS Peor pronóstico si existen ciertas mutaciones, resistencia a inhibidores de la tirosina quinasa, y peor respuesta a tratamiento con platino/vinorelbina
    Cánceres de origen desconocido - cánceres detectados en zonas no habituales - se piensa que son diseminaciones (metástasis) a partir de otra localización Evaluación de varios genes a la vez (array o perfil genómico) De utilidad para determinar la zona del organismo en la que se originó el cáncer y para establecer el tratamiento más adecuado

    *Los nombres de los genes se abrevian para mayor comodidad de uso. Si desea más información acceda a este enlace.

    Los cánceres asociados a una fuerte historia familiar y los que aparecen en personas jóvenes pueden tener características distintas a los que se desarrollan esporádicamente en adultos. Por ejemplo, los casos pediátricos de GIST son muy diferentes de los casos en adultos y no suelen presentar las mutaciones KIT o PDGFRA.

    Sólo se analizan las mutaciones más comunes. Un resultado negativo no descarta totalmente la posibilidad de que exista una mutación menos común. Es posible que para descartar la posibilidad de que no exista la mutación se tenga que obtener una nueva muestra.

    Algunas pruebas genéticas para mutaciones genéticas específicas en determinados tipos de cáncer no se usan rutinariamente con finalidades médicas. Sin embargo, esas pruebas genéticas pueden ser de gran utilidad con fines de investigación. Algunos ejemplos son:

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Targeted Cancer Therapies. National Cancer Institute Fact Sheet. http://www.cancer.gov/cancertopics/factsheet/Therapy/targeted

Gaughan, E. and Costa, D. Genotype-driven Therapies for Non-small Cell Lung Cancer, Focus on EGFR, KRAS and ALK Gene Abnormalities. Medscape Today News from Ther Adv Med Oncol v 3(3):113-125. http://www.medscape.com/viewarticle/742530

Ribas, A. and Flaherty, K. BRAF Targeted Therapy Changes the Treatment Paradigm in Melanoma. Nat Rev Clin Onc. 2011;8(7) © Medscape Today News from Nat Rev Clin Onc. v 8(7). http://www.medscape.com/viewarticle/744864

Mahadevan, D. and Talavera, F. Targeted Cancer Therapy. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/1372666-overview#showall

Bayon, R. and Chaturvedi, P. Targeted Molecular Therapy in Head and Neck Squamous Cell Carcinoma Overview of Targeted Molecular Therapy in HNSCC. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/854971-overview

KRAS Mutation Testing for Anti-Epidermal Growth Factor Receptor Therapy in Colorectal and Lung Cancer. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratory Communique. http://www.mayomedicallaboratories.com/articles/communique/2009/07.html

Cankovic, M. et. al. Clinical Performance of JAK2 V617F Mutation Detection Assays in a Molecular Diagnostics Laboratory: Evaluation of Screening and Quantitation Methods. American Journal of Clinical Pathology v 132(5):713-721. http://www.medscape.com/viewarticle/712654

Cheson, B. et. al. 2011 Top Game Changers in Oncology. Medscape Today News. http://www.medscape.com/viewarticle/754136

Corless, C. et. al. Gastrointestinal Stromal Tumours Origin and Molecular Oncology. Medscape Today News from Nat Rev Cancer v 11(12):865-878. http://www.medscape.com/viewarticle/754503

Markman, M. Genetics of Non-Small Cell Lung Cancer. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/1689988-overview

Cook, J. et. al. Gastrointestinal Stromal Tumors – GIST. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/GIST.html?client_ID=LTD

Lyon, E. et. al. 5-Fluorouracil Sensitivity. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/5FU.html

Lyon, E. et. al. UGT1A1 Genotyping – Irinotecan. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/Irinotecan.html

Turner, J. et. al. KRAS Mutation Testing for Colorectal Cancer (CRC). CAP. http://www.cap.org

Test ID: FLCA Lung Cancer, ALK (2p23) Rearrangement, FISH, Tissue. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories. http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Overview/60619

Lyon, E. et. al. CYP2D6 Genotyping – Tamoxifen. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/Tamoxifen.html

Jarboe, E. et. al. Colorectal Cancer. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/ColorectalCancer.html#tabs=0

Johnson-Davis, K. and McMillin, G. Pharmacogenetics – PGx. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/PGx.html?client_ID=LTD#tabs=0

Clarke, W., Editor (© 2011). Contemporary Practice in Clinical Chemistry 2nd Edition: AACC Press, Washington, DC. Pp 602-603

American Cancer Society. Treatment Types. http://www.cancer.org/Treatment/TreatmentsandSideEffects/TreatmentTypes/index

American Cancer Society. Targeted Therapy. http://www.cancer.org/Treatment/TreatmentsandSideEffects/TreatmentTypes/TargetedTherapy/index

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico