Tasa de filtrado glomerular

29/5/2021

También conocido como: tasa estimada (o calculada) de filtrado glomerular, TEFG, TFG calculada

Nombre sistemático: tasa estimada de filtrado glomerular


Aspectos generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para conocer el estado de la función renal y para el diagnóstico, estadiaje y seguimiento de la enfermedad renal crónica (ERC).

¿Cuándo hacer el análisis?

Junto con la determinación de creatinina en sangre como parte de un chequeo médico rutinario, si el médico piensa que puede existir una lesión renal o en pacientes con riesgo de desarrollar enfermedad renal. En pacientes ya diagnosticados de enfermedad renal se recomienda el seguimiento, realizando esta prueba al menos de forma anual.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa del brazo. La tasa estimada de filtrado glomerular (TEFG) es un cálculo que permite estimar la tasa real de filtrado glomerular y se basa en la concentración sérica de creatinina o de cistatina C. Existen diferentes fórmulas que utilizan factores como la edad, el sexo, la etnia, el peso o la talla para realizar los cálculos.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

En esta prueba generalmente se utiliza la determinación de creatinina para realizar los cálculos. Es posible que se recomiende realizar la extracción en ayunas o evitar el consumo de carne unas horas antes de la determinación. Algunos estudios han puesto de manifiesto que el consumo de carne antes de la prueba puede traducirse en un aumento de la concentración de creatinina en sangre.

Si se va a utilizar la cistatina C para la estimación de la tasa de filtrado glomerular, no es necesaria ninguna preparación especial.


¿Qué es lo que se analiza?

La tasa de filtrado glomerular (TFG) permite evaluar el funcionamiento de los riñones. La función principal de estos órganos es filtrar la sangre, de forma que captan los desechos y el exceso de agua y los transforman en orina. La concentración de sales y minerales de la sangre también se ajustan por este método para que la sangre se mantenga lo más estable posible. Además, los riñones también producen hormonas que regulan la presión arterial, el estado de los huesos y la producción de células sanguíneas.

Los glomérulos son unos filtros diminutos localizados en el riñón que permiten eliminar los productos de desecho de la sangre, al mismo tiempo que evitan la pérdida de constituyentes importantes como las proteínas y las células sanguíneas. Unos riñones sanos filtran hasta 200 litros de sangre cada día y producen unos 2 litros de orina. La TFG hace referencia a la cantidad de sangre que se filtra por minuto en un glomérulo. Cuando la función renal disminuye debido a una lesión o enfermedad, la tasa de filtrado disminuye y los productos de desecho empiezan a acumularse en la sangre.

La enfermedad renal crónica (ERC) se asocia a una disminución de la función renal, a menudo progresiva. La diabetes y la hipertensión arterial son las principales causas de ERC, aunque también puede aparecer debido al envejecimiento. Aunque no se suele tener en cuenta, los riñones pierden alrededor de un 1% de capacidad de filtración anual a partir de los 40 años.

Las enfermedades renales suelen progresar de forma asintomática signos y síntomas de enfermedad renal no suelen ser perceptibles hasta que se ha perdido ya entre un 30% y un 40% de la función renal. La detección precoz de la disfunción renal es vital para reducir el daño de los riñones mediante un tratamiento adecuado. El cribado de la enfermedad renal está especialmente recomendado en pacientes de alto riesgo, como las personas diagnosticadas de diabetes, hipertensión, enfermedad cardiaca y también personas de edad avanzada o con historia familiar de enfermedad renal.

La forma más sencilla de evaluar la función renal es utilizar la creatinina o la cistatina C en sangre para estimar el filtrado glomerular y el aclaramiento de creatinina.

La medida de la TFG se considera como la forma más exacta de detectar cambios en el estado de los riñones. Sin embargo, la determinación directa de la TFG es complicada y requiere personal con formación específica, por lo que se realiza únicamente en el contexto de la investigación o en centros de trasplantes. En las situaciones habituales se utiliza la tasa estimada de filtrado glomerular (TEFG).

La TEFG es un cálculo en el que se utiliza el resultado de la medida de la creatinina sérica o, en ocasiones, cistatina C.

  • Lo más frecuente es la estimación a partir de la creatinina y teniendo en cuenta otras variables como la edad, el sexo y la etnia de la persona, en función de la ecuación utilizada. La creatinina es un producto de desecho del músculo que se filtra por los riñones y se excreta en la orina en una cantidad relativamente constante. Cuando la función renal disminuye, se excreta menor cantidad de creatinina por la orina, de manera que sus concentraciones en sangre aumentan. Sin embargo, esta estimación puede verse alterada en las personas con alguna amputación, culturistas, vegetarianos, pesos o edades extremas o cuando la variación de la función renal ha sido brusca (por ejemplo: fracaso renal agudo). Ciertos medicamentos también alteran la concentración de creatinina en sangre.
  • La estimación del filtrado glomerular utilizando la determinación de cistatina C se recomienda como prueba de confirmación en los casos en que la concentración de creatinina en sangre es menos estable. La cistatina C es una proteína de pequeño tamaño que se produce de forma constante en todas las células nucleadas del organismo y está presente en todos los fluidos, incluyendo la sangre. Se filtra por los riñones y se degrada de forma constante, por lo que no vuelve a la sangre ni se elimina por la orina. Al contrario que la creatinina, la cistatina C no está afectada por la masa muscular, aunque sí puede variar con la edad, en situaciones inflamatorias o en personas obesas o diabéticas. La cistatina C es un biomarcador relativamente nuevo, por lo que su utilidad sigue en estudio.

Existen diferentes ecuaciones para estimar la TFG. Las dos ecuaciones más ampliamente utilizadas para estimarla y recomendadas por la National Kidney Foundation (NKF), la Sociedad Española de Nefrología (SEN) y la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQCML) son las siguientes:

  • CKD-EPI para creatinina (año 2009): Chronic Kidney Disease Epidemiology Collaboration.
  • MDRD: Modification of Diet in Renal Disease Study.

Existen otras ecuaciones CKD-EPI que emplean la concentración de cistatina C para estimar la TFG utilizando la edad y el sexo, como son:

  • CKD-EPI para cistatina C (año 2012).
  • CKD-EPI para creatinina y cistatina C (año 2012).

Los resultados entre las diferentes ecuaciones no serán idénticos entre sí, pero proporcionan una información similar al médico.

En el caso de los pacientes menores de edad se recomiendan otras ecuaciones, que tienen en cuenta la creatinina y la estatura. Una de ellas es la ecuación Scwartz modificada, que también tiene en cuenta la concentración de urea en la sangre.

Las ecuaciones de TEFG no son válidas en personas con edad superior a 70 años, porque la masa muscular disminuye con la edad.

Preguntas comunes

¿Cómo se utiliza?

La tasa estimada de filtrado glomerular (TEFG) se utiliza para conocer el estado de la función renal y para el diagnóstico, estadiaje y seguimiento de la enfermedad renal crónica (ERC).

La National Kidney Foundation (NKF), la Sociedad Española de Nefrología (SEN) y la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQCML) recomiendan que la TEFG se calcule automáticamente cada vez que se realiza una determinación de creatinina en sangre. La creatinina se solicita rutinariamente cuando el médico quiere evaluar la función renal, ya sea aisladamente o acompañada de la urea.

Se solicita en las personas con enfermedad renal crónica (ERC) conocida y en los casos de diabetes o hipertensión arterial, ya que estas enfermedades pueden provocar lesiones renales.

La TEFG a partir de la cistatina C está indicada en las mismas situaciones que la basada en creatinina. La cistatina C no es una determinación rutinaria por lo que es posible que muchos laboratorios no la realicen. El médico valorará la necesidad de esta solicitud en función de las características de cada paciente.

¿Cuándo se solicita?

La creatinina y la TEFG se solicitan siempre que se quiere evaluar la función renal o cuando se sospecha la presencia de enfermedad renal. Algunos de los signos y síntomas indicativos de enfermedad renal incluyen:

  • Inflamación o hinchazón, particularmente alrededor de los ojos, en la cara, muñecas, abdomen, muslos o tobillos.
  • Orina espumosa, sanguinolenta o de color café.
  • Disminución de la cantidad de orina emitida.
  • Problemas al orinar, como sensación de quemazón, presencia de secreciones anómalas durante la micción o cambios en la frecuencia con la que se orina (especialmente por la noche).
  • Dolor en los flancos, por debajo de las costillas, cerca de la zona donde se ubican los riñones.
  • Hipertensión arterial.

A medida que las lesiones renales empeoran, los síntomas incluyen:

  • Ganas de orinar con una frecuencia mayor o menor de la habitual.
  • Sensación de picor.
  • Cansancio, pérdida de concentración.
  • Pérdida de apetito, náuseas o vómitos.
  • Hinchazón o entumecimiento de pies y manos.
  • Oscurecimiento de la piel.
  • Calambres musculares.

La TEFG puede solicitarse periódicamente en las personas con enfermedad renal crónica (ERC) o en las personas con diabetes o hipertensión, que se asocian a un mayor riesgo de desarrollar ERC.

¿Qué significa el resultado?

La TEFG se informa en mililitros/minuto/1,73m2 (mL/min/1,73m2). Un resultado normal de TEFG debe ser superior a 90 mL/min/1,73m2. La National Kidney Foundation (NKF), la Sociedad Española de Nefrología (SEN) y la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQCML) recomiendan que se informen tan sólo los resultados inferiores a 60 mL/min/1,73m2 en el caso de la ecuación MDRD, mientras que se podría informar cualquier resultado obtenido mediante la ecuación CKD-EPI.

Una TEFG inferior a 60 mL/min/1,73m2 enfermedad renal crónica (ERC). Una TEFG alterada por primera vez debería repetirse para confirmar que persiste el resultado alterado.

Es posible tener un daño renal a pesar de que la TEFG sea superior a 90 mL/min/1,73m2. Otras pruebas como un aumento de la albúmina en orina pueden indicar cierta lesión renal. La TEFG se debe interpretar teniendo en cuenta siempre la historia y la sintomatología del paciente.

La siguiente tabla resume la TEFG y los estadios de enfermedad renal.


¿Qué otras pruebas se pueden realizar para valorar la función renal?

Otras pruebas que podrían ser de utilidad para detectar una enfermedad renal o evaluar la función renal son:

El aclaramiento de creatinina también proporciona una estimación de la función renal y de la tasa de filtrado glomerular (TFG) real. Para conocer el aclaramiento de creatinina se debe medir la creatinina en sangre y además, recoger la orina durante 24 horas para medir la creatinina. Una vez conocida la concentración de creatinina en sangre y en la orina de 24 horas, se puede calcular el aclaramiento de creatinina.

¿Cómo puede determinarse de forma exacta la tasa de filtrado glomerular (TFG)?

El mejor método para determinar la TFG se basa en un procedimiento conocido como aclaramiento de inulina que, sin embargo, no se utiliza rutinariamente. Este procedimiento supone la inyección intravenosa de un fluido que contiene la sustancia inulina (NO insulina) y posteriormente recoger la orina de manera seriada durante un período de varias horas. Se anotan los volúmenes de orina y se procede a medir la inulina en cada muestra de orina. Esta prueba y otros métodos de aclaramiento con marcadores radioactivos no se emplean en la práctica diaria, sino que se utilizan con fines de investigación.

¿Puede uno mismo calcularse la tasa estimada de filtrado glomerular (TEFG)?

Si se dispone de una determinación reciente de creatinina o de cistatina C en sangre, se puede calcular la TEFG accediendo a la calculadora de función renal de la Sociedad Española de Nefrología (SEN).

En las siguientes tablas se resumen las ecuaciones que se encuentran en uso actualmente, tanto para adultos como para población menor de edad.

ECUACIONES PARA ADULTOS (edad de 19 años o superior)

PACIENTES PEDIÁTRICOS (edad de 18 años o inferior)

¿La TEFG se calcula siempre que se solicita una determinación de creatinina?

Actualmente, la mayoría de los laboratorios proporciona el cálculo de la TEFG junto a la determinación de creatinina.

¿Qué motivos pueden indicar la necesidad de repetir la TEFG?

Además de la realización de un seguimiento, el médico podría repetir la prueba si considera que el paciente puede tener alguna alteración transitoria que afecte al resultado de la prueba.

¿Qué otros hallazgos pueden sugerir una disfunción renal?

En personas con diabetes, hipertensión arterial u otros factores de riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica es frecuente evaluar regularmente las proteínas en orina, normalmente solicitando la determinación de albúmina en orina. La presencia de albúmina, de otras proteínas plasmáticas o de sangre en la orina es signo de una posible lesión renal.

¿Por qué se utilizan parámetros como la edad, el sexo o la etnia para el cálculo de la TEFG?

Se sabe que estos parámetros afectan a la concentración de creatinina en sangre. La creatinina es un producto de desecho de los músculos que aparece por la destrucción de una sustancia denominada creatina. Las personas con mayor masa muscular suelen tener concentraciones de creatinina en sangre superiores, como ocurre en los varones con respecto a las mujeres o en las personas de ciertas etnias con respecto a otras. Con la edad también se pierde masa muscular, por lo tanto la concentración de creatinina en sangre para una misma función renal será inferior.

¿Hay algo más que debería saber?

La cantidad de creatinina que una persona produce y excreta viene determinada por la masa muscular del individuo y por la cantidad de proteína que se ingiere en la dieta. Los varones tienden a tener concentraciones de creatinina superiores a las de mujeres y niños.

La TFG disminuye con la edad y en algunas enfermedades, y puede aumentar durante el embarazo.

La TEFG puede también verse afectada por toda una serie de fármacos como gentamicina, cisplatino y cefoxitina, que hacen aumentar la concentración de creatinina, y por cualquier situación que haga disminuir el flujo de sangre hacia los riñones.

El cálculo de la TEFG está indicado en las situaciones con la función renal y la producción de creatinina o cistatina C estables. Si la función renal está variando rápidamente, como en la insuficiencia renal aguda, la TEFG no proporcionará una correcta estimación de la tasa de filtración.

Enlaces

Pruebas relacionadas:

Aclaramiento de creatinina

Albúmina en orina y cociente albúmina/creatinina en orina

Beta-2 microglobulina enfermedad renal

Cistatina C

Creatinina

Perfil renal

Proteínas en orina y cociente proteína/creatinina en orina

Urea

Urianálisis

Estados fisiológicos y enfermedades:

Enfermedad renal

Diabetes

Hipertensión

Hematuria

Proteinuria

En otras webs:

Sociedad Española de Nefrología (SEN)

NIDDK: Los riñones y su funcionamiento

National Kidney Foundation

SEN: Calculadora de nefrología y fórmulas

Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQC-ML): Comisión de Función Renal yUrianálisis


También conocido como:
HSV-1, HSV-2, HHV1, HHV2, VHS, herpes oral, herpes labial, herpes genital
Nombre sistemático: virus del herpes simple tipo 1 y tipo 2

Aspectos generales
¿Por qué hacer el análisis?
Para hacer un cribado o un diagnóstico de la infección por el virus del herpes simple (VHS).                  

Pregúntenos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Pregúntenos image