Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 19.04.2018.
¿En qué consiste?

La ictericia consiste en una tonalidad amarillenta de la piel, de la conjuntiva de los ojos y de los líquidos corporales. Es debida a un aumento en la cantidad de bilirrubina de la sangre. La bilirrubina es un pigmento amarillento resultante de la degradación natural de los glóbulos rojos o hematíes (eritrocitos). El tiempo de vida de los eritrocitos es aproximadamente de 120 días; a partir de este tiempo, el organismo los destruye formándose bilirrubina. La bilirrubina es transportada por la sangre hasta el hígado que la metaboliza, permitiendo así su excreción por la bilis. La bilis es un fluido biológico de color amarillo verdoso que se vierte hacia el tramo superior del intestino delgado (duodeno) y por el que el organismo puede desprenderse de diversos productos de desecho (como la bilirrubina o el colesterol en exceso). Además, la bilis facilita la digestión de las grasas. La ictericia puede aparecer por una alteración del proceso de degradación de la bilirrubina o por un aumento de la producción de la misma.

Causas

La ictericia no es una enfermedad sino una condición clínica o un signo de algún trastorno subyacente en hígado, páncreas o vesícula biliar. También puede observarse ictericia en otras situaciones como infecciones, uso de ciertos fármacos, cáncer, trastornos sanguíneos, presencia de piedras en la vesícula biliar, trastornos hereditarios y alteraciones congénitas, entre otras. En general, la ictericia puede clasificarse dentro de alguna de las tres siguientes categorías principales:

  • Trastornos ocasionados por la incapacidad del hígado de metabolizar y excretar correctamente la bilirrubina
  • Trastornos en los que se altera la supervivencia de los eritrocitos, y que en consecuencia hacen aumentar los niveles de bilirrubina
  • Trastornos que impiden que el organismo elimine correctamente la bilirrubina

Ejemplos de algunas situaciones comunes que pueden conducir a la aparición de ictericia

  • Hepatitis aguda: inflamación del hígado debida a gran variedad de causas como hepatitis infecciosas víricas de tipo A, B, C, D y E, el abuso de alcohol y ciertos fármacos y tóxicos.
  • Obstrucción de los conductos biliares como lesiones y cicatrizaciones (fibrosis) o atresia biliar -trastorno congénito asociado a un desarrollo anómalo de los conductos biliares. Estas situaciones hacen que la bilis quede acumulada por encima de la obstrucción y ocasionan un aumento de la bilirrubina en sangre. Las piedras en la vesícula biliar y el cáncer de páncreas pueden obstruir los conductos biliares.
  • Situaciones que aumentan de manera significativa la destrucción de los hematíes y aumentan la producción de bilirrubina como anemias hemolíticas por variantes de la hemoglobina, malaria, enfermedades autoinmunes y enfermedad hemolítica del recién nacido.
  • Síndrome de Gilbert: alteración genética leve en la que el metabolismo de la bilirrubina está disminuido por una disminución de la actividad del enzima implicado; puede producir en los afectados episodios transitorios de ictericia durante alguna enfermedad o durante períodos de estrés. Los niveles de bilirrubina no conjugada aumentan.
  • Cirrosis: puede dar ictericia en los estadios finales.
  • Ictericia fisiológica del recién nacido: el hígado de los recién nacidos todavía no ha alcanzado la capacidad de metabolización total de la bilirrubina, y por ello a menudo los recién nacidos desarrollan ictericia durante un período de tiempo limitado. Esta ictericia debe monitorizarse pero normalmente desaparece en 48 o 72 horas. Si la ictericia persiste o es severa, debe tratarse la ictericia y buscar otras causas, como la enfermedad hemolítica del recién nacido.

Ejemplos de otros trastornos menos frecuentes relacionadas con la ictericia

  • Síndrome de Crigler-Najjar: enfermedad hereditaria caracterizada por una hiperbilirrubinemia (aumento de los niveles de bilirrubina) severa a expensas de bilirrubina no conjugada; la mutación de un gen provoca un déficit del enzima necesario para la conjugación de la bilirrubina.
  • Síndrome de Dubin-Johnson: enfermedad hereditaria que hace que se acumule bilirrubina conjugada (y otras sustancias que ennegrecen el hígado) en las células hepáticas; las personas afectadas pueden tener una ictericia intermitente.
  • Síndrome de Rotor: hiperbilirrubinemia conjugada hereditaria que provoca ictericia intermitente de forma parecida al síndrome de Dubin-Johnson pero sin que se acumulen otras sustancias.
  • Pseudoictericia: la piel de una persona se vuelve amarillenta por comer muchas alimentos con gran cantidad de beta-carotenos, como zanahorias, calabazas y cierta variedad de melón; se trata de una situación transitoria y benigna no relacionada con la bilirrubina o la bilis.
Accordion Title
Acerca de Ictericia
  • Pruebas relacionadas

    El objetivo principal de las pruebas realizadas es determinar la causa de la ictericia y evaluar la gravedad del proceso que la ocasiona. Las primeras pruebas se centran en el hígado. Se pueden solicitar, según la clínica que presente el individuo y la sospecha médica acerca de la posible causa, otras pruebas más específicas como las que detectan los virus de la hepatitis y/o aquéllas para valorar la destrucción de los hematíes.

    Pruebas de laboratorio

    Se usan pruebas para detecatar si existe lesión hepática y para evaluar la función del hígado; incluyen:

    • Un perfil hepático, constituido por:
      • ALT (alanina aminotransferasa)
      • Fosfatasa alcalina
      • AST (aspartato aminotransferasa)
      • Bilirrubina total (conjugada y no conjugada), directa (conjugada) e indirecta (no conjugada)
      • Albúmina
      • GGT (gamma-glutamil transferasa)
    • Tiempo de protrombina (TP o INR): el hígado produce proteínas que intervienen en el proceso de la coagulación sanguínea; el TP proporciona una medida del estado de la coagulación de la sangre y en caso de estar alterado puede indicar lesión hepática
    • Bilirrubina en orina (formando parte del urianálisis)

    Para detectar afectación hepática por infecciones pueden solicitarse pruebas como:

    • Hepatitis A
    • Hepatitis B
    • Hepatitis C
    • Hepatitis E
    • Citomegalovirus (CMV)
    • Virus de Epstein-Barr (EBV)

    Para evaluar el tiempo de supervivencia de los eritrocitos se solicita:

    • Hemograma
    • Recuento de reticulocitos (si el hemograma resulta alterado)
    • Extensión de sangre: para visualizar los eritrocitos al microscopio
    • Haptoglobina

    Otras pruebas ajenas al laboratorio

    Las pruebas de imagen y las biopsias hepáticas se pueden usar para evaluar la estructura y estado del hígado, vesícula biliar y conductos biliares. Se incluye:

    • Ecografía abdominal
    • TAC (tomografía computarizada)
    • Resonancia magnética nuclear (RMN)
    • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (imagen del páncreas y de los conductos biliares)
    • Biopsia hepática

    Si desea más información acerca de estas pruebas, acceda a este enlace.

  • Tratamiento

    El tratamiento depende de la causa subyacente. En recién nacidos, la fototerapia (tratamiento específico con luz), la transfusión de sangre en casos graves y el uso de ciertos fármacos pueden hacer disminuir los niveles de bilirrubina. En los síndromes de Gilbert, de Rotor y de Dubin-Johnson no suele ser necesario el tratamiento. El síndrome de Crigler-Najjar puede responder a tratamiento con enzimas o bien en caso de fracasar, requerir un transplante de hígado. La ictericia causada por obstrucción se resuelve a menudo con una intervención quirúrgica dirigida a eliminar el bloqueo. La ictericia causada por cirrosis es consecuencia de una lesión hepática persistente y prolongada y no responde bien a otro tratamiento que no sea el transplante de hígado.

Bibliografía

NOTA: Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Kasper DL, Braunwald E, Fauci AS, Hauser SL, Longo DL, Jameson JL eds (2005). Harrison's Principles of Internal Medicine, 16th Edition, McGraw Hill. Pp 238-243.

Clarke, W. and Dufour, D. R., editors (2006). Contemporary Practice in Clinical Chemistry, AACC Press, Washington, DC, Pp 269-270.

MedlinePlus Medical Encyclopedia. Jaundice. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000210.htm

Bonheur, J. Biliary Obstruction. Medscape Reference article. http://emedicine.medscape.com/article/187001-overview

Hansen T. Neonatal Jaundice. Medscape Reference article. http://emedicine.medscape.com/article/974786-overview

Centers for Disease Control and Prevention. Facts about Jaundice and Kernicterus. http://www.cdc.gov/ncbddd/jaundice/facts.html

Thomas, Clayton L., Editor (1997). Taber's Cyclopedic Medical Dictionary. F.A. Davis Company, Philadelphia, PA [18th Edition].

Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (2001). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 5th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO.

Roche, S. and Kobos, R. Jaundice in the Adult Patient. American Family Physician. http://www.aafp.org/afp/20040115/299.html

Jaundice. The Merck Manual of Medical Information – Second Home Edition. http://www.merck.com/mmhe/sec10/ch135/ch135b.html

Houchen, C. Jaundice-associated conditions. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000210.htm

Campbell, B. Biliary atresia. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/001145.htm

Stone, C. Dubin-Johnson syndrome. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000242.htm

Stewart, D. Crigler-Najjar syndrome. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/001127.htm

Houchen, C. Gilbert's syndrome. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000301.htm

Jackson, C. Rotor's Syndrome. PatientPlus. http://www.patient.co.uk/showdoc/40001284

Greene, A. Newborn Jaundice. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/001559.htm

O’Reilly, D. Bili Lights. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/002394.htm

Cohen, S. Jaundice in the Full-Term Newborn. Medscape from Pediatr Nurs. 2006;32(3): 202-208.