Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 10.05.2018.
¿En qué consiste?

Las talasemias son un grupo de trastornos hereditarios que afectan a la cantidad y el tipo de hemoglobina producida por una persona. La hemoglobina (Hb) es una proteína que se encuentra en todas las células rojas de la sangre o hematíes. Una molécula de hemoglobina se sintetiza a partir de un grupo hemo (complejo que contiene hierro) y de globina (cadenas proteicas que envuelven al complejo hemo). Los tipos de cadenas proteicas de la molécula de hemoglobina repercuten sobre su estructura y su función. Se distinguen distintos tipos de hemoglobina según el tipo de cadenas proteicas que contiene. Los tipos de hemoglobina considerados como normales son los siguientes:

  • Hemoglobina A: representa aproximadamente el 95-98% de toda la Hb en adultos. Está constituida por dos cadenas proteicas de tipo alfa y dos de tipo beta
  • Hemoglobina A2: representa el 2% - 3.5 % de la Hb, y está constituida por dos cadenas alfa y dos cadenas delta
  • Hemoglobina F: representa hasta el 2% de la Hb y está constituida por dos cadenas alfa y dos cadenas gamma. Esta es la forma de hemoglobina producida por el feto durante la gestación; su producción disminuye hasta niveles muy bajos durante el primer año de vida.

Mutaciones en los genes que codifican las cadenas de globina pueden ocasionar alteraciones en la síntesis de hemogobina. Existen cuatro genes que codifican para la cadena alfa y 2 genes codificadores de las cadenas beta.

Los trastornos hereditarios de la síntesis de la hemoglobina causados por mutaciones en estos genes se dividen en dos grupos:

  • Talasemia, o disminución en la producción de hemoglobina normal
  • Producción de una molécula de hemoglobina anormal (variantes de la hemoglobina)

Las talasemias son un grupo de transtornos en los que una mutación en uno o más de los genes de la globina conduce a una disminución de la producción de una de las cadenas. Esto puede llevar a un desequilibrio entre la cantidad de cadenas alfa y beta (en la HbA), causando una acumulación de formas de hemoglobina poco comunes o produciendo un aumento relativo en la cantidad de formas de hemoglobina minoritarias, como la HbA2 o la HbF.

Normalmente las talasemias se clasifican en función del tipo de cadena de globina afectada.

Accordion Title
Acerca de Talasemia
  • Clasificación

    Alfa talasemia - se debe a la deleción o mutación en uno o más de los cuatro genes de la alfa globina. A más genes afectados, menor es la producción de globina. Existen cuatro tipos de alfa talasemia: 

    • Portador silente (1 gen afectado). El portador silente tiene niveles de hemoglogina e índices eritrocitarios normales, pero puede transmitir el gen afectado a su descendencia. En general estos individuos son identificados al tener un hijo con una enfermedad por HbH o rasgo talasémico de tipo alfa. La única forma de diagnosticar que un paciente es portador silente es mediante estudios de ADN.
    • Portador del rasgo alfa talasémico (2 genes afectados). Los hematíes de los individuos portadores del rasgo alfa talasémico son microcíticos (pequeños) e hipocrómicos (descoloridos); además de presentar un VCM (volumen corpuscular medio) disminuido. Son individuos que generalmente tienen una anemia leve y crónica, pero no presentan otros síntomas. Este tipo de anemia no responde al tratamiento con suplementos de hierro. El diagnóstico de un portador del rasgo talasémico generalmente es por exclusión de otras causas de anemia microcítica. Los estudios del ADN, necesarios para su confirmación, aunque están disponibles no se realizan rutinariamente.
    • Enfermedad de la hemoglobina H (3 genes afectados). Esta situación causa una disminución importante de la síntesis de cadenas alfa, produciendo un exceso de cadenas beta. Estas cadenas beta en exceso tienden a agregarse en forma de tetrámeros de beta (grupos de 4 cadenas beta), conocidos como hemoglobina H. La enfermedad de la HbH puede causar una anemia de moderada a grave, así como un agrandamiento del bazo. El cuadro clínico asociado, sin embargo, es muy variable. Mientras que algunos individuos están asintomáticos, otros desarrollan una anemia muy grave. La enfermedad de la hemoglobina H se presenta con más frecuencia en individuos del sudeste asiático o de ascendencia mediterránea.
    • Alfa Talasemia Major (también conocida como hydrops fetalis, 4 genes afectados). Es la forma más grave de alfa talasemia. En esta situación no se produce cadena alfa, por lo que no se sintetiza HbA ni HbF. Los fetos afectos de alfa talasemia major desarrollan anemia muy tempranamente en el embarazo. Presentan edema (retención de fluidos) y, con frecuencia, agrandamiento del corazón e hígado. En general, su diagnóstico se realiza en los últimos meses del embarazo, cuando una ecografía evidencia la presencia de un feto con estas características. Aproximadamente en el 80% de los casos la madre presenta una toxemia, pudiendo desarrollar hemorragias severas durante el postparto. Normalmente, en los casos con fetos afectos de alfa talasemia major se producen abortos espontáneos, muertes intrauterinas, muertes en el momento del parto o poco después del nacimiento.

    Las alfa talasemias se presentan más comúnmente en habitantes del sudeste de Asia y sur de China, de Oriente Medio, India, África y de la cuenca del Mediterráneo.

    Beta talasemia - es causada por mutaciones en uno o en los dos genes de la cadena beta de la hemoglobina. Se han identificado entre 100 y 200 mutaciones, de las cuales sólo 20 son las más comunes. La gravedad de la anemia que se produce depende de las mutaciones presentes y del grado de afectación en la producción de las cadenas beta: disminución (conocida como beta+ talasemia) o eliminación total de la producción (conocida como beta0 talasemia). Entre los diferentes tipos de beta talasemia, se incluyen: 

    • Portador del rasgo beta talasémico. Una persona portadora tiene un gen normal y uno mutado. En general no presenta síntomas, a excepción de microcitosis (eritrocitos de tamaño inferior al habitual) y en algunos casos una leve anemia que no responde al tratamiento con suplementos de hierro. Se puede trasmitir esta mutación a los hijos.
    • Talasemia intermedia. En este caso, aunque la persona afectada tiene dos genes anormales aún es capaz de sintetizar cadenas beta. La gravedad de la anemia y los problemas relacionados dependen de las mutaciones presentes. La separación entre talasemia intermedia y talasemia grave se establece en función del grado de anemia, así como del número y frecuencia de transfusiones requeridas para su tratamiento. Los afectados de talasemia intermedia es posible que necesiten transfusiones de manera ocasional, pero no de forma regular.  
    • Talasemia Major (también conocida como Anemia de Cooley). Ambos genes presentan mutaciones, siendo la forma más grave de beta talasemia. Se produce una grave disminución o una ausencia completa en la producción de cadenas beta, y no tiene lugar la síntesis de cantidades significativas de HbA. En general aparece durante la niñez, a partir de los 3 meses y causa una anemia que puede llegar a ser una amenaza para la vida. Los pacientes que tienen esta forma de talasemia grave necesitan frecuentes transfusiones de sangre y atención médica continua. A la larga, este elevado número de transfusiones produce una acumulación de hierro en el organismo. Si no se trata, este exceso de hierro puede depositarse en el hígado, el corazón u otros órganos, pudiendo ocasionar una muerte prematura por fallo orgánico.

    Pueden presentarse otras formas de talasemia cuando se hereda un gen para la beta talasemia en combinación con un gen de una variante hemoglobínica. Las más importantes son: 

    • HbE – beta talasemia. La HbE es una de las variantes de la hemoglobina más frecuentes, que se presenta más comúnmente en personas originarias del sudeste asiático. Si una persona hereda un gen de la HbE y uno de la beta talasemia, esta combinación es la responsable de la HbE-beta talasemia, apareciendo una anemia de moderada a severa similar a la beta talasemia intermedia. 
    • HbS – beta talasemia o anemia falciforme – beta talasemia. La HbS es una de las variantes de la hemoglobina mejor conocidas. Si una persona hereda un gen de la HbS y otro de la beta talasemia, aparece la HbS-beta talasemia. La gravedad de la situación depende de la cantidad de cadena beta sintetizada. Si no se producen cadenas beta, el cuadro clínico que aparece es muy similar al de la anemia falciforme. El American College of Medical Genetics recomienda realizar un cribado a todos los recién nacidos para detectar una posible hemoglobina S/beta talasemia así como la anemia de células falciformes.
  • Pruebas relacionadas

    Hemograma. El hemograma es el estudio de la sangre que consiste, entre otras cosas, en un recuento de las células que la componen, la determinación de la concentración de hemoglobina, así como información acerca de la forma y el tamaño de los eritrocitos (índices eritrocitarios). Entre estos índices se incluye el VCM (volumen corpuscular medio) que es una medida del tamaño de los eritrocitos. En ocasiones, un VCM bajo es el primer signo de talasemia. Si el VCM está disminuido y se ha descartado un déficit de hierro, el médico pensará en una talasemia.

    Extensión de sangre (también conocida como frotis de sangre periférica o recuento manual). Consiste en la observación al microscopio, por parte de un analista, de una fina capa de sangre teñida con un colorante especial. Se puede contar, de forma manual, el número y tipo de glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas, observando la existencia de posibles formas inmaduras. Existen una gran variedad de situaciones que afectan a la producción normal de células sanguíneas. En la talasemia, los glóbulos rojos generalmente son microcíticos (pequeños). También pueden ser:
    • Hipocrómicos - glóbulos rojos de aspecto pálido que contienen una cantidad de hemoglobina inferior a la normal
    • Variables en tamaño (anisocitosis) y en forma (poiquilocitosis)
    • Nucleados (presencia de un núcleo en su interior) - los glóbulos rojos o hematíes maduros no presentan núcleo
    • Distribución irregular de la hemoglobina, produciendo "células en diana" que vistas al microscopio parecen un ojo de buey

    A mayor porcentaje de glóbulos rojos anormales, mayor es la posibilidad de una alteración subyacente, así como un deterioro en la capacidad de transporte del oxígeno.

    Estudios relacionados con el metabolismo del hierro. Incluyen: hierro, ferritina, capacidad de fijación de hierro (no saturada o UIBC), capacidad total de fijación del hierro (TIBC) y el porcentaje de saturación de la transferrina. Estas pruebas miden distintos aspectos relacionados con el uso y las reservas de hierro en el organismo. Se utilizan para determinar si un déficit de hierro causa y/o agrava un estado anémico. Algunas de ellas también pueden ser útiles en el seguimiento del grado de sobrecarga de hierro en personas talasémicas.

    Evaluación de hemoglobinopatías. Esta prueba mide el tipo y la cantidad relativa de hemoglobina presentes en los glóbulos rojos. La hemoglobina A, formada por cadenas alfa y beta, es el tipo de hemoglobina que se encuentra en los adultos en condiciones normales. Normalmente, en los portadores de beta talasemia aparecen mayores cantidades de HbA2 y/o HbF. En la alfa talasemia puede observarse HbH debido a la enfermedad de la HbH.

    Estudios de ADN. Se utilizan para investigar delecciones y mutaciones en los genes productores de cadenas alfa y beta. Pueden realizarse estudios familiares para evaluar estados de portadores así como los diversos tipos de mutaciones presentes en otros miembros de la familia. Los estudios de ADN no se utilizan rutinariamente, pero pueden utilizarse para el diagnóstico de la talasemia e identificar estados de portador. El estudio del ADN fetal en líquido amniótico se realiza raramente.

  • Tratamiento

    La mayoría de personas portadoras de algún rasgo talasémico no requiere tratamiento. Sin embargo, frente a la posibilidad de transmitir esta condición a sus hijos, es posible que deseen recibir consejo genético.

    Quienes están afectados por la enfermedad de la hemoglobina H o de beta talasemia intermedia experimentarán diferentes grados de anemia a lo largo de su vida. Podrán llevar una vida relativamente normal, aunque deberán realizar controles frecuentes y, ocasionalmente, requerirán transfusiones sanguíneas. En algunas ocasiones se administran suplementos de ácido fólico para ayudar a combatir la anemia. Por el contrario, no se recomiendan suplementos de hierro.

    En general, los afectados de beta talasemia grave requerirán transfusiones cada 3 ó 4 semanas durante el resto de su vida. Estas transfusiones ayudan a mantener unas concentraciones de hemoglobina suficientes para asegurar el suministro de oxígeno a todo el organismo y prevenir la aparición de anomalías y lesiones orgánicas. Sin embargo, las personas que han recibido muchas transfusiones pueden presentar concentraciones de hierro muy altas, dando lugar a depósitos de hierro en el hígado, el corazón y otros órganos. Para disminuir estas concentraciones de hierro se utiliza la terapia de quelación, que supone la administración de un fármaco que se une al hierro, facilitando su eliminación del organismo a través de la orina. En algunas ocasiones puede ser necesario realizar una intervención quirúrgica para extirpar el bazo (esplenectomía).

    El trasplante de médula ósea también se utiliza en el tratamiento de la beta talasemia major

    Normalmente, en los casos de fetos afectos de alfa talasemia grave se producen abortos espontáneos, muertes intrauterinas o muertes poco después del nacimiento. Sólo en unos pocos casos han tenido éxito los tratamientos experimentales para dar a luz a un bebé a término, como transfusiones sanguíneas fetales e incluso transplantes fetales de médula ósea.

Bibliografía

NOTA: Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

What Are Thalassemias? National Heart Lung and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/dci/Diseases/Thalassemia/Thalassemia_WhatIs.html

Yaish, H. Pediatric Thalassemia. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/958850-overview

Learning About Thalassemia. National Human Genome Research Institute. http://www.genome.gov/page.cfm?pageID=10001221

Agarwal, A. et. al. Thalssemias. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/Thalassemias.html?client_ID=LTD

Mayo Clinic Staff. Thalassemia. MayoClinic.com. http://www.mayoclinic.com/print/thalassemia/DS00905/METHOD=print&DSECTION=all

What is Thalassemia? Cooley’s Anemia Foundation. http://www.cooleysanemia.org/index.php?option=com_content&view=article&id=19&Itemid=27

Thomas, Clayton L., Editor (1997). Taber's Cyclopedic Medical Dictionary. F.A. Davis Company, Philadelphia, PA [18th Edition].

Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (2001). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 5th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO.

Beta thalassemia. Genetics Home Reference. https://ghr.nlm.nih.gov/condition/beta-thalassemia

Cao, A. and Galanello, R. Beta-Thalassemia. GeneTest Review. https://www.nature.com/articles/gim201012

Abramson, S. and Abramson, N. ‘Common’ Uncommon Anemias. American Family Physician. http://www.aafp.org/afp/990215ap/851.html

Cohen, E. MedlinePLUS Medical Encyclopedia: Thalassemia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000587.htm

Alpha Thalassemia. Northern California Comprehensive Thalassemia Center. http://www.thalassemia.com/alpha_thal.html

Beta Thalassemia. Northern California Comprehensive Thalassemia Center. http://www.thalassemia.com/beta_thal.html

Thalassemia Trait. Northern California Comprehensive Thalassemia Center. http://www.thalassemia.com/thal_trait.html

Thalassemias. The Merck Manual – 2nd Home Edition. http://www.merck.com/pubs/mmanual_home2/sec14/ch172/ch172i.htm

Clarke, W. and Dufour, D. R., Editors (2006). Contemporary Practice in Clinical Chemistry, AACC Press, Washington, DC. Harris, N. and Winter, W. Chapter 18, Hemoglobinopathies: Biochemical Disorders of Hemoglobin pp 213 – 226.

What is Thalassemia. NHLBI. http://www.nhlbi.nih.gov/health/dci/Diseases/Thalassemia/Thalassemia_WhatIs.html