También conocido como
Grasas en heces (cuantitativo o cualitativo)
Grasas en heces de 72 horas
Lípidos en heces
Nombre sistemático
Grasas en heces, método cuantitativo o cualitativo
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 11.12.2017.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para detectar y medir un exceso de grasas en heces; como ayuda para establecer el diagnóstico de trastornos que ocasionan malabsorción.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando existen signos y síntomas de malabsorción, como diarrea persistente y heces grasientas.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra aleatoria de heces; a veces es necesario recoger las heces durante 72 horas.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para la recogida de heces durante 72 horas se deben seguir estrictamente las instrucciones suministradas; es posible que se indique de consumir entre 50 y 150 gramos de grasas al día durante 2 o 3 días antes y durante el período de recogida de las heces.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

Esta prueba mide la cantidad de grasas en una muestra de heces. El exceso de grasas en heces (conocido como esteatorrea) puede indicar que existe algún problema a nivel del sistema digestivo o que existe un trastorno que afecta a la digestión de los alimentos y la absorción de nutrientes (malabsorción).

El proceso de la digestión se produce por etapas. Las proteínas, las grasas y los carbohidratos se escinden primero en el estómago por acción de las secreciones ácidas y la de ciertos enzimas, y posteriormente en el intestino delgado por enzimas producidos por el páncreas y la bilis procedente del hígado. Los compuestos así obtenidos pueden absorberse, principalmente en el intestino delgado. Finalmente, los nutrientes son transportados por la sangre por todo el organismo, para ser utilizados o almacenados.

Cuando no existe suficiente cantidad de enzimas pancreáticos o de bilis, las grasas y otros alimentos no pueden digerirse adecuadamente. Si existe un trastorno que impide la absorción de nutrientes en el intestino, estos se pierden por las heces. En ambos casos, el afectado experimenta signos y síntomas asociados a malabsorción, y en casos graves, a malnutrición y déficit de vitaminas. Cuando no se pueden digerir o absorber correctamente las grasas procedentes de la dieta, se elimina un exceso de grasa por las heces, por lo que el individuo puede presentar diarrea persistente con dolor de estómago, distensión abdominal, flatulencia y pérdida de peso.

La presencia de grasas en heces puede detectarse con una prueba cualitativa, que solo indica si en heces existen grasas o no. Se trata de la prueba de primera línea en la que se prepara una suspensión de la muestra de heces que se tiñe con una tinción especial para grasa; el especialista observa el número y el tamaño de los glóbulos de grasas al microscopio.

Las medidas cuantitativas de grasas en heces, a pesar de ser más precisas, se usan con menor frecuencia. Es necesario seguir previamente una dieta rica en grasas y recoger las heces durante 72 horas. Los resultados se expresan como cantidad de grasa excretada en 24 horas. Existe una variante de la prueba conocida como esteatocrito que proporciona un resultado rápido aunque menos exacto que el de la prueba anterior.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Para la recogida de heces durante 72 horas se debe emplear el contenedor suministrado. Es importante que las heces no se contaminen con orina, con agua del inodoro ni con papel higiénico. Para una muestra puntual de heces también es interesante tener en cuenta las mismas observaciones.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para la recogida de heces durante 72 horas se deben seguir estrictamente las instrucciones suministradas. Es posible que se indique de consumir entre 50 y 150 gramos de grasas al día durante 2 o 3 días antes y durante el período de recogida de las heces, o que se eviten ciertos aceites y sustitutos de las grasas ya que podrían invalidar la prueba.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    La prueba de grasas en heces se emplea junto con (o después) otras pruebas en sangre o heces con la finalidad de investigar la causa de una diarrea crónica, con la emisión de heces grasientas, desligadas y malolientes.

    Entre las pruebas realizadas en heces se incluyen:

    • Sangre oculta en heces - para detectar la presencia de sangre en heces
    • Parásitos en heces - para detectar parásitos
    • Elastasa fecal - la elastasa es una proteína producida y secretada por el páncreas; es resistente a la acción de degradación de otros enzimas y por lo tanto se excreta normalmente por las heces, en las que puede medirse. La cantidad de elastasa en heces está disminuida en la insuficiencia pancreática.
    • Prueba cualitativa de grasas en heces - solo indica si en heces existen grasas o no. Se prepara una suspensión de la muestra de heces que se tiñe con una tinción especial para grasa; el especialista observa el número y el tamaño de los glóbulos de grasas al microscopio.

    Entre las pruebas realizadas en sangre cuando se sospecha una malabsorción se incluyen:

    También pueden emplearse pruebas para investigar si existe una fibrosis quística (FQ):

    Si la prueba cualitativa de grasas en heces es negativa, puede realizarse la prueba cuantitativa de grasas en heces de 72 horas. Esta prueba proporciona una estimación más fiable del proceso de digestión y absorción de las grasas, por dos motivos principales:

    • Para la prueba cuantitativa, el individuo tiene que ingerir una cantidad relativamente importante de grasas al día antes y durante la recogida de las heces, para así poner a prueba su capacidad de absorción intestinal.
    • Como las grasas no se eliminan por las heces a una tasa constante, las heces recogidas durante 72 horas se mezclan, proporcionando una estimación más exacta de la absorción y de la excreción promedio de heces que la que se obtendría con una muestra aislada aleatoria.
  • ¿Cuándo se solicita?

    La prueba de grasas en heces se solicita cuando una persona presenta signos y síntomas propios de malabsorción como:

    • Heces grasientas, desligadas y malolientas (esteatorrea)
    • Diarrea persistente
    • Dolor abdominal, retortijones, distensión abdominal, flatulencia
    • Pérdida de peso
    • Falta de medro en niños

    Estos signos y síntomas pueden acompañarse o no de fatiga, anemia y/o déficits nutricionales específicos como por ejemplo de hierro o de vitamina B12.

    La prueba cualitativa de grasas en heces se puede solicitar como prueba de cribado. En caso de que sea positiva, la prueba cuantitativa ya no suele ser necesaria.

    Si la prueba cualitativa es negativa pero persiste la sospecha médica de que se está perdiendo un exceso de grasa por las heces, puede solicitarse la prueba cuantitativa.

  • ¿Qué significa el resultado?

    Un resultado positivo a la prueba cualitativa de grasas en heces o un aumento de la excreción de grasas en heces de 72 horas indica que probablemente el individuo no absorbe correctamente las grasas y que puede existir una malabsorción.

    La malabsorción se asocia a varios trastornos y enfermedades. Algunas causas comunes de malabsorción incluyen:

    • Enfermedades intestinales como:
    • Insuficiencia pancreática ocasionada por:
    • Enfermedades o trastornos de las vías biliares y/o de la vesícula biliar:
      • Cáncer
      • Obstrucción o estrechamiento del conducto biliar que es el conducto principal que transporta la bilis desde el hígado y la vesícula hacia el intestino

    Un resultado negativo a la prueba cualitativa de grasas en heces no excluye una malabsorción.

    En la prueba cuantitativa de grasas en heces de 72 horas es normal encontrar cierta cantidad (pequeña) de grasa; esto es indicativo de que la persona está digiriendo y absorbiendo adecuadamente las grasas.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    Los laxantes, los enemas, los preparados de bario, los aceites minerales, algunos inhibidores de la absorción de grasa y algunos sustitutivos de las grasas pueden afectar los resultados obtenidos.

    Los niños no pueden ingerir la misma cantidad de grasa diaria que los adultos. La prueba de recogida de heces durante 72 horas debe ajustarse a su edad.

    A pesar de que la prueba más fiable es la prueba cuantitativa de grasas en heces de 72 horas, algunos médicos solicitan una recogida de heces durante 24 o 48 horas.

  • ¿Si el médico indica ingerir 100 gramos de grasa al día, se puede ingerir cualquier cantidad entre 50 y 150 gramos?

    Es importante seguir estrictamente las indicaciones proporcionadas para garantizar que la interpretación de los resultados será lo más exacta posible.

  • ¿Se puede realizar tan solo la prueba cualitativa de grasas en heces y obviar la prueba cuantitativa en heces de 72 horas?

    Si la prueba de cribado es positiva no suele ser necesario realizar la prueba cuantitativa en heces de 72 horas. No obstante, en caso de que la primera sea negativa, puede ser necesario obtener información adicional con la prueba de 72 horas.

  • ¿Puede realizarse esta prueba en la misma consulta médica?

    La prueba cualitativa de grasas en heces puede realizarse en la misma consulta médica siempre que el médico tenga el colorante adecuado para la tinción y la instrumentación necesaria. La prueba cuantitativa se tiene que realizar en un laboratorio; a veces la muestra se envía a un laboratorio de referencia.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Lehrer, J. Grasa fecal. MedlinePlus Medical Encyclopedia. https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003588.htm

Short Bowel Syndrome. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. http://www.niddk.nih.gov/health-information/health-topics/digestive-diseases/short-bowel-syndrome/Pages/facts.aspx

Goebel, S. Malabsorption. Medscape Drugs & Diseases. http://emedicine.medscape.com/article/180785-overview

Stefano Guandalini, S. et. al. Pediatric Malabsorption. Medscape Drugs & Diseases. http://emedicine.medscape.com/article/931041-overview

Delgado, J. and Grenache, D. Malabsorption. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/Malabsorption.html?client_ID=LTD

Unit Code 8310: Fat, Feces. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories. http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Overview/8310

Dugdale, D. Malabsorción. MedlinePlus Medical Encyclopedia. https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000299.htm

Ruiz, A. Malabsorption. Merck Manual for Healthcare Professionals. http://www.merckmanuals.com/professional/sec02/ch017/ch017a.html?qt=malabsorption&alt=sh

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2011). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 441-442.

Clarke, W. and Dufour, D. R., Editors (© 2006). Contemporary Practice in Clinical Chemistry: AACC Press, Washington, DC. Pp 304-305.

Wu, A. (© 2006). Tietz Clinical Guide to Laboratory Tests, 4th Edition: Saunders Elsevier, St. Louis, MO. Pp 384-387.

Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 21st ed. McPherson R, Pincus M, eds. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier: 2007, Pp 291-292.

Tietz Textbook of Clinical Chemistry and Molecular Diagnostics. Burtis CA, Ashwood ER, Bruns DE, eds. St. Louis: Elsevier Saunders; 2006, Pp 1878-1881.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico