También conocido como
Perfil de hepatitis
Perfil de hepatitis vírica
Nombre sistemático
Serología de hepatitis aguda
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 11.12.2017.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para detectar y diagnosticar una hepatitis de causa vírica.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando existen signos y síntomas de hepatitis aguda y se sospecha como causa una infección vírica; cuando se ha estado expuesto a uno o varios de los tres tipos más comunes de virus causantes de hepatitis: hepatitis A, hepatitis B y hepatitis C.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

La hepatitis consiste en una inflamación y aumento del tamaño del hígado. Los virus de las hepatitis (A, B, C) representan una de las causas más comunes de hepatitis agudas. En un perfil de hepatitis aguda (serología de hepatitis aguda) se agrupan varias pruebas en sangre que son de ayuda para establecer el diagnóstico de hepatitis vírica. Algunas de las pruebas detectan anticuerpos producidos por el sistema inmune en respuesta a la infección y otras detectan antígenos (proteínas) indicativos de la presencia del virus.

En una serología de hepatitis aguda se incluyen característicamente las siguientes pruebas:

  • Hepatitis A, anticuerpo de tipo IgM (HAV-M)
  • Hepatitis B, anticuerpo de tipo IgM frente al antígeno del core (anti-HBc)
  • Hepatitis B, antígeno de superficie (HBsAg)
  • Hepatitis C, anticuerpo (anti-HCV)

Si se sospecha que los signos y síntomas son atribuibles a una infección por algún virus causante de hepatitis o si la persona afectada presenta mayor riesgo de contraer la infección o ha existido esposición a alguno de estos virus, se puede solicitar una serología de hepatitis aguda.

El virus de la hepatitis A (VHA) es altamente contagioso. La infección suele contraerse a través de la ingestión de alimentos o agua contaminados con el virus, o bien por haber estado en contacto con una persona infectada. A pesar de que normalmente las infecciones por el virus de la hepatitis A suelen ser leves, el virus puede ocasionalmente producir una afectación aguda severa. El VHA no provoca una infección crónica, como sí lo hacen los virus de las hepatitis B y C. Se dispone de una vacuna para la prevención de la hepatitis A.

El virus de la hepatitis B (VHB) constituye la causa más común de hepatitis vírica aguda. La infección se contrae por contacto con sangre u otros fluidos corporales de personas infectadas. La exposición puede tener lugar por ejemplo compartiendo jeringuillas entre consumidores de drogas por vía intravenosa o por mantener relaciones sexuales sin protección alguna. Las personas que viven o viajan a áreas en las que la hepatitis B es prevalente están expuestas a mayor riesgo. Las madres pueden pasar la infección a sus bebés, normalmente en el momento del parto o poco después del nacimiento. El VHB no se transmite por la ingestión de alimentos o agua contaminados, ni por cogerse de las manos, toser o estornudar. Se dispone de una vacuna para prevenir la hepatitis B.

El virus de la hepatitis C (VHC) se propaga a través del contacto con sangre infectada, generalmente por compartir jeringuillas contaminadas para inyectarse drogas, aunque también por el hecho de compartir enseres personales contaminados con sangre como maquinillas de afeitar, por relaciones sexuales con una persona infectada, por exposición laboral en personal sanitario y, más raramente, de madre a hijo en el momento del parto. Antes de que se dispusiera de pruebas para detectar el VHC (1990) la infección podía adquirirse por transfusiones sanguíneas. Todavía no se dispone de ninguna vacuna para prevenir la infección por VHC.

Algunas de las pruebas incluidas en el perfil de hepatitis aguda detectan anticuerpos de tipo IgM. Estos son los primeros anticuerpos que se producen, en las etapas iniciales de la infección. A medida que la enfermedad progresa o se resuelve, los niveles de anticuerpos IgM disminuyen. El perfil también incluye de manera característica una prueba para la detección del antígeno de superficie del VHB (HBsAg); esta prueba detecta proteínas de la superficie del virus. HBsAg es el indicador más precoz de infección aguda por el virus de la hepatitis B y suele estar presente incluso antes de que se desarrollen los síntomas. Por este motivo, HBsAg es una prueba empleada en el cribado de la infección en personas con mayor riesgo de contraerla o en las que han estado expuestas al virus. La prueba frente al virus de la hepatitis C no permite distinguir entre infección reciente o previa, por lo que es necesario realizar pruebas adicionales para confirmar si la infección es actual.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    El perfil de hepatitis aguda o serología de hepatitis aguda se emplea para detectar o diagnosticar inflamación e infección aguda del hígado atribuible a alguno de los virus que más frecuentemente causan hepatitis agudas: virus de la hepatitis A (VHA), virus de la hepatitis B (VHB) y virus de la hepatitis C (VHC).

    Como existen diversas causas de hepatitis y de los síntomas y signos que las acompañan, estas pruebas son de utilidad para determinar si los síntomas pueden ser debidos a una infección actual por uno de estos virus, y para poder identificar qué virus en concreto es el responsable de la infección. Estas pruebas también permiten saber, incluso antes de que se desarrollen los síntomas, si la persona puede haber estado expuesta al virus.

    La serología de hepatitis aguda incluye las siguientes pruebas:

    • Anticuerpos de tipo IgM frente al VHA - estos anticuerpos se desarrollan típicamente a las 2 o 3 semanas después de contraer la infección por el VHA, y persisten durante 2 a 6 meses. Los anticuerpos de tipo IgM frente al VHA se desarrollan en las fases iniciales de la infección, por lo que un resultado positivo se considera diagnóstico de hepatitis A aguda, en una persona que presente signos y síntomas.
    • Anticuerpos de tipo IgM frente al antígeno del core del VHB - es el primer anticuerpo producido en respuesta a la infección por el virus de la hepatitis B, y en caso de detectarse, indica infección aguda. Puede también estar presente en personas con hepatitis B de tipo crónico, durante las fases de exacerbación de la enfermedad.
    • Antígeno de superficie del VHB - se trata de una proteína presente en la superficie del virus de la hepatitis B; es el indicador más precoz de infección aguda por el VHB, aunque puede estar presente en personas con infección crónica por este virus.
    • Anticuerpos frente al VHC - se detectan los anticuerpos producidos en respuesta a la infección por el virus de la hepatitis C, pero la prueba no permite diferenciar entre infección activa o previa. En caso de que sea positiva, se solicitan pruebas adicionales para determinar si la infección es activa.

    En función del laboratorio, pueden incluirse otras pruebas en el perfil de hepatitis aguda, como:

    • Anticuerpos totales frente al VHA y anticuerpos totales frente al antígeno del core del VHB - ambas pruebas detectan anticuerpos de tipo IgM e IgG, y pueden ser de utilidad para saber si ha existido una infección previa por alguno de estos virus.
    • Anticuerpo frente al antígeno de superficie del VHB - esta prueba puede resultar de utilidad para determinar si una infección por el VHB se ha resuelto o para establecer si se han desarrollado anticuerpos después de la vacunación frente a la infección por el VHB, quedando así protegido el individuo frente a esta infección.

    Pueden utilizarse otras pruebas como bilirrubinaALT y AST, ya sea individualmente o formando parte de un perfil hepático, para evaluar la función del hígado.

  • ¿Cuándo se solicita?

    El perfil de hepatitis aguda puede solicitarse cuando se observan resultados alterados para algunas pruebas de función hepática (por ejemplo bilirrubina, ALT, AST) o cuando una persona presenta signos o síntomas de afectación hepática aguda, como:

    • Cansancio, fiebre
    • Pérdida de apetito
    • Náuseas, vómitos, dolor abdominal
    • Emisión de orina oscura, heces descoloridas
    • Dolor articular
    • Ictericia
    • Prurito (picor)

    A veces este perfil de hepatitis aguda se solicita cuando existe mayor riesgo de contraer la infección por el virus de la hepatitis B (VHB) o por el virus de la hepatitis C (VHC), o también cuando se sabe que ha existido exposición a estos virus. A continuación se exponen algunos ejemplos de personas o grupos poblacionales en los que podría solicitarse este perfil:

    • Personas con aumento de los niveles de enzimas hepáticos (ALT y AST)
    • Personas que se inyectan drogas
    • Personas que padecen enfermedades de transmisión sexual
    • Varones homosexuales
    • Personas en las que puede existir una inmunosupresión (debilitamiento del sistema inmune), como por ejemplo, individuos que han recibido un trasplante de un órgano
    • Personas que han estado en contacto con alguien infectado por el VHB  o VHC
    • Personas infectadas por el VIH
    • Personas que recibieron una transfusión de sangre o un órgano antes de Julio de 1992, o algún factor de la coagulación previamente a 1987
    • Personas en programas de diálisis
    • Hijos de madres positivas para VHB o VHC
    • En el caso de la hepatitis B, personas nacidas en áreas geográficas en las que el virus es común, como Asia, África, Sur de Europa y algunas partes de Sudamérica
    • Personas con evidencia de enfermedad hepática crónica
    • En el caso de la hepatitis C y siguiendo recomendaciones de los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) del año 2012, para identificar hepatitis C crónica en nacidos entre 1945 y 1965 (se supone que pueden tener mayor riesgo)
  • ¿Qué significa el resultado?

    En la tabla siguiente se resumen algunos de los resultados frecuentemente observados tras realizar un perfil de hepatitis aguda.

    HAV-IgM HBsAg Anti-HBc Anti-HCV Interpretación
    Positivo Negativo Negativo Negativo Hepatitis A aguda
    Negativo Positivo Positivo Negativo Hepatitis B aguda
    Negativo Positivo Negativo Negativo Hepatitis B crónica
    Negativo Negativo Positivo Negativo Hepatitis B aguda; HBsAg en cantidad insuficiente como para ser detectado
    Negativo Negativo Negativo Positivo Hepatitis C aguda o crónica; son necesarias pruebas adicionales

    HAV-IgM = Anticuerpo IgM frente a la Hepatitis A
    HBsAg = Antígeno de superficie de la Hepatitis B
    Anti-HBc = Anticuerpo frente al antígeno del core de la hepatitis B
    Anti-HCV = Anticuerpo frente a la Hepatitis C

    En caso de realizarse pruebas adicionales, la interpretación de resultados sería la siguiente:

    • Anticuerpos totales (IgM e IgG) frente al VHA - en caso de ser negativos se descarta infección actual o previa por VHA; en caso de ser positivos indican exposición al VHA o respuesta a la vacunación. Si se sospecha infección aguda deben determinarse los anticuerpos de tipo IgM
    • Anticuerpos totales (IgM e IgG) frente al antígeno del core del VHB - un resultado positivo indica exposición al VHB o respuesta a la vacunación. Si se sospecha infección aguda por el VHB deben determinarse los anticuerpos de tipo IgM frente al antígeno del core del VHB
    • Anticuerpos frente al antígeno de superficie del VHB - si son positivos indican resolución de la infección por el VHB; si son negativos y en función de otros resultados para el VHB, pueden indicar que la infección no se ha resuelto; serán positivos junto con anticuerpos negativos frente al antígeno del core del VHB después de la vacunación frente al VHB

    Es posible haberse infectado con más de un virus de la hepatitis, y también puede darse el caso de padecer una infección activa por un tipo de virus de la hepatitis en personas con infección crónica por otro virus de la hepatitis. En estos casos, pueden darse otras combinaciones de resultados y la interpretación de los mismos será más compleja.

    Si todas las pruebas son negativas, debe pensarse en otra causa de la posible hepatitis que padece el individuo; también podría ser que tanto los anticuerpos como los antígenos de estos virus causantes de hepatitis estuvieran en cantidad insuficiente como para poder ser detectados. Si desea más información acerca de las causas de hepatitis, refiérase a Hepatitis.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    Con las pruebas habitualmente incluidas en el perfil de hepatitis aguda no siempre puede saberse si ha existido una infección previa por algún virus de la hepatitis, o si se han desarrollado anticuerpos en respuesta a las vacunas; pueden solicitarse otras pruebas que proporcionarán esta información. Si desea más información refiérase a Hepatitis AHepatitis BHepatitis C o a Hepatitis.

    La presencia de anticuerpos de tipo IgM frente al virus de la hepatitis A (VHA) en sangre se considera diagnóstica de infección aguda por VHA, siempre que existan signos y síntomas compatibles con afectación del hígado. Sin embargo, puede obtenerse un resultado falso positivo en caso de realizarse esta prueba en personas asintomáticas. Por esta razón, los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) recomiendan no emplear esta prueba con finalidades de cribado en ausencia de signos o síntomas de afectación hepática.

  • ¿Deben solicitarse siempre estas pruebas en forma de perfil?

    No. Si de entrada se sospecha un tipo específico de hepatitis vírica, se realiza directamente la prueba específica para el virus en cuestión. En otras ocasiones, estas pruebas se determinan para monitorizar la progresión de la enfermedad o establecer si el tratamiento está siendo eficaz, y por lo tanto pueden solicitarse individualmente o en combinaciones diferentes. Si desea más información refiérase a Hepatitis AHepatitis BHepatitis C o a Hepatitis.

  • ¿Qué otras pruebas de laboratorio suele solicitar el médico?

    Es posible que el médico solicite otras pruebas que le permitan conocer el estado de la función del hígado, como por ejemplo ALTASTfosfatasa alcalinabilirrubina y tiempo de protrombina.

  • ¿Puede ser contagiosa una persona con una hepatitis vírica?

    Puede serlo; depende del tipo de virus que causa la infección y del estadio de la enfermedad. A menudo las personas infectadas pueden ser contagiosas a pesar de que no experimenten signos o síntomas. En el caso de la hepatitis A, se es contagioso desde el momento en que se contrae la infección hasta varias semanas después de la aparición de los signos (como ictericia), aunque en menor grado. Una persona con  hepatitis B es contagiosa mientras exista virus en la sangre. Cualquier persona en la que se detecta presencia de virus de la hepatitis C (HCV-RNA, o material genético del VHC) debe considerarse contagiosa; esta prueba puede solicitarse en el seguimiento de una infección por el VHC.

  • ¿Se pueden prevenir las hepatitis víricas?

    Sí. Las hepatitis víricas de tipo A se pueden prevenir con unos hábitos higiénicos adecuados. Estos incluyen el lavado de manos después de ir al baño, después de cambiar pañales y antes de comer o de manipular alimentos. También se dispone de una vacuna que se recomienda administrar al año de edad y en personas con mayor riesgo de exposición al virus.

    En el caso de la hepatitis B también se recomienda la vacunación en niños y en adultos.

    En el caso de la hepatitis C, no se dispone de vacuna, aunque se está investigando con ahínco para desarrollar una. Mientras no se disponga de vacuna, el contagio de la hepatitis C se puede prevenir evitando la exposición a sangre y fluidos corporales, y no compartiendo jeringuillas u otros dispositivos de inyección de drogas.

  • ¿Cuándo los resultados del perfil de hepatitis aguda son negativos, en qué otras causas debe pensarse?

    Las hepatitis pueden reconocer diversas causas como alcohol, fármacos como acetaminofén (o paracetamol) o enfermedades hereditarias. Si desea más información, refiérase a Hepatitis. Otras infecciones de tipo vírico pueden ocasionar síntomas y signos similares, como la infección por citomegalovirus (CMV) y por el virus de Epstein-Barr (EBV). Otra causa de afectación hepática la constituyen las enfermedades autoinmunes. En cada caso se solicitarán pruebas adicionales para confirmar la causa de la afectación.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

George F. Longstreth, G. Grupo de pruebas analíticas para los virus de la hepatitis. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003558.htm

Hillyard, D. and Slev, P. Hepatitis, Acute. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/AcuteHepatitis.html

(© 1995–2014). Acute Hepatitis Profile. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratory. http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Overview/9022

Buggs, A. Viral Hepatitis. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/775507-overview

Hepatitis B FAQs for Health Professionals. Centers for Disease Control and Prevention. http://www.cdc.gov/hepatitis/HBV/HBVfaq.htm#general

Hepatitis C FAQs for Health Professionals. Centers for Disease Control and Prevention. http://www.cdc.gov/hepatitis/HCV/HCVfaq.htm#section3

Hepatitis A FAQs for Health Professionals. Centers for Disease Control and Prevention. http://www.cdc.gov/hepatitis/HAV/HAVfaq.htm

Kasper DL, Braunwald E, Fauci AS, Hauser SL, Longo DL, Jameson JL eds (2005). Harrison's Principles of Internal Medicine, 16th Edition, McGraw Hill, Pp 1822-1833.

Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 21st ed. McPherson R, Pincus M, eds. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier: 2007, Pp 271-274; 992-993.

Clarke, W. and Dufour, D. R., Editors (2006). Contemporary Practice in Clinical Chemistry, AACC Press, Washington, DC. Pp 272-275.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?